Imprimir
Inicio » Opinión, Política  »

Todo lo que sé es que yo no soy marxista

| 16

Carlos MarxSi ha existido un hombre que ha despertado pasiones contrapuestas, ése es Carlos Marx. Con un carácter indomable, polemista brillante, orador carismático, atractivo para cualquier ser pensante. El Prometeo de Tréveris devino Dios de la verdad en una gran parte, o el Diablo Rojo, en otra. No fue -ni es- un Dios o un Diablo. El mismo sería el primero en exigir -de poder hacerlo- que su vida y obra estuvieran situadas en el escalón más alto del planeta: en el de un ser humano con sus virtudes y sus defectos.

Lenin afirmó alguna vez que el marxismo es exacto porque es dialéctico. La frase es un ejemplo clásico de contradicción aparente y, sin embargo, es en sí misma de una coherencia admirable: la exactitud de la dialéctica radica en la propia dialéctica, sujeta a cambios, evoluciones y a un desarrollo perpetuo. Pero, en detrimento de El Moro, no todos sus estudiosos se llaman -ni son- Lenin.

Plagiado, incomprendido, tergiversado, dividido en el Marx joven y el Marx viejo, en el siglo XX, aún en vida comenzó a percibir las malas interpretaciones que se hacían de su teoría. Con un grado de cólera comprensible -se trataba nada menos que de sus yernos- el 11 de noviembre del 82 le escribía a Engels: “¡Que se vayan al diablo Longuet, el último proudhoniano,7 y Lafargue, el último bakunista8 !”

A Pablo Lafargue, el 27 de octubre de 1890. Engels le enviaba una carta en la que comentaba el arribismo que existía en el partido socialdemócrata alemán:

Ha habido revueltas de estudiantes, literatos y otros jóvenes burgueses desclasados se han lanzado al partido, han llegado a tiempo para ocupar la mayoría de los puestos de redactores en los nuevos periódicos que pululan y, como de costumbre, consideran la universidad burguesa como una escuela de Saint Cyr socialista que les da derecho de entrar en las filas del partido con el título de oficial, si no de general. Estos señores practican todos el marxismo, pero de la especie que se conoce en Francia desde hace diez años, y del que Marx decía: “Todo lo que sé es que yo no soy marxista”. Y probablemente diría de estos señores lo que Heine decía de sus imitadores: “Sembré dragones y coseché pulgas.”

Ni como estilo literario, ni en el papel de padre, ni en el de amigo, ni siquiera con sus enemigos Carlos Marx intentó imponer sus criterios. Podía ser mordaz o directo, dulce o cáustico, mas no utilizaba el manido -y dañino- método de que si lo digo yo, es así.

En su Contribución a la crítica de la filosofía del derecho de Hegel, definió:

El arma de la crítica no puede, evidentemente, reemplazar la crítica por las armas, la fuerza material debe ser subvertida por la fuerza material; pero la teoría también deviene fuerza material en cuanto penetra en las masas. La teoría es capaz de penetrar las masas cuando ella hace demostraciones “ad hominen”* y hace demostraciones “ad hominen” cuando deviene radical. Ser rasdical es tomar las cosas por la raíz. Y la raíz, para el hombre, es el hombre mismo.

¿No se equivocó Marx nunca en sus apreciaciones? Sí, y en más de una oportunidad, tanto con personas como con las expectativas de movimientos sociales. Después del fracaso de las revoluciones de 1848, él y Engels aseguraban que un nuevo estallido conmocionaría a Europa. La Liga de los Comunistas se escindió, la reacción estaba nuevamente en pleno uso de sus poderes. Los colosos sostienen este intercambio:

A mí me agrada mucho este aislamiento público -le escribía Marx a Engels el 11 de febrero del 51- en que nos encontramos ahora tú y yo. Se ajusta totalmente a nuestra posición y a nuestros principios. Eso de andarse haciendo concesiones mutuas, de tener que aguantar por cortesía todas las mediocridades y de compartir ante el público con todos estos asnos el ridículo que echan sobre el partido, se ha acabado.

