Imprimir
Inicio » Opinión, Cultura  »

Canción de barrio, este jueves

| 16
Silvio Rodríguez. Concierto en la Plaza de San Francisco de Asís. Foto: Alejandro Ramírez Anderson.

Silvio Rodríguez. Concierto en la Plaza de San Francisco de Asís. Foto: Alejandro Ramírez Anderson.

El jueves se estrena en La Habana el documental Canción de barrio, del realizador Alejandro Ramírez Anderson, quien acompañó con un pequeño equipo de filmación 38 conciertos de Silvio Rodríguez en igual número de barriadas pobres de Cuba.

“No es más de lo mismo”, dice Alejandro, quien reacciona frente a la idea del típico registro de los conciertos con bandas en directo. Silvio Rodríguez forma parte de la educación sentimental de más de una generación urbana en Cuba y en Hispanoamérica, y cada una de sus presentaciones son un fenómeno de masas, pero “en Canción de barrio el primer plano está en las causas que motivaron esta gira por los lugares más deteriorados de la Isla”.

En medio de un cambio de reglas de juego en la economía cubana donde a veces pareciera que lo único importante es el dinero contante y sonante, la filosofía de llevar la cultura a la puerta de los más necesitados sin costo alguno para el público, es el leitmotiv de estos conciertos de Silvio Rodríguez, que han seguido a otros que hizo en las prisiones del país y antes, en las principales plazas de Cuba, que él llamó “Gira por la Patria”.

La actual temporada dura ya cuatro años. El documental registra los dos primeros y Alejandro trabaja en una segunda parte, y probablemente habrá una tercera. Silvio ha llamado a esta “la gira interminable” que no transcurre “en soledad”, pues intervienen habitualmente algunos de los intérpretes más famosos de la Isla, “sin protocolos, sin salones VIP, sin balcones exclusivos, sin presidencias”.  La tarima de los músicos funciona en realidad como si se plantaran una silla y una guitarra en la sala de las casas más precarias de la nación, al pie de calles muchas veces sin asfaltar y sin alcantarillado,  entre las tendederas de ropa y el olor de los frijoles que se cocinan en la tarde, cuando cae el sol, horario habitual de estos conciertos.

Ese es el contexto del primer largometraje de Alejandro,  mexicano de nacimiento, cubano por adopción y guatemalteco por sus raíces y su militancia –es el hijo del desaparecido Comandante Rolando Morán, líder del Ejército Guerrillero de los Pobres (EGP).  Su filmografía anterior es coherente con lo que expone en su nueva película: la lucha por la sobrevivencia, la dignidad de los más humildes, la pelea cotidiana frente a las carencias materiales,  la voz popular que expone la atención (o desatención) de las instituciones en asuntos de primera necesidad física y espiritual de la gente.

Por eso la estética elegida. “Canción de barrio es lenguaje documental puro y duro. Ahí no hay una luz puesta en función de la cámara; no hay atrezos, ni maquillaje; no hay una sola secuencia preparada de antemano”, admite Alejandro. A la manera de Rossellini, “las cosas están ahí, ¿para qué manipularlas?” .

Como realizador admite que lo que más le ha impactado es descubrir que “la poesía de Silvio está en el imaginario del pueblo. Habitualmente uno relaciona sus canciones con los medios universitarios, con los espacios de la izquierda latinoamericana. De pronto ver a una señora con rulos en la puerta de su casa cantando ‘La Era está pariendo un corazón’ sin contener sus lágrimas, eso te dice mucho”.

El documental, que tendrá su premier en la Cinemateca de Cuba, en La Habana, se presenta en medio de un debate sobre el destino de los Estudios Abdala, fundado con los auspicios de Silvio Rodríguez y el apoyo del líder de la Revolución, Fidel Castro, en 1998. Al denunciar que los estudios de grabación habían sufrido un segundo corte de electricidad “por falta de pago” mientras los músicos estaban trabajando,  Silvio no se anduvo por las ramas para decir que la institución era rehén de la burocracia y Abdala “agoniza con la complacencia de muchos funcionarios… Parece ‘un plan del enemigo’, pero no es la CIA”, añadió.

