Inicio » Opinión, Política  »

Continuidad y renovación en la Revolución Cubana

24 febrero 2013 | 11
Foto: Ismael Francisco/Cubadebate.

Foto: Ismael Francisco/Cubadebate.

Pocas veces una fecha significó tanto. Exactamente 118 años después del reinicio de la Guerra Necesaria, la que organizó y condujo desde el Partido Revolucionario cubano, José Martí, uniendo a los veteranos y a los pinos nuevos, tras el objetivo no conseguido entonces de hacer libre e independiente a la nación, este 24 de febrero de 2013, la llamada generación histórica hizo trascendente la misma fecha, con un paso que Raúl Castro – Presidente reelecto con el 100 por ciento de los votos del nuevo parlamento cubano- calificó como “definitorio en la configuración de la dirección futura del país mediante la transferencia paulatina y ordenada a las nuevas generaciones de los principales cargos”.

Fue en una jornada marcada por hechos simbólicos y trascendentes y cargada de emociones, la primera cuando a las 9 y 58 de la mañana el líder histórico de la Revolución, Fidel Castro, hizo su entrada en la sala plenaria del Palacio de Convenciones, junto a Raúl, su hermano de sangre y de luchas. Diputados e invitados reverenciaron a la historia al ovacionarlos de pie durante varios minutos.

Tras la tradicional instalación de la Asamblea y el juramento de los 606 diputados presentes de los 612 elegidos, la Comisión de Candidaturas presentó la propuesta de nuevo presidente y de ratificación de la vicepresidenta y la secretaria.

Por primera vez en la historia legislativa cubana, un negro, un hombre cuyo primer oficio fue cortador de caña, que se hizo profesional de la Economía entre demandantes tareas revolucionarias, preside el máximo órgano del Estado y a su lado, coinciden dos mujeres en los cargos que completan la presidencia.

El primer acto del flamante presidente de la Asamblea, tras agradecer la confianza y convocar a los diputados a acompañarlo en el desafío de impulsar el cumplimiento de los lineamientos que marcan al rumbo de la nación, fue darle la palabra al diputado Fidel Castro.

En su discurso, tan breve como profundo, Fidel habló de “la escuela política más eficiente que ha tenido nunca un país”, esa que abrió sus puertas hace más de 50 años y de la que todos “hemos sido alumnos”. Recorrió en segundos la intensa historia de la Revolución y del mundo en los últimos decenios, elogió la vocación internacionalista del pueblo que con apenas 7 millones de habitantes al triunfo de 1959, ha llevado a más 800 000 personas a cumplir abnegadas misiones en todo el mundo y terminó complacido de “rendir tributo al que sembró en los jóvenes las primeras semillas del deber.”

EL MOMENTO DEL CAMBIO

Raúl lo dijo con su estilo directo y franco: “llegó el momento del cambio”. Y lo ilustró de la mejor manera posible, al contar en un intercambio con los diputados que al analizarse la necesidad de abrir paso a las nuevas generaciones en la dirección del país, José Ramón Machado Ventura puso a disposición su cargo como primer vicepresidente y él mismo propuso a Díaz Canel para ocuparlo.

De amistad y compañerismo basado en principios, habló el General de Ejército, refiriéndose a Machado y a Abelardo Colomé Ibarra (Furry), quien también renunció a la vicepresidencia que ocupó hasta esta fecha. Y con admiración y respeto de camaradas habló al resumir méritos más y menos conocidos de ambos, desde los días de combate en la clandestinidad y en la Sierra, pasando por actos fundacionales, de hospitales y otras obras sociales uno, de organismos de defensa y de misiones especiales el otro.

Al final, en su discurso de cierre de la histórica sesión, Raúl sintetizaría esencias y lecciones refiriéndose a ambos: “La actitud de Machado Ventura y Colomé Ibarra –dijo- no es casual ni debe sorprender a nadie, es una demostración concreta de su genuina fibra revolucionaria, en la que no hay cabida a la vanidad y el interés personal, ni mucho menos el aferramiento a cargo alguno. Esa es la esencia de la generación fundadora de esta Revolución. Así actuó Fidel hace cinco años, dando un ejemplo enaltecedor. Así confiamos que también sean las nuevas generaciones”.

