Imprimir
Inicio » Opinión, Cultura  »

Diana Fuentes y las trampas de la world music

| 34

diana fuentes planeta planetarioHe tratado de reiniciar mis oídos y prejuicios para escribir sobre Planeta Planetario, el más reciente fonograma de Diana Fuentes. Siendo honesto, no he corrido con tanta suerte, pero mi estima por el disco ha aumentado considerando mi rechazo inicial. De Planeta… se puede decir un par de cosas. Que es un disco bonito, bueno para amenizar una conversación con amigos o la lectura de un libro. Que la voz de Diana Fuentes sigue sonando limpia, dulce, como los manantiales que la montaña resguarda de casi cualquier mal. Que es el regalo de cumpleaños perfecto para un fanático o tu jefe. Poco más.

Lanzado el 9 de septiembre de 2014 de la mano de Sony MusicLatin (en Cuba fue distribuido por la EGREM), en este disco coexisten el pop, la música afrocubana y la electrónica, el bolero, el hip-hop y otros ritmos urbanos. A diferencia de su disco anterior, Amargo pero dulce (EGREM, 2008) en el que el amor era prácticamente el único protagonista de las canciones, este disco representa para la artista un cambio en el rumbo, un punto de giro, según sus propias declaraciones. En esta ocasión vemos una Diana Fuentes cuyo diapasón de inquietudes se ha ampliado y abarca también la condición femenina, los asuntos cotidianos y las preocupaciones sociales. En este sentido es esencial la colaboración en la escritura de artistas como Eduardo Cabra, William Vivanco, Telmary, Kumar y Alexis Díaz Pimienta.

Concebido como el retorno a su propia carrera musical luego de su colaboración en proyectos ajenos y el nacimiento de su hijo -producto de su matrimonio con la mitad musical de Calle 13, Eduardo Cabra- Planeta…es sobre todo un personal viaje emprendido por Diana Fuentes en compañía del propio Cabra, en el que ritmos y estilos se superponen y el resultado son 14 entretenidos temas que como individualidades musicales quizá funcionen pero como partes de un todo no logran darle coherencia a la fotografía completa.

En un mundo de iTunes y streaming, en el que el disco como producto principal se repliega progresivamente a un segundo plano, mis cuestionamientos quizás sean un poco anticuados, pero no está de más la alerta.

A pesar de sus aciertos, sin quererlo, sin buscarlo, Planeta…termina sonando como un disco de Calle 13 en el que René Pérez es sustituido por Diana Fuentes. Y sospecho que el principal responsable es Eduardo Cabra, que, a través de su particular manera de pensar la música, ha marcado con hierro caliente el fonograma.

Y es por eso que, entre tanto sonido Calle 13, se agradece un tema como Otra realidad, confeso homenaje a cantantes como Elena Burke, La Freddy y Omara Portuondo, que deviene una bocanada de aire fresco en el que Diana Fuentes confirma sus credenciales de cantante con cosas por decir. Lástima que no haya mucho más de eso en el disco y el ritmo “urbano” junto al espíritu “fusión” se apodere de todo.

No me malinterpreten. Diana Fuentes es una talentosa vocalista. Su trabajo con Síntesis y Carlos Varela, y las colaboraciones con numerosas artistas como X Alfonso, Aldo López Gavilán, Omara Portuondo y Alejandro Vargas lo demuestran. Amargo pero dulce demostró que era una artista más que capaz de entregar un pop inteligente y sexy a la vez. El espectáculo Up to the silence, en el que junto a otros virtuosos instrumentistas puso voz y mística a poemas de E. E. Cummings musicalizados por Sue Herrod, es un ejemplo perfecto de los niveles que puede alcanzar cuando enfrenta un reto de gran calibre.

Planeta…, apuntaba al principio, no es un disco terrible. Solo que no pasa de ser un disco más. Un disco que imaginono marcará una inflexión positivamente significativa en su carrera, salvo el mérito y las ventajas que significan la inclusión en el catálogo de Sony Music Latin. Crucemos los dedos porque las próximas aventuras de Diana Fuentes lleguen a mejor destino. Por lo pronto, escuchemos estos nuevos temas. Eso sí, sueltos, de uno en uno, que el racimo no se disfruta tanto.

