Imprimir
Inicio » Opinión, Política  »

América latina después de la Cumbre

| 9

Primera conclusión: el bloque de 33 países que componen la Celac –Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños– quedó fortalecido tras la reunión de Panamá. Una imagen puede dar cuenta de esto: tras escuchar a Raúl Castro, y antes de que hablaran Cristina Fernández de Kirchner y Nicolás Maduro, Obama se retiró de la plenaria de Jefes de Estado, en una actitud muy cuestionable. Esta imagen, que algunos analistas conservadores buscaron hacer pasar como una derrota de los países de la Unasur, supone más bien lo contrario: EE.UU. no puede dirigir un espacio que creó con ese fin, allá por 1994, lo que queda graficado con claridad en la salida de Obama del recinto. Así, el país que en décadas previas fue “amo y señor” de este tipo de encuentros, ni siquiera escuchó los discursos de buena parte de los presidentes de la región, en una actitud arrogante pero también defensiva.

Segunda conclusión: si alguien esperaba un discurso “light” de Castro en Panamá, producto del restablecimiento de relaciones diplomáticas con Washington, se equivocó. El cubano fue contundente en su explicación sobre la política de Washington de cara a la isla, a nivel histórico, más allá de los recortes malintencionados que luego intentaron diversos medios hegemónicos de la región. Recordó que en la guerra de la independencia los EE.UU. “entraron como aliados, y se apoderaron del país como ocupantes”. Luego manifestó que las penurias que produjo el bloqueo provocaron un mayor apoyo al modelo político, económico y social vigente en la isla desde 1959. Así, dijo que “el 77 por ciento de los cubanos nació bajo el bloqueo. Pero el hostigamiento trajo más revolución”. Por último, dio cuenta de la derrota del ALCA, la propuesta de libre comercio cuyo de-sarrollo se pergeñó precisamente en la Cumbre de las Américas, al afirmar que “el ALCA naufragó en 2005 en Mar del Plata bajo el liderazgo de Chávez, Kirchner y Lula”.

Tercera conclusión: la crítica a la orden ejecutiva proclamada por Obama, considerando a Venezuela una amenaza para Washington, se apoderó de buena parte de las intervenciones. Es decir: trastrocó una reunión cuyo punto esencial iba a ser la foto Obama-Castro. Cristina Fernández de Kirchner fue contundente: “Lo primero que hice fue reírme. ¿Una amenaza? Es inverosímil”, dijo primero, para después afirmar que “es una pena que esta cumbre se vea ensombrecida por esa decisión. Ese decreto debe ser dejado de lado”. Luego fue el propio Nicolás Maduro, quien llevó 11 millones de firmas al encuentro, el que sentenció que “este decreto se mete en la vida interna de Venezuela”. Tras ello, Maduro clarificó que busca una resolución diplomática del tema, al decir: “Le tiendo la mano, presidente Obama, para que resolvamos el tema sin intervención en asuntos internos”.

Cuarta conclusión: la ausencia de una declaración final marca el descontento de EE.UU. y Canadá con los ejes centrales de la reunión, algo similar a lo que sucedió en Cartagena de Indias, Colombia, durante 2012. Si bien Obama logró la foto que quería junto a Raúl Castro, y aprovechó los días previos para reunirse con los países del Caribe nucleados en Caricom –en vías a intentar debilitar la hegemonía venezolana en la zona a través de Petrocaribe–, podemos decir que el hecho de que no exista un documento final marca las divergencias entre el bloque Celac y los países de América del Norte, que se opusieron a posicionarse sobre el decreto ejecutivo contra Venezuela. Dos cumbres consecutivas sin posicionamiento conjunto demuestran los límites de una instancia tan abarcativa, con países muy divergentes en términos de orientación política y económica.

Diversos interrogantes quedan planteados luego del cónclave panameño, rumbo a la reunión de Perú 2018: ¿hasta qué punto la Cumbre de las Américas marcará el pulso de las discusiones regionales, visto y considerando que el bloque Celac ya arriba a dichas reuniones con consensos previos?; ¿de qué forma cambiará el escenario regional, plagado en la actualidad de un conjunto de gobiernos posneoliberales, de cara a la próxima Cumbre de las Américas?; ¿podrá EE.UU. lograr una mayor afinidad con los países del Caribe, a través de Caricom?

