Imprimir
Inicio » Opinión  »

No volar muy alto, pero solo

| 4

Tomado del Huffington Post
Traducido por Geleny Ramos, de Cubadebate

juanes1Una de mis obras favoritas resulta ser Cyrano de Bergerac, de Edmond Rostand. Los monólogos son muchos, pero hay uno en particular que ha estado dando vueltas en mi cabeza casi toda esta semana.

Como la mayoría de los monólogos de la obra, no tiene título, sino que son reconocidos por la frase de apertura o simplemente por alguna frase. Esta en particular pertenece al segundo acto de la obra, y en gran medida, en mi opinión, encierra el mensaje de la historia: reducirse a lo que otros quieran, o no.

Durante las últimas semanas, sucesos desafortunados en el Sur de la Florida no solo han probado que los discos compactos efectivamente pueden ser destruidos con mandarrias, y que existe el derecho inalienable de llevar camisas negras y luego quemarlas, sino que también nos ha mostrado que muchos, muchos otros en la misma región de los EEUU y en otras orillas tienen, hablando francamente, sentido común.

Desafortunadamente el sentido común es el menos común de los sentidos, y aquellos que no lo tienen, han hecho todo lo que han podido en el calor del verano, para tratar de convertir las vidas de un hombre y su familia en un caos interminable, con la esperanza de poder desacreditarlo lo suficiente, o intimidarlo lo suficiente como para disuadirlo de su objetivo.

Juanes y su familia han estado siendo atormentados hasta el punto de haber tenido que llenar una queja formal ante el departamento de policía de Key Bizcayne.  

Las amenazas deben tomarse a la ligera cuando vienen de gente que no puede ver más allá de su ira, y no se dan cuenta de que incluso aquellos que normalmente estarían en contra de cualquier cosa que sucediera en Cuba -y cuando digo “cualquier cosa” me refiero específicamente a cualquier tipo de acercamiento entre los EEUU y Cuba— están a favor de este concierto. 

Sin embargo, cuando estas amenazas van dirigidas a una esposa embarazada y amenazan la vida de un artista, y lo que podría considerarse mucho peor, que estas amenazas se han hecho mediante malas metáforas, mal citando a Voltaire, bueno, entonces las cosas realmente se están saliendo de control.

Juanes, por supuesto, tiene todo el derecho de cancelar su concierto; tiene el derecho de retirarse. Sin embargo, yo pienso ahora, que él sabe que cuenta con muchos más seguidores que antes de lanzarse en este pacífico viaje, y su responsabilidad como artista ha crecido mucho más.

Ahora disfruta de la solidaridad de artistas de todo el mundo, y cuenta con el apoyo de cientos de fanáticos cubanos dentro y fuera de la isla, de izquierda, de derecha, y del centro. Su causa ahora se ha convertido realmente en una causa de paz. No una paz blanca, ni roja, ni azul, sino un arcoiris de paz.

Porque como dice Cyrano, “por principio, hay cosas en este mundo que un hombre hace bien en llevar a los extremos”.

Así que, a Juanes y a todos aquellos que todavía dudan de sus intenciones, les envío esta abreviada, parte de mi monólogo favorito en Cyrano de Bergerac, de Rostands:

¿Adular el talento de los canelos? ¿Vivir atemorizado por infames libelos y repetir sin tregua: ¡Señores, soy un loro, quiero ver mi nombre escrito en letras de oro!? ¡No, gracias! ¿Sentir terror a los anatemas? ¿Preferir las calumnias a los poemas? ¿Coleccionar medallas? ¿Urdir falacias? ¡No, gracias! ¡No, gracias! ¡No, gracias!… Pero cantar, soñar, reír, vivir, estar solo, ser libre, tener el ojo avizor, la voz que vibre, ponerme por sombrero el universo por un sí o por un no, batirme o hacer un verso; despreciar con valor la gloria y la fortuna, viajar con la imaginación a la luna, no pagar jamás por favores pretéritos, renunciar para siempre a cadenas y protocolo; posiblemente no volar muy alto, pero solo.

