Inicio » Opinión, Cultura  »

La televisión cambia…(a propósito del estreno de “Salir por el techo”)

7 mayo 2012 | 217
Van Van, en el estreno de "Salir por el techo"

Van Van, en el estreno de "Salir por el techo"

Una lectora del sitio Cubadebate, con el nombre Amada de usuario, escribió el 4 de mayo: “hace algún tiempo publicaron cambios en la programación de la TV, no he visto esos cambios, todo sigue igual”. La forera realizó este comentario debajo de la entrevista al joven realizador Pedro Luis Rodríguez (“La televisión pudiera proponerse metas mayores”) tomada de la revista El Caimán Barbudo.

Creo que el reclamo no está muy relacionado con el tema general de la entrevista, pero Amada demostró su desesperación por ver una TV renovada y repitió varias veces su comentario, por lo menos de una u otra forma aparece en cuatro oportunidades.

Le digo a Amada que sí, que está cambiando…

No recuerdo en cuántas oportunidades llamé a mi amigo Julio Acanda para felicitarlo por sus excelentes crónicas y recriminarlo por permanecer en La Descarga, una suerte de remedo de Poné a Franchela, sin Franchela. El espacio sabatino ya no daba para más pero ¡lo prefiero! a la propuesta banal de Salir por el techo.

Pienso que si no fuera que vivo en un edificio de veinte plantas yo hubiera salido por el techo por la indignación que me embargó ante un espectáculo promocionado hasta el cansancio y que dejó tanto que desear; sacarlo del aire sería la única solución. No basta con tener a Los Van Van para lograr un buen programa humorístico-musical.

El guionista Otto Ortiz, en una entrevista que concedió antes de que apareciera Salir por el techo afirmó que era otro Sabadazo. Me parece que el también actor y conductor tiene muy mala memoria. Entonces sí Julio Pulido, un buen realizador dela televisión, colocó en el aire una excelente propuesta.

En esta la conducción fue un verdadero desastre y desconozco para qué público eran los chistes. Tantos piticos para quitar malas palabras en la telenovela anterior, Bajo el mismo sol, y ahora en horario más temprano con un doble sentido que tiene poco de doble, se habla de tamaños de pene y locuras en la cama, además de un alquiler cobrado en divisas como casa de cita, ¿en la ley de los cuentapropistas están los posaderos?. Yo creo que no, aunque no estoy segura. ¿Eso no es dañino para los niños y niñas? Porque quienes critican temas actuales y fuertes en telenovelas y series aducen que los menores ven esos espacios. Yo estoy en contra, esa es hora de dormir para los pequeñines, pero repito: ¿no son dañinos esos chistes para niños y niñas? La verdad, no entiendo nada.

Este programa es un cambio hacia atrás igual que sucede con la serie Con palabras propias en la que todas las casas son lindas y la del cooperativista parece crecer infinitamente ¿Cuántos cuartos tiene? Porque cada vez que llega alguien lo invitan a quedarse. ¿Dónde están los conflictos? y… ¿¿¿dónde está la dirección de actores??? Es una puesta de caritas y más caritas. Dicen que estaba concebida para los jóvenes, ¡qué poco se respeta a la juventud! ¿Alguien cree que los jóvenes que se desvivieron por ver Blanco y negro, no y Doble juego son distintos a los de ahora? Aún está fresca en la memoria la excelente historia de Mucho ruido, en la que los conflictos no eran como los de Bajo el mismo sol, pero que sí reflejaban problemáticas de los adolescentes, con personajes bien defendidos por muchachos y muchachas que crecieron en la actuación.

Otro cambio que imita al cangrejo: uno de los mejores programas de información y crítica cultural en la televisión de los últimos años es Sitio del Arte. Tanto por su hechura novedosa, con una postproducción trabajada y el abordaje de temáticas importantes para la sociedad cubana actual, este espacio se ha ganado el respeto no sólo de los artistas sino de cualquier persona que desee estar informada acerca del arte en Cuba. No salgo aún de mi asombro por lo que me dijo su directora Julia Mirabal: en breve o reduce de 27 minutos a 12, o se va para otro canal que no sea Cubavisión. ¿Por qué adoptar esta medida con un espacio que demuestra su valía en cada transmisión? ¿Con que lo van a sustituir? ¿Cuánto tiempo demorará la TV en tener un programa adonde los artistas acudan con placer porque saben que serán respetados y jerarquizados?