Al redactar esta nota, el cantautor compartía detalles de una reunión que sostuvo este lunes con las autoridades y que catalogó de “muy satisfactoria”: “Aporté los elementos que tengo y mis ideas al respecto. Se va a hacer un análisis de la situación de los Estudios y se tomarán las medidas que en su caso correspondan. Empezando por acabar de definir dónde están y hacia dónde se dirigen. Estoy optimista y agradezco mucho mucho (pero mucho) todas las muestras de apoyo y solidaridad con los estudios Abdala y con la Cuba que los construyó y los defiende.”

Trailers del documental “Canción de barrio”

(Tomado de La Jornada)

Se han publicado 16 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • antonio rodrigo dijo:

    Apoyo total a los estudios Abdala y a lo que significa. Ánimo Silvio, así se hace Revolución.

  • Letyve dijo:

    Solo espero que los medios de comunicación recuerden que los cubanos de esos poblados no visitan el Yara ni el cine Chaplin espero el reportaje ocupe un espacio que pueda ser disfutado por todos tal y como lo hizo Silvio con su música.

    • agk dijo:

      muy pero muy poco probable que ese documental sea visto por la tv……

  • elpidio dijo:

    Muy bien RM por tu artículo. Ya hacía falta que Cubadebate dijera algo de lo que está aconteciendo con los estudios Abdala. Me voy el jueves a la Cinemateca para disfrutar de la Canción de Barrio, y en apoyo simbólico a Silvio y los estudios Abdala.

  • lili dijo:

    Creo que es la primera vez que leo “barriadas pobres de Cuba” en un medio de prensa cubano, lo regular es referirse a barrios marginales. A Silvio le digo que en muchas ocasiones podemos pensar que “el enemigo” es quien dicta y troncha sueños reales.Hay muchos artistas de provincias y municipios que visitan esos lugares, que suben a un transporte colectivo dígase carretón 8 kilómetros para contarles cuentos a los niños, pero es una programación esporádica. Se puede hacer mucho más.Que tenga la suerte de ser escuchado, seguro que sí. gracias por todo lo que nos ha dado.

    • Rosa Miriam dijo:

      Gracias, Lili por su comentario. No es la primera vez que utilizamos esa expresión en la prensa cubana -me consta, llevo más de 20 años en ella-, y pobre es mejor que el eufemismo “periférico” o el peyorativo “marginal”. No nos avergüenza decir que Cuba es un país pobre. La pobreza no está reñida con la dignidad. No me olvido nunca de algo que me comentó una vez Cintio Vitier: la palabra más amada de Martí era “decoro”, que quiere decir “nivel mínimo de calidad de vida para que la dignidad de alguien no sufra menoscabo”. Por cierto, Fina, su viuda, tiene un poema hermosísimo dedicado a la foto de Martí en Jamaica, aquella que tiene los yerbajos detrás y cuyo último verso dice: “Toco palabra pobre”. No le temamos a las palabras. Y sí, concuerdo con usted, se puede hacer mucho más. Y hay que hacerlo, para que la pobreza no nos convierta en miserables, o peor, en andrajosos millonarios. Saludos, Rosa Miriam

      pd: Los últimos versos del poema de Fina: “Su traje me conmueve / como una oscura música / que no comprendo bien. / Toco palabra pobre”.

      • Letyve dijo:

        Estimada Rosa Mirian muchas gracias por las frases de Martí sobre la pobreza realmente son vitaminas para el alma pero con todo respeto y soy asidua lectora de la prensa estoy de acuerdo en que es la primera vez que se utiliza la palabra pobre para abordar la caracteristica de un barrio cubano en nuestra prensa.Aún así estamos concientes de que existen y muchos “No porque se tapen la vista de la luz el sol deja de brillar”.