Como sea, aun luego de cambiar una política de histórica hostilidad con Cuba, el escenario regional sigue siendo muy complejo para EE.UU. Al fin y al cabo, tras la aparición de nuevas herramientas integracionistas –como Unasur, Celac y ALBA/Petrocaribe– la Cumbre de las Américas sigue siendo heredera de una etapa previa de la región: aquella del “Consenso de Washington”, derrotado precisamente diez años atrás en Mar del Plata. De modificar (o no) ese formato depende buena parte de la supervivencia de esta instancia, que parece haber quedado atrapada en un cambio de época de América latina.

(Tomado de Página 12)

Se han publicado 9 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Alexis Mario Cánovas Fabelo. dijo:

    Renace BOLÍVAR y su lucha unitaria de la América Latina y el Caribe.

  • BEATRIZ dijo:

    Bien por América Latina lire y soberana.
    BHS

  • IJesús dijo:

    Los Gobernantes del Norte, aun piensan que son los Amos del Sur, la prepotencia imperialista, no tiene comparación en la Historia de la humanidad, y después hablan de derechos humanos y democracia.

    La verdadera democracia es la que está viviendo los pueblos América Latina con Gobiernos progresistas que responden al pueblo que los eligió con políticas sociales a favor de las gran mayoría necesitada de verdaderos cambios en sus respectivos pueblos en correspondencia con los problemas concretas que presenta cada país.

  • chino dijo:

    Fidel planteo que a los estados unidos le quedaba poco, es decir a el sistema imperialista, con esta unidad de america latina esta demostrado claramente.ya no puede seguir sosteniendo ese nivel de vida alto a costa de el saqueo de los recursos naturales de america latina y el caribe y aquellos paises que pacten con estados unidos seguiran siendo consumidos y tragados por estados unidos, solo los pueblos diran la ultima plabara y son los que deben de luchar por defender sus recursos para que sus ganancias se puedan emplear para eliminar la exclusion y ser utilizados en programas sociales a favor de los mas desposeidos.

  • Fernando Acosta Riveros dijo:

    Reciban saludos de paz y bendiciones desde México. La presencia de la Revolución Cubana en nuestra América ha sido indispensable y enriquecedora. Las voces progresistas y libertarias de Cristina Fernández, Evo Morales, Nicolás Maduro, Rafael Correa Delgado coincidieron con los planteamientos del compañero Raúl Castro Ruz. El imperio está advertido de que en la Gran Patria siguen presentes: Simón Bolívar, José Martí, Ernesto Che Guevara y Hugo Rafael Chávez Frías. Un abrazo hermanos cubanos. ¡Venceremos!,
    Fernando Acosta Riveros, lector de Cubadebate y suscriptor a Granma Internacional

  • Carlos dijo:

    América Latina ya era otra antes de la Cumbre, despues de esta, emergió como una fuerza telúrica donde predomina la unidad en lo esencial y el espíritu constructivo para lidiar con las diferencias y hasta con los desacuerdos más importantes. Cuba, sin dudas ha sido lo mejor de esta Cumbre, me refiero a su participación. Raúl demostró porque fue siempre la primera reserva de Fidel, aquí no hay familiaridad y si liderazgo. Como cubano, orgulloso y honrado por todos los cubanos dignos que ahí participaron.

  • Ricardo Montero dijo:

    Los EEUU dominan económicamente la región mucho más de lo que quisiéramos. A esta rebeldía en materia política tiene que seguirle la rebeldía de la emancipación económica y aguantar lo que está aguantando Venezuela y hemos y estamos aguantando los cubanos por ser rebeldes económicos, falta mucho en la verdadera estrategia, solo estamos dando como pueblos los primeros pasitos de una lucha larga

  • Raul Vargas dijo:

    Hay que reconocer que Obama ha tenido el valor de meterse en este gran lio, que en Estados Unidos representa hacer algo contra el bloqueo. Lo demas es muy conocido. Ahora evidentemente quieren restar fuerza a la integracion latinoamerica y caribeña. Con esto de tratar de acercarse a los paises del Caricom, quizas tengamos la oportunidad de asistir a la aparicion del ObamALBA. Que poco originales nos resultan estos caballeros del norte.

  • lajugada.cubava.cu dijo:

    es el ahora de AMERICA

Se han publicado 9 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Juan Manuel Karg

Juan Manuel Karg

Es Politólogo Universidad de Buenos Aires (UBA) y Analista Internacional.

Vea también