Imprimir
Inicio » Noticias, Sociedad  »

Irma, el viejo y el mar

| 29 |
Foto: Irene Pérez/ Cubadebate

Así quedó el muelle de Cojímar luego del paso de Irma. Foto: Irene Pérez/ Cubadebate

Cojímar es conocido por sus historias de mar, inmortalizadas en uno de los mejores textos de Ernest Hemingway. Irma, con sus olas de huracán, añade otro cuento a la épica. Llevó el agua unos 400-500 metros hacia dentro. “Subió la loma, eso nunca se había visto… si quieres pregúntale a los cojimeros viejos”, así lo resumen los vecinos.

Otro viejo, el mismo mar

El Club La Costa quedó destruído por el embate de las olas. Foto: Irene Pérez/ Cubadebate.

El Club La Costa quedó destruido por el embate de las olas y algunos postes que estaban almacenado dentro impactaron contra viviendas aledañas. Foto: Irene Pérez/ Cubadebate.

Fue aproximadamente a las tres de la mañana. Estaba acostado y sentía fuertes estruendos a las afueras de su casa, “boom, boom… parecían cañonazos”. Sentía como si su vida estuviera atada a un trozo de colchón. Volvía a repasar su territorio. Dos sillas, un refrigerador Haier y un montón de objetos que estarían ahí antes, durante y después. No más que tres metros cuadrados de salita, comedor, o recibidor. Justo a continuación, misma estructura. Una cama vetusta y un sanitario en la oscuridad.

Volvía a imaginar el tiempo. Corrían las 3:30 de la mañana y el mar entraba bajo su puerta. Estaba a salvo, pensaba. El agua había levantado la cama tres o cuatro cuartas del suelo, con troncos, piedras, objetos impensables. Las olas daban contra el muro que rodea el Club “La Costa”, o eso pensaba. Un estruendo perforó la morada al tiempo que una marejada de sal marcaba una línea de casi un metro entre las cuatro paredes.

Un poste partió la puerta en dos pedazos iguales. El Haier llegó hasta el baño. Dos tablas flotaban en medio de lo que fuera sala, comedor, o recibidor. No le quedaba más remedio que pernoctar de pie la tempestad, como aquella de El viejo y el mar.

Horas antes, un transporte intentaba evacuar lo más importante en Cojímar (del lenguaje Arauco: “entrada de agua en tierra fértil”). La voz no llegó a todas partes, decían. Tal vez el eco del mar furioso ensordecía las ganas de vivir. Tal vez, las evacuaciones debieron comenzar antes y con más rigor. Lo cierto es que el viejo, todavía estaba ahí. Lo cierto es que el resto de los vecinos de “La Costa”, estaban ahí.

Entonces fue la radio el único sonido que acompañó los golpes, el ruido, en fin, el mar.

Al alba se juntaron brazos y piernas a abrir paso en tierra maldita. El ecuador que marcaba la sal y su insistente resaca dejaba un rastro de postes, que debieron no ser. Un carpintero golpeaba madera mordida por el tiempo. Un grupo de vecinos despojaba sus dominios de cuanto desperdicio se olvidó quien fuera cualquier cosa, menos Corazón.

Testimonio de César Antonio Herrera Hernández, Ing Eléctrico.

Tristeza de verdad

Más de mil viviendas sufrieron daños en Cojímar, no se lamentó la pérdida de nunca vida humana. Foto: Irene Pérez/ Cubadebate.

Más de mil viviendas sufrieron daños en Cojímar, no se lamentó la pérdida de ninguna vida humana. Foto: Irene Pérez/ Cubadebate.

Pasé dos noches sin dormir, llegué y comprobé lo peor. Mira donde está la ventana, esa es la ventana de atrás, mira donde cayó. Esto es triste de verdad. Me tumbó la casa, el techo, las puertas… todo. Mi casa es (o era) de mampostería, pero el mar la arrasó. Mira como está, destruida totalmente.