En Video, Diana Fuentes interpreta “Otra realidad”

Se han publicado 34 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Elio dijo:

    Tremendo artículo y crítica. Felicidades por eso¡¡¡¡¡¡¡¡

  • analista dijo:

    Con todo respeto discrepo de estos criterios muy personales del periodista. Cierto que el álbum de Diana pudiera ser “uno más” dentro del lenguaje internacional del pop (aunque no lo es para el panorama sonoro cubano); sin embargo, me parece estar fuera de contexto esa desafortunada comparación -en supuestos propósitos artísticos- entre la Fuente y René Pérez. Lo peor: otorgar el calificativo de “bocanada fresca” la inclusión de “Otra Realidad”, cuando por el contrario esta pieza “suena” a aquellos pobres arreglos (con pobres grabaciones) de las llamadas “baladas-shake” cubanas de los años sesenta, un tema que nunca debió, por incoherente, ser incluido en este disco. Pero bueno, evidente que al periodista le simpatizan las peñas “filinescas” y “bolerísticas” a lo Maria Elena Pena y Mundito González.
    Finalmente, y en relación al título de este trabajo, ¿en realidad, dónde están esas “trampas” -que el periodista no menciona- de la “World Music”?.

    • Uno q no sabe nada dijo:

      No vi en su momento este artículo pero aún así quiero dar mi opinión. Coincido con el autor en varios aspectos: Lo mejor del disco es el tema Otra realidad, es un tema con una pasión muy sincera y se nota en sus interpretaciones en vivo. El resto del disco, casi completo, tiene un sonido muy Calle 13, a mi me gusta Calle 13 pero es un disco de Diana Fuentes y, en mi opinión, se nota la mano de Eduardo Cabra, demasiado. No soy crítico, es cuestión de gusto. Lo peor: el tema Planeta Planetario y la supuesta conga, q no es conga ni se sabe lo q es, de tanto mezclar sonidos sale una cosa q recuerda a una conga pero no tiene el quín-quín, imprescindible para mi.

  • Ulises dijo:

    Tengo el disco original, lo compre en uno de sus conciertos y a mi me encanta, no lo escucho de uno en uno, me gusta el racimo.
    Diana lo q hagas va a estar bien siempre y el disco esta genial

  • Bruce dijo:

    No entendí que tenia que ver el título con el artículo. Alguien pudiera explicar???

  • raul.hm dijo:

    Con el mayor respeto y cariño que tengo por Diana…. estoy totalmente de acuerdo con el articulo. Desde la primera vez que escuche el disco la sensación de estar escuchado calle 13 no me dejo buen sabor de boca. Para Diana ánimo, para Rafael valiente su opinion.

  • san dijo:

    Estuve en varios conciertos de los ultimos de Diana Fuentes, soy un fan y coincido plenamente con el critico, cierras los ojos y te crees que estas en un concierto de calle 13 con Diana de artista invitada, demasiado ritmo urbano y exceso de afro, suerte de cancion ¨Otra realidad¨ y la inclusion de ¨Luna de vino tinto¨ en los espectaculos.

  • Cary dijo:

    Creo que cada cantante tiene derecho de experimentar diferentes géneros cada vez que realiza un disco, si se parece un poco a Calle 13 que tiene de malo, al fin y cabo su pareja es uno de los cantantes de este grupo ¿no?, el próximo se parecerá un poco más a ella, o a otro ritmo o genero, realmente su 1er disco estuvo mejor que el segundo, pero usualmente es así, el primer disco siempre es el mejor ahora a esperar el 3ro.

  • Carol dijo:

    No he oido nada.Solo quiero decir que al menos están reapareciendo en Cuba articulos críticos que nos dan argumentos y motivos para pensar estemos o no de acuerdo y eso es muy bueno.

