Imprimir
Inicio » Opinión  »

Comedia de equivocaciones: ¿Por qué persisten en el bloqueo?

| 2

Quien pretenda establecer claramente los motivos del bloqueo de Washington contra Cuba, podría referirse a las resoluciones de la OEA en 1962 y 1964, pero se quedaría corto, pues no fue entonces que comenzó el bloqueo. Las agresiones dictadas por el gobierno de Estados Unidos de Norteamérica, se perpetraron ya en los primeros meses de la revolución. No podía tolerar, el imperio, la presencia de un gobierno que no se sometía a sus dictados. Que esto ocurriera a 90 millas de sus costas, lo hacía más irritante aún.

¿Cómo ocurrió esta agresión? El Che relató, con toda claridad, las causas y las circunstancias en que ocurrió tal proceso. Fue en la V Sesión Plenaria del Consejo Interamericano Económico y Social, realizada en Punta del Este, Uruguay, en agosto de 1961. Así relataba los hechos: "En octubre de 1959, solamente se había realizado la Reforma Agraria como medida fundamental económica del Gobierno Revolucionario. Aviones piratas, que partían de Estados Unidos, volaron sobre el territorio aéreo de La Habana y, como consecuencia de los propios proyectiles que arrojaron, más el fuego de nuestras baterías antiaéreas, se produjeron dos muertos y medio centenar de heridos. Luego, tuvieron lugar las quemas de los campos de caña, lo que constituye una agresión económica, una agresión a nuestra riqueza y que fue negada por los Estados Unidos hasta que estalló un avión -con piloto y todo- y se demostró, indiscutiblemente, la procedencia de esas naves piratas. Esta vez el gobierno norteamericano tuvo la gentileza de pedir disculpas. Fue también bombardeado por una de estas naves el Central España., en febrero de 1960". El relato es largo, incluyendo el atentado contra el vapor "Le Couvre", la negativa de las empresas estadounidenses a procesar el petróleo importado de la Unión Soviética, la primera amenaza de la OEA, la suspensión de la cuota azucarera de Cuba en diciembre de 1960 y una serie interminable de agresiones.

Con todo esto, era evidente que Estados Unidos, más propiamente su gobierno, rendir por el hambre y la escasez a la revolución cubana. Estamos en octubre de 2009; cincuenta años después de las primeras agresiones preparadas, promovidas y realizadas por los organismos de espionaje y contraespionaje norteamericanos. La lista de presidentes de EE.UU. implicados en estos daños a un país pequeño como Cuba, comienza con Dwigth Eisenhower y llega hasta Barak Obama, con una sucesión den normas y leyes que agravan el bloqueo contra Cuba, pero que se muestran ineficaces para vencer al pueblo cubano.

La siguiente pregunta, por lo tanto, es ésta: ¿qué hace posible que la Casa Blanca persista en una medida que, a ciencia cierta, sabe que no dará resultados? Decir que es vanidad, sería poco serio. Tampoco puede ser rutina y, mucho menos, capricho. Porque no es posible suponer que un capricho que les cuesta mucho dinero y una mala imagen internacional, sea el núcleo de esa acción. El bloqueo se mantiene por algo mucho más efectivo.

Creo que hay ejemplos muy importantes. Su descarada intervención en República Dominicana: asesinato de Rafael L. Trujillo, veto a los jefes militares progresistas, derrocamiento del presidente electo Juan Bosch e instalación de Balaguer en la presidencia. Los crímenes cometidos en Granada para asesinar al presidente Maurice Bishop. Las operaciones sucias contra Nicaragua hasta destruir la revolución sandinista. La grosera ocupación de Panamá dizqué para detener a un presidente que comenzó siendo su hombre de confianza. Y puedo seguir la larga lista de manipulaciones que incluye el golpe de estado en Honduras hace tres meses. Quiero decir, con esto, una verdad absoluta: si Washington levanta el bloqueo, de hecho, renuncia a su arbitraria potestad de manejar a América Latina como su patio trasero. Barak Obama no puede hacer nada contra esa maquinaria no es el botón de arranque ni de paro; apenas es una ruedita que puede ser sustituida sin mayores complicaciones. ¿Acaso no lo hicieron así con John Kennedy? Fue un escándalo internacional, pero lo hicieron y no dudaron  en manejarse con soberbia culpando a un pobre hombre, a quien hicieron asesinar para después eliminar al asesino de aquel que declararon como único autor del crimen.