Yo tenía un muro nuevo alrededor y se lo llevó completo, el techo es (o casi era) de placa y mira lo que le hizo. Tenía un tanque en la azotea grandísimo de fibrocemento y desapareció.

Esa parte ahí donde se ven los azulejitos era la cocina y lo otro el baño. Desbarató la casa -mira aquello de allá- se la llevó completa.

Mira esa era la de Rolando, allí también se cayó todo. Le arrancó la casa y dice que no encuentra el refrigerador.

Sal de ahí abajo que aunque tú no lo creas eso está agarrado por este pedazo de pared nada más.

Lo que te iba diciendo, así de esta magnitud, primera vez que pasa esto en Cojímar ni cuando la Tormenta del Siglo. Parece que cayeron misiles aquí. Dicen que las olas pasaban por encima de las casas y rompían contra la calle.

Menos mal que aquí evacuaron a todo el mundo. Esto el sábado temprano lo llenaron de guaguas. Sinceramente la atención fue muy buena, nos están dando agua y merienda para seguir recogiendo. Desde el primer día la gente del gobierno no ha salido de aquí, míralos allí en la esquina. La vicepresidenta que se llama… se me olvidó el nombre… Yanet creo, bueno ella sigue aquí atendiendo a los evacuados.

Hoy (lunes 11/09) fue que regresé y vi mi casa.

Testimonio de Juan Carlos Cordero, gastronómico.

¡Ay mijo!

Así quedó la calle 21 de Cojímar, una de las localidades habaneras más afectadas por el huracám Irma. Foto: Irene Pérez/ Cubadebate

Así quedó la calle 21 de Cojímar, una de las localidades habaneras más afectadas por el huracám Irma. Foto: Irene Pérez/ Cubadebate

La evacuación y todo fue temprano el sábado. Más de 10 o 12 guaguas ahí, pero lo que podíamos llevar era un maletín o una mochila. Todo lo dejamos aquí, lo encaramamos, todo lo elevamos, pero fue por gusto. Todo se rompió, se destruyó.

Las guaguas suficientes, todo aquí, pero no podíamos sacar más nada. Incluso mi esposo estaba enfermo y no podíamos hacer nada. Con mis hijas aquí sacamos alguna ropa o algo, todo lo demás se perdió. Incluso guardamos cosas al frente y también se metió el agua… se acabó, se rompió, todo se destruyó aquí.

Imáginate, mi esposo padece de presión y cuando vimos esto hablamos primero con él hasta que lo trajimos por la tarde. Antier lo llevamos al hospital casi muertecito a hacerle placas y todo. Él se inyecta todos los días penicilina. Nosotras somos cuatro mujeres solas con él.

Pero esto fue deprimente, esto fue el caos, esto ya… ¡ay mijo!

La ayuda del gobierno sí ha sido buena, no nos podemos quejar. Ellos han cooperado con traer agua y comida, se han preocupado. Yo espero que nos den alguna ayuda, porque nosotros perdimos todos. A ver cómo se va solucionar el problema, no de inmediato, pero sí debe haber un arreglo porque perdimos todo.

No sabemos cómo vamos a pasar el tiempo, será entre familia y amistades. Así estamos. Eso sí ha tenido esta cuadra que nos hemos ayudado con vecinos, nadie se ha ido a albergar ni nada, lo hemos resuelto así, permanentes aquí.

Testimonios de la madre María Florimel Guerra Páez y la hija Reivy Luques Guerra.

Lo más importante

Siete derrumbes totales en Cojímar por el embate de Irma. Foto: Irene Pérez/ Cubadebate

Siete derrumbes totales en Cojímar por el embate de Irma. Foto: Irene Pérez/ Cubadebate

Antes de salir de Cojímar hablamos con Vanelis Marzo Cabrera, miembro del Buró Municpal del Partido Comunista de Cuba en Habana del Este,  al frente del Consejo Popular Cojímar, uno de los territorios más afectados por el huracán Irma.

La zona más afectada: Los problemas mayores fueron en calle 21 en las esquinas con I, J y K. La población de acá sufrió un impacto grandísimo, los cojimeros nunca habíamos pasado lo que hoy estamos viviendo.

