Imprimir
Inicio » Opinión, Política  »

El socialismo es ahora

| 46

La negación del voluntarismo que entrañan los Lineamientos de la política económica y social del partido y la revolución en modo alguno puede significar la negación de la voluntad claramente consciente de orientar en dirección al socialismo la construcción de la sociedad cubana, sin ello el mercado ganará la pelea.

No es un secreto para nadie que en todos estos años de avances y retrocesos, Cuba no ha logrado poner sobre sus propios pies la economía nacional. Se ha discutido mucho sobre las causas de esta realidad que nos ha acompañado por más de 50 años que llevamos enarbolando el ideal socialista, pero en modo alguno es posible excluir de la explicación las coordinadas referidas a las características subdesarrolladas de partida que tuvo la revolución, la escasez de importantes recursos minerales económicamente relevantes, la hostilidad generalizada y la guerra económica del Estado norteamericano contra Cuba que aún persiste, la inequidad que impone el mercado capitalista mundial, el retraso tecnológico de los socios del desaparecido CAME, el abrupto descalabro del socialismo en Europa del Este y la URSS, nuestra ignorancia y nuestros propios errores.

Hay quien cree que todo pudo haberse solucionado con otro enfoque de la organización económica y política de la sociedad cubana, lo que resulta también una perspectiva voluntarista, como si las decisiones que se hubiesen tomado, por más esperanzadoras y perfectas que se imaginen habrían podido enfrentar mejor o incluso resolver en igual tiempo los graves problemas estructurales internos y blindarse ante los mundiales y ante la acción perversa y hostil de los EEUU, factores que han incidido e inciden en los procesos socioeconómicos.

No se trata de minimizar ignorancias, o de justificar errores que, de paso, todavía no han tenido una valoración política sustantiva y convincente, que forme parte de la argumentación del camino en lo adelante. La historia es como ha sido. Eso no se puede cambiar, pero cabe preguntarse si el camino que tomó la revolución cubana de priorizar al máximo la salud y la preparación intelectual y cultural masiva de los cubanos, de proteger a toda la población, de poner en primer plano las inversiones en la infraestructura, de preservar la cohesión, la independencia y la soberanía nacional y cultivar la solidaridad internacional y el altruismo, no ha resultado a la larga estratégicamente decisivo para afrontar las realidades de hoy.

Y de eso se trata, de mirar hacia adelante aprovechando las experiencias del pasado y construyendo colectivamente las vías hacia el futuro.

Hay quien –bajo el lema de “liberar las fuerzas productivas” llega a pensar la variante peregrina de desarrollar al máximo el mercado manteniendo la superestructura política formalmente imaginada, como si la acción del mercado no influyese a la sociedad en su conjunto.

Si el mercado fuera una función simplemente económica otro sería el cantar, pero no es solo eso. El mercado es un mecanismo socioeconómico apoyado por los intereses del capitalismo mundial, que es hoy pasto de una criminal  manipulación financiera, política y militar. Si el mercado en nuestro medio no estará sometido a una eficiente acción reguladora respaldada por una real y eficiente participación popular en todos los órdenes, terminará imponiendo su lógica y jerarquía en todos los ámbitos de la vida social, terminará comprándolo todo. La naturaleza será mercancía, la cultura será mercancía, la salud será mercancía, la educación será mercancía, la política será mercancía, lo que hoy es política social terminará reducido a  las migajas de la beneficencia y la caridad, que no dejará de tener, eso sí, grandes y emotivos titulares en el mundo simbólico, también comprado por el mercado.

El socialismo está lejos de ser una realidad plena en nuestra sociedad, pero el socialismo es ahora, se construye desde ahora. No se abre un paréntesis para dar una oportunidad al desarrollo de las fuerzas productivas bajo el signo del mercado y cuando el país sea económicamente fuerte pensar entonces en el socialismo. El socialismo, en tanto ideal, propósito social compartido, tiene su justificación histórica en la probada incapacidad del capitalismo de asegurar la justicia social.

No se oyen lo suficiente en nuestro mundo simbólico y político los conceptos de socialismo, construcción del socialismo, ética socialista y la discusión acerca de los desafíos que ello implica y el esclarecimiento de los caminos para superarlos, no tenemos una concreción del ideal socialista. Como todo ideal el propósito socialista está necesitado de la terrenalidad de la explicación que lo vincule a lo cotidiano en los diferentes .ámbitos del acontecer social. Esa acción ideológica y política que encarne en la ofensiva de ideas que se necesita es pobre hoy y debe ser objeto de la atención del VII Congreso del Partido.

Mucho se ha discutido acerca de los conceptos “transición”, “período de transición”, “duración de la transición al socialismo”, “construcción del socialismo en lo fundamental” y otros ejercicios teóricos que como suele ocurrir han esclarecido algunas interrogantes y abierto otras muchas.  No hay un modelo acabado de socialismo, es –como afirmó- Raúl un camino ignoto, pero sí hay principios fundamentales que permiten sostener ese camino y uno de ellos es que hay que construirlo, y eso no puede dejarse para después.

Se han publicado 46 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • senelio ceballos dijo:

    Saludos profesor D. Machado!!!!

    Entre a vuestro articulo y aunque no lo comparto en algunos aspectos que pudieramos discutir…LE APOYO..ME PERECIO MUY..MUY INTERESANTE Y PARA PONERSNOS A PENSAR A LOS SIMPLES CUBANOS.. y a los funcionarios actuales renunciar o rectificar antes que sea tarde..Despues del 17D..han llegado otras perspectivas y tambien otros peligros economicos que a mi poco ver..nuestros asesores economicos actuales..SEGUN LOS CONTRATOS, PRENSA Y DECLARACIONES…. no estan preparado y caeremos en el abrazo….ANACONDIANO GRINGO..no le veo salvacion

    continuare
    El guajiro chambero..lectory comentrista permanente de cubadebate.cu

    • Leandro dijo:

      Evidentemente este es un tema muy controversial.
      En ocasiones me parece percibir que algunos pretenden oponer los Lineamientos y la Actualización del Modelo Económico Cubano al pasado revolucionario y no verlos como su continuación. Todo tiene su momento y hoy estamos obligados a cambiar, porque lo exigen las circunstancias del momento histórico y no necesariamente porque siempre estuviera mal lo hecho en el pasado. Hay medidas que actualmente podemos considerar indebidas, porque las circunstancias son otras, pero ello no niega que tuvieron su razón cuando se adoptaron. No niego que haya habido errores y que se hagan críticas, pero hay que hacer las críticas de manera muy responsable, con profundos análisis o terminaremos negándolo todo, incluyendo nuestro proyecto social socialista. No olvidemos que esa vilipendiada economía, por allá por la década de los 70s del pasado siglo mantuvo durante varios años crecimientos entorno al 10% y logró ascender paulatinamente desde las profundidades del terrible foso en que caímos como resultado del Periodo Especial, logro más meritorio si valoramos en todas sus dimensiones el brutal ensañamiento del imperialismo contra nuestro país en esos momentos, cuyas más visibles expresiones fueron las Leyes Torricelli y Helms-Burton. Al parecer no son muchos los que recuerdan las penurias de los años 1993 y 1994.
      Me parece que a veces, al amparo de los Lineamientos hay quienes pretenden dar riendas sueltas a las leyes del mercado. Me preocupa cuando oigo a personalidades gubernamentales cuestionando la subida de los precios, pero mostrándose incapaces de adoptar medidas para regularlos, pues pareciera que es un sacrilegio inmiscuirse en la sacrosanta oferta y demanda, aunque la Política de Precios contenida en los Lineamientos posibilita accionar en ese sentido; Pienso que hay que continuar llamando a la conciencia de productores y comerciantes, pero solo con llamados no basta. Coincido en que son necesarios el trabajo por cuenta propia y en general las formas no estatales de producción, pero tras las voces de algunos dando cifras pareciera escucharse, como un gran logro: ¡Tenemos 500 mil y vamos por más! No olvidemos que ese sector, a la vez que puede ser fuente de empleo y resolver numerosos problemas a la población y por tanto, ser muy útil en el socialismo, también pudiera constituir el caldo de cultivo para el fortalecimiento de manifestaciones y la creación de estructuras ajenas a nuestro proyecto social socialista; no por gusto es el sector priorizado por el gobierno de los EE.UU. en el cambio de política hacia Cuba.
      Sigamos aprendiendo de nuestros errores y de los cometidos por otros en el proceso de construcción del socialismo.

