Imprimir
Inicio » Noticias, Salud  »

Causas y azares del brote de COVID-19 en el Hospital Faustino Pérez de Matanzas

Por: Ayose García Naranjo, Guillermo Carmona Rodríguez, Lisandra Pérez Coto
| 102 |

Hospital Faustino Pérez. Matanzas, Cuba. Foto: Periódico Girón.

En lo que va de 2020, la vida de los cu­banos se define en jerga médica: in­fes­tados, asintomáticos, recuperados. Ca­da mañana las personas esperan la conferencia de prensa para que el doctor Francisco Durán, director nacional de Epi­demiología, comente si la curva – probablemente, el gráfico más importante en la historia de la Isla – ascendió o descendió y así poder calcular cuánto falta para regresar a la cotidianidad, aunque nadie sepa si habrá una, porque la COVID-19 constituye una enfermedad con la que tendremos que aprender a convivir, al igual que lo hicimos con el dengue o el SIDA.

En la segunda semana de mayo, cuando la curva alcanzaba su punto de inflexión más bajo y en proporción aumentaba la esperanza de los cubanos de un regreso a la “normalidad”, un brote epidemiológico en el Hospital Clí­nico Quirúrgico Comandante Faustino Pérez, de la ciudad de Matanzas, impactó contra los buenos au­gurios; en sí, el contexto temporal ha provocado que el suceso del centro hospitalario más importante de la provincia quedara expuesto ante los reflectores de la opinión pública.

Se trata del segundo caso de contagio dentro de un centro de Salud en la provincia, previamente fue el Hospital General Docente Julio M. Aristegui Vi­llamil, de Cárdenas, durante el pasado mes de abril. Pero en Cuba ya habían ocurrido otros eventos tan sensibles como este, uno de ellos en un Hogar de ancianos de Villa Cla­ra y otro en el Centro de Protección Social del Cotorro, en La Ha­bana.

Causas y azares se han unido para dar origen a este evento que hasta el miér­coles, 20 de mayo, acumulaba 46 po­si­tivos al Sars Cov-2. Según cifras ofrecidas por Haydeé Linares Sosa, jefa del De­par­ta­mento de Epide­mio­logía Hospitalaria de la institución mé­dica, siete corresponden a pacientes, 15 a familiares o acompañantes y 24 son trabajadores, entre médicos, enfer­me­ras, secretarias de sala, tecnólogos de rayos X, auxiliares de limpieza, estu­dian­tes internos, entre otros.

Este reportaje busca denotar los azares; pero, sobre todo, señalar las causas.

Paciente índice

Acerca del origen del incidente se han manejado varias teorías populares, como ocurre casi siempre que se crean vacíos informativos; pero también ha resultado complicado para los especialistas determinar por dónde entró la infección al hospital.

Acerca del llamado caso índice, la máxima responsable de la epide­mio­lo­gía en el centro explicó que el inicio, se presume, esté en el arribo a mediados de abril de “una paciente, proveniente de Triunvirato, una de las zonas que ha­bía sido declarada en cuarentena por el alto número de casos infestados”.

“Fue una mujer que llegó con neo­plasia de mama, insuficiencia renal y problemas urológicos, lo cual hizo que transitara por varias especialidades. La enferma no exhibió ningún síntoma propio de la Covid-19 al arribar al cen­tro, solo al final del día al realizarle una radiografía de tórax se de­tecta una neumonía y se evalúa como caso sos­pe­choso”, explicó Andrés La­mas Acevedo, director ge­neral del Faustino Pérez.

Al instante se remite al Hospital Militar Doctor Mario Muñoz Monroy. El protocolo dispone que el paciente sea trasladado en una hora; no obstante, de­moró cerca de 14 en que lle­gara el Sistema In­te­gra­do de Urgencias Médicas (Sium).

Haydeé Linares Sosa re­co­noce que “este servicio en Matanzas dispone de muy pocos medios de transporte y eso dificulta la rigurosidad en el cum­pli­miento del tiempo de permanencia de las personas en el hospital”.

Lamas Acevedo relata que “al llegar la noticia de que el PCR de la paciente era positivo, se generó un control de foco alrededor de ese primer caso, en el que se realizaron las pruebas a un grupo de trabajadores, entre ellas una interna de Urología que fue una de las que atendió directamente a la paciente y trabajó ade­más, en la sala de Terapia Inter­media”.

Por las declaraciones de varios de los entrevistados, se supone que esta re­si­dente en Medicina fue la que pudo haber servido de puente para la transmisión ha­cia la terapia. “Posteriormente se detectó otro grupo de pacientes po­siti­vos que se trasladaron al Hospital Mi­litar y como consecuencia se aislaron a todos los médicos de la Terapia Inter­me­dia. En este control se detecta un pa­ciente asintomático que fallece con la en­fermedad, pero no a causa de esta y se am­pliaron las pruebas de PCR que hasta el momento superan las 1 200”, con­clu­yó Lamas Acevedo.

Azares no tan fortuitos

Una comisión investigativa del Mi­nisterio de Salud Pública, cuyos re­sultados se analizaron por el Consejo de Defensa Provincial, reveló como causas del evento producido en el Faustino Pé­rez violaciones higiénico-epi­­­de­miológicas, indisciplinas del personal médico y acompañantes, entre otras.