Inundaciones: El agua nunca había subido de 21 para arriba y el sábado a las 11:30 de la noche subió hasta 24, subió una loma. El mar llegó cuatro cuadras hacia arriba.

Atención: Por el gobierno, por el Partido, por todas las organizaciones se le está dando el tratamiento que llevan todos nuestros vecinos. Se le está dando toda la ayuda necesaria, se le está atendiendo individualmente. Muchos tienen cisternas que se contaminaron con el agua salada y ya les pusimos agua y alimentación, leche para los niños. Nosotros con el agua hasta las cintura rescatamos refrigeradores, hasta animales. Lo más importante es que no se perdió ninguna vida humana.

Medidas preventivas: Se activó el Consejo Popular, se activó el Consejo de Defensa Municipal, la Comisión de Evacuación… todos los factores y las organizaciones de masas sabíamos, porque conocemos Cojímar, que el mar penetraría en este lugar.

 ¿Alguien no se enteró de las evacuaciones?: Eso lo puede decir la población, pero es totalmente incierto. Por aquí estuvimos evaluando todos los cuadros de las organizaciones, los propios vecionos ayudaron. Una semana antes de que el fenómeno pasara por aquí por La Habana, se le fue dando información casa por casa, morador por morador y dos días antes estuvimos acá al frente atendiendo todo el tema de evacuación. La Comisión de Evacuación tocando casa a casa. Ubicamos guaguas por las ocho bocacalles y hasta los choferes y los propios vecinos tocaron las puertas.

Postes almacenados en el Club La Costa: Eso es un centro de Recreatur. Con todos los centros también tuvimos una reunión previa, cinco días antes que llegara el fenómeno. Se le alertó a la administradora y a los trabajadores de los postes prefabricados que tenían, que no eran de luz, sino que los tenían ahí para hacer un muro. Se tomó la medida de que tenían que amarrarlos bien o trasladarlos para otro lugar porque con el oleaje se convierten en proyectiles.

Pérdidas: Realmente es una pena que a pesar de todo el trabajo preventimos que hicimos, algunos hayan perdidos sus bienes y sus casas.

  • 72 viviendas con daños
  • 21 derrumbes parciales
  • 7 derrumbes totales
  • 1 272 personas viven en las casas dañadas
  • Más de 100 evacuados
  • Más de mil 200 autoevacuados
  • Ningún herido ni muerto

 Ayuda a los vecinos: Todas esas cosas se están trabajando para llegar a la población que ha sido afectada. Desde ya les estamos trayendo ayuda para levantar lo que se pueda.

Cojímar tras Irma. Foto: Irene Pérez/ Cubadebate.

Cojímar tras Irma. Foto: Irene Pérez/ Cubadebate.

Más de 20 viviendas sufrieron derrumbes parciales. Foto: Irene Pérez/ Cubadebate

Más de 20 viviendas sufrieron derrumbes parciales. Foto: Irene Pérez/ Cubadebate.

La calle que bordeaba la playa "El Cachón" quedó destruída y borrada por basura y mar. Foto: Irene Pérez/ Cubadebate.

La calle que bordeaba la playa “El Cachón” quedó destruida y borrada por basura y mar. Foto: Irene Pérez/ Cubadebate.

En fotos, los daños causados por Irma en Cojímar

Impactantes imágenes de Cojímar el día después del paso de Irma

Más fotos de Cojímar tras Irma

Guardar

Se han publicado 29 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Camejo dijo:

    Cuanta destrucción, soy de Las Tunas, me solidarizo con todos los dagnificados de Cuba, estas imagenes de Cojimar realmente me impactaron.