      • Jose R Oro dijo:

        Muchos saludos estimado Leandro. Como siempre muy inteligente su comentario. Estoy muy de acuerdo que la economia vilipendiada por algunos (quizas por ignorancia) alcanzo un 10% de desarrollo en los tiempos de Humberto Perez, y no la frenaba nadie. Eso es lo que hay que repetir ahora. Este sector no gubernamental puede ser, como usted correctamente afirma un caldo de cultivo en la formacion de estructuras ajenas a nuestro proyecto social socialista y eso hay que impedirlo siendo mas productivos y eficientes. Un abrazo cubano!

      • Adrián dijo:

        Muy estimado amigo: Nadie va a subsidiar nuestra economía como lo hizo a URSS en los 70 y los 80, ese fue el verdadero período especial: Grandes préstamos, bajas tasas de interés, compra de toda el azúcar o intercambios favorables por otros productos y un largo etc, ni nadie nos va a suministrar petróleo como Venezuela, en condiciones muy favorables. Estoy muy de acuerdo con la dirección del país y sus medidas económicas, incluso, sabiendo que la producción agrícola es insuficiente, y que los productores y comerciantes viven de la especulación. Ya tendrán que producir si quieren subsistir como tal. Los únicos adultos improductivos que tienen derecho a ser alimentados o subsidiados por el estado son los dicapacitados, y los subsidios y erogaciones deben ser para obras sociales que impacten positivamente la calidad de vida de la gente, salud, educación, transporte y viviendas, y etos dos últimos deben ser autosustentables, de hecho la salud es autosostenible hoy, pero lo veo como algo que debe mañana financiarse del sector productivo del país y no viceversa, cuando realmente se produzca en condiciones. El turismo es una parte de los nuevos ingresos, pero las manufacturas, y los productos tecnológicos, de alto valor agregado, deben ser el futuro. Bueno interesante el insurgente de gambia, “sin dudas” se verán nuevos movimientos guerrilleros animados por ideales maoistas. Escuchemos a nuestros líderes, no me he perdido una sola palabra de ellos sobre estos temas, ni de Timoshenko, que no me pareció tan ucraniano de los 70 como su apellido de guerra. Se incrementará el PIB, Oro, pero creo que en economía ya todo está inventado.

  • Carlos dijo:

    «El Socialismo es simplemente un estado del capitalismo monopolista que está hecho para servir los intereses del bien común y que hasta ese punto, ha cesado de ser monopolio capitalista» LENIN
    O sea, se rige por las leyes de una economía mercantil en que la plusvalía va en beneficio del conjunto de la sociedad y no de algunos pocos. Pero con todas las leyes del capitalismo cuestión que muchos olvidaron o de forma voluntarista desecharon o “inventaron” otras.

  • ZYX dijo:

    Saludos, Profesor. Acertadísimo artículo, es un llamado de atención a seguir e interiorizar. Profesor, me preocupa sobremanera la política del Estado Cubano, refrendada por las palabras de Raúl hace unos años, respecto a que “el Estado no se va a inmiscuir en las relaciones/asuntos entre los particulares” (algo así, no textualmente). Esa política, a mi parecer errada, ha determinado el surgimiento de los mecanismos de oferta/demanda sin control estatal, muchas veces contraviniendo normas penales o administrativas (revendedores, etc). Es una política que me recuerda, para decirlo de algún modo, al neoliberalismo, en el sentido de la mínima intervención del Estado en la vida social y económica, dedicándose solamente a los asuntos macroeconómicos.
    ¿Le consta alguna discusión teórica al respecto? ¿Hay antecedentes en los antiguos países socialistas?

    • senelio ceballos dijo:

      Carlos ..Eso se llama..UN INVENTO SOVIETICO..COPIADO POR NOSOTROS LO CUIBANOS…..Monopolista de estado en las esferas economicas interna…DONDE HACE FALTA Y DONDE NO HACE FALTA….Algo asi como beber alcohol todos los dias,,,,SI bebes una copita para ayudar la circulacion,,,,,OK, VERY GOOD…pero si te metes una botella de roin cada dia…ese monopolismo acabara con tu cuerpo totalmente

    • M&M dijo:

      recientemente acabe de leer la edición cubana de 1996 (editorial Abril), del libro “Mi Verdad” de Vitaly Vorotnikov, a partir de sus diarios de trabajo de 1980 a 1991 mientras pertenecía al Comité Centra del PCUS y Soviet Supremo.

      Es como leer una profecía de nuestra situación en los últimos 10-15 años. Realmente es recomendable leérselo y aprender, ver como se desarrollaron los hechos y evitar los errores.

      Aquí comprendí un poco lo de “sin prisa pero sin pausa”, pero también el coste de decir y no hacer.

  • qbano dijo:

    sin dudas pero, para hacer socialismo 1ro todos debemos tener espacios no solo para decir sino para ser escuchados… http://lajugada.cubava.cu/2015/04/grandes-retos/
    (ojo siempre es necesario censurar a quienes atentan contra los demas ello no significa que toda critica a un sistema o proyecto deba ser cesnurado sino sometida a debate social etc) mientras existan censurados excluidos de la construcción de nuestro socialismo mientras la critica pueda ser manipuladamente expuesta como enemiga estaremos lejos del camino hacia algún socialismo…

  • Blue Jet dijo:

    Estoy de acuerdo con Usted profesor, pero en parte. En ocasiones me recuerda algunas expresiones del presidente Obama de que olvidemos el pasado y vamos a vivir una nueva relación, algo así, para fraseándolo, con lo cual no estoy de acuerdo con Usted. El efecto del bloqueo ha sido y es grave, pero los efectos del voluntarismo y la falta de una real dirección colectiva han actuado como un complemento ideal para aquél. No hay dudas de que priorizar la salud y preparación de la población han ayudado mucho a enfrentar la situación, pero por otra parte, la excesiva regulación de los procesos sociales ataron de una manera increíble las fuerzas productivas de la sociedad, desarrollando procesos negativos que hoy día cuesta bastante superar. Es un tema bien largo e interrelacionado.De todas maneras, muchas gracias por sus apreciaciones y gracias a cubadebate por permitirme opinar …. si me publican.