El pueblo de Cuba sufre ese bloqueo que no para mientes en provocar enfermedades, racionamientos, restricciones en los servicios y un gran número de otras calamidades que, a los precios de hoy, suman alrededor de 250 mil millones de dólares. Por supuesto, hay muchos aspectos que no se toman en cuenta al hacer tales cálculos.

Está, por ejemplo, la reclamación que sostiene, todos los años, la casi totalidad de los miembros de la Asamblea de Naciones Unidas. ¿Cómo puede medirse esto? Hay un solo modo de hacerlo: la conciencia que se ha adquirido, en cada rincón del planeta, de los efectos negativos que tiene ese bloqueo. Es una traba permanente al comercio internacional. Tanto así, que Washington tiene y ahora anuncia cada año, cuántos y cuáles países no gozan de su confianza. Cuba siempre ocupa el primer lugar y a la CIA le parece efectivo decirle al mundo: ¡Aquel y aquel otro gobierno, no son de nuestro agrado, tengan cuidado en hacer negocios con ellos!

Pero, por supuesto, no es un problema mercantil. Está en juego la dignidad de los pueblos. Este 28 de octubre, una vez más, la Asamblea General de la ONU dirá NO al bloqueo y el delegado norteamericano más los dos o tres que le acompañan obedientemente, se desentenderá del asunto y el señor Barak Obama seguirá obedientemente las instrucciones de mantener y agravar el bloqueo, como ha acatado la orden de enviar otro contingente de tropas a Afganistán.

¿Hasta cuándo, pues? Hasta cuando tú quieras. Hasta cuando los votos de la Asamblea General tengan verdadero valor en la ONU. Sin embargo, para concretar ese valor, hay que cambiar las reglas del juego en un mundo que sigue dominado por los poderes ocultos de Estados Unidos de Norteamérica.

Se han publicado 2 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • hchaves dijo:

    TODO EL PUEBLO CUBANO ES UN HEROE. NI UN PASO ATRAS CON EL BLOQUEO YANKI

  • F. Juan Águila dijo:

    Es interesante la pregunta.

    El prime gobierno después de enero de 1959, fue calificado de moderado. Había pluralidad, en una palabra.

    Justamente, en abril de 1959 Fidel Castro viaja a Estados Unidos para una reunión con autoridades y empresarios, porque de qué otra forma se explica que viajara con una representación empresarial importante, para reuniones en un plano de igualdad, en todos los sentidos. Claro, era la primera vez que a un gobernante cualquiera de los países del sur del Río Bravo, se le ocurriera hacer una visita en esos términos. Sin embargo, el Sr. presidente de los Estados Unidos de Norteamérica Dwight D. Eisenhower, se dedicó a la practica del golf, mientras delegaba en el Vice-presidente Richard Nixon la “tarea” de atender al Presidente cubano y su delegación.

    El resultado y las opiniones del vicepresidente son conocidos. El propio Fidel Castro lo recordaba hace muy poco. A partir de ese momento los gobernantes de nuestro vecino del norte ya habían decidido.

    ¿Era el comunismo en abril de 1959? ni pensarlo. Aunque no hay un "Socio" tan conveniente en estos momentos para Estados Unidos como China. Otro ejemplo es el pueblo de Viet Nam, (Comunista) quien les propinó la derrota más humillante de su historia.

    Teniendo en cuenta las riquezas naturales del área centroamericana, no es de extrañar que a Cuba no hayan aflorado todavía riquezas que desconozcan las autoridades cubanas. No tienen conocimiento los “Sabios” correspondientes de los Estados Unidos, que si bien no han podido husmear a su libre albedrío en Cuba si lo hicieron a su antojo todo lo que quisieron (Desde Diciembre de 1958 hacia atrás). Tuvieron tiempo suficiente.

    Es que Cuba surgió con el Don natural y exclusivo de Café, Tabaco y Ron (más azúcar).

    El tiempo dirá porque no somos diferentes de Méjico, Venezuela y otros países hermanos y próximos, por solo mencionar algunos. Hay más tiempo que vida para cada uno de nosotros.

Se han publicado 2 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Antonio Peredo Leigue

Antonio Peredo Leigue

Es periodista, profesor universitario boliviano. Hasta 1992 fue director del semanario Aquí. Fue candidato vicepresidencial del MAS.

Vea también