      • juana rosales dijo:

        Gracias Rosa Miriam por el artículo y el comentario.
        Por favor si pudiera influir para que trasmitan este documental en la TV cubana…en la Mesa redonda.

  • mario dijo:

    hace falta que pongan ese documental en la televisión cubana, en la mesa redonda por ejemplo; hace falta que otros artistas hagan lo mismo, pues de lo contrario no pasa nada, las penurias cotidianas harán olvidar, el concierto, la poesía y la emoción

  • Sergio dijo:

    EFE
    LA HABANA — El cantautor cubano Silvio Rodríguez denunció que el estudio de grabaciones musicales Abdala, creado por su iniciativa en La Habana en 1998, “agoniza” ante trabas burocráticas y la inoperancia de funcionarios, y culpó directamente al Ministerio de Cultura de la isla.

    “Abdala, que fue un proyecto aprobado y supervisado por el Comandante en Jefe Fidel Castro, agoniza con la complacencia de muchos funcionarios que conocen su situación y no hacen nada”, publicó Rodríguez en la última entrada de su blog personal Segunda Cita.

    El fundador de la llamada “Nueva Trova” cubana afirmó que algunos de esos funcionarios del sector cultural “nunca perdonaron la existencia de Abdala”, un proyecto construido con financiamiento del Estado cubano y del propio Rodríguez, y que desde su inauguración hace 16 años se convirtió en estudio líder de la isla.

    “En vez de ver a estos estudios como un aporte a la Cultura, sintieron que se hacían para poner en evidencia su incompetencia. Los que piensan así no son músicos, y si alguno lo fue dejó de razonar como tal”, consideró.

    El estudio -gestionado en los últimos años por la corporación estatal Cimex- se encuentra sin electricidad por falta de pago, pero no puede abonar esas facturas “porque desde hace ocho meses está en proceso de traslado al Ministerio de Cultura, trámite que no acaba de concretarse por razones ignotas”, explicó Rodríguez.

    “Hace unos días un viceministro de cultura dijo que no puede pagar la deuda eléctrica de Abdala porque las empresas deben pagar sus propias deudas”, dijo.

    El músico señala que los estudios han tenido que parar sus labores a pesar de contar con contratos “que pueden reportarle a nuestro país unos cuantos miles”.

    “Abdala no podrá aportarlos por esta situación. Tampoco podrá pagar sus deudas y, por supuesto, seguirá deteriorándose como empresa”, subrayó.

    “Parece ‘un plan del enemigo’, pero no es la CIA”, añadió.

    Rodríguez precisó que el asunto de Abdala “ha pasado por las manos ya de tres ministros de Cultura” y consideró que “lo que no hay es voluntad”.

    “Llevo mucho tocando puertas que no se abren y hablando a oídos que no escuchan. No crean que no siento vergüenza de confesar esto públicamente. Pero más vergüenza me va a dar cuando vea los estudios en ruinas”, apuntó.

  • RODOLFO VALDES dijo:

    APOYO TOTAL A SILVIO,HAY QUE AYUDAR A ESOS BARRIOS,PARA QUE LA REVOLUCION LES LLEGUE,QUE MEJOR PLAN DE REMODELACION DE ESOS BARRIOS,TODO EL MUNDO PUEDE HACER UN APORTE DE LOS ORGANISMOS ESTATALES.ES VERDAD QUE ELLOS NO VAN A UN GRAN TEATRO.
    PORQUE LOS PINTORES NO MUESTRAN SUS TRABAJOS,ESAS BUENAS ORGUETAS NO HACEN UN BAILABLE UNA VEZ AL ANO.PORQUE ESOS REGUETONEROS “MILLONARIOS” NO DESCARGAN UNA VEZ AL ANO,UN SABADO DE LA RUMBA ES TREMENDO REGALO,GRACIAS SILVIO POR TU EJEMPLO