Aunque la mayoría de los en­tre­vistados por estos reporteros coin­ci­die­ron en que sí se incumplieron pro­to­colos, cometieron indisciplinas y hubo baja percepción de riesgo en algunos trabajadores, ellos agregan a estas, otras causas objetivas que condujeron al lamentable hecho.

A Laudelino Fernández Medina, jefe del Servicios de Ur­gen­cia y Emergencia del hospital Faustino Pérez, le preocupaba desde finales del mes anterior la posibilidad de que se produjera un fenómeno parecido al de Cárdenas.

“Al surgir el brote de contagio en ese hos­pital se decide cerrarlo y con ello se in­cre­men­tó el flujo de pacientes hacia el ‘Faustino’ proveniente de áreas activas de trans­mi­sión, a lo que se añade el hecho de que aún hoy recibimos a muchos casos con enfermedades respiratorias de toda la provincia, cuando la orientación oficial es que se dirijan directo al Hospital Mi­litar”.

Con otras palabras, el especialista sostiene que le preocupa que el Faustino cumpla función de intermediario, “porque la labor de clasificación le co­rresponde a los niveles de atención de Salud municipales para evitar un pro­ceso que necesita ser inmediato y puede generar aglomeraciones”.

Para ilustrarlo Fernández Medina relata: “ayer mismo yo recibí cinco casos con neumonía, y lo peor es que esto también genera largas estadías de los pacientes en nuestra institución, porque a pesar de que el protocolo es­tablece una hora para el traslado, no siempre es así”.

Nada de esto representa un conflicto novedoso o coyuntural. Las condiciones y complejidades de la asistencia médica y los servicios abarrotados del Hospital Faustino Pérez constituyen, entre otros factores, y según concordaron algunos de los especialistas entrevistados, la consecuencia irremediable del cierre del Hospital Provincial José Ramón López Tabranes, y la concentración en una sola instalación de múltiples servicios que hoy podrían organizarse de manera más eficiente.

“En medio de estas complejidades nuestro centro también comenzó a recibir casos del Hospital Militar con PCR negativos, para lo cual se crearon todas las condiciones. Además, en un momento deter­mi­nado el hospital de Jo­ve­llanos limitó servicios que tuvimos que asumir nosotros”, resaltó el di­rector general del Faus­tino.

Yisel Martínez Pérez, residente de Oftal­mo­lo­gía de la mencionada ins­titución, considera que no contaban con los medios de protección adecuados. “Es cierto que en este aspecto debemos ser más auto­críticos y celosos con el cumplimiento de las estrategias de seguridad in­dividual, pero en la práctica, el personal de este centro se ha cuidado con lo que ha tenido y como ha podido.

“Por ejemplo, a mí en todo este tiempo me han dado solo dos nasobucos N-95, los recomendados, que son dese­cha­bles, y algunos de tela para nada idó­neos, por lo que el riesgo siempre está latente”, destacó.

“En el tratamiento a pacientes con ven­tilación que se deben chequear cada tres o cuatro horas, muchas veces se tenían que reutilizar los guantes, entonces, con todo este panorama no resulta para nada descabellado pensar que pudiese existir algún contagio. Eso, quienes trabajamos allí, lo sabemos”, agrega la joven interna.

Así lo confirma el jefe de Urgencias y Cuerpo de Guardia: “Los guantes que yo uso para examinar a los pacientes son los domésticos, de goma. Luego del evento de transmisión se recibió un nuevo lote, pero hasta hacía muy poco esa era una de las principales preo­cu­pa­ciones para el servicio que dirijo”.

“En nuestro caso, las caretas que nos repartieron se encontraban tan mal fabricadas que se rompían con facilidad y no nos dejaba una visión nítida. De esta manera, continuamos los pro­cedimientos habituales como la entu­bación y los abordajes venosos pro­fundos”, confiesa Car­los Sanz Horta, re­sidente de primer año de Terapia In­ten­siva, quien se en­cuentra in­gresado en el Hospital Ma­rio Muñoz como caso positivo.

En tal sentido, Hay­deé Linares Sosa aclara que en un principio el hospital Faustino Pérez no fue concebido para el trabajo directo con pacientes de la Covid-19, por lo que como es lógico los medios de protección se priorizaron para otras entidades.

El suministro de insumos médicos se encuentra mediado por la situación económica que atraviesa el país, no obs­tante la institución continuó la pres­tación de sus servicios, en gran medida, gracias a la vocación humanista del Sis­tema de Salud cubano, a pesar del ries­go que entraña para el personal médico.

“Llegamos a tener más de 200 pa­cientes internados en momentos donde se abogaba en el país por la disminución de los ingresos. Asumimos, incluso, cerca del 80 por ciento de los servicios a nivel provincial”, explicó Lamas Acevedo con respecto al escenario com­plejo en el que se produce el evento de transmisión.

“Mantuvimos los cuidados esta­ble­ci­dos, todos los pacientes sos­pechosos eran remitidos, sin embargo hay otros que no llegan con un cuadro definido y rotan por diferentes servicios”, agrega el director.

Una de la situaciones más críticas la tenía la Terapia Intermedia, principal foco de la infección, que desde hace más de un año permanecía sin agua corriente. Según Lamas Acevedo se de­sarrollaron varias acciones para so­lucionarlo, aunque en la práctica nin­guna resolvió el problema, a pesar de la constante demanda por parte de los pa­cientes y de él mismo y otros directivos del hospital a las autoridades de Salud Pública en la provincia.

