Imprimir
Inicio » Opinión, Cultura  »

Amigas: Nada más

En este artículo: Cuba, Cultura, Lizt Alfonso, Música
| 5

amigas
Entre los tantos preceptos expuestos por Leo Brouwer, hay uno genial en donde el maestro asegura que si estuviéramos 48 horas seguidas sin música, sucedería una catástrofe mundial. Por supuesto, Brouwer se refiere a la música valorada como manifestación artística cotidiana de singular impacto espiritual en el conglomerado social de nuestros días porque lamentablemente, existe otro tipo de música que al contrario, rogamos por no tener que escucharla durante muchas horas.

Así las cosas, en estos momentos es tal la diversidad que existe entre las diferentes manifestaciones de la música popular contemporánea, que cada vez resulta más difícil ser condescendiente con aquellas expresiones que se apoyan en la música, pero tienen muy poco de arte. Ya no tiene sentido hablar de las preferencias normales de un género por otro entre los individuos porque maquiavélicos mecanismos de marketing como que han hipnotizado a sus victimas al hacerles creer que cada nuevo pseudo cantante que aparece en el mercado, las tiene todas consigo para ser avalado por sus enajenados admiradores.

Al igual que las telenovelas marcadas por el predominio de los intereses banales del mercado, hay un tipo de canción donde francamente uno se pregunta como es posible que se graben tantas canciones de esta misma cuerda, piezas que si tanto por su estructura morfológica como por el texto de sus letras en cuestión, no nos dicen nada de nada, del mismo modo que ni mucho menos se trata del desempeño de interpretes convincentes.

Al igual que los centenares de elefantitos de madera que podemos encontrar en una feria, hechos en serie, todos absolutamente parecidos, hoy en día abundan muchísimos interpretes insípidos, todos cortados por el mismo patrón de simulación artística, que si no permanecen encadenados al anonimato para la eternidad, es por la gentileza de  programas de radio o de televisión, donde a partir del ilusorio manejo de las cifras relacionadas con la ventas de discos, pretenden hacernos creer que se trata de músicos importantes.

Por eso, entre tantas otras razones, el dancing hall Amigas de Lizt Alfonso Dance Cuba, representa un espectáculo que pone en su lugar, todo este complejo cuestionamiento del valor del arte. A partir de una idea original y coreografías de la propia Lizt Alfonso, en Amigas se aborda lo que sería la realización de un programa de televisión dedicado a reflejar la historia de un popular trío vocal femenino que a partir del interactivo dialogo de las cantantes con sus respectivas dobles como bailarinas, nos adentramos en una especie de conferencia magistral sobre las exigencias que acompañan al hecho artístico como  tal. De solo mencionar el nombre de Lizt Alfonso, ya significa evocar el hechizo de una increíble perfectibilidad creativa en el baile, alcanzada por medio de una rigurosa concepción del fin añorado. De las 11 escenas que conforman los dos actos correspondientes, todas se pudieran resumir en la continua presencia de la sorpresa como consecuencia de las magnificencias que distinguen a las imaginativas coreografías desplegadas y al alto rango profesional de los bailarines de ambos sexos.

En cuanto a las inevitables comparaciones  que nos vienen a la mente en relación con pretensiones parecidas a cargo de otros cuerpos de baile, nunca se puede aceptar como excusa el peso del accionar cotidiano, para encubrir las  ineficiencias de fallidos espectáculos. Aunque muchos ni siquiera se den cuenta, cuando se incursiona en el terreno del arte, independientemente de la manifestación que sea, solo hay un lenguaje válido, que es el de las excelencias. Y en el caso que nos ocupa, no existe mayor confirmación de la voluntad por recorrer el camino escogido, que los aplausos cerrados en  el City Center de Nueva York, en el Teatro Nacional de Qatar o en el Karl Marx, el coloso capitalino.