Más del 60 por ciento de la Asamblea está compuesto por las generaciones que nacieron después de 1959. Y no es un dato menor que un hombre que nacería un año después del triunfo de la Revolución sea el nuevo Primer Vicepresidente del Consejo de Estado y de Ministros. Pero no por mérito generacional se le ha elegido. Raúl fue claro al advertir que Díaz Canel “no es un advenedizo ni un improvisado” y citar su trayectoria de casi 30 años de servicio revolucionario desde la base.

Tampoco se debe al azar la confirmación de dos mujeres vicepresidentas y un líder obrero en ese cargo. La Revolución, que por siempre deberá seguir siendo “de los humildes, con los humildes y para los humildes” y que jamás permitirá que se soslaye al pueblo como fuente de soberanía, dio pasos trascendentes este domingo 24 de febrero, como sus padres fundadores hace 118 años, para seguir siendo ese hecho absolutamente radical, capaz de cambiar todo lo que deba ser cambiado…

Que también es preciso tomar en toda su trascendencia la decisión de Raúl de cerrar sus palabras con el concepto de Fidel sobre REVOLUCIÓN, una palabra que en sí misma es la historia nuestra. Seguramente por eso su invitación a todas las generaciones de patriotas y revolucionarios cubanos para que “esta magistral definición (nos) sirva para siempre de guía”.

Se han publicado 11 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • OMAR CRESPO PÉREZ dijo:

    TODO DIRIGENTE SUCESIVO TIENE QUE TENER COMO DOCTRINA, EL CONCEPTO DE REVOLUCIÓN DADO POR FIDEL. APARATARSE DEL MISMO, SERÍA APARTARNOS DEL SOCIALISMO, ENTONCES SERÍA EL CRIMEN MÁS GRANDE QUE SE PUDIERA COMETER CONTRA EL PUEBLO DE CUBA.

  • Linda dijo:

    Creo que Ricardo Alarcón también merece un reconocimiento. Con su presidencia el Parlamento cubano elevó considerablemente su reconocimiento internacional.Es un ejemplo de político e intelectual revolucionario, fiel a la causa del Socialismo y a la dirección histórica de la Revolución cubana. Además, Alarcón se ha consagrado a la batalla legal por la liberación de los cinco antiterroristas cubanos injustamente condenados en EE.UU.

  • Leonardo Barreras Capote dijo:

    Excelente relato de lo acontecido ayer. Solo no entiendo que no se hiciera una despedida justa de Ricardo Alarcón, quien dedicó muchos años de su vida a esta forma de gobierno y en la lucha por la libertad de los cinco. Creo que se debe hacer aclaración al respecto. Saludos a la periodista y a CD!

  • abelboca dijo:

    Esto de continuidad es un tema muy escabroso. Todos los cubanos, revolucionarios como yo y menos revolucionarios como otros que sólo piensan en sí mismos tenemos múltiples opiniones sobre este tema. La palabra y la acción deben ir juntas. La renovación meditada y continua debe ser constante. No hay que esperar a que alguien dimita de su alto cargo por considerarse viejo o incapaz de ejercerlo bajo las dificílisimas condiciones actuales de cambios profundos. Siempre debe haber alguien (o “alguienes”) que le digan a ese cuadro: “Hasta aquí llegaste, no eres capaz de seguir”. Esto es lo que falta: No dejar al libre albedrío la renuncia de un dirigente. Y de estos todavía hay muchísimos en este país, que pregonan y defienden los cambios pero son incapaces de hacerlos en su marco de acción. Son “defensores virtuales” de los cambios, pero de ahí son INCAPACES DE PASAR, y se enmascaran en la neo-burocracia de los cambios que es ENORME. Y así pasa el tiempo, siguen montados “sobre la montura” de su cargo, su Lada, sus privilegios y no pasa nada. Esto es lo que hay que acabar de resolver a todos los niveles en nuestro país. Y esto no puede ser “sin prisa pero sin pausa”, esto hay que hacerlo YA. Sacar a los incapaces (no esperar a que ellos sean los que dimitan) y colocar a los más capaces en todos los cargos de dirección del gobierno, el estado y nuestras empresas. Hay de sobra personal calificado para ACELERAR esto, personal joven, instruido, probado. Confiemos AÚN MUCHO MAS en la juventud y el relevo de verdad estará garantizado más temprano que tarde. Si no nos apuramos en esto, compañeros, y esperamos “sin prisa” a que por sí mismos esos jóvenes ocupen el lugar que ya hoy les corresponde, estos jóvenes se harán viejos y no nos servirán para lo que queremos: DINAMIZAR el reordenamiento económico, y elevar el nivel de vida de la población que es el OBJETIVO PRINCIPAL de nuestra sociead socialista.