  • sembrando conciencia dijo:

    Vivo en Cubanacán, Mcpio Playa, La Habana
    Eran las 3 o 4 PM del viernes y con el 1er viento se cayó mi mata de uvas en el techo, era de esperar y fue mejor porque así estaba más protegida para cuando llegaran los fuertes vientos.
    El transformador explotó a eso de las 9 PM y me quedé a oscuras, luego a esperar una larga noche.
    Por suerte, IRMA nos visitó de lejos, pero así y todo, fueron muy fuertes los vientos y muchos los destrozos. Apenas pude dormir vigilando mi mata de aguacates que movía sus ramas sin cesar lanzando aguacates por doquier, hasta que llegó la mañana y me asomé a ver la calle.
    Un inmenso pino yacía atravesado en el medio de la calle, justo encima de nuestro cable de electricidad partido y me dije a mi misma: estaremos sin luz por un buen rato.
    Como cocino con electricidad, había hervido papas el día anterior y tenía aguacate maduro, así que ese fue mi menú del día, luego mi hermana me brindó un filete de claria (la proteína y que rico estaba). Al otro día ella me dio sopa y por la tarde cociné espaguetis para todos.
    Nos sentábamos a conversar en el Portal, cosa que nunca hacemos porque siempre están viendo televisión, por ese lado me encantan los apagones, la gente se relaciona más.
    Hoy 14 todavía no tengo luz pero comprendo que poco a poco se está trabajando para que llegue a todos el fluido eléctrico, en la Lisa la pusieron rápido y pude guardar las cosas en otra casa.
    Hoy por la mañana estaban los muchachos del servicio militar cortando el pino, los mismos que ayer estaban cortando el árbol caído al lado de la Posta del Sepsa de la Embajada de Bolivia, que está en la esquina de mi trabajo. Uno de ellos me cargó un pedazo de tronco muy interesante, con forma de bote y les brindé agua, también le regalé dos maltas de mi merienda, aunque no la querían aceptar, tuve que insistir mucho.
    Estos jóvenes de las FAR y el MININT son dignos de elogio porque trabajan día y noche para restablecer la limpieza y la normalidad en todas las zonas afectadas, ellos son nuestro pueblo uniformado, gracias a ellos tendré más pronto la añorada electricidad.
    Si bien un huracán destruye mucho también construye lazos de hermandad entre cubanos y pone a prueba la capacidad solidaria de otros países con el nuestro.

  • Squall dijo:

    wow realmente es impactante estas imagenes espero q el gobierno atienda bien a estas personas q lo perdieron todo, no es facil y mas con los problemas q hay en este pais perder sus cositas

  • Luisa dijo:

    LOS COJIMEROS SALDRÁN ADELANTE, LA REVOLUCIÓN CUBANA ES GRANDE Y HARÁ DE ESTE FATÍDICO HURACÁN UNA VICTORIA, UN HOMBRE PUEDE SER DERROTADO PERO NO VENCIDO ADELANTE COJIMEROS Y CONTINÚEN CON LA RECUPERACIÓN.

  • Mr. Uno dijo:

    El deber de un hombre es allí donde es más útil. José Martí

  • fayala dijo:

    Es desconcertante ver tanta destrucción. Soy de Pinar del Rio, de Mantua, estamos por así decirlo habituados a estos fenómenos porque nos tocaba uno por año. Pero nunca vi tanto destrozo porque la gente sabía a que atenerse y se preparaba con tiempo. sacaba todo lo que podía perderse de las casas y lo ponían a buen resguardo. Nos convertimos en expertos asegurando las casas y las cosas. Aún así a veces la naturaleza sorprende.

    Es en situaciones como estas donde se demuestra lo grandioso de nuestro pueblo, de nuestra gente. La solidaridad y el compañerismo son el mejor remedio ante la desesperación y el desconcierto que causa haberlo perdido todo. De esto nuestro pueblo tiene de sobra. Fuerza mi gente, no están solos y todos aportaremos nuestro granito en la recuperación del país. La ayuda va en camino. Nadie en Cuba está solo ni desamparado. FUERZA ANIMO Y ESPERANZA.

  • Cojimero dijo:

    Una pronta accion por parte del gobierno, lastima que el pertoleo del grupo electrogeno dicen que no habia llegado y no se permitia durante el breve tiempo que se encendia cargar los radio ni linternas, algo poco logico ya que ese era el puesto de mando y era el unico lugar al cual el pueblo podia acudir.