  • toni 121164 dijo:

    Señores los críticos y periodistas tienen que escribir algo o decirlo ese es su trabajo,por eso le pagan,yo no les hago mucho caso, DIANA vi tu concierto en Pinar , hermoso, lo importante para el artista es lo que piense y diga el público ,tendras unos en contra y otrosafavor , lo otro es estar contento con tu trabajo y satisfecho del mismo. La opinión de los criticos es: lo que pudo ser, yo habría , debía , etc ellos no hacen nada ,solo molestan

    • Españolita dijo:

      Tony, aunque no estés de acuerdo con el trabajo de los críticos no debes atacarlos de esa manera, puies eso demuestra que eres una persona que no acepta la crítica (cosntructiva), debes abrir más la mente y no cegarte a pesar de que te guste mucho el arte de la persona criticada. piensa de esta manera: de no ser por la buena crítica, el arte no existiría, todos podíamos hacer algo y llamarlo ARTE, ellos son los encargados de hacer que los artistas avancen,que salgan del esquema de lo cotidiano y no se vuelvan mediocres. por favor, tengan en cuenta esto todos, pueden expresar su desacuerdo, pero no atacar a los que realizan un importante trabajo

  • Leandro dijo:

    “No me mal interpreten”, dice el autor.
    Me enseñaron que es subestimar a los demás, poner en duda su capacidad de interpretación.

  • P350 dijo:

    cuantos se parecen a cuantos y que tiene eso de malo,mientras que el parecido sea con el iconico calle 13, siendo ella esposa de uno de sus integrantes y creo incluso, estando el disco producido por el, seria mucho pedir, que fuera facil identificar un estilo Diana Fuentes, cuando por lo general, en tiempo de world music, como gancho de su artìculo, casi nunca un disco se parece a otro, salvo en los muy bien establecidos y ranqueados, lo que no es el caso de la Diana, a quien talento le sobra pero que segun mi criterio està aùn en una etapa de experimentaciòn

  • La Oruga dijo:

    El disco esta “flojete” y ella de por sí es “flojita”. Se usa la liviandad en estos tiempos, por eso no me asombra que muchos foristas se maravillen con la liviandad de Diana, -que no es causa, sino consecuencia. Hay que arar con esos bueyes, Rafelito…la gente se resiste a pensar…y…les encantan los collages… Si el disco no tiene “unidad” fue a proposito…el arte se va conviertiendo cada dia mas en artesania, simulando psicodelia, pero siendo solo colorete. Es la cara de hoy, la portada del descerebro. Es el “Planeta planetario”…asi, sencillamente, el mundo “flojete” que le toco a Diana.

  • Dionisio dijo:

    Por Diossssss, cuanta Envidia y resentimiento de quienes no se atreven a escribir su nombre, ese es el resultado de permitir columnas infundadas sin criterios acabadaos e incoherentes, me gusta mucho la Obra musical de Diana, es una mujer capaz e inteligente, y que canta como los Angeles, Felicitaciones a Diana Planeta es muy buen disco

  • BABO dijo:

    La primera incoherencia de este artículo es el Título, con el que se pretende llamar la atención y no justifica en nada el Texto, que tal parece se quiso escribir de la agrupacion boricua Calle 13 (multipremiados y mayores ganador de Grammys Latinos) y se aprovecha a través de nuestra Diana de Cuba, para una descarga, que no representa NADA, a estos músicos de Puerto Rico, quienes seguro ni se enteraran de esto.
    No se puede analizar algo desde la Esquina de los prejuicios. CALLE 13, no es la música que te gusta escuchar.
    Si la estima por el disco ha subido, y reconoces que es un disco Bonito,
    bueno para amenizar una conversación entre amigos o la lectura de un libro,
    que es un regalo perfecto para fanáticos o para tu Jefe, que la voz de Diana sigue sonando limpia y dulce como los manantiales que “la montaña resguarda”, que ha aumentado su diapasón de inquietudes, es decir, que hay crecimiento humano, porque abarca la condición femenina, asuntos cotidianos, preocupaciones sociales, entonces es un Buen Disco que cumple su objetivo, que mas pedir a un fonograma, que cumpla con todas estas condiciones. Sigue primando como en su primer disco: El Amor de Principio a Fin, la mayor parte de los temas fueron escritos por Diana con colaboración de William Vivanco, Kumar, Kelvis Ochoa, Pimienta el repentista, hay dos canciones de Varela, pero Eduardo Cabra (Visitante) no escribió nada, y René (Residente) no participo en nada.
    Ella siempre aclara que es un disco Ecléctico- compuesto por estilos diferentes, rompe con la rutina de tener un disco, en el que siempre escucharías una o dos canciones, porque te cansas en una hora de lo mismo y como mucha gente hace y hasta las disqueras, al final editan uno con cortes variados. Diana hizo el de ella en esta variación que tú llamas “racimo”, donde prima el Amor, los Ancestros, la Conga, Baladas. Es una Diana: Crecida, Madura, que brinda un verdadero espectáculo al llevar este disco a escena, después de una pequeña pausa por la maternidad, y con una acogida calurosa por su público de siempre,
    Claro que si el Productor es Eduardo (el Visitante), tiene matices de él, como lo tuvieron Amargo pero Dulce de Descemer Bueno, y Up into the silence de Sue Herrod, pero Ella siempre le imprime también su sello, recuerden que tiene mucha fuerza en la parte autoral, y no creo sea una persona de “aventurarse”, pero sí de mucho Trabajo, Respeto y Amor por su Arte y su Público, que disfrutamos desde ya “este racimo” de canciones variadas y maravillosas, que permiten desplegar todo su potencial interpretativo.
    Si me Lees Diana Fuentes, Gracias y Felicitaciones.

