Imprimir
Inicio » Opinión  »

¿Dónde está Reporteros Sin Fronteras?: Democracia, Miami Style

| +

  John Timoney  

Especial para Cubadebate

Los periodistas que van a cubrir las protestas contra las negociaciones del Área de Libre Comercio de las Américas (ALCA) que se realizarán en Miami estarán integrados a las cuadrillas "anti-motines" de la policía, reportó AP.
 El Jefe John Timoney confirmó que colocará a los periodistas al frente de las protestas, en las propias filas de sus fuerzas de represión. En el país que da lecciones al mundo de democracia y de libertad de expresión, The Miami Herald no sólo aplaude las propuestas fascistas del Jefe Timothey sino que contribuye económicamente al presupuesto de la ciudad para la organización del evento y, por consecuencia, la represión de sus opositores.
 "La policía desea estar preparada por si se producen hechos de violencia similares a los desatados durante las negociaciones de la Organización Mundial del Comercio en la ciudad de Seattle en 1999 cuando se arrestó a 500 personas", anunció sin asombrarse el Nuevo Herald -la versión neo-colonial del supuestamente influyente diario.
 Ministros de los gobiernos de 34 países de las Américas, se reunirán en Miami a partir del próximo lunes para analizar el sueño hegemónico norteamericano del Área de Libre Comercio de las Américas (ALCA) con la que se pretende crear una zona sin restricciones comerciales en un hemisferio desigual.
 La integración de los periodistas a las brigadas de palizas es inspirada, según Timothey, de técnicas ya usadas por el ejército norteamericano.
 "Desde hace tiempo los periodistas han acompañado a la policía en redadas y operativos, confirma AP. Pero el jefe de policías John Timoney dijo que su plan colocará a los periodistas al frente de las protestas".
 Las organizaciones noticiosas invitadas a participar en el operativo policial incluyen, entre otros, a: The Associated Press, la cadena televisiva NBC, la agencia Reuters, CNN, el canal de TV Fox, y por supuesto al Miami Herald
 Por otra parte, numerosas organizaciones de noticias locales y nacionales tendrán un lugar en las cuadrillas de bicicletas utilizada para perseguir a los manifestantes.
 Las tropas de Timoney ya han acumulado montañas de equipos de último modelo, cascos, escudos, bastones, gases, pepper spray, en fin, todo lo concebido por los proveedores especializados. Usarán una barrera de 8 pies de altura y varios cañones de agua. Han construido una prisión, especialmente para el evento, paradójicamente ubicada en… Liberty City.
 Bajo sus orientaciones, más de 40 agencias represivas (law enforcement agencies) participarán en un "masivo" plan de seguridad. Unos 2 500 agentes de su policía formarán un cordón blindado alrededor del Hotel Inter-Continental donde estarán reunidos los delegados.
Varios cuerpos policíacos han sido asignados a patrullar zonas específicas. Así Hialeah es responsable de Bayside Park, el Florida Highway Patrol del distrito financiero de Brickell Avenue y Coral Gables del Hotel Hyatt, el segundo sitio de la Cumbre. La Guardia Costera tendrá un puesto de mando especial en el puerto.
 El Departamento de Policía de Miami ya ha anunciado que sus gastos de compra de equipos y entrenamiento del personal alcanzaran los 2 millones de dólares antes de que empiece el evento.
 El presupuesto de la operación represiva debe alcanzar "entre 4 y 8 millones de dólares" antes del final de la reunión.
 La Ciudad de Miami ya ha anunciado haber reunido 12 millones de dólares para el evento.
 "Uno de los principales patrocinadores es The Miami Herald Publishing Co. que ha contribuido con dinero y espacio publicitario gratuito tanto al presupuesto de la reunión como al de la campaña para obtener la sede, según dirigentes del ALCA y del Herald", reportó el propio Herald en su edición del 6 de noviembre.
 Increíblemente, el presupuesto federal de 8,5 millones para la Cumbre se disimuló en el presupuesto votado a principios de noviembre para la ocupación de Irak, según el Palm Beach Post del 4 del mes.