No obstante esto no es justificación para violar los protocolos. Haydeé Linares Sosa reconoce el incum­pli­miento en algunas áreas del hospital de normas de bioseguridad como la utilización adecuada de los medios de protección, el rigor en el lavado fre­cuente de las manos u otras medidas sanitarias.

Junto a la capacidad asistencial y la concentración de los servicios, la limpieza de la instalación ha constituido por años otra vulnerabilidad para el hospital, contexto que apremia y de­termina, más en medio del evento de transmisión local.

“El personal de limpieza ha sido es­caso durante mucho tiempo y ha pasado por varias etapas: primero hubo una cooperativa a cargo de la higienización, después tuvimos un grupo de reclusas limpiando y actualmente, aunque contamos con 60 trabajadores por cuenta propia contratados, sigue siendo insuficiente si se tiene en cuenta la cantidad de áreas, departamentos, salas y servicios que tiene la institución.”, confirmó la epidemióloga.

“A mí, como a muchos, me afecta el tema, por­que sostener la limpieza del hospital no es limpiar una vez al día, un hos­pital necesita un equipo fijo para estas funciones y eso es lo que no te­ne­mos. Yo llevo cuatro días limpiando con ayuda de mi personal, aunque algunos organismos es­tén cooperando. Por lo menos para mantener las condiciones, requerimos de un equipo permanente”, comentó Fernández Medina.

Labores de higiene en el Hospital. foto: Periódico Girón.

¿Responsabilidades compartidas?

Entre la población se manejó la idea de que se limitarían los servicios del hospital como sucedió en la Ciudad Ban­dera ante una situación similar. Sin em­bargo, no fue así, algo que con­firmarían los medios provinciales el domingo 17 de mayo.

“Este hospital tiene otras carac­te­rísticas. En el de Cárdenas se pudo aislar estratégicamente el personal para la higienización, sin ningún problema. No­sotros hemos tenido que enfrentar esta situación con pacientes incluidos y prestando servicios, operando. Ahora mismo tenemos las dos salas de Orto­pe­dia completamente ocupadas y eso, sin dudas, nos pone en una situación mu­cho más comprometida”, resaltó Mara González, jefa del Departamento Do­cen­te de la institución.

Lamas Acevedo aclara que aunque muchos pensaron que se cerraría la Terapia Intermedia, de donde son la ma­yor parte de los trabajadores infectados, esto no es posible porque “ella es el paso entre cuidados in­tensivos y mínimos. No se puede cerrar por­que sin ella el hos­pital colapsa“.

En menos de 72 ho­ras, después de la visita ministerial, se comenzaron a colocar los tanques que se prevé solucionen definitivamente el abasto de agua en la Terapia Intermedia, nu­merosos orga­nis­mos se han sumado a las labores de de­sinfección y han llegado nuevos in­sumos.

A esto se suma un mayor rigor palpable en el seguimiento por parte de las autoridades del organismo en la provincia.

“La higienización del centro ha sido profunda, en todo el sentido de la palabra. Consta de tres pasos: primero una desinfección profunda con agua y detergente, luego con hipoclorito al 0,5 por ciento y después alcohol al 60 %. Hablamos de todas las superficies, ca­mas para pacientes, colchones y bas­tidores, específica Haydeé Linares Sosa.

La especialista explica que, además, “se refuerza la vigilancia epidemiológica en la institución, la pesquisa activa de todo trabajador y paciente que ingrese al centro, ya sea por termometría o por búsqueda de síntomas respiratorios. A esto se suma un régimen diferente que limita el relevo de acompañante”.

Causas y azares provocaron el brote epidemiológico en el Faustino Pérez y sus consecuencias se han sentido en el país, porque además de fuente de contagio también constituyó fuente de polémicas. Ahora solo que­da continuar los es­fuerzos para contener la expansión del virus y que episodios así no se repitan en el futuro.

Lo sucedido es res­pon­sabilidad de quienes vio­laron el protocolo, pero, ¿y la de quienes debieron velar porque esto no su­cediera? ¿Acaso el primer evento en Cárdenas no alertó suficiente a las au­toridades para encauzar y prevenir lo ocurrido?

Nada, ni siquiera un evento de trans­misión en un centro asistencial puede restarle méritos al personal de Salud, quienes en un contexto de pandemia, solo por el hecho de servir en ins­titu­ciones de cualquier nivel, demuestran nuevas formas de comprender el heroísmo.

(Tomado de Girón)

Se han publicado 102 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • m&m dijo:

    ese paciente que fallece "con la en­fermedad, pero no a causa de esta", debe ser el que ha generado las dudas en algunos lectores sobre su estado y causa de fallecimiento

    ergo, ahi van teniendo de una fuente media parte de la aclaracion, (la misma que yo suponia)

  • Ivonne Vertiz dijo:

    Hola. Muy objetivo este artículo. La situación que se narra me atrevo a asegurar, puede se parecida en algunos puntos a la de muchos hospitales de la Habana. Con propiedad puedo decir que el Hospital Clínico Quirúrgico Joaquín Albarrán ( el clínico de 26) presenta problemas que ponen en riesgo la seguridad de médicos y pacientes. Solo dos ejemplos: 1) la sala de pacientes oncológicos no tiene agua en sus cubículos desde hace más de tres meses ( situación comunicada a su Director) los acompañantes cargan agua, cuando hay, del vertedero de aguas sucias de la limpieza. 2) la sala de curas de cirugía del cuerpo de guardia suele estar inundada de agua y con la mesa llena de sangre y suciedades.
    Soy de las confio en que estos problemas tienen solución pero que seguramente a veces no son informados. Les sugiero a las autoridades de salud realizar inspecciones a los hospitales sin previo aviso.
    Saludos.