Sigo con algunos ejemplos (hay más), El triángulo de la confianza, del Canal Habana, es una muestra de cómo con la asistencia de especialistas, un guión y conducción inteligentes, se puede debatir sobre temas peliagudos e importantes para la sociedad. ¿Por qué no se ha retransmitido por un canal nacional? Lo contrario sucede con Ecos de mujer, de una salida al aire bastante reciente, en horario estelar y por Cubavisión, que no logra adentrarse en los temas que sugiere. Hasta ahora no he visto uno donde todo no quede en la superficie y la risa a veces forzada de invitados que hablan de sus experiencias personales en el tema, pero no son expertos.

El 20 de marzo del 2012 en El Caimán Barbudo (luego reproducido en Cubadebate y en el portal de la Televisión Cubana) publique mi comentario “Cuidado con propuestas rosadas en los dramatizados”. Creo que aquella inquietud hoy es más que eso. Los pocos recursos de una televisión como la nuestra no se pueden emplear en programas en los que reine el facilismo para que guste al público. En varias oportunidades le escuché decir a Fabio Fernández, entonces director del Centro de Estudios del ICRT, que el reto de la televisión era satisfacer a los diversos públicos, pero teniendo en cuenta propuestas que al enriquecerlos los respeten. ¿Se piensa así actualmente? Parece que no.

Mi opinión sobre Salir por el techo la constaté en el barrio de San Martín, en El Cerro, con amas de casa, secretarias, constructores, bodegueros y algún delincuente (por lo menos eso dicen) y todos expresaron lo mismo: ¡qué lástima con Van Van! Amigas y amigos periodistas, teleastas, médicos, abogados, vecinos, me dieron opiniones que no puedo publicar. Confieso que me autocensuro. Y sí, Amada, usted tiene razón a la hora de preguntarse donde están los cambios en la TV ¡Ojalá que pronto yo tenga que escribir todo lo contrario sobre mi querida televisión, pero a este paso…!

(Tomado de El Caimán Barbudo)

Se han publicado 217 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • broadsword dijo:

    Sabado a esa hora lo mejor que hay, sin ninguna duda, es X-Distante del Canal Habana.
    Ya es hora que promuevan a este espacio a la television nacional y que le dedique algo mas de tiempo y recursos que bastante seguidores tiene y muy instructivo y entretenido que es.

  • manuel dijo:

    Bravo. hay que empezar por que la televisión eduque no solo en temas sino en lenguaje e imagen. Hay que especializarse, pero sobre todo
    hay que tener coraje para emprender el cambio

  • Alberto el de Pinar dijo:

    La programación de la televisión, que decir, cinco canales, mi preferido el 59, o el 30 según lo tengas como numero, los documentales, el programa comico de fin de la noche y otros programas, se sigue insistiendo en los cursos de Ingles, ¿Quien los vé? ¿se ha hecho un estudio de la preferencia de estos cursos? y por demás me fijé en la fecha, son programas del 2002, tampoco quiero que los hagan nuevos y los pongan, ese es mi gusto personal y creo que este es el espacio.
    El deporte de telerebelde y el noticiero y las novelas en cubavisión.

  • Alberto el de Pinar dijo:

    Al final de mi comentario dije mis preferidos.
    Se que hay que satisfacer todos los gustos, pero eso hay que estudiarlo y no tratar de satisfacer gustos de los que deciden que se pone.

  • Alberto el de Pinar dijo:

    Disculpen en el final de mi comentario anterior deje constancia de mis preferidos.
    Ahora se que hay que satisfacer todos los gustos y necesidades educativas de la población, pero no satisfacer los gustos de los que programan la televisión.
    Por casualidad, ¿ya se realizo un análisis de las palabras de Raúl a la prensa? Espero que si y que pronto se vean los resultados.