  • olga Lidia Hechavarría López dijo:

    Vivo en Alamar desde hace 42 años y de pequeña me llevaban a Cojímar a dar paseos. Ahora solía ir de vez en cuando con mis hijas y dábamos una larga caminata hasta la pizzería y al regreso ellas se bañaban en la costa y jugaban en el pequeño parque; ese era un paseo con el que yo contaba siempre, porque salir de Alamar no es fácil por el tema del transporte. Les compraba refresco y así pasábamos un rato muy agradable. Es por eso que realmente ver lo que ha quedado me ha impactado muchísimo, se me ha hecho un nudo en la garganta y en el corazón. Es realmente triste lo que ha sucedido con todas esas personas aunque lo que más me consuela es que no se haya perdio ninguna vida humana, saber que se puede recomenzar. La vida es lo más importante, lo demás viene y va. El cubano es luchador por naturaleza, desde la época de los indios, de los descendientes de esclavos, de los mambises y de los rebeldes. Ánimo para todas esas personas que perdieron todo o casi todo. Algo debería hacerse para que no solo el Estado se ocupe. Qué podemos hacer aquellos que como yo no sufrimos en carne propia los desastres de Irma? Hay mucha gente como yo que quisiera ayudar.

    • Jose Antonio Tamayo dijo:

      Buenas tardes Olga Lidia, me llamo Jose Antonio Tamayo, soy de Santiago de Cuba,quisiera si pudiera me hiciera un favor, le estaria eternamente agradecido, estoy tratando de localizar o saber sobre una persona que vive en Alamar, no recuerdo bien la direccion pero se llama Ana Iris Peña, vive creo en el edificio 26 Apto 12 o 13, no recuerdo bien, si me la pudiera localizar, por favor.

  • remberto dijo:

    hay mucha angustia y desesperanza,no hay agua,electricidad,comida,medicinas.nadie ha venido por aca por nuevitas,vamos muy mal.

  • LUJAN dijo:

    Sin dudas que son lamentables los destrozos en Cojimar, pero sin dudas que muchas casas fueron construidas sobre un polvorín que tarde o temprano explotaría. En las fotos se pude ver que muchas viviendas estaban muy cerca de la costa incluso algunas sobre los dientes de perro. Antes de construir una vivienda es mejor asesorarse con los expertos. Las nuevas viviendas que se construyan por las dañadas deben de levantarse alejadas de la costa. El mar es impredecible, seguirá elevando su nivel y las tormentas serán más intensas, nada, ese es el cambio climático al que muchas personas y países no prestan atención. Solidaridad para los afectados!

    • yako dijo:

      Estoy de acuerdo con ud. no se deben construir viviendas tan ceca del mar porque cualquier cosa puede suceder y este es un ejemplo y de ahí se debe aprender para que no vuelva a suceder. Claro también pienso que esas personas en su momento quizás no tuvieron otro lugarcito donde fabricar y esa fue el área que pudieron aprovechar.

  • le@ dijo:

    Realmente son dolorosas estas imágenes, mi sensibilidad llegue a todos, de allí dónde no quedó nada, sobresale la esperanza y el deseo de sobreponerse ante estos daños, fuerzas para esas cubanas y cubanos….

  • ME dijo:

    Es duro perder todo, aun cuando lo más valioso sea la vida duele de un momento a otro ver que se perdió todo lo logrado en el tiempo.. es necesario que se trabaje por retirar poco a poco todas estas viviendas de las zonas cercanas al mar, construir las nuevas viviendas en lugares más seguros y con mejores condiciones, no podemos arriesgar a reconstruir en la misma zona, ya que sabemos lo que nos puede pasar….