  • Evelio dijo:

    Bastante abarcador el artículo pero los responsables donde estan, quien es responsable de que una sala de Terapia Intensiva no tenga agua potable de forma regular durante más de un año, de los trabajadores y personal del hospital no tuviese los medios de protección adecuados e incumplieran las medidas preventivas para esa categoría de personal, porque el maltrato no tiene otro nombre de pacientes esperando largos periodos de tiempo. El personal de la salud, todas sus categorías desde médicos hasta personal de servicio merecen nuestros respeto, pero también las llamadas de atención por violar lo que ellos mismos predican y no cumplen.

    • Grechin dijo:

      Muy objetivo y realista tu comentario en cuanto al Clinico de 26, pero tienes que caminar por todos los hospitales y veras que el Clínico de 26 es un niño lactante delante de los otros, por ejemplo el "Hospital"de San José de las Lajas y el policlínico del este de la misma localidad son un (DESASTRE), nadie puede donar una lata de pintura para

      ese cuerpo de guardia de ese policlínico,

      desde que entras te dan ganas de morirte.sin contar que no hay medicamentos de urgencia, incluso oxígeno, este último muy fina la enfermera te dice que no te puede dar aerosol porque el poquitico que le queda es para una urgencia muy grande que llegue y que (Resa) para que el paciente que es asmático y viene todos los días, no venga, dime algo? Los Médicos muy buenos pero algunos del personal de enfermería, uuuffff, para que te cuento la poca ética y mal trato.
      El hospital lo pintaron por fuera cuando visitó nuestro presidente hace unos meses porque por dentro igual o peor que tres clínicos de 26.
      Nada, que esperamos que todo se solucione por la salud de nuestros héroes que aplaudimos merecidamente a las 9 de la noche y del pueblo, que todo lo que está haciendo nuestro presidente y gobierno por nuestra Cuba sea en vano..
      Buen día a todos.

    • Maria del Carmen Alvarez Escobar dijo:

      De acuerdo con usted ,ahora apareció todo y hasta el reclamo del agua , mucha justificación y poca acción

  • José González R. dijo:

    "Acerca del origen del incidente se han manejado varias teorías populares, como ocurre casi siempre que se crean vacíos informativos..."
    Este fragmento lo dice todo, lo que no se da a conocer por medios oficiales se distorsiona, se impone la teoría del rumor; lo mismo pasa con el resto del personal de salud, debe conocer qué falló en el anterior hospital o en los demás centros, para conocer ellos cómo están.
    Por último, se debió organizar todo de mejor manera o de lo contrario, garantizar los medios para proteger al personal de salud, es en que fue felicitado con justicia por el presidente DíazCanel.

  • Hernan Rodriguez Osoria dijo:

    Hace mucho tiempo no leia algo asi , sin justificaciones , de frente y señalando todas las violaciones cometidas, ya habia escuchado algunos colegas mios que me decian que no existian los EPP apropiados para cada lugar pero no quise creerlo luego de observar lo bien que esta organizado todo, es ejemplarizante lo sucedido para todas las instiruciones del Pais y no confiarse porque como bien mencionaron el COVID 19 llego para Quedarse y ya los protocolos de atencion despues de la pandemia deben estar confeccionandose..otra cosa importante capacitar al personal de salud que en otros centros no manejaron Covid pq puede sorprender algun caso ..esta establecido ya en muchos paises que se realice a prueba como rutina hospitalaria preingreso.

  • Haleth dijo:

    Lamentable situación y peor aún sus consecuencias. Pero yo me pregunto ?los encargados en Salud Pública Municipal y Provincial, los compañeros del Gobierno y el Partido en la Provincia, el Consejo de Defensa Provincial, no sabían que en la sala de terapia intermedia de la principal institución hospitalaria de la Provincia, NO HABÍA agua? Nadie sabía qué los médicos de ese hospital no tenían guantes, mascarillas, etc, para protegerse? Por qué un paciente con posible Covid19 está 14h en un hospital que no está dispuesto para tratarla? Tampoco nadie lo sabía? En l mesa redonda siempre ponen la disponibilidad del transporte para los casos de pandemia. Que pasó? A 72 días de comenzada la pandemia en nuestro pais cuantas veces fueron a chequear el cumplimiento de los protocolos dispuestos por el Minsap mucho más después del evento de Cárdenas? Son muchas preguntas que quedan aún sin respuesta...

  • Alex dijo:

    Buen artículo él del periódico Giron de nuestra provincia,de todos los artículos que he leído ,este es él que mas revela la dura realidad de lo sucedido ,los autores investigaron y se documentaron bien en él tema,entrevistaron no solo a los directivos si no a muchos de los afectados y de los que día a día han estado en dicha institución brindando atención medica ,ahora toda la suciedad debajo del tapete comienza a salir a la luz y revela e verdadero rostro de los que enjuiciaron y no dejaron que los trabajadores de dicha institución brindaran sus opiniones a los medios de prensa por eso aplaudo la labor de quien hizo este articulo

  • Roque dijo:

    Excelente artículo. VALIENTE!!!!!
    Como necesitamos un periodismo de este tipo.

