Imprimir
Inicio » Opinión  »

La abusiva orden de la jueza Joan Lenard (II)

| 5

René González Sehwerert, Cubano Prisionero en los Estados UnidosEn este trabajo continúo tratando sobre ciertos aspectos de la decisión de la jueza Joan Lenard, del Tribunal Federal de Distrito del Sur de la Florida, de 16 de septiembre pasado, en la que le negó a René González, uno de los Cinco, su petición de que una vez terminada su condena de 15 años en prisión, el próximo 7 de octubre, en vez de cumplir los 3 años de libertad supervisada en Estados Unidos también impuestos a René en su condena original, el tribunal permitiera que por razones humanitarias pudiera regresar a Cuba a reintegrarse a su familia.

Existen precedentes en los que a individuos, que no son ciudadanos estadounidenses, una vez cumplidas sus condenas en prisión se les ha permitido cumplir el término de su libertad supervisada en su país de origen e, inclusive, también existen precedentes en los que a ciudadanos estadounidenses, se les ha permitido cumplir, por razones específicas, el término de su libertad supervisada en otros países.

Así que la alternativa presentada por el abogado de René, Philip Horowitz, a la jueza Lenard para que le permitiera a René cumplir los 3 años de libertad supervisada en Cuba no sería excepción alguna. Al contrario, es corriente que los tribunales aprueben casos de individuos que no son ciudadanos estadounidenses y que después de cumplidas sus condenas en prisión regresen a sus países de origen en vez de permanecer en Estados Unidos cumpliendo el término de sus fases de libertad supervisada. Uno pensara que la condición de René de ser ciudadano cubano, por haber vivido en Cuba desde pequeño, además de ser ciudadano estadounidense por nacimiento, ayudaría en lograr que se le hubiera permitido a René a regresar a vivir con su familia en Cuba.

El abogado de René en su petición a la jueza Lenard, le recuerda que las hijas de René, Irma e Ivette, solamente han podido ver a su padre en prisión una sola vez al año, durante los largos años de su condena. Y en el caso de la menor de las dos, Ivette, René en las palabras de su abogado “[René] no ha podido ser padre a la más pequeña [Ivette] ya que ésta era una bebé cuando él fuera arrestado en 1998… No hay justificación para mantener separado al acusado de sus padres, esposa e hijas”, mantiene en su petición el abogado de René.

Las autoridades federales pertinentes tienen que estar conscientes del grave riesgo para la vida de René forzándolo a permanecer aquí durante todo ese tiempo. ¿Qué pretende el gobierno de Estados Unidos manteniendo a René aquí durante los próximos tres largos años? Porque es el gobierno federal el que insiste mantenerlo aquí, ya que como los documentos correspondientes demuestran, la decisión de la jueza Lenard sobre esta cuestión refleja fielmente la opinión de la Fiscalía, que es el gobierno. La jueza Lenard no ha decido nada en este fallo que el gobierno no haya requerido de ella.

¿Entonces, qué? En vez de, como cualquiera con sentido común hubiese pensado, por los graves riesgos que entraña a la vida de René permanecer en Estados Unidos en libertad supervisada por tres años por parte de los terroristas de la extrema derecha cubano americana -algunas de cuyas organizaciones René infiltró para saber de sus odiosos planes y así frustrarlos –, el gobierno federal hubiese accedido de buena gana a que René regresara a Cuba para quitarse esa terrible posibilidad de encima. Pero, en vez de eso, lo obliga a permanecer aquí.

¿Que subvaloran las agencias de inteligencia del gobierno de Estados Unidos el salvajismo innato a la naturaleza de estos terroristas, en este caso, sedientos de venganza, de revancha, contra René? ¿Cómo puede uno creer semejante tontería? ¿Por qué sino fueron escogidos esos jefes terroristas por esas mismas agencias de inteligencia para realizar las campañas terroristas en contra del pueblo cubano?

Pecaré de ingenuo y me atreveré a pensar que las autoridades del gobierno federal desconocen quiénes son los terroristas y dónde se encuentran… o si realmente existen aquí esos terroristas.

¡Ah!, entonces vayamos a una de las “condiciones especiales” que forman parte de la condena de René y que fuera confirmada en la reciente decisión de la jueza Lenard del 16 de septiembre pasado: “Se le prohíbe al acusado de asociarse o visitar lugares específicos donde individuos o grupos terroristas, o miembros de organizaciones que abogan a favor de la violencia, o figuras del crimen organizado se saben que están o que frecuentan”.

