Imprimir
Inicio » Opinión, Política  »

Donald Trump y Joe Biden tuercen el camino

| 12
Trump y Biden. Foto: AP

Trump y Biden. Foto: AP

Hace poco menos de dos meses, la evidencia aportada por las encuestas y los fondos de campaña, indicaba que el republicano Jeb Bush y la demócrata Hillary Clinton serían los más probables contendientes para la elección presidencial de Estados Unidos en 2016.

Cuarenta y tantos días después, ese pronóstico se vino abajo. El vicepresidente Joe Biden tantea la posibilidad de presentar su candidatura a la Casa Blanca. Si el compañero de fórmula de Barack Obama tiene aspiraciones reales de convertirse en su sucesor, supondría un obstáculo mayor a lo que ya algunos llamaban “la coronación” de Clinton como nominada del Partido Demócrata.

Los rumores de la postulación de Biden son titular en la sección política de cada medio de comunicación estadounidense, poniendo dudas sobre una rápida selección de Hillary como aspirante oficial en las elecciones primarias. En la historia reciente de los Estados Unidos es relativamente normal que un vicepresidente busque ascender al siguiente escalón ejecutivo, como lo hizo con éxito George Bush (padre) en 1988 o sin suerte, en el caso de Richard Nixon en 1960 o Al Gore en 2000.

Biden se postuló por primera vez en 1988 y en una segunda ocasión en 2008, sin mucho llamar mucho la atención. La visibilidad que le otorga su actual cargo y el ascenso al tercer lugar entre los demócratas mejor posicionados en las encuestas, podría alentar otra vez sus aspiraciones presidenciales: nada fuera de lo normal.

Por el contrario, el fenómeno mediático generado por Donald Trump ha disparado y mantiene al nombre del magnate neoyorkino como el favorito imbatible entre los republicanos, a pesar de su actitud políticamente incorrecta y los pasos poco convencionales que harían volar en pedazos cualquier otra campaña presidencial.

Su retórica explosiva o la amenaza latente de presentarse como candidato independiente y dividir el voto del partido en caso de no ganar su nominación oficial, no espanta a quienes simpatizan con la desfachatada honestidad de sus mensajes o su historial como empresario exitoso.

Su núcleo duro de potenciales electores son hombres blancos sin educación universitaria y que ganan bajos salarios o han perdido su empleo en la industria manufacturera.

Aunque no gane las primarias y las asambleas electivas del Partido Republicano en 2016, Trump ha llegado demasiado lejos. Escaló hasta ganarse un sitio en el centro mismo del escenario político de su país, justo a la derecha de Jeb Bush, un hombre cuya candidatura había dado de que hablar durante años, cuando Estados Unidos se preguntaba si haría el intento.

Deténgase un momento a pensarlo: un político con las credencias políticas (y dinásticas) de ese ex gobernador de La Florida (durante dos mandatos), con una candidatura tan sólida como para recaudar más de 100 millones de dólares en los primeros seis meses del 2015, tuvo que parase a discutir asuntos de interés nacional al lado de un hombre más famoso por sus insultos que por sus propuestas de gobierno (cuando no mezcla una cosa con la otra).

En general, la carrera presidencial entre los aspirantes republicanos ha evolucionado en una dirección que nadie hubiera imaginado hace dos meses, cuando el debate parecía enfrentar principalmente a senadores y gobernadores, políticos convencionales versados en criticar a Barack Obama y a su ex Secretaria de Estado.

Y aunque tiene a Biden respirando sobre su cuello, Hillary Clinton permanece en los sondeos como la más popular, por encima de un grupo de candidatos demócratas de los que casi nadie habla (excepto por el senador ‘socialista’ Bernie Sanders, muy mencionado por la prensa gracias a su capacidad para concentrar multitudes en sus mítines).

Los vaticinios más alentadores en favor de la ex Secretaria de Estado tambalean por el costo político del escándalo relacionado con el servidor privado de correo electrónico que la Clinton utilizó mientras dirigía la diplomacia estadounidense.

El asunto de los emails es manejado en ciertos círculos como un pretexto para empujar a Biden hacia la carrera por la presidencia. Hasta Donald Trump percibe que la candidatura de Clinton “está dañada.”

Se han publicado 12 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Lennon dijo:

    Hace rato les dije que Biden seria el nominado por el partido democrata…….