  • Manuel Zamora dijo:

    Es evidente que hay serios errores por parte de las institución es que deben chequear el cumplimiento de los protocolos en este Hospital, no se pueden negar los problemas subjetivos que puedan haber ocurrido pero y los objetivos que a su vez enervan los primeros como se gestionaron para ser solucionados, parece que no se gestionaron correctamente en muchas instancias, hasta este trabajo solo había oído críticas en TV a los trabajadores del Faustino y por lo que se ve hay muchos responsables a todos los niveles, pero una pregunta sale a la luz, Ya se solucionaron todos los problemas?, sería bueno un segundo trabajo periodístico destacando esto y también definiendo cuales fueron las sanciones a todos los implicados a todos los niveles.

  • Rolo dijo:

    Esta situación en esos hospitales a sucedido en todo el mundo incluso en hospitales con todos los recursos y tomando todas las medidas. En un hospital con estás características y con problemas logísticos e higiénico sanitarios de base te empieza a llegar pacientes con la enfermedad es casi inevitable que pasará lo que pasó. Seguramente ahora todo funcionará mejor. Fuerza que venceremos.

  • Dainé dijo:

    Considero que culpabilizar al personal de salud de violar protocolos queda muy fuera de lugar cuando la institución y demás canales responsables no han garantizado a estos las medidas de protección adecuada y han tenido que tomar medidas por su cuenta para protegerse. En el día de hoy TODO PACIENTE QUE ARRIBE A UN HOSPITAL DEBERIA SER CONSIDERADO SOSPECHOSO, sobre todo a salas de terapia, y por consiguiente, hasta tanto se les realicen pruebas rápidas ser atendidos por personal adecuadamente protegido. Cada cual es responsable de su salud, pero solo quien vive en carne propia la experiencia del desabastecimiento de material esencial, que existe, y no se distribuye por alguna razón, siente entonces el dolor de ver como a fin de cuentas se culpa al personal de salud por esta situación. Se han revisado a profundidad todas las medidas de protección que debe tener el personal médico en las salas de terapia como para después decir con todas las letras que se violaron protocolos? Cabe hacerse este cuestionamiento cuando se les ha sido entregado el material de protección correctamente, sino hay palabras que sobran.

    • Jorge R 09 dijo:

      Se trata de un artículo que expone de forma integral todos los problemas que condujeron a que se produjera el brote de Covid en ese hospital pero usted solamente señala los posibles problemas sobre la base de las carencias materiales de medios de protección que es solo un aspecto del problema y que es común a todos nuestros hospitales. Hay que considerar las carencias materiales que el país vive como resultado no solo de factores subjetivos como falta de gestión, los que también deberían combatirse, sino también de otros objetivos como el bloqueo imperialista y al hecho real de que somos un país subdesarrollado.

      En general nuestro personal de salud trabaja con heroísmo pero ante la Covid no se puede caer en descuidos imperdonables como bien lo señala el artículo y son estos aspectos que usted obvia y cito textualmente: “Aunque la mayoría de los entrevistados por estos reporteros coincidieron en que sí se incumplieron protocolos, cometieron indisciplinas y hubo baja percepción de riesgo en algunos trabajadores, ellos agregan a estas, otras causas objetivas que condujeron al lamentable hecho.” En la televisión aparecieron fragmentos de intervenciones de médicos de ese mismo hospital que reconocen hubo falta de cuidado.

      La negligencia médica en cualquier parte del mundo se sanciona e incluso obliga al pago de elevadas multas y compensaciones, pérdida del título médico y hasta prisión en los peores casos. Nadie es inmune ante la ley.

      • ctm dijo:

        No se si lo sabe pero se intentó demonizar a los trabajadores del hospital como se hizo en Cárdenas. A diferencia de Cárdenas en este artículo se expuso a todos los responsables. En Cárdenas solo culparon al personal médico a pesar de las pésimas condiciones del hospital desde hace más de dos décadas

      • Yo dijo:

        Usted tiene razón cuba es un país bloqueado ,pero en este caso el echo de q no habia agua corriente en la sala de terapia x casi un año no es culpa del bloqueo,los ensumos como guantes y mascarillas existían x q despues del evento enseguida aparecieron ,entonses no querramos justificar lo injustificable

      • jose07 dijo:

        Amigo lo primero para poder cumplir un protocolo es tener los factores objetivos en la mano. Ejemplo práctico: 3am, necesidad de realizar un abordaje venoso profundo del cual depende la vida del paciente y no puede esperar, supongamos que es un allegado suyo(sólo como ejemplo por favor). El protocolo dice lavado de manos exhaustivo de al menos 5 min con abundante agua y jabón, bata y sobrebata estéril, uso de nasobuco con filtro, espejuelos protectores, este sería el nivel de bioseguridad para un caso NO COVID, porque para el COVID lo establecido es aún mas ya que llevaría traje protector entre otras medidas. Ahora no hay agua corriente, sólo tengo un poco almacenada, no hay bata esteril, sólo la sobrebata verde que hay para entrar a los cubículos, no tengo espejuelos protectores sólo la careta que de manera improvisada alguien hizo, el nasobuco es normal de tela doble casero, llamo a la guardia administrativa y le explico lo que necesito para cumplir estrictamente el famoso protocolo y me plantea que no tiene resolutividad para eso ahora mismo.¿Entonces que hago dejo fallecer a su allegado y no lo toco, o me hago el de la vista gorda con el protocolo y le salvo la vida sabiendo que aunque la probabilidad sea baja(no es un caso COVID en ese momento) pudiera haber después una sorpresa? Entonces si hago el proceder soy negligente y si no lo hago no soy negligente pero posiblemente esa inaccion por respetar a rajatabla un protocolo le cueste la vida a alguien.
        Los médicos y personal de salud son en su mayoría gente muy seria y responsable, y estos colegas que hoy son cuestionados, son profesionales de gran nivel, casi todos docentes, máster, muchos con dos especialidades y especialidad de segundo grado, los enfermeros la mayoría licenciados con diplomados ,con muchos años de expeirencia en atención al paciente grave. Trabajan con lo que tienen y como pueden, y saben las carencias que tenemos por el bloqueo en su mayoría y por insuficiencias internas en otra. Así que sólo sugerir que se va a quitar títulos o aplicar sanción me parece algo irracional y peligroso porque puede crear un precedente negativo que no creo sea el momento para eso. Que alguien pueda haber fallado en algo, es posible, pero de ahí a negligencia, el camino es muy largo.

      • Madelín dijo:

        Excelente trabajo periodístico...digno de imitar por muchos profesionales de nuestra prensa. Sin ser trabajadora de salud, me he sentida indignada en muchas ocasiones al escuchar como tildan de irresponsables a los trabajadores de la salud que han resultado contagiados. Por favor JorgeR09, basta de culpar al bloqueo por todo, en muchas ocasiones la culpa no es precisamente de este mal real que padecemos, este es un claro ejemplo. Muy buena su respuesta Jose07, un aplauso para ud y todos los profesionales que aún con el bloqueo externo y sobre todo con la ineptitud interna arriesgan sus vidas por las nuestras. Ante de culpar al eslabón más débil, autocríticas primero, por favor...

      • Jorge R 09 dijo:

        Estimados CTM, Yo y Jose07

        Mi intervención acá utiliza la información que el propio artículo aporta y que un reporte de la televisión divulgó, no puedo juzgar los hechos en cada caso particular porque desconozco los detalles. Me referí a las palabras de Dainé porque tan solo apreciaba un aspecto del problema que tenía que ver con la carencia de los suministros médicos de protección y los problemas de agua, limpieza y otros. Realmente estos juegan un papel a la hora de cumplir el protocolo médico pero si los autores del artículo aseguran que se cometieron indisciplinas, se incumplieron protocolos y que hubo baja percepción de riesgo a partir de información suministrada por los propios involucrados es que ello va más allá de las dificultades materiales. Las dificultades materiales no pueden ponerse como justificación para todos los casos en donde hubo descuido.

        Y las sanciones, las que si las hubiera debieran darse a conocer, han de tener en cuenta cada caso particular. Mi intención no fue demonizar a nadie, cada quien debe ser responsable de sus actos, desde los médicos hasta los que por desidia y no precisamente por falta de recursos, demoran la solución de problemas materiales.

      • Lolo dijo:

        Me imagino, al personal de salud al comenzar la jornada revisando todo lo necesario para cumplir los protocolos, si falta algo llamando al director para que completen lo necesario, pues no pueden incumplir los protocolos, o tendran que llamar a fiscalía pues nadie puede obligarlo a no cumplir las medidas indicadas. Eso si seria una crisis, va y los llaman negligentes por no hacer su trabajo....

      • Jorge R 09 dijo:

        Estimados CTM, Yo y Jose07
        Mi intervención acá utiliza la información que el propio artículo aporta y que un reporte de la televisión divulgó, no puedo juzgar los hechos en cada caso particular porque desconozco los detalles. Me referí a las palabras de Dainé porque tan solo apreciaba un aspecto del problema que tenía que ver con la carencia de los suministros médicos de protección y los problemas de agua, limpieza y otros. Realmente estos juegan un papel a la hora de cumplir el protocolo médico pero si los autores del artículo aseguran que se cometieron indisciplinas, se incumplieron protocolos y que hubo baja percepción de riesgo a partir de información suministrada por los propios involucrados es que ello va más allá de las dificultades materiales. Las dificultades materiales no pueden ponerse como justificación para todos los casos en donde hubo descuido.
        Y las sanciones, las que si las hubiera debieran darse a conocer, han de tener en cuenta cada caso particular. Mi intención no fue demonizar a nadie, cada quien debe ser responsable de sus actos, desde los médicos hasta los que por desidia y no precisamente por falta de recursos, demoran la solución de problemas materiales.

  • Luisa dijo:

    Muy buen artículo.

    Más que para dar palos, esto tiene que ser una expieriencia para todos los demás entre ellos los directivos que tienen que ir a tocar los problemas con la mano y controlar y preguntarle a los trabajadores y pacientes, tal como ha hecho los periodistas estos.

    OJO el problema del agua es transversal en el país a muchas insituciones de salud y de educación. Se necesitan recursos si! pero bien vale la pena.

    Lo digo y lo repito los tropiezos tienen que ser para mejorar! no solo ese hospital sino para mirar a todos

  • jip dijo:

    Violación de la bioseguridad del personal del hospital? Con que medios se iban a proteger? Sin agua en terapia intermedia? Sin personal de limpieza suficiente? Con reestructuración de los servicios en la provincia sobre cargando y diversificando los de esa institución? Y no hubo previsión de las direcciones municipal, provincial de salud? En la Covid-19 no caben las insuficiencias y la ineptitud de los directivos porque cuesta vidas. Con la Covid-19 no se puede hacer más con menos.