Por lo tanto, sin a lugar a dudas, dada esa orden como una de las “condiciones especiales” de la fase de libertad supervisada de René: Uno, las autoridades federales saben quiénes son los terroristas; dos, esas autoridades saben que los terroristas se agrupan en organizaciones determinadas; y tres, esas autoridades saben los lugares específicos dónde se encuentran los terroristas.

¿Pudiera concebirse algo más escandaloso e impúdico?

En manos de personas que decidieron, e implementarán, esa “condición especial” de la fase carcelaria de libertad supervisada de René, dependerá su vida aquí durante los próximos tres años.

Se han publicado 5 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Juan Castro dijo:

    La verdad no les creo ni a la jueza J. Lenord, menos a la fiscal Heck Miller quien se negó a juzgar a Posada Carriles. Porque veo con toda claridad una contradicción:
    En esa acta de sentencia hay una absurda condición especial que a la letra dice: ”Se le prhibe al acusado acercarse a visitar lugares específicos donde sabe que están o frecuentan individuos o grupos ‘TERRORISTAS’ o que contribuyen a la violencia”

    ATENCIÓN:
    MR. OBAMA; LA JUEZA LENORD ESTÁ ACEPTANDO QUE EN MIAMI EXISTEN GRUPOS TERRORISTA Y USTED NO HACE NADA ?????????????????????????????????????

    Con saludos.

  • OLIMPIO RODRIGUEZ SANTOS dijo:

    Fiscal que secuestra a cubano René González en
    Miami es viuda de exoficial de Inteligencia militar
    que le dio el nombre a la operación CIA Peter Pan

    POR JEAN-GUY ALLARD

    Caroline Heck-Miller, la fiscal que niega al cubano René González, uno de los Cinco, el derecho de regresar a Cuba después de cumplir su sentencia de prisión y que rehusó perseguir a Luis Posada Carriles por terrorismo, es viuda de Gene Miller, un exoficial de Inteligencia militar en la guerra de Corea, anticomunista visceral, que el Miami Herald luego reclutó y quien le puso el nombre de Peter Pan a la operación CIA de rapto de niños cubanos.

    Diciembre del 2001, a la salida de la corte de Miami, Caroline Heck-Miller conversa con el otro fiscal, Guy Lewis, y casi junto a ellos el terrorista José Basulto.

    La vinculación de Carolina Heck con Miller explica gran parte de su comportamiento aparentemente obsesivo contra René y sus compañeros detenidos desde hace más de una década en el sistema carcelario norteamericano, de tan mala fama.

    Eugene “Gene” Miller nació el 16 de septiembre de 1920 en Evansville, Indiana, y estudió periodismo en la universidad de ese mismo estado.

    Apenas tuvo la oportunidad de sentarse en la sala de redacción del Journal Gazette de Fort Wayne, en 1950, cambió sus planes y se sumó al ejército que lo asignaba —sin duda por sus facultades de redactor— a los llamados Cuerpos de Contrainteligencia (Counter Intelligence Corps –CIC, por sus siglas en inglés). De siniestra fama, esta gestapo militar se dedicaba a buscar y eliminar a “comunistas” tanto en territorio coreano como en las propias filas de la US Army.

    Miller ingresó en los CIC cuando conocían una fulgurante expansión, no solo por la guerra sino por el anticomunismo virulento que animaba la llamada comunidad de Inteligencia.

    Años después, en 1988, un informe oficial revelaba que los CIC reclutaron masivamente a criminales de guerra y colaboradores nazis en los años de postguerra.

    El respetado investigador y profesor Christopher Pyle denunció luego, ante el Congreso federal, cómo mientras se encontraba en el ejército supo que los CIC disponían de 1 500 agentes secretos que se dedicaban, en territorio norteamericano, a observar y reportar detalladamente “cada protesta de más de 20 personas en todo el país”.

    Apenas tres años después de dejar el ejército, Miller fue contratado por el Miami Herald que, por supuesto, conoció entonces de su carrera en la policía secreta del ejército.

    Lo cierto es que Miller gozaba de tanta confianza en ese diario famoso por sus afinidades con los capos más recalcitrantes de la mafia terrorista cubanoamericana, que era uno de los pocos individuos que entraban en la oficina del dueño, Jack Knight, sin tocar. Nada sorprendente, Knight había sido enlace de los servicios militares de inteligencia y de censura durante la Segunda Guerra Mundial.