    Por el republicano es dificil hacer pronosticos porque son muchos los aspirantes y casi todos tienen un mismo porciento…..Trump es por el momento el lider en las encuestas,pero las encuestas no valen,,,solo las elecciones en los primeros Estados mostrara el camino,Creo que otros se beneficiaran de las metidas de patas de Trump,pero a la vez este inversionista tiene la forma de tocar los puntos que nadie quiere responder directamente

    Creo que es muy probable que salga otro candidato con mucho dinero a la caza de la nominacion Republicana,en mi opinion sera otro Billonario como el mismo Trump……tiempo al tiempo.

    SERA UNA TEMPORADA ENTRETENIDA.!

  • Melesio dijo:

    Mire periodista ¿Ud. sabe quienes son los que llegan a discutir el oro en ese evento? Pues el que menos se equivoque –o mejor, no se equivoque– en los debates. Punto.
    Y ¿sabe una cosa? Ni Trump, ni Biden. La discusión del “campeonato” se avisora entre Jeb Bush y Hillary. No se desgaste más, que es muy pronto.
    Y para los ilusos que piensan en la preferencia por un Demócrata a un Republicano, cojan lo suyo aquí:
    Miren, no sé si conocen una frase muy norteamericana de hace mucho tiempo que dice: “No hay nada más parecido a un Republicano que un Demócrata”.
    Ahora vean la actuación de algunos presidentes demócratas de USA:
    1) ¿Quién ordenó lanzar las bombas atómicas sobre Hiroshima y Nagasaki? Harry Truman (Demócrata).
    2) ¿Quién ordenó la ruptura de las relaciones diplomáticas y comerciales con Cuba y estableció el bloqueo? John F. Kennedy (Demócrata)
    3) ¿Quién fue el que más se ensañó en la guerra contra los vietnamitas? Lyndon B. Johnson (Demócrata)
    4) ¿Quién fue el que le dio el visto bueno y firmó las leyes Torricelli y Helms-Burton, con las que quedó codificado y arreciado el bloqueo contra Cuba? Bill Clinton (Demócrata).

    A fin de cuentas, como se sabe, el paso de implementar las Secciones de Intereses de Cuba en Washington y de USA en Cuba lo llevó a cabo Jimmy Carter, pero ya se habían concebido por la administración Nixon (republicano).

    • Javier Ortiz dijo:

      Hola, Melesio. Muchas gracias por comentar y participar en el debate.

      Hace unas semanas, llegué a pensar lo mismo que usted y escribí un artículo titulado “¿Otra vez Bush contra Clinton?” Acá tiene el enlace: http://www.cubadebate.cu/opinion/2015/07/12/otra-vez-bush-contra-clinton/

      • CHARLES dijo:

        Estimado Javier ortiz muy interesante el artículo, sobre todo cuando es muy complicado definir quienes pueden alcanzar las nominaciones a candidatos en cada uno de los partidos, tendremos que esperar quizas hasta las Convenciones repuplicana y democrata para saberlo definitivamente.

        Ahora lo que si me parece poco adecuado es repetir continuamente que ” no hay nada mas parecido a un republicano que un democrata “. Con todo el respeto que se merece melesio, pero afirmar eso encierra un notable desconocimiento de las tendencias politicas y corrientes ideologicas presentes en el sistema politico de los Estados Unidos y su sociedad. Un simple ejemplo un Democrata del Alabama no se parece en nada a un Republicano de Nueva York, el primero suele ser sumamente conservador y el segundo puede ser muy liberal, simplemente por las condiciones sociopoliticas de las regiones que representan.

        Incluso dentro del Partido Republicano existen notables diferencias entre Republicanos Neoconservadores, Republicanos Libertarios (no confundir con liberales), Republicanos Evangelicos, Republicanos Sociales, Miembros del Tea Party, entre otros tantos grupos. Si bien existen temas en los cuales pueden tener cierto grado de consenso como estar en contra del Obamacare, existen otros temas en los que ninguna de estas posiciones se pone deacuerdo, un ejemplo puede ser la politica exterior y tambien el grado de profundidad que debe tener una reforma migratoria.