  • Leandro dijo:

    Indiscutiblemente, Matanzas ante el surgimiento de la pandemia, con el imponente polo turístico de Varadero y otros contactos significativos con el exterior, la convertían en una de las provincias de más alto riegos; sin embrago cuando parecía que lo peor había pasado para la provincia, comenzó a romperse lo que con tanto esfuerzo se había logrado y los hechos del Faustino le pusieron la tapa al pomo. Siempre he creído que lo sucedido en ese centro hospitalario no es responsabilidad exclusiva de las autoridades y trabajadores del mismo. Un Hospital Provincial de tal envergadura, sobre todo en las circunstancias actuales y más después de lo sucedido en Cárdenas debió tener un control y ayuda permanentes de la Dirección Provincial de Salud y del Gobierno de la Provincia e incluso del MINSAP. En mi criterio, todos tienen responsabilidad en lo sucedido.Difícil entender que con visitas anteriores de altos dirigentes del MINSAP a ese hospital, no se hubiese solucionado el agua en la Terapia Intermedia. Que se podía resolver lo demuestra su solución en unas 72 horas; pero tenía que llegar el desastre para que se adoptaran las medidas.

  • Luis dijo:

    Mis felicitaciones a los periodistas que se ocuparon de esclarecer la situación del hospital. Este artículo debía publicarse en la prensa plana de nivel nacional. Muchas gracias

    • Fjglez dijo:

      Claro k se debía de Publicar en la prensa plana y en el NTV. Pues en ese mismo medio se ACUSO AL PERSONAL DE SALUD DE VIOLAR LAS NORMAS.....Olvidate k la Cadena siempre se Rompe por el Eslabón más débil, la maldita Culpa siempre la tiene los de abajo...

  • yaima dijo:

    Excelente trabajo periodístico, humanista, serio, profundo y empleando fuentes primarias de información. Imagino que probablemente tendrán que venir otros como este para resarcir el daño moral que causaron los anteriores artículos a todos esos valientes trabajadores del Faustino. Me alegra mucho que se haya publicado en este importante sitio de la prensa cubana, además del periódico Girón, donde aparecen más de 60 comentarios positivos. Gracias a los autores y coautores del articulo por echar luz sobre este suceso. Espero tenga el alcance del artículo de Ventura de Jesús.

    • Esnel dijo:

      El artículo lo que hizo fue corroborar con mayor amplitud los elementos abordados por el trabajo de Ventura de Jesús. No creo que haya habido ningún tipo de daño moral porque al final de cuentas ellos reconocen sus errores y que se les permita públicamente dar sus criterios no los exime de su responsabilidad individual, mucho menos de aquellos que conociendo los problemas no implementaron y exigieron oportunamente por el cumplimiento de los protocolos que fueran necesarios.

  • Vhr dijo:

    Al fin un trabajo q refleja la realidad y quita las dudas q señalaban como irresponsables a los médicos. Nuestro total apoyo y confianza al profe Lama, director del hospital.

  • Osvaldo Macia Ramirez dijo:

    Por favor, el personal medico debe ser intocable por su esfuerzo y sacrificio, jefes y todos...son cosas que no deberian pasar, pero acontecen...hay muchos azares y causas externas...ojala no se rompa la cadena por el eslabon mas debil...ante una pequeña derrota, resolver los problemas y sacar las leccion...y seguir en la exitosa estrategia de nuestro pais...

  • danilo santiesteban mayor dijo:

    Sobran las palabras

  • margarita dijo:

    Es realmente penoso que haya tenido que ocurrir un problema de esa magnitud para que se resuelva el problema del agua en se hospital.
    ¿La dirección del hospital hizo todas las gestiones? ¿Por qué no tenían los medios de protección necesarios?
    ¿Se delimitarán la responsabilidad de cada directivo?
    ¡El personal de la salud se está jugando la vida! No es posible que algunos compañeros no cumplan con sus obligaciones y eso traiga como consecuencia que enfermen muchas personas.
    Confío en que el MINSAP haya tomado todas las precauciones para que no se repita esta situación en ningún centro de salud del país.

    • JPROJO dijo:

      Hay otras preguntas más que nos podríamos hacer, que papel han jugado en el seguimiento y control a esta instalación por las autoridades sanitarias de la Provincia, para nadie es nuevo la situación con el agua y por ende la higiene de este Hospital. Por cierto que alguien de la Dirección de Salud revise lo que dice el Médico de Higiene que está participando en TV Yumurí en el espacio noticioso del Mediodía que su última comparecencia el Miercoles con tremenda falta de ética puso en duda la seriedad con que se trabaja el pesquisaje en las provincias con pocos casos detectados, para de esta forma justificar las deficiencias nuestras.

      • Leandro dijo:

        No vi la comparecencia por TV Yumurí del directivo de salud de la provincia pero un amigo mío me llamó por teléfono perplejo por lo que considera falta de ética de ese directivo al poner en duda el trabajo que se hace en otras provincias para justificar a Matanzas.

