Imprimir
Inicio » Opinión, Sociedad  »

Memoria viva: Yasser Arafat

| 3
Foto: AFP.

Foto: AFP.

Lo había visto en varias ocasiones de lejos. Pero solo una vez lo saludé y le hablé. En 1991, en la celebración del Primer Aniversario de la Unidad Yemenita en Sanaá, se acercó a la delegación cubana que encabezaba el entonces Ministro de Justicia Carlos Amat Flores. Aproveché un receso en la traducción y le pregunté sobre la venda que llevaba en una mano: ¿Herida de guerra? Sonrió y me dijo: Todas lo son.

Este hombre que supo aunar a todo un pueblo, era sencillo con los amigos e implacable con los enemigos. Podía conversar con todos, estimular alianzas, pero siempre que estas fueran en beneficio de los palestinos, del regreso a su tierra. Yasser Arafat es un gigante.

Como la mayoría de los árabes, su nombre completo es bastante largo: Mohammed Yasir Abdel Rahman Abdel Raouf Arafat al-Qudwa al-Husseini. En él están reconocidos los ancestros, con esa reverencia intrínseca de los pueblos que idolatran su historia, como debían hacer todos. Pero pasó a la historia como Yasser Arafat o Abu Ammar, su nombre de guerra. Había nacido en el Cairo, de padre palestino y madre egipcia.

Arafat luchó contra todos los demonios. Pero su meta principal era lograr el regreso de su pueblo al lugar de donde fue expulsado, por la maniobra del sionismo en contubernio con varias potencias, especialmente el Reino Unido de la Gran Bretaña, aquella que más tiempo dominó el Medio Oriente hasta que fuera desplazada por los Estados Unidos.

El 11 de noviembre próximo se cumplirán 11 años de su muerte. Fue asesinado, envenenado en su residencia, enclavada en una parte de su tierra palestina, rodeado por el ejército israelí, que pretendía evitar que desde allí continuara liderando a su pueblo. Sabían que nada podía vencer al guerrero.

Arafat hizo posible la unidad en aras del regreso a la tierra palestina. Una organización que sentó las bases del Estado Palestino Independiente, la OLP (Organización para la Liberación de Palestina), fue agrupando a las principales vertientes ideológicas de una misma lucha. Los grandes líderes unen, no disgregan. Y así hizo Abu Ammar. Los unió a todos. Y siempre reconocía el papel de Cuba y de Fidel en el apoyo a la causa palestina. Admiraba a nuestro país, como lo palpé personalmente aquel día de mayo del 91.

Como Baal, el dios de la vida de la poeta clásica árabe Al-Jansa, Arafat muere en una batalla pero se levanta todos los días en la fuerza de los palestinos que siguen enfrentándose a quienes le robaron sus tierras. El sionismo no es un movimiento justo, es el que expulsó a un pueblo y asesina a sus mejores hijos. Y, de paso, mueve hilos muy importantes en la política de los Estados Unidos. Por eso, nada sorprende que se vete en el Consejo de Seguridad cualquier resolución contra el sionismo, ni tampoco que el único que vote con los EEUU en el tema del bloqueo a Cuba sea el gobierno de Israel.

El 11 de noviembre recordaremos a Yasser Arafat, el gigante que, con sus heridas de guerra, supo poner la lucha de su pueblo en un alto lugar. Traigo a Al-Jansa, esa excelsa poeta de la antigüedad árabe, para que nos lo recuerde:

“Alzó su voz y exclamó:

– ¡Baal está muerto! ¿Qué va a ser del pueblo?

¡El hijo de Dagón! ¿Qué va a ser de la multitud?

En pos de Baal vamos a bajar a la «tierra»

Con ella bajó la Luminaria de los dioses, Shapash:

– Cárgame, por favor, a Baal, el Todopoderoso.

Escuchó la Luminaria de los dioses, Shapash,

alzó a Baal, el Todopoderoso,

a hombros de Anat, sí, lo puso.

Lo subió ella a las cumbres de Safón,

lo lloró y lo sepultó,

lo puso en la caverna de los dioses de la tierra.”

Se han publicado 3 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Danay del Carmen dijo:

    ” Arafat luchó contra todos los demonios “…. un imagen que resume la grandeza de este hombre… me ha encantado lo que he leído, he sentido la sonrisa amable de Arafat, gracias Omar

  • Yoannia dijo:

    Omar, es usted un hombre afortunado. Creo que haber tenido la oportunidad de conocer al gran líder de la causa palestina debe constituir uno de los momentos más importantes de su vida. Gracias por este escrito, que una vez más nos ha acercado a la vida de Yasser Arafat.

  • JULIO ANTONIO CESAR CUZA dijo:

    FUISTES, ERES Y SERAS YASSER ARAFAT EL INOLVIDABLE Y ETERNO LIDER DE LA CAUSA PALESTINA, CUBA LO RECUERDA Y LO TIENE EN ESA BELLA PIEDRA ESCULPIDA A SU LEGADO Y MEMORIA EN LA CALLE 70 AVE 7MA EN EL MUNICIPIO CAPITALINO DE PLAYA. GRACIAS OMAR POR TAN BELLO HOMENAJE A ESTE HOMBRE INMENSO DE LA HUMANIDAD.

Se han publicado 3 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Omar Olazábal Rodríguez

Omar Olazábal Rodríguez

Filólogo. Profesor y Productor audiovisual. Fue Director de los Estudios Mundo Latino y Vicepresidente del Instituto Cubano de Radio y Televisión. Dirige la Oficina de Comunicación e Imagen de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC).

Vea también