  • gladys regina dijo:

    Hola Paquita!,siempre leo sus trabajos periodisticos aunque casi nunca comento:es que me deja sin palabras,siempre tan acertados son…
    Pero quiero decirle que en este de hoy me parece que usted le ha leido el pensamiento a casi el 99,99 de la poblacion,con la cual a veces no coincido porque soy un poco tolerante con nuestra programacion,aunque me reservo los comentarios negativos pues no pretendo formar parte de una esquina caliente.
    Solamente quiero acotar a mi comentario que estoy plenamente de acuerdo con lo expresado por Usted hoy.
    Acerca de la programacion de Cubavision en el horario estelar como Ud. dice,el sabado prefiero a Magda Resik con su “Espectador Critico”.
    Respecto a los humoristicos,me quedo con “Deja que yo te cuente”,habra que preguntarle la formula a sus realizadores para que la apliquen algunos pujones falta de respeto y de etica mencionados por UD en su articulo o seria mas facil sacarlos de circulacion en la TV cubana,como leccion para quien quiera imitarlos.
    En cuanto a “sitio del Arte”,mas bien pienso que habria que sustituir algun que otro programa por este,o mejor que adopte la categoria de Revista,con una o dos horas de duracion aunque se que las coronarias de Julia Mirabal y su equipo podria explotar en cualquier momento pero tomen esta idea como reconocimiento a ese arduo trabajo que semana tras semana nos mantiene bien informados y que considero el “radio reloj” de la cultura cubanaque pena que los directivoss que ponen y quitan programas no lean esto,si es que deciden hacer ese cambio que menciona el articulo,a ellos les recomendaria que no se apresuren,dicen que “la prisa es la madre de la equivocacion”y seriamos los televidentes las victimas de sus equivocaiones.
    Evidentemente no hay nada mas que decir,seria repetir lo ya escrito por Usted,gracias Paquita por defender los intereses y la cultura del pueblo.

  • serena dijo:

    yo veo cubavisión desde Alemania y pues me parece mucho mejor que la tele alemana sinceramente puedes poner a los niños a ver la tele sin preocuparte por su salud moral y para toda la familia hay algo, me gustaría ver mas los trabajos de la gente para proteger la naturaleza o como los cubanos trabajan y organizan sus jardines de verduras, o experiencias reales, vi algunas veces el programa de cocina pero era terrible la locutora se la pasaba hablando sin darle la oportunidad al cocinero de aclararlo el mismo esos programas de cocina no deben ser moderados por locutoras moderadoras eso debe de hacerlo un cocinero con sus invitados etc.

  • Jose dijo:

    Tu propia autocensura demuestra que poco se hará realmente por mejora la TV.

  • Yasman dijo:

    Bueno, que decir, esto es estoicismo puro. Es verdad que la television con los pocos recursos que tiene (por culpa del bloqueo economico) no puede tener mas programacion, pero muchos quisieramos tener un canal enteramente de deportes.
    Pero que se le va a hacer, “vivimos con lo que tenemos”, y la television cuando tiene, aunque sea un poco, hace maravillas, ahi tenemos Tierra Brava.
    Si no tenemos buenos actores no podemos hacemos buenos programas dramatizados, si no tenemos amplio acceso a peliculas tenemos que ver las mismas uno y otra vez, pero cuando hay, se da con todo el respeto al publico.
    Los cubanos somos asi, hemos aprendido de los momentos cuando no teniamos practicamente nada, por culpa de los gobernantes del norte.

  • yosjan dijo:

    Hola a todos, comienzo diciendo que actualmente veo muy poca televisión o casi ninguna (no solo por lo mala que esté la programación sino porque empleo mi tiempo en otros medios informativos). Pero estoy totalmente de acuerdo con Paquita, no hay mayor verdad que la que dice al afirmar que una de las mejores series para jóvenes ha sido mucho ruido. Eso es incuestionable, tanto que aún queda el recuerdo de la canción y algunas cosas que en ella pasaron y con esos recuerdos llegan los de nuestras vidas en ese momento. Considero que cuando con canciones somos capaces de recordar nuestra vida en su pasado es porque el trabajo hecho fue bueno (espero sea explícito). También es cierto que una de las novelas que más me ha gustado es doble juego (y eso que cuando la vi no debía hacerlo porque: era un niño). En mi criterio personal falta mucho para tener la excelencia, pero sobre todo falta voluntad. Un ejemplo ya mencionado son los programas del Canal Habana, yo soy de Pinar del Río y allá se ve todas las tardes de 4 a 6. Y ahora que estudio en La Habana he podido constatar que toda su programación es bastante buena. Pero el ejemplo que siempre pongo es el de Cubavisión Internacional (y quizás a este sea al que se refiera serena en su comentario anterior), este canal (que por suerte puedo ver) es de muy poco acceso en Cuba y privilegiados somos los que podemos verlo. Pero es el mejor ejemplo realmente de una televisión a la altura de la del primer mundo. Con espacios variados e instructivos (no importa que los documentales de Mundo Latino sean de 2002, siempre son buenos de ver) y sobre todo con una escenografía, conductores y programación joven y amena. Es increíble, de verdad la diferencia entre Cubavisión y Cubavisión Internacional, sé que debe ser porque el último es la cara de Cuba al mundo, pero qué queda para nosotros. Lo que más duele es saber que todos esos cambios se hacen con pocos clics y nadie se da a la tarea. El vivo ejemplo es el NTV y su escenografía. Hace un tiempo intentaron cambiarla y pusieron un mapa detrás de los locutores, ya desapareció quién sabe por qué. Lo otro es que en estos días parecía una discoteca con una luz al final del estudio que hacía alrededor de un palpadéo cada dos segundos. Muchos cambios faltan y aunque veo poca televisión sé que veré menos si seguimos así. Falta mucho por decir pero sé que es molesta la extensión y que corro el riesgo de que no se lea este comentario. Saludos y disculpen la extensión del texto.