TIMONEY PROPONE SU LEY MARCIAL

Entretanto los commissionners de la ciudad del alcalde cubanoamericano Manny Díaz han acogido un texto de reglamento especial, concebido por Timoney para el evento.
 Según esta reglamentación, muy parecida a una ley marcial, constituye una asamblea ilegal cualquier combinación de tres (3) personas, animales o vehículos.
 "Lo que significa que la policía me puede ver manejando mi carro con mi perro y afirmar que participo en una manifestación ilegal, señaló irónicamente un observador. De igual forma, dos hombres sentados en la esquina jugando dominó cuando un perro pasa se encuentran en la ilegalidad".
 La ley proclama ilegal la posesión de rifles, shotguns, pistolas, granadas y otras armas en una "asamblea". Lo que parece normal. Pero la nueva ley prohíbe la posesión en la calle de "cualquier tipo de cristal, mármol, carteles de vinil, palos de carteles,  bates de béisbol, pelotas de béisbol, cualquier pelota de goma y cualquier objeto que la policía pueda considerar que sea un arma".
  En un editorial publicado el 23 de octubre, el Miami Hearld se declaró a favor del reglamento Timoney.

 EXPERTO EN "CONTROL DE MASAS"

"Uno tiene que asegurarse de mantener una mano alrededor de una de sus gargantas", comentó el policía Número Uno de Miami, explicando sus técnicas represivas al Washington Post. ("You just have to make sure that you keep one hand around one of their throats")
"Le garantizó que esta vez se enfrentarán con algo que nunca antes hemos visto", declaró Timoney a otro reportero. (``I guarantee you they'll come up with something we haven't seen before.'')
 De hecho, Timoney tiene una reputación bastante impactante en materia de "control de masas".
 En el 2000, dirigió la represión salvaje de los manifestantes que sitiaron la convención nacional de los Republicanos. Era entonces Jefe de la policía de Filadelfia, la ciudad donde la minoría negra es más reprimida en la unión norteamericana.
 La operación fue un verdadero desastre con decenas de denuncias de casos extremos de brutalidad policíaca, cientos de arrestos y… 20 carros de patrulla destruidos.
 De acuerdo con un informe de Amnesty International, fechado de junio de 1996, Timoney se ilustró también por su tendencia a la mano dura cuando era el segundo del Jefe de la policía de Nueva York.
 Según el documento, en 1994, el primer año de presencia de Timoney en el "Big Apple", la ciudad conoció "un aumento del 34% en los casos de civiles muertos a tiros".
 El mismo año, aumentaron de "53,3%  los casos de civiles matados siendo detenidos por la policía".
 Amnesty también informó que el New York City Civilian Review Board, encargado de vigilar las actividades de la policía,  "reportó que recibió 4 920 nuevas quejas, un aumento de 37,43 % sobre el año anterior". (Amnesty International, Police Brutality in the New York City Police Department, 1996).
 Al llegar a Filadelfia, Timoney mantuvo el ritmo.
 El informe del 2000 de la Police Advisory Commission, reportó un número de quejas récord.
 En un caso famoso de violencia, la Comisión estudió una cinta video  donde 10 oficiales de la policía de Timoney golpeaban con los pies y sus bastones a un sospechoso… 59 veces en 29 segundos.
 ¡A ver qué nuevas sorpresas prepara Timoney para los reporteros que llegarán a integrar sus brigadas represivas!
 Detalle interesante, Timoney antes de enseñar a los periodistas cómo hacer su trabajo, lo hizo con las fuerzas represivas irakíes entrenadas por sus amos de la US Army. En el curso del verano, el Jefe de la policía de Miami viajó a este país árabe, a solicitud del Departamento de Defensa, para asesorar durante una estancia de 10 días a los colaboradores irakíes del imperio en la creación de la nueva academia de policía situada en la ciudad norteña de Kirkuk, bastión de resistencia al invasor…
 Lo cierto es que Reporteros Sin Fronteras y su gran líder, el operativo de la CIA Robert "Bob" Ménard, no han denunciado los golpes dados a la ética profesional ni a la colusión del principal diario de South Florida con el gran capital en esta metrópoli norteamericana donde los periodistas serán parte del show represivo-mediático. Y donde las víctimas del Jefe Timoney, en el "país de la libertad" tienen aseguradas sus plazas. En la prisión especial de Liberty City…

Haga un comentario



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Jean-Guy Allard

Jean-Guy Allard

Periodista canadiense radicado en Cuba. Es autor del libro "Auge y caída de Reporteros Sin Fronteras".