    • Ak dijo:

      Tambien vi la intervencion del Dr Amancio en TV Yumuri y quedè impactada con la forma en q se expresò y puso en duda el trabajo de otras provincias.Es real la mayor responsabilidad de lo sucedido en Matanzas es de las autoridades de la Prov,el Director de una institucion no lo puede solucionar todo sino tiene apoyo como parece fue el caso

  • Dr. Luis Garces dijo:

    Muchas gracias a los periodistas que han vuelto a relatar esta historia con mejores argumentos que los expresados días atrás incluso por autoridades del MINSAP. También nos gustaría ver este artículo nuevamente en el periódico Granma para conocimiento de todo el país ya que días atrás se divulgó esto a nivel nacional faltando elementos que ahora se expusieron con mayor profundidad.

  • Adriana dijo:

    Estos eventos que se abrieron en los hospitales de Cárdenas y Faustino que ocasionaron tantos contagios no dejan duda de la ineficacia de los funcionarios que permitieron que sucediera al no adelantarse a tantas situaciones que ya estaban presentes pienso que quizás no es el momento de hacer las debidas destituciones por el enfoque que merecen las acciones contra la Covid-19 pero para el buen funcionamiento de este importante sector seguro el país tomará sus acciones

  • Marty G dijo:

    Coincido plenamente ni aún un evento de esta índole puede restar el mérito a los trabajadores de la salud que día a día se exponen, ellos y sus familias que los esperan en casa. Que se saque de este hecho las mejores experiencias y se analice sin ánimos de destruirlos o de ejemplarizar con ello, exhortarlos a que sean más cuidadosos y se aumente la percepción de riesgo, así como el hábito de uso adecuado de los medios de protección, creanme pudo haber sucedido en cualquier otra institución.

  • Hugo Castiñeira dijo:

    Esta claro que no todo lo provocó la negigencia del personal. Cuando se dice que el sevicio SIUM no siempre funciona bien se debió ser valiente y decir que casi nunca funciona bien...llamar las cosas por su nombre. La otra es una falta de respeto que una sala de intermedia este sin agua y lo de los medios de proteccion es la gota que desbordo el vaso. Son cosas incomprensibles

  • Leobel Perez dijo:

    Por favor que alguien le haga llegar este artículo al señor gobernador, para el cual, según dio a entender en la mesa redonda, todo está bien en Matanzas. Los planes se sobrecumplen y se trabaja en todos los sentidos. Vaya que Matanzas es un "sueño".

    • Matancero dijo:

      Yo me quedé un poco sorprendido cuándo el Gobernador de Matanzas habló en la Mesa Redonda. Señor, aquí hay un pueblo que ve ese espacio informativo y varias de las explicaciones que Usted dio no se asemejan a la realidad que estamos viviendo en Matanzas. Por favor, necesitamos que se hable con la verdad y llamar a las cosas por su nombre.

  • Randy Perdomo Garcia dijo:

    Felicito a colegas jóvenes por la valentía y profesionalidad, elegancia y ética. Gracias. Me gustaría subrayar algunas ideas..pero dejo a la lectura de usted. Nuevamente, gracias. Se vuelve el honor y todo nuestro respeto al personal médico y de servicios de la institución.
    Habitando muchas veces en múltiples ocasiones dolorosas dentro del mundo interior de la institución pude percibir que determinaba el factor externo hacia él. Guillermo Carmona Ayose Naranjo gracias por el trabajo

  • Humberto dijo:

    Esto es un mal ejemplo de lo que sucede en muchos lugares, poca exigencia o ninguna de los dirigentes de las instituciones y al final echarle la culpa a los que debían acusar, no es momento de pasar manos ni justificar las dejadeces, porque es bien sabido que guerra avisada no mata soldados, per si a personas y eso todavía ocurre, ambulancias desaparecidas, para que se hacen todas las demandas de medios en los consejos de defensa?, Para llenar papeles?, Ellos son los primeros que deben exigir la existencia de estos , porque si alguien no está claro todavía, esto, es una guerra y todos los medios del país, dígase transporte, comunicaciones, etc deben estar en función de ello.

  • MARIA dijo:

    Muy buen artículo sin medias tintas

  • jose07 dijo:

    Excelente artículo, que contrasta notablemente con los publicados en Granma y Juventud Rebelde sobre el tema, donde la administración provincial de salud sin un apice de autocrítica y hasta tono amenazante arremetió sin piedad contra el personal de salud involucrado, culpandolo de todo lo ocurrido, lo que desencadeno una batalla mediatica en las redes sociales. Creo que Cubadebate una vez más, en este caso haciendose eco del artículo del Girón , deja como se dice la mesa servida.

  • Médico por convicción dijo:

    Gracias a los periodistas que supieron poner freno a las calumnias y defender a todos aquellos que día a día nos ponemos en peligro por ver sanar a un paciente, pese a todo aquí estamos y estaremos, no nos frena nadie, ni nada, nos formamos bajo el principio revolucionario de que no existe fuerza en el mundo capaz de aplastar nuestros ideales y para cerrar mi comentario pido un aplauso por nuestro director Dr Lamas, quien contra viento y marea no nos abandona y cada día nos da una nueva razón para estar firmes en nuestra línea de combate, mi aplauso de las 9pm para él

    • Cuba dijo:

      Las últimas palabras de su comentario reflejan un retrato de ud y del director. El hospital estaría mejor sin esas imágenes. Lo que aplaudimos todos los días a las 9 son otros héroes. Verdaderos!

Se han publicado 102 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también