  • Yagru dijo:

    Comparto, punto por punto, lo que expone aquí el profesor Darío Machado. De lo más claro que he leído sobre el tema. Habría que apuntalar más esto, utilizando el ideario de Fidel y del Che, y la noción de socialismo cubano que hay en ese acervo ineludible si queremos realmente construir algo diferente al capitalismo, y como dice Martínez Heredia, no solo opuesto. Dijo Fidel (y estoy seguro que no se ha retractado de ello): “puede ocurrir, incluso, que crezcan las riquezas y bajen las conciencias”. Al socialismo cubano le está pasando eso. Lo que un día fue preocupación de Fidel que no eligiéramos como dinámica, es lo que está sucediendo.

    • senelio ceballos dijo:

      Saludos YAGRU….me dio la impresion que leesa poco…Sobre todo estadisticas….jajaja

    • Felicia DM Padron dijo:

      Concuerdo con su observacion Yagru!

  • Carl dijo:

    El socialismo es una etapa de transición de una economía mercantil a una no mercantil, del capitalismo al comunismo. El comunismo, por razones ya explicadas por Marx, se puede instaurar cuando todos o la mayoría de los países del mundo sean socialistas. Esta tesis la quiso refutar Stalin con los ya archiconocidos resultados. Cuando el capitalismo es predominante en el mundo es imposible competir con él, su sistema inhumano impide cualquier otra iniciativa (economía) preocupada por lo social y medioambiente. El socialismo, aunque se rija por las leyes mercantiles y sus injusticias, es muy superior al capitalismo. China, Vietnam y ahora Cuba son el ejemplo. El “socialismo real” (soviético) hizo intentos de saltarse las leyes mercantiles de forma voluntarista. El Estado socialista debe controlar y regular la economía que solo se puede hacer siendo predominante la propiedad social de los medios de producción, o sea, de la gran empresa. La pequeña empresa que sea privada no afecta económicamente al sistema socialista, incluso la estimula, pero sí ideológicamente al ser el gérmen del individualismo, egoísmo y “malas prácticas”. En el socialismo no desaparece la lucha de clases, pero la clase dominante es la mayoría del pueblo, los trabajadores.

    • Blue Jet dijo:

      El socialismo solo podrá surgir después del capitalismo donde se ha desarrollado al máximo la economía mercantil, de la cual necesita el socialismo, solo que, tiene que eliminar la contradicción fundamental de ese tipo de economía en el capitalismo, la contradicción entre el carácter social de la producción y la apropiación individual de la plusvalía. Está mas que demostrado que ES IMPOSIBLE desarrollar una sociedad socialista a partir digamos el Feudalismo, ejemplo la Mongolia de la etapa soviética e incluso la propia Rusia con una clase obrera que solo alcanzaba el 10% de la población, potencia feudal atrasada en aquél entonces, desarrollaron mucho, pero uno de los prolemas fundamentales fue la construcción social y el tratamiento de la teoría marxista como dogma, nada más lejos del materialismo dialéctico marxista. El tema es largo y complejo, pero el socialismo SÍ necesita del mercado, pues es necesario potenciar la producción en gran escala y es una herraminta, bien usada eficaz, es mi apreciación. Gracias

  • Amaury II dijo:

    Dr. Me gustó el artículo es realista, pienso que es hora de ir cambiando la mirada en cuanto al manejo de la economía que se ha hecho hasta la actualidad y un aspecto que usted no mencionó y para mi es importante y es la rimbombancia triunfalista que siempre se le ha dado a la misma, por ejemplo cuando usted mira las cifras de años anteriores se da cuenta, que “según las estadísticas”, la economía cubana crece año tras año y a un ritmo acelerado, yo recuerdo que en la primera década de este siglo, la economía crecía siempre más del 7 % anual, incluso más que china EEUU y donde está el resultado de ese crecimiento, si hubiese sido así ya Cuba fuera un país del 1er mundo, al igual que el crecimiento del primer semestre y para colmo hay eruditos que dicen que el crecimiento cubano no se puede palpar todavía al igual que la de china, pues esos países son desarrollados y Cuba no, otro absurdo pues si usted me está diciendo que la economía crece año tras año, ya hace rato que ese resultado tenía que haberse visto por alguna parte y realmente, está en su nivel más bajo absolutamente increíble y por otro lado, también pienso que es hora de cambiar el discurso y dejar a un lado las justificaciones, pues aunque sea verdad que el bloqueo existe por más de 50 años y ha tenido sus efectos, también es verdad que por más de 30 años, nuestro país como ninguno recibió los recursos necesarios y más de los que necesitaba y por eso se derrochaba y se regalaba para desarrollarse y no lo hizo, nos acostumbramos a tener una tética y no supimos que hacer con la gallina de oro, ahora que las circunstancias a nivel mundial han cambiado, nosotros también tenemos que cambiar la mentalidad, visión y con la celeridad que lleva el caso, sino seguiremos estancados en el pensamiento, accionar, tiempo y espacio.

  • miguelangel dijo:

    Profesor quiesiera una aclaracion suya, cual es el verdadero socialismos, el socialismo de los paises nordicos europeos, el socialismoEspero me repon al estilo de China y Vietnam, el de Corea del Norte (con su monarquia de poder), el llamado “socialismo del siglo XXI” en paises de America Latina ( en que alguno ha tenido exito y en otro no) y el que tenemos en Cuba. Espero su explicacion y espero esta vez, pasar por la censura

  • Duncan dijo:

    Duro es mi debate diario en el aula para defender el criterio de la necesidad el socialismo mas aun cundo amigos me lo recuerdan cunado dicen al freces de Raúl !Viva la revolución siempre!.
    Pero que propuesta en concreto nos da ud profesor ¿ Que hacer ante una juventud que en ocasiones me han dicho en los turnos de clases me dicen que no le importa trabajar 12 horas en un restaurante que lo que le interesa es que le paguen ?

    Voy hacer un ejercicio les voy a enviar el artículo y lo voy a discutir en clases en esta semana y despues les voy a dar las conclusiones espérenlas el viernes.
    vamos a ver que dicen mis estudiantes de segundo año.

  • franklin AL dijo:

    es importante su comentario, debemos insistir sin miedo a darle mas oportunidades de negocio a las cooperativas o asociaciones privadas es decir que participen en negociaciones directamente con empresas privadas todas las negociaciones no pueden verse a nivel de estado es importante que el sector privado avance no podemos tener miedo a que un grupo de la sociedad prospere sí estan aportando , si hoy lo tenemos a los todos los niveles unos viven mejor que otros , debemos acabar de delimitar las funciones estatales de las empresariales hoy no funciona u organismo no lo cumplen y sin embargo no pasa nada no podemos permitir que algunos funcioanrios incumplan lo aprobado por la asamblea ya que frenan el desarrollo del pais, debemos darle protagonismo a la juventud en las negociaciones a todos los niveles sin que para ello se necesite cargo alguno, estoy de acuerdo que para llegar hasta hoy se hizo lo que debia hacerce no podemos olvidar la historia , debemos hacer hoy lo que corresponde a cada uno. saludos.