La respuesta no tardó más de 48 horas:

Por fin volvemos a tener -por vez primera, desde hace mucho tiempo- ocasión de demostrar que nosotros no necesitamos de popularidad ni del apoyo de ningún partido de ningún país, y que nuestra posición está por entero al margen de todas esas miserias. En adelante, sólo seremos responsables de nosotros mismos… Por lo demás, en el fondo no tenemos grandes razones para lamentarnos de que esos “petits grands hommes”* nos huyan; pues, ¿no nos hemos pasado tanto y tantos años aparentando que Fulano y Mengano eran de nuestro partido cuando en realidad no teníamos partido alguno, y gente a quienes tratábamos como si fuesen del nuestro, oficialmente al menos ignoraban hasta los primeros rudimentos de nuestros trabajos?

El destino de los revolucionarios verdaderos es ese: soledad, incomprensiones, y en tanto seres humanos, sufrir en ocasiones de un escepticismo lacerante. Cuando sostienen este diálogo. Europa languidecía tranquila, y para ellos la revolución se demoraba más de lo previsto.

Las aguas comienzan un vaivén premonitorio: en 1856 estalla la Guerra de Crimea; en el 57 una nueva crisis económica internacional; en ese propio año el pueblo hindú se rebela contra Inglaterra; en el 59 se produce la guerra de Francia e Italia contra Austria; en el 65 empieza la guerra civil en Estados Unidos; en el 64 se subleva el reino de Polonia contra la dominación zarista y Prusia y Austria rompen hostilidades contra Dinamarca.

El toque de a degüello llama a los gigantes. No se resisten, Jinetes briosos de la historia desean cabalgar de nuevo: el 28 de septiembre de 1864, en Londres, se celebra la Asamblea Constituyente de la Asociación Obrera Internacional -La Primera Internacional, Marx, iluso, pretendió trabajar entre bastidores. Pronto, junto a Engels, Pasó a ser el vórtice de la organización.

Aglutinaron en torno al partido lo más valioso de los movimientos revolucionarios. Escribieron textos trascendentes, sostuvieron polémicas, extensas e intensas, contra los que pretendían desvirtuar las cunciones de La Internacional. En 1871, al calor de la Comuna de París, el partido multinacional desempeña su papel: primero, de apoyo a los comuneros, luego brindándoles refugio.

Dos de los defensores de la capital gala, Frankel y Varlin, le escriben a Marx solicitándole orientación. En su respuesta -13 de mayo- se cuida del tono, es comedido y cauto, él sabe que no debe dejar el más mínimo sabor a tutelaje:

He hablado con el portador. ¿No sería conveniente poner en lugar seguro los papeles, que tanto pueden comprometer a los canallas de Versalles? Nunca está de más tomar todas las precauciones. Me escriben de Burdeos que en las últimas elecciones municipales salieron elegidos cuatro de la Internacional.

En provincias empieza a sentirse inquietud. Desgraciadamente, su acción está localizada y tiene carácter pacífico. Llevo escritas varios cientos de cartas abogando por la causa de ustedes a todos los rincones del mundo con que tenemos relaciones. Por lo demás, la clase obrera ha mostrado desde el primer momento sus entusiasmos por la Comuna. Hasta los periódicos burgueses de Inglaterra han depuesto su actitud resueltamente hostil que adoptaron al principio. De vez en cuando, he conseguido deslizar en sus columnas un artículo favorable. A mí me parece que la Comuna desperdicia mucho tiempo en pequeñeces y disputas personales. Se ve que andan por medio más manos que las de los obreros. Pero todo esto no tendría la menor importancia, si consiguieran ustedes ganar el tiempo perdido.

El fracaso de la Comuna derivó hacia un nuevo auge de la reacción. El 6 de septiembre del 73 los delegados a la Internacional, reunidos en La Haya, deciden trasladar la sede de la organización hacia Nueva York. Marx y Engels sabían que en aquellas condiciones ya no tenía razón de existir. Ambos se retiraron a sus trabajos científicos, esta vez, en el caso de Marx, para siempre:

En 1860, en una carta a Freiligrath, había expresado:

Bien es verdad que las tempestades remueven el fango, que ningún partido revolucionario huele a agua de rosas, que, en cierto momento se acopia toda clase de desechos, “Aut, aut”*. Por lo demás, cuando se piensa en los gigantescos esfuerzos dirigidos contra nosotros por todo el mundo oficial que, para perdernos, no se contenta con rozar el código penal, sino que lo enmaraña completamente; cuando se piensa en las calumnias esparcidas por la “democracia de la imbecilidad”, que nunca ha podido perdonar a nuestro partido el tener más inteligencia y carácter que ella; cuando se conoce la historia contemporánea de todos los demás partidos, y cuando, en fin, uno se pregunta qué se podrá realmente reprochar al partido entero (y no son las infamias de un Vogt de un Tellering, que se pueden refutar ante los tribunales), se llegará a la conclusión de que el partido, en este siglo XIX, se distingue por su limpieza (…)He expresado mi opinión y espero que la compartas en lo esencial. He intentado también disipar el malentendido sobre el “partido”; como si por este término se entendiera una Liga desaparecida desde hace ocho años o una redacción de periódico disuelta hace doce años. Por partido, yo entendía el partido en el gran sentido histórico de la palabra.

Se han publicado 16 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • vicente dijo:

    Excelente articulo pero no es correcto decir que Carlos Marx cumplio el 5 de mayo 193 años, pues los años se cumplen solo cuando se esta vivo podemos decir que el 5 de mayo se conmemoro el 193 aniversario de su natalicio.

  • Dainiubis dijo:

    “Los ricos cada vez son más ricos y los pobres cada vez más pobres”, decía Marx cuando analizaba en ese genial libro que el El Capital, el proceso de acumulación que se daba en este tipo de sociedad, él vislumbró desde bien temprano que ese sistema no podría solucionar los problemas de las grandes masas desposeídas.

  • Alex dijo:

    Muy buen comentario…pero esa fotico, pintura, retrato o como quereis llamarle !!!! Carlos Marx saludando asi !VENCEREMOS! … me parece que no viene con el tema.. a mi entender…

  • Alex dijo:

    no me imagino a Carlos Marx posando asi…

  • juany dijo:

    el no se llamaba carlos marx, porke diablos ke cambian el nombre? se llamaba karl marx, dejen el pendejo idioma espanol en su lugar, cuando no corresponde traducir nombres personales de personages

  • daniel dijo:

    EN UN TEXTO DE MARX QUEDO UNA FRASE INCONCLUSA,SOSTENIA QUE : LA MASA OBRERA DEBIA TOMAR EL PODER MEDIANTE UNA REVOLUCION SI NO QUIERE PERECER COMO TAL… QUIZAS ALGUIEN ESTUDIOSO DEL TEMA PUEDA ACLARAR A QUE SE REFERIA CON ESTA CITA.

  • Dariem dijo:

    Malas interpretaciones de Marx han existido desde su propio tiempo, hasta el punto de él mismo decir que si eso era marxismo entonces él no era marxista. Aprendamos de Marx, rectifiquemos entonces los tantos errores que hemos cometido en el proceso de construcción del socialismo y démosle al pueblo lo que es del pueblo, y al Estado lo que es del Estado. Es hora de que el Estado deje de ser ese monopolio avasallador que todo lo quiere controlar y desatemos las fuerzas productivas que se esconden en las entrañas el pueblo. Planificación no tiene que significar necesariamente control absoluto. Con un poco de suerte, esta rectificación puede estar bien cerca si los lineamientos de la política económica y social aprobados en el 6to Congreso del PCC se implementan correctamente, y no se malogran por la inercia de los burócratas que inundan las diferentes instancias de dirección de nuestro país.

  • nomecensures dijo:

    El marxismo está en baja, el mundo ha dado cambios que necesitan nuevas teorías, de la misma forma que el marxismo se alimentó de las anteriores a el.

  • maria dijo:

    Por ser dialéctica la teoría de Marx supongo yo aún no lo entiendo pero lo intento, prefiero por supuesto leer artículos como este que me orientan más y me proporcionan información de personas que lo conocen mejor ,para por supuesto luego yo discernir .Juany, al referirte a nuestro idioma o cualquier otro de esa forma, demuestras ser muy ignorante y sobre todo irrespetuosa(o) y los nombres se escriben de acuerdo al idioma, sin violar por ello alguna regla gramatical, respetando siempre su ortografía y la correspondencia al sonido del mismo. Se trata de transferir información y adecuarla al idioma del lector, función integral de la traducción. Y como en el caso de la mala ortografía esta se puede convertir en sonido fónico de libre uso e interpretación. Por opiniones como esas es que Unamuno le dio una clase magistral a sus alumnos sobre Shakespeare en la universidad de Madrid y no es el único que lo ha hecho, así que antes de hablar infórmate, porque quedas muy mal parada o parado, claro que para ello debes también tener conciencia de lo propio, ¿o tu eres alemán?. Con respecto a la imagen es llamativa y por supuesto se adapta a una visión del artista, no me disgusta y yo no puedo diferir. Buen artículo, me gusto, gracias.