    TAN CONSERVADOR QUE SE AUTOCALIFICABA DE DINOSAURiO

    De opiniones ultraconservadoras, Miller se calificaba a sí mismo de “dinosaurio”. Durante toda su carrera, sus credenciales hicieron que fuera asignado a una serie de tareas “sensibles”, desde el asesinato de John F. Kennedy en Dallas —en el cual se ha demostrado que fueron cómplices cubanoamericanos de Miami—, el criminal tiroteo de la Universidad Estatal de Kent, el secuestro de la heredera Patty Hearst… .

    Así fue como se encontró con el dossier de la operación con la cual la CIA “sacó” de Cuba a más de 14 000 niños después de una campaña feroz de desinformación y de terrorismo propagandístico que hizo creer a padres cubanos que iban a ser despojados de la Patria Potestad y que sus niños serían enviados a campamentos de trabajo en la Unión Soviética y podrían regresar convertidos en jabón y carne en conservas.

    A principios de los años sesenta, la CIA había tomado el control absoluto de Miami, al crear en esa ciudad su estación JM/WAVE, la más grande del mundo con presupuesto ilimitado, con el único propósito de atacar y destruir a la Revolución cubana por todos los medios.

    La CIA nombró Programa de Niños Cubanos No Acompañados a la infame operación, pero fue Miller, en un artículo redactado en 1962, quien la bautizó con evidente cinismo con el nombre de Peter Pan, el niño del cuento infantil quien volaba y no tenía padres.

    EL PAPEL CLAVE DE LA VIUDA DEL AGENTE SECRETO

    En 1998, el mismo año en que el FBI arresta a los Cinco cubanos a solicitud de capos de la mafia cubanoamericana, se casa con la Fiscal federal Caroline Heck, diplomada de Harvard y madre de un hijo.

    Gene Miller se jubiló del Miami Herald en el 2001 y vivía junto a Heck en su domicilio de South Miami hasta su fallecimiento el viernes 17 de junio del 2005, con 76 años de edad.

    Caroline Heck-Miller, esposa de un exoficial de inteligencia que se dedicó a “fichar”, perseguir y encarcelar a “comunistas” reales o imaginarios, es la fiscal anticomunista que insistió en llevar el caso de los Cinco a juicio, además de ser la que negó el traslado del proceso fuera de Miami y la que desempeñó un papel clave para que los cubanos fueran condenados injustamente a largas sentencias, totalmente fuera de normas.

    Como si no fuera suficiente, esta mujer que usa su profesión en cumplir orientaciones de Inteligencia, con celos de agente, fue la que tomó la decisión, a pesar de las solicitudes de sus colegas del Departamento de Justicia, de no presentar cargos penales en agosto del 2005 contra Posada Carriles, quien confiesa y repite no sentir remordimiento alguno por su crímenes terroristas.

    La falta de ética de Heck-Miller y la ausencia de imparcialidad y del rigor que exige su profesión, así como su obsesión para que se aplique contra los Cinco cubanos detenidos en EE.UU. un castigo injusto e inhumano, son características de una activista anticubana y corresponden a intereses de Inteligencia.

    Así es esta funcionaria que se obsesiona con secuestrar en el más grande santuario terrorista del continente a René González, cuya familia reclama, al cumplir este 7 de octubre la injusta sentencia que le fuera impuesta, la presencia en su hogar de la capital cubana.

  • Gerardo Elosegui Fernandez dijo:

    LOS CEDERISTAS EN PLENO DEL CDR # 4 ANTONIO MACEO DE LA ZONA # 37 Y LA CIRCUNSCRIPCION # 13 DEL BARRIO LA BOCA, DEL MUNICIPIO MARIEL PERTENECIENTE A LA ACTUAL PROVINCIA DE ARTEMISA ” CONDENARON FUERTEMENTE LA INJUSTICIA QUE SE HACE A NUESTRO HERMANO RENE GONZALEZ, POR PARTE DE LA JUEZA J. LENARD DE MIAMI Y ESENCIALMENTE AL “CINICO” PRESIDENTE DE LOS EEUU, NUESTRO QUERIDISIMO Y SIMPATIQUISIMO “OBAMA”, CON LA SANCION DE LIBERTAD SUPERVISADA QUE LE IMPONEN A RENE, ELLOS, PERO EN ESPECIAL OBAMA, EL FLAMANTE PREMIO NOBEL DE LA “GUERRA”, HAN LLEGADO A UNA VERDAD IRREBATIBLE, ALGO QUE LOS CUBANOS NO PODEMOS NEGAR, MIAMI Y ESTADOS UNIDOS, SON, ES, UN BASTION DE LOS MAS CONNOTADOS TERRORISTAS, INICIANDO POR EL PRINCIPAL MORADOR DE LA CASA BLANCA, ESO NO LO NIEGA DE EL MISMO, ES RESPONSABLE DE MILLONES DE VIDAS EN IRAK, EN AFGANISTAN, EN MEJICO, EN LIBIA, ES EL PRINCIPAL SUMINISTRADOR DE ARMAS DEL MUNDO PARA TODAS LAS CAUSAS MALAS Y EL MAYOR SUMINISTRADOR DE ARMAS PARA MATAR EN EL CRIMEN HORRENDO DE LIBIA, 20 MIL MISIONES DE AVIONES SOFISTICADOS PARA MATAR SIN SABER SIQUIERA A QUIEN, PUES ELLOS MISMOS HAN RECONOCIDO LA MUERTE DE SUS PROPIOS MERCENARIOS, OBAMA ES CON CRECE TAN CRIMINAL COMO LOS BUSH Y LOS POSADAS, SE PARA EN EL PODIUM DE LA NACIONES UNIDAS PARA “CINICAMENTE” DECIR PAZ, CUANDO FUE CAPAZ FRIAMENTE DE MATAR A UNO DE SU MERCENARIOS “BIN LADEN” SIN JUICIO PREVIO, SIN UNA GOTA DE HUMANISMO, HASTA SU PROPIO PASTOR QUE LE SEGUIO EN SU VIDA CRISTIANA LE SEÑALO CON SU INDICE, EL ACCIONAR CRIMINAR CON QUE ESTA ACCIONANDO EL ILUSTRISIMO OBAMA, POR ELLO HAY QUE DENUNCIAR ANTE EL MUNDO, ANTE TODOS LOS HOMBRES DE BUENA VOLUNTAD DEL PLANETA,ANTE TODOS LOS CRISTIANOS BUENOS DE ESTE SISTEMA, SEAN RICOS O POBRE, QUE OBAMA TRAICIONO A TODOS LOS QUE PENSARON EN EL POR UN MOMENTO PARA DARLE SOLUCION A TODOS LOS GRAVES PROBLEMAS QUE EXISTEN EN EL MUNDO Y QUE AHORA SABEN QUE EN LA CASA BLANCA SE HA INSTALADO UNO DE LOS TRAIDORES PEORES DE ESTE MUNDO ACTUAL QUE TODOS TENEMOS EL DEBER DE SALVAR, HOY EL MUNDO SE DIVIDE EN LOS QUE SIGUEN A OBAMA, PARA DESTRUIR LA VIDA Y LOS QUE SE UNEN, SE PRESTAN A LIBRAR LA BATALLA MAS HERMOSA , POR CONSTRUIR UN MUNDO MEJOR Y MAS HERMOSO.
    CONDENAMOS LA INJUSTICIA DE LA JUEZA Y DE SU VERDUGO OBAMA
    CEDERISTAS DEL CDR # 4 “ANTONIO MACEO” ZONA # 37 LA BOCA MARIEL.

  • gilberto dijo:

    hoy se ha dicho en algunos medios que puede permanecer en cualquier lugar de los Estados Unidos, espero sea cierta la noticia, porque realmente me parece sordido y criminal obligarlo a residir en miami.

    por supuesto siempre habran manos amigas que se extiendan para ayudar y mantenerlo alejado de cualquier posibilidad de agresion si quedara en Miami, pero es que para el mismo esto seria una guerra de desgaste pscicologico, luego de tanto tiempo injustamente encarcelado

    espero que sea cierta la noticia de que puede permanecer en cualquier lugar de los EU

  • domingo camejo dijo:

    LIBERAR A LOS CINCO DE TODO LOS CARGOS QUE SE LE IMPUTAN Y NO SE HAN COMPROBADO JAMAS, ESO SERIA EL JESTO MAS VALIENTE E INTELIGENTE QUE ESTADOS UNIDOS PODIA TOMAR PARA DEMOSTRAR DE ALGUNA FORMA QUE REALMENTE ESTA CONTRA EL TERRORISMO AUNQUE ADEMAS TENDRIA QUE TOMAR OTRAS MEDIDAS MAS

Se han publicado 5 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Andrés Gómez

Andrés Gómez

Periodista cubano residente en Miami. Fundador de la Brigada Antonio Maceo, integrada por cubanos que viven en los Estados Unidos. Es el director de la Revista Areito.

Vea también