  • Jose R Oro dijo:

    Estimado Dr. Darío Machado Rodríguez. Muy interesante artículo. Desearía comentar acerca de su afirmación de “la escasez de importantes recursos minerales económicamente relevantes” en Cuba como un factor que dificulta el desarrollo económico del país, aserción que considero incorrecta e infundada. Todo lo contrario Cuba, en proporción a su extensión territorial y población es uno de los países con mayor cantidad y diversidad de recursos minerales, entre los cuales se encuentran:
    1. Níquel y Cobalto, de nivel mundial. Moa, Cayo Guam, Pinares de Mayarí, San Felipe, son algunos de los grandes depósitos de estos metales. Se debe incluir en el balance las colas de estos depósitos.
    2. Manganeso y Cromitas (de los que Cuba fue unos de los principales productores mundiales). Otros metales ferrosos en menores cuantías, como los depósitos de Chicharrones, Yuca y otros (hierro Santiago de Cuba), Lela (wolframio, Isla de la Juventud)
    3. Cobre. El noroeste de Pinar del Rio y la región de El Cobre, Santiago de Cuba, entre otras áreas (incluyendo las colas de las antiguas minas).
    4. Polimetales. Santa Lucia, Castellanos, las Uniones y muchos otros yacimientos en Pinar del Rio, Cuba Central y oriental
    5. Metales preciosos, con Delita (Isla de la Juventud), Meloneras-Descanso cerca de Falcón, las regiones de Guáimaro y Aguas Claras (Holguín) para oro y Loma de Hierro y otras lateritas para plata. Los yacimientos de cromitas tienen potencial para PGM (Minerales del Grupo del Platino, por sus siglas en Ingles). Las regiones alrededor de la antigua mina Margot (Matanzas) tienen in gran potencial de metales raros.
    6. Minerales industriales como Caolín (Isla de la Juventud), Las Tunas, Ciego de Ávila), yesos (Punta Alegre), arenas silíceas, barita, zeolitas, roca fosfórica, feldespato potásico, sales, etc.
    7. Materiales de construcción, incluyendo calizas, margas, puzolanas naturales, arcillas rojas y de otro tipo, marmoles, etc.
    8. Petróleo y gas, que aún no es suficiente para el consumo nacional, pero sigue creciendo, sin contar las zonas de aguas profundas en el Golfo de México.

  • Jose R Oro dijo:

    De acuerdo con lo que usted afirma (excepto con lo de los recursos minerales), una de las condiciones necesarias para el futuro de Cuba es la sociedad socialista, que sea una estructura moderadora que no permita la formación de humillantes desigualdades entre individuos y (de lo que habla menos), entre regiones del país, o que evite daños ambientales impropios, muchas otras cosas importantes y que conocemos bien. Que proteja a los desvalidos, los ancianos y los menos capaces. Para ello, un gobierno estable y dirigido por el PCC, como líder de la sociedad cubana, es a mi juicio, algo requerido y necesario. Vietnam es un importante ejemplo, que debemos estudiar, no para aplicarlo mecánicamente (como nada debe ser aplicado mecánicamente), sino para adecuarlo a las realidades cubanas. Las tasas de crecimiento económico de hoy en Vietnam son las que necesitamos tener en Cuba en un futuro inmediato.
    Además de eliminar el criminal bloqueo estadounidense, que es una espada sobre la cabeza de Cuba, se debe trabajar más fuerte en descartar las trabas internas que existen para el desarrollo económico de del país. Hay que transitar de un socialismo atrasado a un socialismo avanzado, junto a la desaparición del ilegal y criminal bloqueo, para que el país tenga un desarrollo económico acelerado y sostenible. No podemos tenerle miedo a todo lo que sea mercado, ni que esa palabra sea “el coco”. La Empresa Estatal Socialista tiene que perfeccionarse y el reto de las empresas no-estatales juega un gran papel en ese proceso. La corrupción tiene que ser enfrentada. Atraso y corrupción son los principales enemigos internos de la sociedad socialista cubana

    • Juanita tu amiguita dijo:

      “La corrupción tiene que ser enfrentada. Atraso y corrupción son los principales enemigos internos de la sociedad socialista cubana”
      Una preguntica Jose R Oro, cual es su propuesta para frenar esto que segun afirma son los principales enemigos de la sociedad socialista cubana?

      • Jose R Oro dijo:

        Estimada Forista. La forma de parar la corrupción es aplicar las leyes y la Contraloría está en esa en esa tarea, encabezada por la Dr. Gladys Bejerano Portela. Lo fundamental en que la ley se aplique a todos por igual, no que parodiando a Orwell “algunos sean más iguales que los demás”. El atraso es diferente, hay que crear a mi juicio una economía mixta donde participen las Empresas estatales socialistas, el sector no-gubernamental y la inversión extranjera, y que no haya preferencias o privilegios para las EES, sino una competencia genuina. De esa manera la economía socialista llegará a ser avanzada y no atrasada. Se necesita un ritmo de crecimiento mayor del 5% del PIB de manera sostenida y sustentable. Es necesario unificar la moneda nacional. También incrementar los salarios y estímulos económicos, para incrementar la productividad individual y colectiva tanto en la produccion como en los servicios.

      • Juanita tu amiguita dijo:

        Desde que fecha la Contraloria de la Republica asumio esta tarea para poner fin a la corrupcion como enemigo de la sociedad cubana y cuanto tiempo estima usted tome esta mision, si conoce ese dato nos lo pudiera compartir, por favor, forista Jose R Oro, de antemano le agradezco su colaboracion para esclarecer tan vital tema para los cubanos. (ah y gracias por responder mi primera interrogante)

      • Felicia DM Padron dijo:

        Concuerdo con usted forista Jose R Oro cuando nos comparte la siguiente exhortacion y permitame tomarla de su texto en aras de enfatizarla dada su extrema importancia para los cubanos….
        “Es necesario unificar la moneda nacional. También incrementar los salarios y estímulos económicos, para incrementar la productividad individual y colectiva tanto en la produccion como en los servicios”

      • Jose R Oro dijo:

        Estimada Juanita, considero de interés el artículo de la periodista Leticia Martinez en Cubadebate, “Cooperativas, Sistemas de Pago, Corrupción y Sistema Bancario en la mira de la reciente reunión del Consejo de Ministros” del 1ro de junio del 2015, donde se analizan con detalle los temas referidos a la corrupción, vale la pena leerlo. Personalmente creo que hay que ir más al fondo del problema de la corrupción, atacar más las causas de la enfermedad y no solo sus síntomas visibles, pero por algo se empieza y pienso que se está trabajando honradamente en esa dirección. En cuanto a que tiempo terminara erradicar la corrupción, debo decirle con mucho dolor que acabarla por completo creo que nunca, en tanto que es parte de las cosas negativas de la naturaleza humana, siempre existirán corruptos (y también cárceles, policía y jueces, sus empleos no están en peligro, pienso que por mucho tiempo). Ponerla bajo control se puede hacer en un plazo relativamente breve, si hay la voluntad política para ello, y si la ley se aplica a todos, sin excepción. La fecha exacta me resulta más difícil y muy comedidamente le sugiero que ambos consultemos a un adivino en ese ejercicio. Muchas gracias por sus interesantes preguntas

    • Juanita tu amiguita dijo:

      Gracias por sus respuestas forista Jose R Oro, tambien le agradezco me haya sugerido el articulo de la periodista Leticia Martinez en Cubadebate, lo localizare para anilazarlo y si me permite me gustaria sugerirle otro articulo tambien compartido por este sitio cubadebate, (gracias cubadebate por mantenernos bien informados) , el mismo tiene fecha 8 de Febrero del 2014 y aparece bajo el titulo de “Periodistas y auditores cubanos debaten sobre lucha contra la corrupción”, en este no solo nos exhorta a aceptar, en primer lugar, que existe la corrupcion en Cuba, sino ademas nos invita a no hacernos complice de la misma extendiendo dicha invitacion a la prensa para que ayude en esta dificil pero necesaria tarea que como usted ha mencionado siempre existira pero que al menos, y refiriendonos a la corrupcion repito sus palabras, “Ponerla bajo control se puede hacer en un plazo relativamente breve, si hay la voluntad política para ello, y si la ley se aplica a todos, sin excepción.’ .
      Muchas gracias por su atencion,fue un inmenso placer dialogar con usted.
      Feliz noche!

    • Leandro dijo:

      Mi más profundo respeto hacia Ud. y sus interesantes y sistemáticos comentarios en Cubadebate. Como le he manifestado en otras ocasiones, comparto muchas de sus ideas y otras no, pero sobre todo nos une el que a mi juicio, ambos queremos el bien para cada cubano, para lograr el sueño martiano de tener una Cuba “con todos y para el bien de todos”.
      Ud. plantea que “No podemos tenerle miedo a todo lo que sea mercado, ni que esa palabra sea “el coco””. Comparto ese criterio, pero a mi juicio tan dañino es en el socialismo tenerle miedo a todo lo que sea mercado, como permitir que todo sea mercado. No podemos desconocer las leyes del mercado, pero no podemos permitir que se manifiesten al libre albedrío. No podemos desconocer la interdependencia entre la base económica y la estructura política. Cuando las leyes del mercado imperen sin control, será imposible mantener esa estructura política fuerte que mantenga adecuados niveles de justicia social. Estudiar experiencias foráneas es bueno y necesario, pero no olvidemos que todos los países que transitan hacia el socialismo están también enfrentándose a ese camino ignoto y ninguno, hasta ahora, ha logrado los niveles de justicia social y desarrollo humano que tiene Cuba.
      ¿Qué país en el mundo ha soportado durante tanto tiempo el cruel Bloqueo económico que ha tenido que soportar Cuba? ¿Cuánto más hubiese podido avanzar nuestra economía sin ese cruel Bloqueo y sin una guerra despiadada en todas las esferas por el más poderoso imperio que jamás haya conocido la humanidad? Pienso que son cuestiones que no podemos dejar de preguntarnos para un análisis serio del tema, como tampoco podemos dejar de preguntarnos ¿Cuánto más pudiésemos haber avanzado pese a esa guerra?
      Me agrada que ha comenzado Ud. a emplear el término justo: bloqueo.
      “conviene evitar una concepción mágica del mercado, que tiende a pensar que los problemas se resuelven sólo con el crecimiento de los beneficios de las empresas o de los individuos.” Papa Francisco. Encíclica “Alabado seas”.

      • luis echeverria dijo:

        ¡Y vuelve Bergoglio a la escena, esta en todo el papa!.
        Compañeros cubanos sepan que partir de su asunción como jefe del Vaticano desplazó ese conservadurismo que lo llevó a ser Papa hacia una posición más moderada, renovadora y modernista, pero lejos está de representar o de compartir las posiciones radicales y críticas del capitalismo. Por ejemplo, su segunda encíclica, Laudato si [Alabado seas], promulgada y firmada el 24 de mayo de 2015 y centrada en el medio ambiente y el desarrollo sostenible, se inscribe en un horizonte “posneoliberal” pero de ninguna manera pertenece, ni por asomo, al arco del ecologismo anticapitalista. Refleja ciertas nociones vagas y genéricas sobre el cambio climático que bien podría suscribir cualquier ONG políticamente correcta o incluso Greenpeace. Que haya sido interpretada como “un giro radical” en la Iglesia, forzando la letra de lo expresado por el Papa y pretendiendo descubrir en tímidos gestos modernizantes una “voz revolucionaria” habla más bien de las carencias difusas, el eclecticismo y los deseos postergados del mundo de la izquierda que de la propia ideología Vaticana. Francisco-Bergoglio llega para modernizar. ¿Quiere terminar con el capitalismo? La respuesta es más que obvia. Desde nuestro punto de vista, su estilo comunicativo y diplomático expresa una ofensiva política sacerdotal que reforma para restaurar, moderniza para aggiornar, renueva para mantener, disputando la hegemonía al interior del occidente capitalista. Sus críticas genéricas al “sistema” y en defensa de la familia expresan algo cierto: la mundialización del mercado capitalista ha destruido vínculos comunitarios, ha profundizado la soledad del individuo incluso en medio de grandes masas, bajo el manto de la hiperconectividad, los sujetos están más aislados que nunca, con identidades colectivas sumamente debilitadas y sin alternativas radicales al alcance de la mano. En ese desierto de lo real, el mensaje Vaticano viene a reclamar un alerta comunitario, pero dentro del orden del capital.

      • gambia dijo:

        Sr Francisco-Bergoglio reactualiza la antigua doctrina social de la Iglesia que llama a conciliar el capital con el trabajo. Su papel intermediario entre Cuba y Estados Unidos no está lejos de ese propósito. Se trata de aliviar el embargo a Cuba, bajo la condición de que el proyecto socialista radical e internacionalista de la Revolución Cubana se archive de una vez y para siempre. Ni hablemos de que se siga promoviendo la insurgencia a nivel y escala continental. La paz de Francisco-Bergoglio es la paz del capital. Dialoguista, suave, moderado, diplomático, pero dentro del capitalismo. Adios al Che Guevara. Adios a las Panteras Negras. Adios a la Revolución de los humildes y explotados. Integración de Cuba en la comunidad hispanoamericana y defensa de la inmigración dentro de Estados Unidos… dentro del orden establecido. ¿Se entiende? Para el marxismo crudo, rudimentario y esquemático de la antigua izquierda tradicional, más cercano al economicismo y a la metafísica materialista que a la filosofía de la praxis, los fenómenos y experiencias vinculadas a la espiritualidad popular siempre resultaron ser un enigma, una ideología encubridora (entendida como “falsa conciencia” o incluso vulgar manipulación) y una “cortina de humo” burguesa a la que ni valía la pena prestarle atención

      • Jose R Oro dijo:

        Estimado Leandro, por el respeto que le profeso me siento obligado a darle una explicación de por qué uso ahora el término bloqueo en vez de embargo. Estuve en Cuba después de 25 años hace unos pocos días, y le pregunte a unos 12 amigos míos de siempre (de diversas opiniones, algunos militantes, otros no, pero todos pro-cubanos) que ellos pensaban, y todos sin excepción me dijeron bloqueo. Por lo cual, cualquiera que sea mi opinión (que consiste en que el problemas no es que palabra usar, sino el hacer todo lo posible por acabarlo ya mismo), por un elemental respeto a mis compatriotas que lo sufren en carne propia lo llamare bloqueo en lo adelante

