Imprimir
Inicio » Opinión  »

La OFAC enseña sus capuchas

| +

• ¿A quién, en la Casa Blanca, se le ha ocurrido la idea absurda de prohibir a los cubanoamericanos viajar a Cuba para asistir a un familiar enfermo, velar una madre enferma, ver una última vez a un padre que acaba de morir?

Entre las últimas sanciones tomadas por el Departamento del Tesoro en contra de los cubanos residentes en Estados Unidos que viajan a Cuba, aparece la eliminación de aquellos permisos llamados humanitarios que se les otorgaba para que puedan venir en la Isla en caso de emergencia.

Increíblemente, la Oficina de Control de Activos Financieros (OFAC) del Tesoro acaba de dejar filtrar que, a partir del próximo primero de junio, no se permitirán más "excepciones" para casos "de extrema necesidad humanitaria" .

Un cubanoamericano que no posea un permiso listo para viajar, aún en el caso de no haber usado esa "facultad" en los tres años anteriores, no podrá visitar a su país de origen para llevar, de manera urgente, aunque sea su sola presencia, a un pariente en extrema dificultad.

Lo decidieron así - Bush, el Jefe del torturador Rumsfeld - y su Commission for Assistance to a Free Cuba, tal como se designa, en inglés, en los propios documentos traducidos al español del Departamento de Estado.

Las orientaciones fascistas de la OFAC comportan unas barbaridades más.

La visitas familiares se restringen a los abuelos, los nietos, los padres, cónyugues y niños. Primas y tíos y demás familiares "lejanos" han dejado de ser familia, por orden del Fuhrer.

Imposible visitar tampoco al amigo de siempre, al vecino que nos crío, al maestro que nos formó, al anciano que tanto nos ha dado.

En las órdenes que tiene la kommandantur de la OFAC no hay espacio para el sentimentalismo.

El visitante "familiar" no podrá llevarse más de 50 dólares para sus gastos cuando al hombre de negocios que viaja a la Isla se le permite llevar 167. Las instrucciones bushistas especifican que "no importa" si el familiar no tiene otro remedio que alquilarse una habitación en un hotel para alojarse.

Los Oberfuhrers de la OFAC también tienen la orden de impedir cualquier movimiento de estudiantes de colegios o universidades hacia la Isla, salvo en los casos donde el programa acordado "apoya directamente los objetivos de política extranjera" del Departamento de Estado.

Los equipajes se limitarán a 44 libras. Y ya.

Por otra parte, los "regalos" enviados a la Isla tendrán obligatoriamente que ser medicamentos y… radios pero que solo sean "receptores".

La lista sigue así, llena de directivas torcidas salidas de algunos cerebros enfermos. Los de los asesores privilegiados de Bush, los capos del Cuban Liberty Council. Aquellos terroristas que dominan a la Miami mafiosa y que desde ya décadas no tienen más familia en esa Isla que tanto desprecian.

Y que se dedican a torturar. •

Haga un comentario



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Jean-Guy Allard

Jean-Guy Allard

Periodista canadiense radicado en Cuba. Es autor del libro "Auge y caída de Reporteros Sin Fronteras".

Vea también