  • Josef dijo:

    Creo que muy buen artículo, solo es lamentable que el conocimiento del pensamiento marxista haya transitado por el proceso de tergiversación y falsificación a que fue sometido por el stalinismo. Hoy nosotros mismos los cubanos conocemos de Marx lo que dicen los que construyeron los manuales rusos donde evidentemente se tergiversó, minimizó y dogmatizó el pensamiento de Marx. Es una lástima pues de haberlo conocido por fuentes originales quizás muchos problemas que tenemos hoy, no se hubiesen dado, la socialización de los medios de producción es un claro postulado que devino en la estatalización de los medios de producción y con ella el desbordamiento de una maquinaria burocrática que entorpece todo lo que tienda a su minoración. Hoy más que nunca debemos retomar al Marx en su originalidad, al Marx creativo, abierto al cambio, contrario al dogma, Hoy más que nunca lo necesitamos, cuando corrientes neoliberales intentan abrirse paso en algunos casos desde perspectivas muy sutiles incluso en nuestra Cuba considerando de segundo plano al criterio transformador de la masa trabajadora, donde portadores de verdades absolutas desde el pedestal convocan a caminos que no se saben hacia donde van, o mejor dicho bien conducen hacia donde irremediablemente nos llevaría un error en un proceso revolucionario al que se oponen las fuerzas retrógradas más poderosas que jamás existieron.

  • Luis M. Domínguez Batista dijo:

    Ser marxista verdadero es como conquistar la verdad absoluta. Hoy más de uno quiebran las patas y se entregan de una forma u otra a compartir esperanzas junto al enemigo y se van proclive de cambiar de doctrinas. Es una ralidad del tiempo en que algunos por no decir muchos han quebrado sus partidos y sus militancias en cosa casi increible y se van de gloria a figurar entre los refinados burgueses en las capitales europeas y algunos se pasezan en Nueva York o en París y se las dan de izquierda moderada.

    Nadie a ciencia cierta sabe el secreto de porque se cayó el socialismo en Europa y cómo este fue socabado luego de tanta sangre vertida y de tanta ideología científica desplegada. Había una supuesta realización internacional a sabienda de que Lenin había dejado hecho un partido al estilo de lo que quizo formar Carl Marx cuando hizo la Internacional Obrera.

    Los pueblos tienen más que nadie en la historia que han vivido y en lo que se ha acumulado de experiencia política, más de lo que nadie se piensa, para hacer la verdadera ideología del tiempo que nos avecina y de la Revolución que pondrá fin a la prehistoria.

    Si alguien ha tenido razón en lo que dijo ese fue Carl Marx, cuando predestinó que el Comunismo se haría firme y sería cuando terminara el Estado burgues y primara una sola clase en el mundo, el hombre como única y alta raza pensante y altivo.

    Pese a todo lo que ha ocurrido el marxismo ha marchado adelante y tiene hoy más vigencia que nunca y terminará por imponerse, aún cuando pudieran morir todos los marxistas actuales sin ver el triunfo. Hay que tener en cuenta que esta es una lucha evolutiva que va de más a menos y podrá tener unas veces retrocesos, podrá detenerse, pero en fin el hombre y la única raza que es casi que un milagro, porque la especie humana aparece como un accidente y tiene todas las de ir adelante y escala más que lo que pierde en cuanto a sociedad e inteligencia.

    Cuanto ha hecho el hombre como especie hasta ahora pudiera servirle para resolver el enigma de lo que les falta pra escalar en cuanto a conocimiento y hechura. Son ya más los buenos que los malos, aún cuando veamos el mundo lleno de defectos y serán un día, como fue cuando la Revolución Francesa, en que todos nos pongamos de acuerdo y termine la prehistoria, porque la necesidad hará el milagro y los seres humanos habrán de escalar para sobrevivir y nadie los detendrá.