      • Leandro dijo:

        Luis:
        ¿Por qué será que está en todo el Papa? ¿A quiénes les molestará?
        Gracias por la lección que acerca del Papa trata Ud. de darnos a los cubanos. Personalmente se lo agradezco, es lo más que puedo hacer, porque como un cubano más no puedo hablar en nombre de los cubanos en general; cada cual tendrá su propio criterio sobre el Papa; yo tengo el mío, aunque le puedo asegurar que prácticamente todos los cubanos con los que he podido intercambiar sobre su visita a Cuba sienten una gran simpatía por él.
        Ud. en su comentario hace un ejercicio teórico, yo no me considero un teórico, pero le he dado seguimiento a las reflexiones del papa y a sus acciones ante los problemas que afectan a la humanidad. Tanto la exhortación apostólica EvangeliI Gaudium (La alegría del Evangelio), su encíclica Laudato si’ (Alabado seas), como sus intervenciones ante el Congreso de los EE.UU., en la Asamblea General de la ONU y otras, han causado en mí una favorable impresión. Por supuesto, creo que sería extremadamente pretensioso de mi parte aspirar a que el Papa fuera comunista; pero no creo que sea de comunista rechazar aquello que coincide con el pensamiento comunista, porque viene del Papa. No creo que la lucha por transfromar el mundo en que vivimos por uno mejor sea tarea exclusiva de comunistas, creo que muy mal están los comunistas que pretendan hacerlo solos. Si el Papa está del lado de los pobres y marginados de este mundo; si cuestiona el neoliberalismo; si se pronuncia por unir a la familia humana en interés del desarrollo sostenible integral que contemple la protección del medio ambiente y el enfrentamiento al cambio climático, junto al desarrollo social y moral y si en ese empeño trata de aglutinar a otras Iglesias y comunidades cristianas, como también a otras religiones y a todas las personas de buena voluntad del mundo; si aboga por la paz mundial y advierte sobre las consecuencias negativas de las intervenciones políticas y militares no coordinadas entre los miembros de la comunidad internacional; si durante su homilía en La Habana, después de resaltar las cualidades del pueblo cubano, nos invitó a no asumir proyectos que puedan resultar seductores, pero que se desentienden del rostro del que está a su lado; si… si… si…, yo estoy del lado del Papa, sin que ello signifique que esté de acuerdo en todo con él. Difícilmente dos seres humanos estén en todo de acuerdo el uno con el otro.

  • Guillermo La O Calaña dijo:

    Me gusto el artículo, teóricamente hablando, yo soy uno de los comunes que también pensamos, aunque no tanto para competir con el super talento, pero si para opinar y dar mi punto de vista, estoy de acuerdo con Darío pero, no es más de lo mismo?, aunque no todos hablan claro y preciso o escriben, los cubanos, todos nosotros vivimos momentos muy difíciles, pero siento la certeza de que serán peores sino reorientamos nuestros pensamientos y acciones en la lucha por el futuro mejor que deseamos , el socialismo no es una opción sino un destino para nosotros, mejorarlo si es obligación, pero para eso siempre hay que mirar hacia abajo, hacia el pueblo el que es mayoría y no podemos permitir que se canse o se pierda y por ultimo la idea de formar personas fue lo más grande que hizo la revolución pues eso permitió lo demás (educación, salud, internacionalismo, solidaridad y más cosas y hechos). Saludos.

  • Guillermo La O Calaña dijo:

    Juanita, la corrupción es el principal enemigo de la revolución y de cuanto estado existe en este planeta, es endémica del capitalismo y por ende la heredamos, aunque creo ha existido siempre es posible que hasta en la comunidad primitiva, cuando uno tiene más que el que toma decisiones entonces puede ser que tenga precio y se propone y se acepta, en cuba el problema es mayor aunque parezca menor, por que sencillamente esta en todas partes, lo que pasa es que no tienen en la mayoría de las veces una gran connotación, usted vive aquí, y si piensa, es posible que vea algunas posibilidades de erradicación, pero los que se dedican a ello también se transforman y continúan, lo cierto es que el que no cambie todo constantemente, me refiero a las formas de enfrentarla, queda en desventaja, como nosotros ahora. Por lo tanto no hay formulas ni formas, solo hay que enfrentarla antes que lo alcance todo. Aquí es difícil, repito por su escasa entidad actual, pero es posible que todos los días nos veamos afectados por ella de una forma u otra, solo observe. Y disculpe por que la pregunta no era para mi solo era para ayudar o dar mi punto de vista en esto.

    • Juanita tu amiguita dijo:

      Punto valido el que nos compartio Guillermo La O Calaña, muchas gracias.

  • Julio dijo:

    Es muy importante que el Dr. Darío Machado reitere que la historia es como ha sido y que no se pueda cambiar. En ese sentido quién lo intente se roza con el voluntarismo, y, pierde la oportunidad de materializar la ruptura y la continuidad. Sí, hubo una valoración sustantiva y convincente que ofreció suficientes argumentos para trazar el camino, pero, los acontecimientos ocurridos posteriormente y cierto descuido en la relación teoría práctica impidieron ofrecerle continuidad a las profundas valoraciones efectuadas por Fidel el 2 de diciembre de 1986. En ese histórico discurso el líder histórico de la Revolución ofreció ideas que no se podían ignorar. Me detendré en dos fragmentos del discurso. “Nadie puede imaginarse que ya todo está dicho, que ya desde el siglo pasado, que ya desde hace 150 o 160 años o más, desde la divulgación del Manifiesto Comunista o el Programa de Gotha, o los libros de Marx, de Engels, y más adelante de Lenin, todos los problemas están resueltos. Sería antidialéctico creer eso, sería antimarxista creer eso” “El enemigo, como la otra vez en el Congreso cuando hice las críticas, está al tanto de lo que decimos: si yo digo que aprovechamos mal la jornada laboral, los problemas estos de distinto tipo, enseguida sacan eso para divulgar; su interés es desprestigiar el socialismo, el nuestro es prestigiarlo. El de ellos es el de echarle basura y el de nosotros limpiarlo de todas las basuras (APLAUSOS). ¡Tenemos que limpiarlo de todas las basuras, y para limpiarlo no debemos tener ni el menor temor de señalarlas! Es bueno que lavemos los trapos sucios al aire libre, se viene repitiendo, contando con la colaboración cada vez mejor de nuestra prensa revolucionaria, a decir verdad, que con gran responsabilidad, con gran conciencia, con gran sentido de su papel y de su misión está contribuyendo mucho en esta batalla”
    Rescatar el mensaje espiritual de ambas ideas de Fidel es imprescindible para la continuidad de la Revolución en las nuevas condiciones históricas.