  • yo dijo:

    Este artículo recoge, en esencia, el sentimiento y las sensaciones que sentimos los que estabamos en el palacio, gracias Arleen por la maestría con que lo haces.

  • Lisa dijo:

    Y que paso con Alarcon, ni una palabra sobre el.

  • yuri dijo:

    Gran ejemplo el que nos lega la generación histórica de la Revolución, con que muestra de altruismo dan paso a la nueva generación.Será una enorme responsibilidad para la actual generación,se hace necesario continuar por un tiempo contando con la experiencia y la guía de todos ellos.Para Alarcón una reverencia el pueblo de Cuba te debe mucho,Fidel inmenso como de costumbre que gran honor contar con el,Raúl !vas bien!.

  • Tábano dijo:

    Ha sido muy elocuente el discurso de nuestro Presidente Reelecto, es importante la renovación paulatina de los principales cargos en las más altas esferas de la dirección del país. Creo que aún hay un potencial capaz de más renovaciones sin que la Generación Histórica deje de tener preponderancia y atención a las principales decisiones para evitar desviaciones que nos puedan costar caro en el futuro, pero insisto aún hay potencialidades en el campo de la economía, las ciencias, las artes etc, que pueden ir asumiendo responsabilidades mayores, no esperar gestos altruistas de compañeros valiosos y con historias dignas de imitar. Cada cual deber saber el momento en que debe ceder el cargo, imitar a Machado y Colomé es un imperativo para otros. El Mundo demuestra como hombres con edades entre 40 y 50 años dirigen naciones enormes, hasta con capacidad nuclear. Hay que dar más espacio. Ahi está el caso de Correa, del Premier Ruso, de Evo, del Propio Chavez. Recordar que cuando la Revolución triunfó en el 59 esta Generación Histórica apenas tenían como promedio 30 año y AQUI ESTAMOS.

  • NUDIHER dijo:

    No puedo entender, ni puedo deja de expesar mi sentir de por qué ni siquiera se hace una mención de MERECIDÍSIMO RECONOCIMIENTO a RICARDO ALARCÓN, por su EXCELENTÍSIMO Y EJEMPLAR desempeño al frente del Parlamento durante tantos años, con una magnífica trayectoria revolucionaria, siempre representando a este pueblo y defendiendo nuestra Revolución y sus principios con gran valentía en innumerables tribunas del mundo y en las mismas entrañas del Imperio.
    Desconozco si durante el desarrollo de las sesiones de la VIII Legislatura de la Asamblea Nacional alguno de los diputados, elegidos por nosotros (el pueblo del lado de acá) para representarnos allí, se haya pronunciado al respecto, por eso al menos yo SI QUIERO HACERLE ESE RECONOCIMIENTO PORQUE LO TIENE MUY BIEN GANADO.
    Gracias Alarcón por su ejemplaridad y sabiduría demostrada al frente de nuestro parlamento todos estos años y en la defensa ante todas las tribunas de causas tan justas como la exigencia de la libertad de nuestros 5 hermanos prisioneros del imperio.

  • Pedro dijo:

    Coincido con los que plantean que a Alarcón de se les debió reconocer su trabajo en la asmablea durante varios años, por sus méritos, de esto no se dijo nada, y siempre ha sido un revolucionario fiel a la causa y a Fidel.

  • Dayami dijo:

    Confio en las deciciones tomadas por nuestro dirigentes tambien coincido que Alarcón se debe reconocer.Raúl este será tu último mandato pero en el gobierno, poque en nuestros corazones te ganaste un lugar junto a Fidel y Chavéz

Se han publicado 11 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Arleen Rodríguez Derivet

Arleen Rodríguez Derivet

Periodista cubana y conductora del programa de la televisión cubana “Mesa Redonda”, que transmite una emisión especial para Telesur. Es coautora del libro “El Camaján”.

Vea también