Imprimir
Inicio » Opinión, Política  »

¿Y de Barbados qué?

| 15
Familiares de las víctimas del sabotaje terrorista organizado por Luis Posada Carriles, el 6 de octubre de 1976. Costó la vida a 73 civiles inocentes

Familiares de las víctimas del sabotaje terrorista organizado por Luis Posada Carriles, el 6 de octubre de 1976. Costó la vida a 73 civiles inocentes

La destrucción en pleno vuelo de un avión de Malaysian Airlines y la muerte de casi 300 personas mantiene titulares de primera plana, y es asunto que todos siguen. El hecho, profundamente repudiable, ocurrió en el espacio aéreo de Ucrania, en una zona azotada por un conflicto bélico que ha producido ya muchas víctimas y grandes sufrimientos para la población civil.

Los rebeldes que luchan en el este de ese país, recuperaron los restos del avión, incluyendo la llamada “caja negra”, y los entregaron a Holanda, punto de partida del vuelo y cuya nacionalidad poseen la mayoría de los que iban a bordo. Ahora, sus autoridades con la participación de especialistas en tales incidentes, deberán esclarecerlo.

¿Qué destruyó el avión? ¿Algún desperfecto mecánico, o la explosión de una bomba dentro de la aeronave, o el disparo de un misil? ¿De dónde provino el ataque? ¿De otro avión o de instalaciones militares terrestres? ¿Quiénes son los responsables.

Las respuestas exigen investigación, análisis riguroso y serio.

Para Washington, sin embargo, nada de eso hace falta. Desde el primer día levantó el índice contra los rebeldes ucranianos y contra la Federación de Rusia, acusados en grandes medios de prensa antes que fuese recuperada la “caja negra”.

La reacción norteamericana fue inmediata, instantánea. Nada parecida a la que tuvo, y todavía tiene, ante lo sucedido el 6 de octubre de 1976 cuando un avión civil cubano estalló en pleno vuelo, cerca de Barbados causando la muerte de 73 personas.

Al reclamar justicia por la tragedia más reciente debería alzarse también igual exigencia respecto al crimen de Barbados.

Hay que hacerlo, sobre todo en Estados Unidos, porque Washington es el único responsable de la total impunidad que aun acompaña esa atrocidad.

Hace varios años vive libremente en Miami, disfrutando de hospitalidad y protección oficial, Luis Posada Carriles, prófugo de la justicia venezolana, buscado por la Interpol, reclamado por Caracas desde 1985 –mucho antes de la Revolución bolivariana- donde era juzgado como autor intelectual de la destrucción del avión en Barbados.

La Convención Internacional de Montreal sobre la protección a la aviación civil –obligatoria para todos, incluso Estados Unidos- es muy precisa: El Estado que tenga en su territorio a alguien sospechoso de estar vinculado a un acto terrorista contra la aviación civil deberá extraditarlo para que sea juzgado por quien lo solicita o tendrá que someterlo a juicio en el país donde se encuentra como si el crimen hubiera tenido lugar allí.

Posada era mucho más que un “sospechoso”. Era el acusado principal del horrendo acto. Pero Estados Unidos se niega a extraditarlo a Venezuela y tampoco lo somete a sus propios tribunales.

Con esa conducta Washington está en clara violación del Convenio de Montreal pero también respecto a la Resolución que, instigado por él, aprobó el Consejo de Seguridad de la ONU en septiembre de 2001 ordenando a todos los países extraditar y juzgar a los terroristas “sin excepción alguna”. Esa Resolución que le sirvió para invadir Afganistán y embarcarse en la guerra más larga de la historia estadounidense, es papel mojado cuando se trata de Posada.

Washington ha logrado durante casi cuarenta años, proteger a los asesinos e impedir que la justicia prevalezca. Según documentos desclasificados del FBI, conocía detalles del crimen mucho antes de que ocurriera. Esos documentos detallan el diabólico plan y mencionan, con nombres y apellidos, a los principales culpables: Luis Posada Carriles y Orlando Bosch Ávila.

Pero Estados Unidos se negó a cooperar con la Comisión investigadora del gobierno de Barbados y tampoco dio información al tribunal venezolano que juzgaba a los terroristas. Ambos dejaron constancia escrita de esa negativa en documentos públicos, emitidos por entidades imparciales, ninguna de ellas cubana.

Aun estaba fresca la sangre de los mártires cuando Venezuela pidió públicamente a las autoridades norteamericanas que pusieran fin al ocultamiento y entregaran las pruebas. Recuerdo perfectamente aquella tarde de octubre del 76 y las palabras pronunciadas en la Sede de las Naciones Unidas por quien ocupaba entonces la jefatura del Estado venezolano.

No era, obviamente, Hugo Chávez, en aquel momento un muchacho desconocido.

Quien emplazó a Washington a revelar lo que escondía fue Carlos Andrés Pérez, que todavía recordaba sus ideales juveniles.

Hace bien la gran prensa norteamericana en ocuparse de un abominable crimen sucedido allende el Atlántico. Pero si quiere ser respetada debería interesarse también por los asesinos que andan sueltos en su propia casa. Algo parecido, en una sala abarrotada, le escuché decir a Carlos Andrés.

Que se investigue a fondo lo ocurrido en Ucrania y que se haga justicia. Pero, ¿Y de Barbados qué?

(Tomado de la Revista La Nueva Réplica. No. 2, Septiembre 1ro, 2014)

Se han publicado 15 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Carlos Alberto Cremata dijo:

    ¡Gracias Alarcón!