  • Tacuara dijo:

    Estimado profesor y foristas comparto muchas de sus ideas pero en otras tengo percepciones diferentes, en su artículo usted hace mención justísima por cierto e incuestionable al denodado esfuerzo de nuestra Revolución por elevar los niveles de escolaridad y salud de nuestro pueblo así como cultivar los sentimientos justicia social, equidad altruismo y solidaridad, yo añadiría el estímulo a la practica y el disfrute del deporte y la actividad física, todo lo cual se resume en la palabra Dignad, o sea hoy el cubano tiene unos ideales y argumentos de dignidad que son patrimonio de la Revolución cubana y los porta consigo aún en los lugares más lejanos de este ya interconectado mundo, incluso aquellos que odian esta gran obra, no pueden desprenderse de esos conceptos como reflejos incondicionados. Sin embargo discrepo sobre lo que a infraestructura se refiere, no existen plantas de tratamiento de aguas servidas en casi ninguna ciudad nuestra, la autopista nacional nunca se concluyó, y no escucho ni siquiera rumores de que algún día se retome su construcción, nuestros ferrocarriles ni en los dorados años 80 fueron buenos; hoy están en el siglo XIX y nuestras ciudades que han crecido esotéricamente con poco orden y concierto y hoy el 40% y más de sus barrios surgidos en los 70 y 80 y aun en crecimiento son técnicamente inurbanizables, en muchos de ellos no puede acceder una ambulancia a asistir a un paciente ni un carro de bomberos a extinguir un incendio. Alguien se puede imaginar la obra colosal de reordenamiento urbanístico solamente que habría que emprender desde ayer para hacer realidad la consigna de Construir un socialismo prospero y sostenible. Toda esta situación atenta contra la imagen que deseamos y necesitamos construir para provocar una explosión de visitantes extranjeros que generen un impacto visible en nuestra economía y que pasa por triplicar la ridícula cifra de tres millones de turistas la cual puede ser muy buena para una Antillas menor del caribe pero no para esta gran isla de once millones de habitantes. Ello no se resuelve con crecimientos del 3% sino con crecimientos de un 7% sostenido. Sin claudicar en ningún principio hay que asumir riesgos y enfrentar retos, y estos pasan por dinamizar la economía y la economía se dinamiza con la interacción de fuerzas productivas y medios de producción por eso hay que sacrificar cosas y posponer momentáneamente sueños en aras de salvar lo que se tiene. Muchos que se aprestan a criticar ignoran los sacrificios que han asumido pueblos y partidos de China y Viet Nam para impulsar su economía durante estos últimos 25 años, eso me recuerda lo que dijo el profesor Juan Triana en una de sus conferencias: “Es que tu no puedes repartir nada si primero no te salvas” Lo cual me recordó un frase del artífice del proceso de Construcción del Socialismo con particularidades chinas Dengsiao Ping:” No me importa si el gato es blanco o negro lo que importa es que cace ratones”

  • JEPO dijo:

    No considero que se trate de una lucha entre el mercado y la construcción del socialismo. El mercado es beneficioso para nuestra sociedad siempre que sea correctamente utilizado. No se trata del mercado en sí, sino de los hombres, los problemas internos de Cuba no obedecen a un triunfo del mercado, en nuestro caso se trata de una derrota de quienes conducen o enrumban a nuestra sociedad, al la utilización incorrecta del mercado. El socialismo es joven y novedoso, pero no es el responsable de su fracaso. No son buenas las lamentaciones, pero ese “socialismo ahora” no lo veo ni tan sólido ni tan seguro, y no es un problema del mercado. Para la confección y aplicación de los lineamientos se necesita tener los pies en la tierra, se necesita gente de puntería, se necesita gente que forme parte de la sociedad; es imperdonable que a estas alturas exista olor a fracaso, olor a perdida del timón. Muchos de esos logros que tradicionalmente mantenemos y mencionamos con orgullo (los menciona el autor de este artículo) han ido decreciendo en calidad, se han ido deteriorando.

  • R.Betancourt dijo:

    Se dice que, Un alto dirigente chino, joven, del Comite Central del Parido Comunista chino, estuvo de visita hace unoa años en varios paises del area incluyendo Cuba. En una reunion de alto nivel aqui, un alto dirigente nuestro le pregunto si de verdad ellos seguian con la idea de llegar al comunismo. El chino sonrio y contesto: Por supuesto que si, pero eso es una tarea a lograrse dentro de no menos de 400 años…… y mientras tanto hay que vivir.
    La filosofia economica y politica que aplican los chinos y tambien los vietnamitas, que se ha dado en llamar economia de mercado o un pais, 2 sistemas, en la actualidad ha recibido muchas y variadas criticas, y yo respeto mucho esas opiniones. Pero hasta el presente, ninguno de esos criticos ha demostrado que por otro camino se pueda lograr en tan poco tiempo, lo que ellos han logrado hasta ahora, desarrollo y beneficio palpable para sus pueblos.

  • tf dijo:

    Excelente y necesario artículo. Ha realizado una síntesis formidable de muchos puntos.
    Solo quiero acotar algo con lo que no concuerdo:
    Cito:
    “…Hay quien cree que todo pudo haberse solucionado con otro enfoque de la organización económica y política de la sociedad cubana, lo que resulta también una perspectiva voluntarista, como si las decisiones que se hubiesen tomado, por más esperanzadoras y perfectas que se imaginen habrían podido enfrentar mejor o incluso resolver en igual tiempo los graves problemas…”

    Realmente está demostrado que numerosas decisiones fueron, y son, absurdas, no sub-optimales, no menos eficientes, sino ABSURDAS. Es voluntarista pensar que de no haberse hecho esos disparates la situación fuese mejor. Harán falta ejemplos? Zafra 10 millones, Cordón de la Habana, experimentos del café, CEN, UMAP, barredoras, etc.
    Y el problema radica precisamente en lo que Ud. plantea un poco más abajo.
    Y vuelvo a citarle:
    “…No se trata de minimizar ignorancias, o de justificar errores que, de paso, todavía no han tenido una valoración política sustantiva y convincente, que forme parte de la argumentación del camino en lo adelante…”

    Exactamente. No ha existido una valoración política seria de los errores porque no se reconocen. De las muchas decisiones absurdas, las erróneas, las que salieron mal y se sabía que eran experimentales, nunca se hace un ‘mea culpa’, un análisis serio de qué falló y los responsables, ante el pueblo cubano, que es ante quien deben rendir cuenta.

    Se pasa a un cambio de política económica, a un cambio de concepción sobre la relación idealismo-materialismo (iglesia-PCC), emigración-nación, moralidad, identidad sexual, acceso a información del exterior, libertad de movimiento, acceso a instalaciones turística, etc. sin explicar el porqué antes se hizo de una forma y ahora es de otra, o pedir disculpas o indemnizar a los afectados por anteriores decisiones. Esa ambigüedad permite regresar a la posición anterior una vez que el grupo de poder se consolidad nuevamente, por lo que no ofrece confianza y desacredita su discurso ideológico, mucho más ante las nuevas generaciones y sectores con acceso a información y nivel cultural que les permita comparar un discurso y otro, un modelo y otro, tanto dentro de la misma Cuba como entre Cuba y otro país.

    Porque el problema estructural de fondo no es económico, es de valores, es ideológico.
    Nadie negará que aunque la Revolución es autóctona, muchos de los textos, hábitos y enseñanzas de nuestros actuales dirigentes, los nombres, estructuras, estatutos y hasta símbolos de nuestras organizaciones e instituciones son muy similares a los del antiguo CAME. Quién lo conoció y vivió, sabe que es así. Hasta las frases y gestos son iguales.
    Muchas veces dicen unión soviética, en vez de rusia, sin percatarse de las enormes diferencias, por la añoranza que tienen de una nación fuerte, ordenada, líder.