        Incluso en la politica hacia Cuba podemos encontrar republicanos sumamente conservadores como Jeff Flake, quien en su record de votaciones dentro del Congreso nunca ha votado a favor de ninguna política de corte liberal, pero apoya la gestion de la administración Obama para restabelcer las relaciones con Cuba.

        Entonces no podemos generalizar. Debemos saber diferenciar entre politicas que logran consenso de Estado en las cuales se manifiesta de mejor modo una convergencia, y otras politicas que si generan divisiones internas en cada uno de los dos partidos.

        saludos.

    • arturo dijo:

      Fue R. Nixon que apretaba los bombardeos en Viet Nam cuando quería imponer sus pareceres y fue el Secretario Kissinger quien las elaboraba

  • Antonio dijo:

    Si Joe Biden entra en el juego es seguro sera el proximo presidente, el mismo
    se califica de no judio pero si sionista un detalle muy importante en la carrera
    presidencial, mas que el racismo extravagante de Donald Trump.

  • José M. Calero Gross dijo:

    Yoel : Nos hemos quedado alelados. Ni una letra sobre este asunto, que es realmente importante para todos ( menos para ti ). Me doy cuenta que estos asuntos de las elecciones en los Estados Juntos te ponen la ” carne de gallina” . Te vas a quedar en Sevilla hasta que las ranas… Pero a Cuba no regresarás, no porque no quieras sino porque NO TE QUEREMOS, Yoelito querido.

    • arturo dijo:

      no veo el de yoel,quisira verlo

  • Steinwald dijo:

    Melesio, los peores bombardeos sobre Vietnam del Norte y el asesino programa Fenix, no son de Johnson. Fueron de Nixon.
    Respecto a lo del parecido, ahi si coincido.

  • arturo dijo:

    Me parecen interesantes las opiniones de cada cual,Nixon el gran Nixon,fue el que ordenó las oleadas de ataques cuando las conversaciones en París, para poner fin a la guerra,cuando el quería una ventaja aparecia el agente naranja.
    Pienso que sería una una contienda entre J. Bush y Biden vs.Hilary(cualquiera de los dos) y que la balanza se incline para el bando democrata.
    Obama no ha cometido errores garrafales y todavia se recuerdan las imagenes de W. Bush en el aula de La Florida recibiendo la noticia de N.York y Washigton y no se le vio aparecer más y las imagenes de la SU GUERRA en el Medio Oriente y las imagenes dantescas del Katrina en N Orleans,es muy pronto para olvidar y no hay error error de Obama para comerselo,hay olor al Sindrome del Medio Oriente y Sindrome de N. Orleans,además,el actual Presidente comenzó su presidencia,cuando EEUU,estaba en la debacle economica,y su equipo le dio una aspirina para el gran desastre a la economia.
    El Trump no es más que un tru (a)mposo y se retirara para seguir en el programa de Miss Universo.

  • arturo dijo:

    Este juego está en los primeros capitulos, después de febrero/2016 se pondrá mucho mejor

  • Cofresi Ramirez dijo:

    Aqui en estados unidos esta pasando algo interesante,que no ocurria nunca o que yo tenga memoria,hoy me llamo un amigo,para decirme que iva a votar por bernie sanders y este candidato,a pesar de ser judio,pero al parecer no sionista y su plataforma,tienen encandilado el avispero,sus planteamientos son claros de defensa de la clase media y los de abajo y le esta respirando en el hombro a hilary clinton,y decir que a bernie sanders,lo tienen bloqueado,casi no le dan propaganda en las televisoras.Pues resulta que este candidato,que se autotitula socialista,a hecho hasta ahora los mas grandes mitines,que ningun candidato a tenido capacidad de hacer,al parecer esto tiene nervioso am as de uno.
    Tomando en cuenta,que aqui,en realidad,quien gana es el favorito del complejo militar industrial y los medios que responden a estos,pero a un asi,este esta llegando a las capas bajas y medias,mas la juventud que estan cansada de tantos politicos tradicionales,no es que de por seguro que el sea el candidato,por que los demas,cuentan con los recursos y son capaces de todo,pero si este hombre esta resultando un fenomeno,pocas veces visto en esta nacion,ya veremos.

Se han publicado 12 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Javier Ortiz

Javier Ortiz

Periodista del Sistema Informativo de la Televisión Cubana. Graduado de la Facultad de Comunicación de la Universidad de La Habana en el año 2013.

Vea también