Imprimir
Inicio » Opinión, Cultura  »

Tenían algo que decir y lo dicen

| 2
Foto: Alejandro Ramírez Anderson.

Silvio Rodríguez en su gira interminable. Foto: Alejandro Ramírez Anderson.

Veo a Santiago Álvarez que aplaude y salta de alegría en su luneta. Acabamos de asistir al estreno del documental de Alejandro Ramírez Anderson. Durante 80 minutos han vuelto sus noticieros y las bandas sonoras con Silvio. Solo han pasado 25 años pero esta noche han regresado sus temas y sus inquietudes por el entorno social.

Durante dos años y en 34 conciertos de Silvio y un pequeño grupo de músicos, Alejandro y su equipo de creadores filmaron doscientas horas y, sin embargo, ninguno de estos datos revela la naturaleza del documental “Canción de Barrio”. Lo primero que sobresale en este filme es que no se trata únicamente de documentar los conciertos, o testimoniar la intensa y auténtica entrega de público y músicos. Tampoco busca evidenciar la capacidad de convocatoria de Silvio con los públicos de la periferia. Nada de eso. “Canción de Barrio” es una excusa para acercarse a un entorno social duro y áspero, nadie se lo imagina pero está ahí y nos emplaza.

Aunque se ligan las intenciones creativas hay una autonomía en los propósitos de Silvio y sus músicos y la expresa claramente: acercarse y cantar a barrios y gentes menos favorecidas, cultivar el espíritu con canciones que fueron creadas en otras circunstancias y que, sin embargo, ahora adquieren una actualidad sobrecogedora.

El equipo de rodaje no evade ese escenario de carencias materiales, al contrario está ahí, pero lo que subrayan es el factor humano y la cámara no se endulza con las texturas que abundan. Sobresale el uso del plano general (PG) que testimonia sin enfatizar. Uno de esos planos captura el momento en que se desata una riña confusa entre mujeres, e interviene la policía, pero la cámara no subraya nada, solo muestra y en este PG podemos descubrir una violencia subyacente. Igual pasa con ese sorprendente momento de un hombre que sostiene la mirada de su perro. ¿Habrá mejor solución fotográfica que esta para apresar el drama de la soledad o de la desesperación?

Que ha vuelto con esplendor el cinema verité o free cinema lo atestiguan las entrevistas directas y esenciales cuando sacan a la luz las causas de unos y otros (quiero decir de Silvio, Niurka, Tony Ávila),  del que nació hace 41 años allí y no ve “la luz al final del túnel”, o de la que protesta por el café mezclado llena de risas y sarcástico humor (también nuestro) o de aquel otro que en medio del público dice que le reclamará a Silvio que no interpretó “… la ciudad se derrumba y yo cantando”.

Hasta este punto se han ido conjugando emoción, reflexión y, sobre todo, información. Todo este universo avanza, trenzando las canciones de Silvio dichas, saboreadas, memorizadas por la gente del barrio, por niños y adolescentes, blancos y negros, de pechos descubiertos y bien torneados, peinados y vestidos a la moda… hasta un clímax: Omara Portuondo y “…la era está pariendo un corazón…”, que nos llama a acudir por cualquier casa, cualquier hombre… como aquella primera vez en que perdíamos al Che.

Ficha técnica

El equipo de realización de la película. Foto: Alejandro Ramírez Anderson.

El equipo de realización de la película en la bodega “El sol de Cuba” mencionada en la canción “El papalote”. Foto: Alejandro Ramírez Anderson.

CANCIÓN DE BARRIO, SILVIO RODRÍGUEZ EN DOS AÑOS DE GIRA INTERMINABLE / Alejandro Ramírez Anderson (80’) Cuba, 2014 / Documental. HD, Colores. En 2010 Silvio Rodríguez se presenta en La Corbata, uno de los barrios más desfavorecidos de La Habana. Era el comienzo de una ruta que lo llevaría al encuentro del pueblo profundo. Cumplidos dos años de recorrido, la experiencia teje el mapa de una Cuba invisible, cuya complejidad revelará apenas la voz de algunos protagonistas. Guion, Dirección y Producción: Alejandro Ramírez Anderson; edición y posproducción: Marcos Louit Ramos; música: Silvio Rodríguez Domínguez; cámaras: Denise Guerra, Jorge Ricardo, Alain López, Marcos Louit, Alejandro Ramírez, Dunieska Castañeda, Mónica Rivero, diseño de banda sonora: Alejandro Lugo.

Silvio Rodríguez y Alejandro Ramírez Anderson, director de "Canción de barrio".

Silvio Rodríguez y Alejandro Ramírez Anderson, director de “Canción de barrio”.

Se han publicado 2 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • ALEMÁN dijo:

    VENDRÁ en el paquete????….quiero ver algo que toque tan HONDOOOOO

  • Adrian dijo:

    Si, seguro alguien lo pirateará, vulnerando todos los derechos de autor, y lo incluirá en el paquete. Y con ello colaborará la inercia de las organizaciones artísticas nuestras que se demoran años en hacer marketing con lo mejor de nuestra cultura.

Se han publicado 2 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Rebeca Chávez

Rebeca Chávez

Cineasta cubana. Una de las más reconocidas documentalistas de su país y directora del largometraje “Ciudad en Rojo”.

Vea también