  • Mercator dijo:

    Si bien la TV ha ganado en cantidad, pues de dos canales que teníamos hace unos años, ahora tenemos seis incluyendo el local con el que cuentan numerosos municipios, la calidad está entre programas de muy buena factura, sean extranjeros o nacionales y de pésima en algunos casos.
    De los cubanos que son en los que se puede trabajar más directamente, pienso en la parte educativa, sobre todo en lo referente a la forma de hablar que parece que estamos -en todo momento- en un P6 a plena hora pico, no se cuida el lenguaje en ningún momento, los actores y actrices (tenemos de los mejores) descuidan la pronunciación, no modulan, las expresiones soeces pululan -¿quizás porque están de moda?- en las telenovelas y otros y no toda la culpa es de ellos, pues se deben a un director.
    ¿Cómo es posible que los locutores de los noticieros se expresen con claridad, correcta colocación y no lo puedan hacer otros profesionales de los medios?, es cierto que el lenguaje es dinámico, pero no debe ser empobrecido hasta hacerlo incomprensible.
    Se puede aún con nuestras carencias lograr buenos materiales, sin caer en las frivolidades y absurdos de algunas telenovelas extranjeras.

  • Guille dijo:

    Paquita: Y se te quedó en el tintero lo pésima en todos los aspectos que está la propuesta de “Los guardianes del bosque” en el espacio de “Tras la huella”. Malos guiones, buenos actores mal dirigidos… el resultado es un bodrio. Por mucho que duela, no se puede comparar con el CSI yanqui.

  • AK dijo:

    Serena: Me imagino que hables de Cubavisión Internacional, pues la que vemos los cubanos (los que vivimos en Cuba) ya nada tiene que ver con aquella de antaño y no por cambios positivos todos. Sí Cubavisión es la cara de Cuba para el mundo que parte es la que vemos nosotros, recuerdo que nunca vi una escena de desnudos ni sexo en TV cubana ni casas de blancanieves donde todo es en CUC, ahora hay para escoger desde todo tipos de palabras groseras, niveles de vida que dejan pensando (¿donde trabajan estas personas? ¿donde es esa finca? ¿serán cubanas?), hasta las cotidianas escenas de homosexuales que en cada novela los turnan por genero biológico, nada que tal parece que ahora los heterosexuales en Cuba somos minoría.

    Por lo de la programación ya es reiterativo decir que es poco acogida por la población en general.

  • Alo dijo:

    A decir verdad concuerdo con la escritora del presente articulo, la television cubana necesita de cambios urgentes pero cambios para bien, si se midieran los rating de audiencia de los programas de la TVC la gran mayoria ya fueran sustituidad porque la verdad no son del gusto de la poblacion, digase muchas novelas(si se pueden llamar asi), programas de corte social, humoristicos, musicales, etc….Sin lugar a dudas se necesitan buenos cambios porque por el camino que vamos la gran mayoria de los cubanos nos vamos a quedar sin un peso nada mas y nada menos que por rentar los gustados programas que se trasmiten por canales extranjeros y gracias a “facilitadores” que tenemos aca podemos acceder a estos…Gran programacion esa de Telemundo, Univision, etc….