  • rccc dijo:

    Muy bien compañero Alarcón. Ud. como nos tiene acostumbrado poniendo las cosas en su justo orden, justamente con las palabras precisas y en lenguaje que todos entiendan.
    Nunca cabrá duda que: ” al imperialismo ni tantito así.NADA ” , No se les puede dejar pasar NADA NUNCA.

  • Amada Abad Marrero dijo:

    Gracias Alarcón siempre tan claro y preciso en sus comentarios, sin desfallecer en su infatigable lucha por los 5 y contra el genocidio.

  • Mercedes del Risco Cabrera. dijo:

    Nunca olvidare ese dia tan gris y tan triste, 6 de octubre de 1976, en el preuniversitario Alvaro Morell de Camagüey trabajaba la madre de la esgrimista Inés, la conocíamos, todos los dias su mama nos atendía en el merendero, ya falleció y aun seguimos sin la JUSTICIA QUE ESOS MUCHACHOS MERECEN.
    ¿Cuanta injusticia, cuantos crímenes cometidos por el imperio?

  • ROBERTO FUENTES dijo:

    TODAVIA ME DUELE EN LO MAS PROFUNDO DE MI SER LA MUERTE DE ESOS COMPAÑEROS MIOS EN BARBADOS Y NUNCA SE LOS PERDONARE.YO TRABAJABA EN CUBANA DE AVIACION CUANDO ESO.POR ESO PIDO QUE MIS CENIZAS LAS DERRAMEN EN EL MAR ATLANTICO PARA ESTAR CON ELLOS SIEMPRE VIVAN MIS COMPAÑEROS ASESINADOS EN BARBADOS Y DEMAS QUE MURIERON ALLI.ELLOS ESTAN EN EL CIELO.-

  • NSP dijo:

    Asi es Alarcon ,no puedo evitar la incomodidad que siento cuando lo escucho hablar de su guerra contra el terrorismo y aun callan ante el crimen de Barbados , son uno inmorales

  • Jorge dijo:

    Este personaje no sabra muchas cosas que los señores de la cia y pentagono les conviene callar, de ahí el encubrimiento?

  • oscar dijo:

    y tienen a cuba en la lista de paises que albergua y proteje al terrorismo,que ironia

  • Camagüeyano dijo:

    A los gobiernos de E.U no le importan las personas que mueran, sino justificar sus acciones, eso se ha demostrado historicamente, sus gobiernos son titeres de las grandes transnacionales.

  • Raisa dijo:

    Esa es la doble moral del Gobierno de los EEUU, que alberga en su paìs Terroristas pero eso son los amigos de ellos y hasta entrenados en su territorio para que hagan daño a los paìses que no se someten ni se doblegan a sus intereses y que no le lamen sus botas., PuesCuba es un paìs libre y soberano y eso no lo puedenconcebir y llevan mas de medio siglo agrediendo a Cuba en todos los sentidos y con un embargo cruel, injusto, inhumano y atroz y no han podido someterla. Y todos sabemos que el Pais mas terrorista del Mundo y donde han sido entrenados muchos de ellos es los EEUU. Son , mentirosos, hipocrìtas, desleales, intrigantes, malignos, etc, etc,c etc,, .

  • perico perez perez dijo:

    NADA, NUNCA, JAMAS…la vida de los seres humanos es muy corta para usar estas palabras.

  • Frank dijo:

    Tenía 11 años, a penas un niño era cuando ocurrió este abominable atentado, recuerdo que estaba en la sala de mi casa, viendo el TV, no entendía bien, y comencé a entenderlo en ese mismo instante, cuando ví a mi madre con un llanto desgarrador, me partió el alma de niño verla llorar así, regresé mi vista al televisor, entonces mis ojos también comenzaron a llorar, ojos de un niño

  • Marìa dijo:

    Gracias Alarcón por su artículo esclarecedor y muy justo.
    Esa es la clave de su genialidad, que sin palabras rebuscadas cualquiera pueda entender las cuestiones más complicadas, además de que siempre e invariablente se coloca al lado de la verdad y la justicia.

  • Cecilia Valdés Milián dijo:

    Alarcón, mientras desde Cuba continúan saliendo médicos a combatir las epidemias en el mundo para salvar vidas, los Estados Unidos continúan generando la guerra para causar muerte. A los gobiernos del imperio hace tiempo se le evaporaron las esencias, pero lo peor es que aun tienen aliados que los apoyan en el camino a la Tercera Guerra Mundial, donde vuelven a aparecer los enigmáticos episodios de aviones cayendo, las poblaciones masacradas, la injerencia en los asuntos internos de otros países, las presiones económicas, la subversión política…agravándose este terrible panorama con el uso intensivo de las nuevas tecnologías, que les permite hacer gala de su cobardía enviando aviones no tripulados. Confío en la resistencia de los buenos, en la valentía de los buenos, en la unidad de los buenos. Rindo sincero homenaje a las víctimas del terrorismo en cualquier lugar del mundo y junto a usted exijo justicia ante el horrendo crimen de Barbados.

  • beltran dijo:

    JUSTICIA….JUSTICIA…JUSTICIA

    Y AUN EL VERDUGO(POSADA CARRILES) Y SUS SECUACES SIGUEN ANDANDO LIBRES EN EL PAIS DE LOS TERRORISTAS(EE.UU)

Se han publicado 15 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Ricardo Alarcón de Quesada

Ricardo Alarcón de Quesada

Doctor en Filosofía y Letras, escritor y político cubano. Fue Embajador ante la ONU y Canciller de Cuba. Presidió durante 20 años la Asamblea Nacional del Poder Popular de Cuba (Parlamento).

Vea también