    Pero es que el antiguo CAME era estalinista, brezhnevista, autoritario, retardatario del progreso (no existía un genuino interés en aplicar la ciencia a la producción civil, un ejemplo son los autos: de 4 velocidades para consumo interno, de 5 velocidades para exportación y dirigentes. los pueblos “potemkin” con comunicados de pioneros para los turistas, los campos de trabajo para aquellos con “conducta impropia”, los montacargas con asientos sin respaldo, por decir rápidos ejemplos, todos esos productos y hechos esconden una concepción ideológica cercana a “1984” en su diseño), era imperialista, (finlandia, lituania, rutenia, kaliningrado, hungría, checoslovaquia, polonia, RDA, afganistán, atentados a Tito) y destructor del medio ambiente (no hablamos del mar de Aral nunca?). Y todo eso en su momento se justificó, ensalzó, promovió.
    Están las declaraciones televisivas grabadas por ahí, no se han borrado por suerte.
    No se niegue ni se esconda ahora. Realmente es necesario hacer esa valoración política, pero ¿quién la hará? Habrá que esperar a un nuevo “discurso secreto” de Kruschov sobre Stalin? o a las aclaraciones de Deng sobre el 20% de errores y 80% de aciertos de Mao? Esta Revolución es más joven, más limpia, sus líderes históricos son mucho más ejemplares que los soviéticos (excepto tal vez Lenin y Trotsky, a éste último nos lo pintaron como un diablo, pero hay que leer y pensar con cabeza propia) pero también es un país mucho más débil, a 90 millas de la Roma de hoy.
    No tenemos armas atómicas. No tenemos problemas básicos resueltos (precios de los alimentos, higiene urbana, suministro de agua, acceso a la vivienda, transporte).
    No podemos seguir acumulando cosas de ese tipo porque estallan.

    Cito otro fragmento de su genial artículo:
    “Hay quien –bajo el lema de “liberar las fuerzas productivas” llega a pensar la variante peregrina de desarrollar al máximo el mercado manteniendo la superestructura política formalmente imaginada, como si la acción del mercado no influyese a la sociedad en su conjunto.”

    ¿No será que ese ‘alguien’ al que alude, vive realmente con un alto nivel de consumo, y ya prefiere terminar de consolidarse como propietario legal de los bienes que disfruta hoy, siendo patrimonio estatal, sin pagar nada o casi nada por ellos? Pienso en la política de asignar casonas expropiadas a burgueses a dirigentes, planes vacacionales, asignaciones de todo, junto a un salario simbólico entonces casi innecesario, supuestamente para que no se aburguesen, pero que los aleja de la relación calidad-precio, y borra los límites de la legalidad en cuanto a uso de recursos estatales en beneficio propio, promueve el nepotismo y abuso del cargo.
    Claro, a partir de ciertos niveles. Ningún director de empresa puede hacerlo así.
    Sí saben todos los efectos que se producirán. De hecho, es lo que esperan que ocurra.

    No será que ese alguien ya no considera que la base de la sociedad debe ser la alianza obrero-intelectual-campesino, y debe basarse en las élites, los VIP, los nuevos empresarios, el monopolio estatal y del sector FAR de inmobiliarias, turismo, tiendas, bancos que dan el CL, empleadoras en el exterior, etc.? Curioso que esas mismas cosas pasaron en el antiguo CAME. De la noche a la mañana, los secretarios del PCC, generales (por cierto, por qué los generales cubanos están tan gordos, mientras los chinos, rusos, americanos, iraníes, venezolanos son fornidos?), gobernadores, hijos de generales, de secretarios, de gobernadores, eran dueños de restaurantes, hoteles, fabricas… Eso solo lo evita el escrutinio público de las funciones directivas, la transparencia tan necesaria en los ingresos, gastos y recursos de las entidades, una supervisión realmente efectiva y equitativa. Aún hoy no se sabe explicar bien que se hace con una cosa tan sencilla como el pago de las MTT. No hablemos de quién explica y consulta a los afiliados qué se hace con los recursos de las organizaciones de masas y políticas, con las cuotas que abonan, con el dinero de auto-financiamiento, con el combustible y recursos que reciben, etc. Solo las ONG (UNEAC, ANEC, etc.) lo hacen. Todo eso crea el caldo de cultivo para los ‘futuros triunfadores’.
    Y mire, también así pasaba en el CAME.

    Termino con una última cita de su artículo:
    “No se oyen lo suficiente en nuestro mundo simbólico y político los conceptos de socialismo, construcción del socialismo, ética socialista y la discusión acerca de los desafíos que ello implica y el esclarecimiento de los caminos para superarlos, no tenemos una concreción del ideal socialista. Como todo ideal el propósito socialista está necesitado de la terrenalidad de la explicación que lo vincule a lo cotidiano en los diferentes .ámbitos del acontecer social.”

    No pueden oírse. Porque para tener ética, discusión, debate, conceptos, símbolos, hay que tener determinada coherencia, responsabilidad, valores, ejemplos, paradigmas concretos de futuro para las personas, de proyectos de vida, de igualdad ante la ley, de interacción con las demandas populares (y los precios de los autos, y la carta de los internacionalistas? ahí están los ‘valores’ de hoy) hay que tener incluso el valor de ceder

    No de ceder ante el imperialismo, sino de ceder poder, de descentralizarlo de verdad, no centralizar lo más rentable primero (empleadoras para misiones, hoteles del turismo, tiendas para las remesas, los tres primeros renglones del PIB) para luego descentralizar lo que quede y culpar a la indisciplina social de todo, como antes se culpó al bloqueo.
    Y que una gran parte de la economía cubana esté en manos de las FAR, que no rinde cuenta públicamente de sus gestiones, ni es entrevistada o cuestionada por los medios, como ocurre con el MINCIN, MINTUR, etc. Por qué será? ¡Esa no es su función social!

    No puede partirse de dogmas (1-El PCC es omnisapiente y autoridad vitalicia, vanguardia per secula seculorum, independientemente del rol que jueguen sus militantes y el éxito de las políticas que proponga o aplauda; 2-el gobierno es quien presenta las leyes, nunca el parlamento, y no explica nada cuando algo sale mal; 3-patria, país, gobierno, partido, estado, es todo lo mismo; si critica a uno está en contra de todos..) La autoridad de una organización política no puede estar ‘asegurada’ por ninguna ley, ni siquiera la Constitución, debe nacer de su trabajo político y papel de vanguardia real.

    Porque los dogmas son precisamente voluntaristas, antisocialistas, antimarxistas.
    Entonces, con dogmas, no puede decirse que el socialismo es ahora. No, algún día…

    • franklin AL dijo:

      usted a hecho un analisis a mi parecer en algunos temas superficial y no ha partido para el mismo de las causas y condiciones que existian en aquellos tiempos para la toma de decisiones, no se xq usted dice que las FAR controla la economia cubana si pudiera argumentar, saludos.

Se han publicado 46 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Darío Machado Rodríguez

Darío Machado Rodríguez

Licenciado en Ciencias Políticas y Doctor en Ciencias Filosóficas. Preside la Cátedra de Periodismo de Investigación y es vicepresidente de la cátedra de Comunicación y Sociedad del Instituto Internacional de Periodismo José Martí.

Vea también