  • josefina dijo:

    Pensé que era la única en sorprenderse con el uso de la palabra “pobre” en este artículo pero me agradó ser la tercera o cuarta entre los que comentaron. Durante muchos años y la periodista que lo hace desde hace 20 o más, el término estuvo apartado, olvidado y por qué no, prohibida su expresión pública.
    Sería muy bueno conocer de esos compatriotas que residen en los barrios que visita Silvio, cuántos son pobres de espíritu que es la pobreza mayor, cuántos mantienen su decoro y dignidad por encima de la pobreza material, carencias que abundan en los que ahora designan en nuestro país, como “nuevos ricos o millonarios”. Agradezco el artículo.

  • Reinier dijo:

    Apoyo total a la causa por los estudios Abdala.

    Con respecto a la utilización del término ¨barrios pobres¨, estoy de acuerdo que en muy poquísimas ocasiones se utiliza en nuestra prensa, y no debería dar verguenza a los periodistas. La esencia de la presencia de Silvio en esos lugares ha despertado interés por resolver muchos de los problemas que en llos existen, a veces a causa de la burocracia.

    Ahí está el caso de Abdala, le cortaron la luz. En cuánto de esos barrios pobres tienen que cometer ilegalidades para poder alumbrarse.

    Ojalá seamos un tilín mejores…

  • agk dijo:

    amo a mi pais y sigo aquí empezinado en hacer por el, pero duele, duele tanto verlo así, intento ser optimista pero miro y miro y el horizonte descolorido se derrumba como las ruinas de mi ciudad.

  • Luis Alberto Rubio Naranjo dijo:

    Tremenda sorpresa le deparan a uno en la Vida, la vieja fue con el viejo a un concierto de Silvio en el Parque Trillo, en Centro Habana y las cámaras la captaron y quedo como centro del Spot…es pura casualidad porque no conozco a nadie en el ICRT…es pura y gratificante casualidad….GRACIAS CUBADEBATE….por darme la posibilidad de ver la vieja desde otras tierras donde cumplo mi deber como revolucionario cubano.

  • Sembrando Conciencia dijo:

    Sobre este tema, el lunes 22 fui a casa de un gran amigo a celebrar el cumple de mi hija, porque ella estaba por Pinar del Río pero igual yo quería celebrarlo. Allí me encontré con un señor que piensa como yo, a favor de nuestra Revolución( que muchos critican destructivamente), porque los que la quieren la defienden de muchas maneras como Silvio, y hacen cosas como, por ejemplo, esos conciertos para el pueblo y componen canciones tan hermosas y tan sensibles que nunca pasaran de moda y que han sembrado amor a Cuba y a la Revolución por todo el mundo. Bueno, ese señor tenía un disco con muchas canciones de Silvio y Pablo y terminamos cantando y escuchando muchas de ellas, en aquella pequeña fiesta familiar. Es por eso que felicito a Silvio y a su equipo por este proyecto, que debe llegar a cada lugar de Cuba, como una manera mas de llevar la cultura, las ideas, la alegría y espero que la nueva trova rescate su lugar en la música y en la cultura cubana, como una manera mas de preservar el sentido de pertenencia a nuestra patria, sobre todo en las nuevas generaciones.
    Gracias Silvio por tu música, he estado en dos de estos conciertos y ha sido maravilloso, espero que los estudios Abdala tengan todo el apoyo que se merecen pues son también un bastión de nuestra cultura.

Se han publicado 16 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Rosa Miriam Elizalde

Rosa Miriam Elizalde

Periodista cubana y editora del sitio Cubadebate. Es Doctora en Ciencias de la Comunicación y autora o coautora de los libros “Antes de que se me olvide”, “Jineteros en La Habana”, “Clic Internet” y “Chávez Nuestro”, entre otros. En twitter: @elizalderosa

Vea también