Otro tanto ocurre con el grupo musical del Lizt Alfonso Dance Cuba, cuyo nivel interpretativo no es menor cualitativamente que el del desarrollo argumental del baile, al ejecutar lo mismo un bolero o un cha cha cha que un rock and roll, pero siempre con la distinción de un gusto exquisito. Sin embargo, otro argumento a favor de la maestría de una alquimista del talento como Lizt Alfonso, es la acertada selección de las vocalistas para asumir los personajes de  Mercedes, Caridad y Regla respectivamente. Si bien se cuenta con un repertorio de altura, conformado por composiciones de Juan Formell, Cesar Portillo de la Luz o de Amaury Pérez entre otros, la capacidad de convencernos en la entrega de cada pieza cantada, es decisiva para el éxito del musical Amigas. El hecho de que cantantes como Sory, Yaima Sáez, Niurka Reyes y Geidy Chapman tenga cada cual sus propias carreras, no implica que su participación en esta obra, no les haya ampliado considerablemente su perspectiva de la profesión. Como se sabe, cantar es mucho, pero mucho más que nacer con determinadas condiciones naturales para ejercer semejante vocación o incluso más que contar con una adecuada preparación académica. Cualquiera de las cuatro vocalistas mencionadas, ha sido impactada por el eficiente dominio de la verdad artística que se les reclama expresar en esa escuela de la vida que es la Lizt Alfonso Dance Cuba. Si sencillamente impresionantes resultan sus versiones de clásicos de nuestra música por la emotividad alcanzada, los respectivos trabajos posteriores de dichas cantantes, están garantizados al haber transcurrido por la necesaria experiencia de búsqueda de la autenticidad.

Lo que a veces cuesta largas horas de debates teóricos en torno a cómo promover lo verdaderamente valioso en el contexto del arte por nuestros medios, de solo asistir al teatro para disfrutar del espectáculo Amigas, nos percatamos de inmediato del real significado de bailar del mismo modo de lo que justamente significa cantar.

En ese preciso momento, de cuando una vez acabada la función, se sale del teatro, no cabe otra reflexión que la de haber sido testigo de una confirmación concreta y precisa  de los esfuerzos por parte de quienes aspiramos la presencia del arte cubano al nivel alcanzado en el dancing hall Amigas del Lizt Alfonso Dance Cuba. Nada más.

(Tomado de Cubarte)

Se han publicado 5 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • noelvis dijo:

    Saludos
    Seré breve en mi comentario sobre este artículo “SIMPLEMENTE GENIAL”. del 2do. al 4to párrafo, deberían leerlo unos cuantos millones de cubanos que carecen de “oreja” para la música, que cuando escuchan canciones donde dicen …”tu eres una loca”, “yo soy el macho que necesitas”, “pinoche te están cazando pa hacerte un 8″…y cosas por ele stilo, pues se hipnoptizan como serpiente a una flauta.
    Si se hiciera un filtro de música, me sobrarían dedos de las 2 manos para contar las agrupaciones que sobrevivieran, !!!QUE FALTA HACE ESE FILTRO!!!

  • Fredy dijo:

    Excelente material, felicitaciones al Guile por sus comentarios y elogios a un espectáculo de alta calidad.

  • Virgen dijo:

    Estos son lo eventos musicales que la televisión cubana debe tomar en consideración para que sean vistos en toda Cuba

  • caridad.fabregas dijo:

    Felicidades a ese hermoso colectivo que ha regalado un espectáculo de lujo al mundo. Sin palabras.Como dice el comentario solo mencionar el nombre Lizt Alfonso es volar lejos y transportarse a lo fascinante e inigualable de su mundo. Gracias a ese ángel que ella tiene tras el que hemos tenido el privilegio de disfrutar los que la admiramos. Gracias maestra, que Dios te bendiga y te de todas sus bendiciones para seguir disfrutando de tu ángel.

  • Maria Cristina dijo:

    Nada mas felicitar a esa compañia maravillosa por sus actuaciones y sobretodo por dejar bien alto el arte cubano tan falta de eso, de calidad que Dios los acompañe siempre a seguir adelante derrochando arte de calidad y refinamiento a la vez de encantar al publico

Se han publicado 5 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Guille Vilar

Guille Vilar

Reconocido comunicador de la prensa escrita, radial y televisiva cubanas. Fundador y director de A Capella, programa de televisión.

Vea también