  • Orticon dijo:

    La TV cumple una función educativa, recreativa, estética, social, etc, y cada espacio televisivo debe cumplir con esas funciones y al mismo tiempo agradar y gustar al publico. Los espacios estelares en la televisión son aquellos de mayor teleaudiencia y, por tanto, los programas que se transmiten en dichos espacios tienen que cumplir dos requisitos: TENER CALIDAD y SER ACEPTADOS POR EL PUBLICO, cuando no cumpla con eso tiene que pasar a otro espacio o dejar de transmitirse.

    Creo que la televisión cubana necesita cambios sustanciales, “La Descarga”, “Para no salir de casa”, “Sabadazo”, “Salir por el techo” y otros que no recuerdo, todos tienen la misma fórmula. Que sea un programa humorístico musical, pero que no sean más de lo mismo, que no cambie sólo el nombre. Además el hecho de que un programa permanezca en horario estelar debe ser un indicador de su calidad y su nivel de aceptación.

    En todas las televisoras del mundo se mide y se le da seguimiento a la teleaudiencia, a los niveles de aceptación que tienen cada uno de los programas. Sin embargo nuestra televisión no. El portal digital de la televisión cubana no tiene un espacio de opinión donde, al menos los que tengan conectividad, puedan dar opiniones y criterios sobre la calidad de los programas. No basta sólo con que les pregunten su opinión a los que están en la parada del Cooppelia o en la entrada del cine Yara, ni siquiera basta con la opinión de las personas de Ciudad Habana, porque nuestra televisión tiene alcance nacional y todos merecemos decir lo bueno y lo malo de lo que estamos viendo cada dia.

    Nuestra opinión o nuestra crítica sólo va a contribuir a una mejor calidad en la realización de los programas, y evitar que se queden enquistados como La Descarga.
    La TV nuestra necesita oxígeno, nuevos aires, dinamismo, creatividad. Personalmente conozco a muchos que se pasan el día viendo discos alquilados, programas enlatados, de la peor calidad y me pregunto Por qué?
    Somos capaces de hacer cosas muy buenas, lo hemos demostrado. Pues hagamos las cosas bien.

    Orticon

  • Argimiro dijo:

    Parafraseando a Albert Einstein, querer hacer cosas nuevas utilizando los mismos métodos, las mismas gentes es cosa de tontos, eso es lo que sucede en la TVC. Las propuestas de Pulido van siempre por el mismo camino, al igual que Gloria Torres. Ellos son los postes de la TV, inamovibles. hay que dar oportunidad a los jóvenes creadores. Ademas de ideas nuevas son mas osados. Bravo por Paquita. Pero quien pone el cascabel al gato?

  • Alexander dijo:

    Estamos hablando de una televisión sin recursos. Sin iluminación, con escenografías de bambú, tela reciclada y listonicitos de madera que se consiguen por ahí y con las puntillas a la vista del televidente.

    La Descarga no daba más, pero lo que realmente no da más, es el concepto de programación que rige en el ICRT. Esa idea arcaica de que detrás del noticiero tiene que ir obligatoriamente un musical o un humorístico para “refrescar” la tira o parrilla de programación. Si supuestamente el sábado en la noche la gente quiere refrescar, ubíquese la novela detrás del NTV y luego empiece con las películas; se va a agradecer más.

    En cuanto a “El triángulo de la confianza” debe primar un criterio político de que el programa es “muy habanero”, de que ese pensamiento “tan alante” de los invitados de Rolando Almirante no se debe meter en la cabeza a los guajiros de Manicaragua o de Contramaestre.

    Mientras tanto, hay que empujarse un programa cursi y de pésimo gusto como Ecos de Mujer, donde se dice de todo y sin censura. Tonterías y pujos de los invitados, que ya uno está cansado de escuchar en otros programas a los cuales han ido antes. Nuestros músicos y vocalistas son muy talentosos para su arte, pero cuando abren la boca…por favor, en algunos casos ocurre como el pavo real. Una pena por Rosalía que -al igual que Julio Acanda- debería reservarse para empeños mayores. Además, ya Rosalía no aguanta esos close up, que le hacen -esperemos que sin mala intención. Ya no es aquella muchacha trigueña achinada que se ponía los pañuelos enrollados en la frente cuando hacia el noticiero estelar.