    Las revoluciones no se hacen por razones de inercia y espontaneidad, las revoluciones la escala el hombre antes que todo en el pensamiento y la hace posible con audacia. Los que han muerto pensando en que el hombre es eterno y han abrasado el amor como factor de lucha han tenido siempre el reconocimiento humano por sobre todas las cosas y se han hecho valer en la ciencia y en el empeño de llevar la raza adelante. Esos son los que cuentan.

    La ineptitud de los guerreristas, de los que poenen trabas al desarrollo universal de las naciones, los que no comparten las esencias y son todo afan de lucro, prepotencia y fuerza, terminarán ellos mismos siendo sus propios contrarios y un día de las cenizas del capitalismo altamente desarrollado, surgirá el hombre nuevo que puso el marxismo en el camino y que no es tal y como lo habrá dibujado nadie, sino producto del conocimiento y de la evolución humana que aún no lo imaginamos total libre de compromisos y con camisas de fuerza forzando un mundo, sino haciéndolo mejor.

    El alba del conocimiento, es tambien el alba de la libertad donde aparecerá la república de todos y no habrá diferencias sino en la forma de hacer para ser mejor.

    Llamar democracia a los actuales comportamientos en que se domina por la fuerza, en que se imponen políticas, en que se domina por ordenanzas y se hacen combites de criminales a la luz de fiestas de prostitutas y genes microbianos para cambiar el mundo y desnutrir a la mayoría para albergar la esperanza de hacer eterno el mundo burgués y se reunen en clubes y hoteles de forma furtiva en que comparten doctrinas y colores para amasar el crimen que riegan por el mundo más sufrido, es cosa de locos que ha de ponerle fin el propio hombre cuando esté lleno el cubo y no quepa más inmundicias. Es cuestión de dialéctica y de evolución y la casa no da para más. Todo tendrá que resolverse y eso no llevará sino a que todos debamos hacer posible la Revolución Universal de los que un día se llamaron proletarios y se propusieron liberar al hombre de tanta basura.

  • Amador dijo:

    La lucha ideológica, la lucha por reponer el método científico, por avanzar en el análisis y la acción sobre la base del materialismo revolucionario, es vital. La sierra maestra del presente siglo es ganara en la batalla de las ideas.

    Un abrazo
    Amador
    !Estudiamos para vencer!
    http://www.marxismo.cl

    http://www.marxismo.cl/mod/forum/discuss.php?d=1793

    Les dejo un vínculo como regalo y agradecimiento por este buen artículo:
    http://www.marxismo.cl/mod/forum/discuss.php?d=1789

  • Carlos Valdés Sarmiento dijo:

    Marx es un referente importante,pero siempre que conoscamos a nuestros pensadores, incluyendo los marxistas latinoamericanos.
    Enséñese al dedillo la historia de los incas aca, aunque no haya tiempo de estudiar la de los arcontes de Grecia, nuestra Grecia es preferible a la Grecia que no es nuestra, nos hace más falta.

  • eduardo dijo:

    el bátiushka Marx, pilar de los q actualizamos el socialismo.

  • Josef dijo:

    No coincido con Luis domingues B las causales de la caida del campo socialista son bien claras sin dejar de tomar en cuenta las acciones de la inteligencia de las potencias occidentales, el divercionismo idelógico etc, pero lo que si esta bastante claro es que el modelo que existio en la ex URSS no es socialista, las características del Estado al que hizo referencia Marx como Estadode nuevo tipo no tenian nada que ver con el Estado socialista sovietico y el marxismo se aleja de autocatalogarse como verdad absoluta, cuidado que el dogmatismo ha sido la desgracia mayor en la aplicacion práctica del marxismo.

  • LAZARO RAMIREZ. dijo:

    ME VIENE A LA MENTE UNA PREGUNTA,MARX ERA FREUDIANO O FREUD ERA MARXISTA?.GRACIAS.

Se han publicado 16 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Paquita Armas Fonseca

Paquita Armas Fonseca

Periodista cubana especializada en temas culturales. Colabora sistemáticamente con el diario digital La Jiribilla.

Vea también