  • Mary dijo:

    Que btiene que ver el titulo y la critica que hace el periodista para nada tiene que ver.Nada Diana sigue adelante que vas bien no hagas caso a las criticas para eso estan los criticos y de eso viven.caho chao una fan

  • garcia dijo:

    eso se llama periodismo sarcastico ,se voy a realizar la critica ,esta bien ,pero no digas no me malinterprete,es tu critica y debes de sostener que el disco no es de tu agrada y ya ,para eso eres critico ?NO?

  • Wendy dijo:

    no me pareció muy bueno el artículo, ni su título tratando de acaparar la atención:
    ¨como los manantiales que la montaña resguarda de casi cualquier mal¨, jejje
    yo no tengo el disco, dónde lo podré obtener??? me gustaría mucho escucharlo

  • Alan dijo:

    De primera, reconozco que no he escuchado el disco completo. La canción que publican no pareciera la ideal para su voz. Hay un intento te tema a lo Elena Burke, Mirtha Median, que nada tiene que ver con el estilo y voz contemporáneo de Diana. Y aclaro que me gusta tanto la Diana de estos tiempos como la música más tradicional, solo es cuestión de que estén bien hechas las cosas. Por lo pronto, este tema me parece un desacierto total. Esperemos que el disco tenga menos de esto… La crítica me pareció muy buena, como la música, habrá a quienes le guste y a quienes no… No nos engallemos, en ambas cosas nadie es objetivo.

  • Carlos Villanueva dijo:

    que bien que existe este nivel y profundidad en la critica cultural, donde hay criterios que se publican y rompen con lo “bueno en todo”, descriptivo de lo que se presenta. Nunca he podido escuchar a Calle 13, ni pirateado y lo poco que he podido escuchar de Diana me hacen merecer respeto por su proyeccion escénica y registro vocal. ojala podamos escuchar el disco en alguna ocasion. Felicidades a Rafael por su sinceridad y a Diana que siga siendo sincera consigo misma y no se “camie”musiclamente

  • yusi90 dijo:

    A mi parecer Diana es una de las mejores cantantes que consisdero no son muchas las que caben en este calificativo teniendo en cuenta la decayente situacion en que se encuentra el pais en cuanto a musica se trata, ojala y existieran mas como ella con excelente voz , expresion y elegancia, para ella mis mas sinceras felicitaciones, mis mejores deseos y que siga asi con esa buena vibra que nos transmite a todo su publico , estuve en el teatro Tomas Terry de Cienfuegos el pasado mes y confieso que sali de alli llena de felicidad al saber que en Cuba quedan CANTANTES, VIVA DIANA!!!!!!!!

Se han publicado 34 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Rafael González Escalona

Rafael González Escalona

La Habana, 1989. Periodista y colaborador de Cubadebate. Twitter: @rafauniversidad

Vea también