Lea el artículo original en The Huffington Post

Se han publicado 4 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Georgina dijo:

    Que bonito articulo y gracias por tan linda reflexion, yo no creo que Juanes cancelara su concierto, pero es asustante que haya tanta maldad en el mundo al grado de terrorizar a este artista, a su familia,a artistas Cubanos y a toda la sociedad Cubana y de paso el resto del mundo. Este es un ejemplo claro de que tan podrida esta la sociedad Miamense al permitir estos actos de terror.
    Hagamos votos porque el concierto sea un ejemplo de amor amistad y paz, y mas votos para que dejen libres a los cinco
    un saludo
    Georgina

  • Andrés dijo:

    Inteligente y valiente articulo periodístico. Demuestra que en el mundo no todo está perdido y que como he expresado en anteriores comentarios en esta prestigiosa WEB: todavía quedan muuuuchas personas que aman, construyen y que llevan en sí el decoro de otras, cuya única razón de vida es: enlodar, ensuciar, corromper y dañar las buenas obras de los anteriores.

    Generalmente soy una persona bastante optimista y por eso estoy convencido de que el mundo no se ha acabado aún, porque “hay mas personas buenas que malas”; eso confirmo siempre que contemplo las obras hermosas que se hacen por ahí, en cualquier parte de este mundo tan necesitado de paz, amor, tolerancia e inteligencia.

    El “ya” multicolor MEGACONCIERTO en la Plaza de la revolución es una muestra inequívoca de que lo que opino es correcto. Al final de la película los buenos siempre ganan, pues existen muchas formas de ganar batallas. El concierto de marras, aunque todavía falten 19 días para su celebración, es ya una batalla ganada de antemano Y CON CRECES.

    Los buenos ganaron, la razón se impuso al fin a la ignorancia y a la estupidez porque el mundo ya vio, oyó, está sacando sus propias conclusiones…y la verdad salió a flote. Ni las infames amenazas, ni las torceduras de brazos podrán jamas coartar las buenas y nobles ideas.

    Recuerden lo que digo: “””esto es solo el comienzo”””.

    Saludos.

  • Denis c rojas daboin dijo:

    Felicidades q bueno q allas citado esa gran historia conocida en el mundo entero … me parece q no hay una cosa q se le admire mas a un ser humano q su lucha por la justicia y la tan añorada pero poco luchada paz… mis mejores deseos para juanes en realidad q lamentable q algo q debe ser digno de admiracion por todo el planeta le esten tendiendo calumnias se donde no las hay … juanes sigue asi de verdad son muchas mas las personas q te apoyamos q las q tratan de malversar tu bello acto .. dios te bendiga … no sabes cuan orgullosos y hablo en plural porq lo hago en nombre de mi familia tambien… nos sentimos de q un hermano nuestro este haciendo tan bella y admirada lucha por la union de todos ,,, soy venezolana especificamente de barquisimeto y siento tanto orgullo de ti como si fueras de mi propia tierra. aunque seguramente lo somos esa es tu lucha y la de muchos q se atreven a levantar la voz por esta causa .. felicidades y te apoyamos cien por cien en venezuela …

  • fela dijo:

    comparto totalmente con los comentarios expuestos, es una verguenza para el mundo esta plaga que no comprenden que a todas las persona no se pueden manipular, son unos desgraciados, que no disfrutan las bondades de la vida, no tienen nada productivo que hacer solo tratar que no vivamos, sin tener en cuenta que a pesar de todas nuestras dificultades y advesidades nuestra alegría de vivir a plenitud no la empaña nadie, esperamos que Juanes siga en su intento y será más libre.

Se han publicado 4 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Margarita Alarcón Perea

Margarita Alarcón Perea

Filóloga y especialista en temas de política internacional, particularmente de las relaciones entre Cuba y los Estados Unidos. Es colaboradora habitual de Cubadebate. En Twitter: @Maggichu

Vea también