    De las novelas, para qué llover sobre mojado. En algunos casos son verdaderos remedos de aquel extinto programa nombrado “Nuestros hijos”, que la TV cubana transmitiía en los años setenta y ochenta, con Navarrete como locutor y al final salían dos psicólogos diciéndole a los padres lo que tenían que hacer con sus vástagos. Muy a la soviética. En otros casos, nuestras novelas o teleseries de horario estelar, son verdaderos cantos a la homofobia, a la infidelidad o llamados solapados a la desobediencia civil.

    Dos canales educativos por gusto, con casi la misma programación, y programas de pésima calidad, muy parecidos los unos a los otros. Multivisión, entre cazadores de serpientes o pescadores de cangrejos colorados gigantes ya pide una renovación. No se transmite nada de Televisión Española ni de la televisión pública de naciones latinoamericanas con las que tenemos excelentes relaciones diplomáticas. La gente se sigue preguntando en la calle por qué no se retransmite la señal de teleSUR en Cuba, si se sabe que Cuba forma parte de los Estados que fomentan ese canal multinacional, y solo se puede ver el espacio de Walter Martínez, con su inentendible dicción, y una pésima edición de la emisión matutina de Noticias TeleSUR. A veces, Serrano anuncia en el NTV que se murió Fulano de tal y en “Lo mejor de TeleSUR” sale el difundo dando un discurso, y al lado un cartelito que dice “En vivo”. Eso ha pasado.

    De TeleRebelde, para qué hablar, hay veces que Renier González sale en tres programas, uno detrás del otro, como si no hubiera más comentaristas deportivos en Cuba; no se transmiten las grandes ligas del béisbol, sin embargo, ponen fútbol de equipos que mucha gente ni conoce. Razón por la cual, ese otro deporte va desplazando al que fue “nuestro mayor pasatiempo nacional”.

    Y la pregunta del siglo: ¿cuándo alguien se va a atrever a renovar el programa 23 y M y a su “conductora”?

  • WILLIAM dijo:

    PAQUITA: ESTOY DE ACUERDO CONTIGO AL CIEN POR CIENTO. LOS CAMBIOS QUE HAN REALIZADO SON NEGATIVOS, DEJAN MUCHO QUE DESEAR.POR OTRO LADO, PROGRAMAS YA ESTABLECIDOS Y QUE SIEMPRE HAN TENIDO BUENA ACEPTACION DE LA TELEAUDIENCIA HAN DECAIDO. POR EJEMPLO TRAS LA HUELLA,QUE CON ALTAS Y BAJAS SE HA DEJADO VER, AHORA CON LOS GUARDABOSQUES DA GRIMA.HE VISTO DOS CAPITULOS POR EQUIVOCACION,ES PARA QUE LO PUSIERAN EN EL ESPACIO DE AVENTURAS PARA LOS NIÑOS Y CUIDADO ES POSIBLE QUE NI LOS NIÑOS LO VIERAN.EL GUION ES PESIMO, ES MAS INSTRUCTIVO SOBRE EL CUIDADO DE LA FLORA Y LA FAUNA, POR LA FORMA DIDACTICA QUE SE EXPRESAN LOS ACTORES, Y LA ACTIVIDAD DEL MININT EN LA LUCHA CONTRA LOS TRANSGRESORES DE LA LEY QUEDA OPACADA. POR OTRA PARTE LOS ABSURDOS QUE SE DAN SON DE MARCA MAYOR. SOLO PONDRE UNOS EJEMPLOS: HAY PERDIDOS VARIOS TURISTAS Y HAY CUATRO GATOS BUSCANDOLOS.
    ENCUENTRAN A LA TURISTA CAIDA EN UN HUECO EN LAS MONTAÑAS Y POR ARTE DE MAGIA FUE TRASLADADA AL HOSPITAL EN TIEMPO RECORD.
    EL MARIDO DE LA TURISTA SE CAE POR UN BARRANCO DE UN MONTON DE METROS DE ALTURA, CAE ENCIMA DE UN ARBOL Y PRACTICAMENTE NO LE PASA NADA.EN ESTE MISMO HECHO, COMIENZAN A DESCENDER POR EL BARRANCO UNOS MIEMBROS DEL MININT, MIENTRAS ABAJO, CASI PEGADO AL ARBOL DONDE ESTA EL TURISTA ESTA UN MIEMBRO DE MININT Y LOS PIONEROS Y AL PARECER TAMBIEN ESTABA EL MAGO LAZARO, PORQUE LOS PIONEROS SACARON UN ROLLO DE SOGAS ESPECIAL DE ESCALAMIENTO QUE ELLOS NO LLEVABAN Y QUE TAMPOCO CABIA EN NINGUNA MOCHILA. PARA COLMO CUANDO BAJAN AL TURISTA, ESTE SE PONE A AGRADECER A CADA UNO DE LOS PARTICIPANTES POR HABERLO SALVADO.Y DE DESPEDIDA SUENA YA EL CLASICO DE PUTA MADRE.

