Imprimir
Inicio » Opinión, Cultura  »

La profecía de Los Van Van

| 10

El concierto hizo historia. Fue el primer concierto de Los Van Van, aparentemente sin Juan Formell. Y digo aparente, porque Juan estuvo todo el tiempo presente en una larga noche de El Sauce, escenario escogido por la popular orquesta para pasar por una experiencia inevitable que ya no podía dejarse para otro momento.

Como siempre ha sido, en el escenario se conservó el paradigmático micrófono, que de solo verlo se sabe que de un momento a otro el maestro se le acercará para comenzar a tocar su  clásico contrabajo, que también estaba allí como esperándolo.

Por su parte, el actor Luis Alberto García, uno de los directores artísticos de este centro cultural de Artex junto al trovador Frank Delgado, tuvo a su cargo una presentación que no podía ser más emotiva al lo mismo bautizar una nueva sala de concierto de El Sauce con el nombre del eterno director de la orquesta como confesar que para él Juanito tenía que estar en algún lugar jugando dominó junto a Santiago Feliú, Sonia Silvestre y Cheo Feliciano, mientras miraba como iban los preparativos para iniciar el concierto o pedirle nada menos que a los inquietos vanvaneros, 30 segundos de silencio en honor a Formell, gesto que fue acatado con el mayor respeto por todos, pero una vez terminado el tiempo, comenzó la apoteosis.

Nadie me dejará mentir, si los vocalistas Robertón, Yeni, el Lele y Mandi,  parecían que cantaban como si fuera el último día de su estancia en la orquesta, con apasionadas improvisaciones que solo nos salen cuando uno no encuentra que hacer para decirle a un ser querido que siempre lo tendremos en nuestros corazones. Pero todo este esfuerzo como fueron las sentidas palabras de Luis Alberto o el exaltado entusiasmo de los miembros de Van Van a la hora de interpretar los clásicos de su repertorio, se hubiera quedado solo en las buenas intenciones sino fuera por la extraordinaria disposición de la gente para gozar con la música de su querida orquesta.

En pocas ocasiones, he palpado ese sentido de la mayor armonía entre lo que hace una orquesta y la reacción del publico. Todos parecíamos uno, lo mismo levantando las manos cuando no los pedían que entregándole aplausos a Juan o dando vivas a Cuba lo mismo que a Los Van Van. Si bien es cierto que casi no se podía caminar por la cantidad de personas que fuimos convocadas a esta alegre ceremonia de tributo al hermano, nadie se molestaba por si era empujado o pisado.

Existía una razón mayor, disfrutar con esa música, como siempre lo quiso el maestro Juan Formell. Aunque la emoción nos hace decir cosas como si fueran nuevas, entre las tantas ideas que expresó Luis Alberto, dijo que iba a proponer a Los Van Van como patrimonio nacional. ¿Pero es que acaso no lo son desde hace rato, nos preguntamos nosotros o es que esa euforia manifiesta a modo de laboratorio en el pequeñito patio de El Sauce, no es una certera muestra de lo que todo el pueblo cubano lo sentirá como su primera vez sin Juan donde quiera que se presenten porque se trata de Los Van Van de Juan Formell? Perdón, ya no son Los Van Van. De ahora en adelante, cada vez que se hable de semejante agrupación, hay que decirlo como toca: Juan Formell y Los Van Van.

Confirmación clara y precisa para quienes se inquietan por los rumbos inequívocos que pudiera tomar la orquesta. Sabio no solo como músico sino como previsor del mantenimiento necesario para que la maquinaria no se detenga, Juan cada vez compartía más las responsabilidades dentro de la orquesta para ir preparando, paulatinamente, el terreno adecuado, para entre otras cosas, dedicarse a hacer música para cine, por ejemplo. El destino determinó otra cosa, pero él sabía que entre las funciones de un buen director, no estaban solo las de tomar decisiones en el momento preciso sino también la de crear la escuela de un sonido que funcionara como tal con la misma eficiencia de un sistema.

Con músicos del rango profesional de los que conforman esta plantilla de altura, no hay espacio para el invento. Aquí todo el mundo sabe lo que tiene que hacer porque son los muchachos de Formell además porque permanecen entre estos Samuel y Juan Carlos Formell quienes velarán por que no se extravié la profecía de que siempre habrá Van Van aunque se trate de uno solo. Así sea.

(Tomado de Cubarte)

Se han publicado 10 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • horacio dijo:

    bueno y buenas una vez mas parece de ser yo el primero en dar mi humilde oipinion de lo escrito para pro por JUAN FORMELL Y LOS VAN VAN , SI , COMO DICE EL QUE SE DICE EL DIFUNTO , SI , NO SE PODRA DESVIRTUAL SU MUSICA , ESTILO NI NADA POR NADIE , POR NINGUN ROMANTICO IMPERARIVO , DE MODA U NO A CAMBIAR ESE MODOD , ESE SELLO DE LOS VAN VAN , QUE HAN DE SEGUIR SIENDO JUAN FORMELL Y LOS VAN VAN . HAY Y HABRA VAN VAN PA’ RATO, COMO DICE ROBERTON , VAN VAN PA’ RATO.

  • RAULITO dijo:

    !!!QUE VIVA LA MUSICA CUBANA!!!, !!!QUE VIVA EL MAESTRO JUANITO FORMELL!!!, !!!OJALÁ HUBIERA TENIDO LA OPORTUNIDAD DE ESTAR PRESENTE EN ESE CONCIERTO!!!, !!!OJALÁ PUDIERA TENERLO GRABADO!!!, PARA CONSERVARLO SIEMPRE EN MI VIDEOTECA. DE TODOS MODOS ESTOY SEGURO QUE HAY VAN VAN PA´ RATO.

  • CARMEN LA VANVANERA dijo:

    Que bueno haber podido estar ahi pero por favor Guille Vilar que podemos hacer las provincias para poder ver esta Memorable actuacion no podra ser retrasmitida por la TV o promulgada por disco o pirateada como muchos otros conciertos q se realizan la forma no importa pero recuerden que VAN VAN Y SU MAESTRO son de Cuba y el Mundo queremos ser participes de sus alegrias y tristezas ,tengo todo lo que he podido recopilar atravez de estos años de la musica del maestro Formell algunos de forma licita y la mayoria ilicita se que esto no le importaria al maestro como fue es y sera un hombre de pueblo casi seguro reira al ver este comentario. FORMELL VIVES EN NUESTROS CORAZONES .

  • olgarita dijo:

    muy lindo el articulo, solo pido que la TV lo haya grabado y lo pongan para poder verlo todos

  • jos dijo:

    van van ritmo que acompaña al cubano en cada dia mezcla de la clave el quinto y el tres mas dos

  • MENEJÍAS dijo:

    y Juan Carlos Formell esta con la agrupación

    • Clemente dijo:

      Juan Carlos es bajista como el padre. Es mayor en edad que Samuell.

  • Duncan dijo:

    Gille Formel esta en la sangre da cada uno de los cubanos

  • ISA dijo:

    Duncan, te quedaste corto, yo digo que Juanito está en los cromosomas de cada uno de los cubanos!!!!!

  • Clemente dijo:

    Guille: Gracias, muchas gracias por tu crónica. ¿Habrán grabado esa presentación? Aunque no haya sido con todo el rigor requerido para radio-difundirla, ¿alguien podrá tenerla? Si me dieras un indicio de cómo y mediante quién copiarla???

Se han publicado 10 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Guille Vilar

Guille Vilar

Reconocido comunicador de la prensa escrita, radial y televisiva cubanas. Fundador y director de A Capella, programa de televisión.

Vea también