Imprimir
Inicio » Noticias, Economía  »

Compañías estadounidenses aumentan capacidad en cruceros a Cuba

| 2 |

Royal Caribbean arribó por primera vez al puerto habanero en marzo de 2017 con el buque Azamara Quest. Foto: Ismael Francisco/Cubadebate.

Al anunciar esta semana el envío del buque Majesty of the Seas al puerto de Tampa para operar cruceros a Cuba, Royal Caribbean International se unió a otras navieras que este año han aumentado su capacidad o informado sobre crecimientos en sus rutas a la Isla.

El Majesty of the Seas, con capacidad para más de 2 700 pasajeros, es la respuesta de la compañía al incremento del tráfico en las rutas a Cuba. “Hemos visto una demanda y tomamos ventaja de ella”, dijo a la prensa de Tampa el capitán de la embarcación.

El pasado año, Royal Caribbean usó su más pequeño barco, el Empress of the Seas (1 602 pasajeros), para sus primeros cruceros de verano entre Tampa y Cuba. A partir de octubre, el Majesty of the Seas ofrecerá viajes de cuatro y cinco noches entre la ciudad floridana y La Habana, con estancias incluidas.

Recientemente otro líder global del sector, Carnival Cruise Line, informó que desde noviembre sumará otros 20 cruceros Tampa-Habana a su calendario de 2019 en el Carnival Paradise (2 594 pasajeros), que llegará a un total de 31 travesías en la ruta.

Antes, la compañía había anunciado 17 cruceros a Cuba desde Miami a bordo del Carnival Sensation el próximo año.

“Cuba ha demostrado ser extremadamente popular entre nuestros huéspedes. Nos complace ofrecer nuevas oportunidades para conocer y explorar ese fascinante destino”, dijo en una declaración la presidenta de la naviera, Christine Duffy.

En su más reciente informe sobre previsiones de la industria, dedicado al invierno de 2018, la Asociación Internacional de Líneas de Cruceros (Cruise Lines International Association, CLIA) identificó a Alaska, el Caribe y Cuba como los destinos de mayor atención.

Según el reporte, “a más de un año desde que se iniciaron los cruceros a puertos cubanos desde Estados Unidos, permanece fuerte el interés en el país caribeño. El 43% de los agentes de viajes afirman que sus clientes están cada vez más interesados en las travesías a Cuba”.

El documento precisa que el segmento líder es el de los viajeros de la generación Baby Boomer (nacidos después de mediado el siglo XX), pues el 69% muestra algún tipo de interés en los cruceros a la Isla. Les siguen el 58% de los Gen Xers o Generación X (nacidos entre inicios de los 70 y mediados de los 80), el 47% de los Tradicionalistas (antes de 1946) y el 43% de los Millennials (entre los 80 y los 90).

Entre otros cruceros hacia la Isla anunciados para este año, Norwegian Cruise Line colocará el Norwegian Sun para travesías de siete días y más en el otoño, con escalas en La Habana y otros destinos de la región, mientras que el MSC Armonia añadirá el puerto de Miami a su itinerario de siete noches por Cuba y el Caribe.

Fuentes de la industria y agencias refieren que las medidas tomadas por la administración estadounidense para afectar el sector de viajes a Cuba no han desalentado a la industria de cruceros, que, en contraste, ha tenido un repunte.

El pasado 10 de mayo Bloomberg destacaba que “Carnival Corp., Norwegian Cruise Lines Holdings Ltd. y Royal Caribbean Cruises Ltd. han añadido travesías a la isla caribeña desde que Trump anunció las nuevas restricciones”.

Un día después, Reuters publicaba que “las nuevas restricciones de EE.UU y una destructiva temporada de huracanes quitaron un poco de aire al boom del turismo cubano, pero negocios extranjeros desde la española Meliá Hotels a la china Jin Jiang buscan nuevas inversiones en lo que continúa siendo un destino promisorio”.

(Con información de Agencias)

Se han publicado 2 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Mágico dijo:

    Que no se tenga duda de que el incremento en los turistas de crucero se debe a las medidas restrictivas que ha tomado el gobierno de Donald Trump sobre los viajes a Cuba. A los norteamericanos lo que les interesa es conocer el país y si tienen problemas para visitar la isla de manera individual y disfrutar de los hoteles y los restaurantes cubanos, pues vienen en barcos de compañias norteamericanas, se hospedan en ellos y san se acabó. Tenemos entonces que el dinero que entra al país es muchísimo menos que si el turista viniera por su cuenta. Eso es una realidad desde cualquier ángulo que se le mire. No creo que debamos sentir tanta euforia por el incremento en el arribo de los cruceros, sino más bien tendremos que resignarnos a pensar que del lobo aunque sea un pelo. Los que ganan con toda esta situación son las compañías de crucero, las cuales se embolsan el dinero de casi todos los servicios del viaje. De esta manera el gobierno de Trump cumple con sus nacionales que quieren visitar el país caribeño y cumple y sobrecumple con las compañías que propician las excursiones. Por ahora los cubanos esperaremos por los canadiense, los europeos y los latinoamericanos, fundamentalmente; para que se bañen en nuestras playas, coman en nuestros restaurantes y duerman en nuestros hoteles. Trump le ha dado un tremendo garrotazo en la cabeza a nustras esperanzas con respecto al turismo norteamericano. No hay de otra.

    • camino correcto. dijo:

      Magico realmente es como dice usted, pero hay es donde tiene que entrar el ingenio de nosotros ( realmente no se cual es el programa de los turistas en el crucero cuando llegan a nuestros puertos ) pero seria bueno buscar rapidamente alternativas de ofertas de servicios de atraccion para ellos ( ventas artesanales, de rron cubano y otras bebidas nacionales, tabacos, pinturas, fotos, postales, cd y dvd con musica nacional y otras ) y asi hacerlos gastar en efectivo para tumbarle algun verde a esos pombos. Gracias.

Se han publicado 2 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también