    DE PUTA MADRE ES SENTARSE FRENTE AL TELEVISOR, UN DOMINGO POR LA NOCHE, EN EL HORARIO ESTELAR, A PASAR UN BUEN RATO Y QUE NOS SUENEN ESTA COSA POR LA CABEZA.

    TODAVIA NO ENTIENDO COMO ACTORES CON UNA CALIDAD RECONOCIDA POR TODOS, QUE DURANTE AÑOS HAN RALIZADO ACTUACIONES EN NOVELAS, AVENTURAS, PELICULAS, ETC, Y DE LAS CUALES NOS ACORDAMOS TODAVIA, ACEPTEN ESTOS GUIONES QUE OPACAN SUS ACTUACIONES ANTERIORES.

    SALUDOS AH, SERIA MEJOR SALIR POR EL SOTANO Y NO POR EL TECHO.

  • David dijo:

    Felcitaciones para Paquita Armas Fonseca, no éramos amigos pero a partir de este comentario, ya forma parte de mi familia, que es mucho mas que una amistad. La televisión cubana carece de muchas cosas, recursos entre ellas, pero no debiera carecer de talento y voluntad para poner en antena a Cuba, a nuestro pais, con todos sus colores, virtudes y defectos, con valentía, audacia, pero elevando el arte. Leo lo que Julia Miraban ha dicho respecto a Sitio del Arte y pregunto: Y esa cruzada contra ese programa, amenazado para que reduzca su tiempo o condenado a pasar a otro canal? Es increíble que en el ICRT no haya disposición en ese sentido para defender un espacio que habla de nuestros artistas, de lo que estan haciendo. A los cubanos nos interesa esa espacio. Y en este camino de la cultura cubana puedo preguntar, aunque sé que NADIE de los implicados va a responder: ¿Por qué no hay un programa dedicado totalmente al son cubano? Y esa manera de despreciar algo que nos enorgullece y estimula? A veces pienso que nuestra TV no está diseñada para los que vivimos aquí, sino para públicos de otras latitudes. No critico espacios de ballet, de guitarra puramente universal, lo que cuestiono, critico y señalo es que resulta una verguenza que nuestro ritmo nacional sea tan soslayado, perdón, soslayado, de manera brutal e irrespetuosa. En un pais como el nuestro reconocido en el mundo por su aporte a la musica universal, nuestro ritmo nacional tiene que contar con un espacio en la television donde a veces veo cada programa que es mejor no recordar. Paquita, felicidades por felicitar a Julio Acanda por sus crónicas. Debieran dedicarlo solamente a eso en este país, pero estoy seguro que su presencia en ese espacio sabatino responde exclusivamente a una cuestión económica, ya que el salario de un periodista en Cuba y viviendo en La Habana, no le da para cubrir las necesidades propias y de la familiA. Julio es un excelente periodista, estelar conductor de informativos, por qué no lo utilizan en esa vertiente?

  • mundi dijo:

    Piensen que escoge un trabajador que ha estado en su labor 8 o 10 horas y se sienta despues de comer y bañarse a entretenerse con la TV: política, cursos de Universidad para todos…alguna serie? alguj filme..uanserie humoristica buena y que dure al menos una hora? no es de extrañar que apague su panda y si susalario dio para un dvd prende su dvd a ver tonterias..pero entretenidas..asi es la vida.

  • Mostrando 20 de 217 comentarios [Cargar más comentarios]

Se han publicado 217 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Paquita Armas Fonseca

Paquita Armas Fonseca

Periodista cubana especializada en temas culturales. Colabora sistemáticamente con el diario digital La Jiribilla.

Vea también