  • Yoanka dijo:

    Terrible esos testimonios, horrible esas imagines, es increible la fuerza del mar embravecido por un fenomeno natural. La combinacion viento mar es increible.Destruir una vivienda de mamposteria y placa tiene que ser como dijera uno de los testimoniantes la fuerza de un misil.
    Yo vivo en Trinidad y a pesar que estabamos en la costa sur habia una mata de mango al fondo de mi casa que tampoco me dejor dormir , mi temor eran los tanques elevados porque que nadie se atreva a cuesttionar que lo material es mas importante que la vida humana , mas en mi casa estan mis salarios desde que comence a trabajar mucho sacrificio y esfuerzo y me he cohibido de muchas cosas que me gustan con tal de mejorar la calidad de vida en mi hogar y AUN………………. pero siempre que hay vida hay esperanza por lo que siempre se puede volver a empezar. Y nuestro pais no desampara a nadie

  • RobertoR dijo:

    Me sumo al dolor tan grande de las perdidas en Cuba y particularmente en Cojimar, bello y querido pueblo donde hace mucho tiempo trabaje seis anos de mi vida y visitaba periódicamente.

  • Sebastopol dijo:

    Hay verdades que no leo ni escucho con la magnitud que debiera ser: No es la primera vez que el mar acaba con un grupo de casas que están construidas sobre el diente de perro, tan solo a una veintena de metros del mar. No pocas de esas casas que ahora salen en las fotos ya estaban en malas condiciones. Mil casas no las hay en esa zona pegada al mar. Vivo en Cojimar, por favor. ¿Que esperan las autoridades para, al menos, pensar en reasentar a esas personas en terrenos del propio Cojimar, pero más alejados del mar y ayudadolos con subsidios? Cada vez serán más violentos los ciclones y cada vez habrá que socorrer a más personas. Pregunto si el gobierno de La Habana del Este está pensando en eso, si hay algún Plan al plazo que sea. Thalía, la periodista, anoche rozó el asunto en el NTV, pero tan cuidadosamente que pasó bastante indavertido.

  • VICTOR KOZASKI dijo:

    ME ENCANTE COJIMAR SIEMPRE QUE VOY DE VISITA VOY AL LUGAR DE HERNEST HEMINGWAY DONDE SE SENTABA A COMER Y MIRAR AL MAR ME ENCANTA ESE RESTAURANTE PEQUENO PERO DE BUENA COMIDA , YO SE QUE ESE PUEBLO SE LEVANTARA CREO EN EL PUEBLO CUBANO

  • Sebastopol dijo:

    …La Playa el Cachón es un basurero, de niño me bañaba allí, pero ahora es imposible. El muelle estaba bastante destartalado y a la vista de todos. El Torreón languidece y sin un uso específico. Asfaltaron las calles en el 2014 y el año pasado las abrieron para poner metros contadores, no obstante duelen los salideros cuál rios interminables. Son deprimentes los kioskos de ventas en la calle 28 esquina Avenida de La Villa Panamericana. No tiene explicación el abandono de la Cocina Gigante, una obra que se cae a pedazos y que fue construida por la revolución… En fin, que Cojimar merece un poco más de amor por parte de las autoridad municipal y provincial e Irma le puso la tapa al pomo, poniendo al desnudo sus desmanes, pero también un sinnúmero de insuficiencias y desidias.

    • Alexis Mario Cánovas Fabelo dijo:

      Cree el Proyecto Cultural Comunitario “EL VIEJO Y EL MAR”, contribuyendo a hacer conciencia para el mejoramiento de las condiciones en la localidad, incluyendo clases para todas las edades, y donando obras a personalidades que contribuyeron a esos fines y al Bar-Restorante “La Terraza”, donde iba Hemingway, le donamos 4 cuadros de 3,60 X 1,50 m para mejorar su atractivo turístico… Cojímar tiene mucha historia, desde 1640, que se hizo su fortín para contrarrestar los desmanes de corsarios y piratas, apoyándolo, Pepe Antonio combatió con su milicia a los ingleses…Posee las ruinas del primer hotel 5 estrellas de La Habana, el “Campoamor”. A Cojímar llegó el primer cable de comunicaciones EE.UU.- Cuba… Reitero, Cojímar tiene mucha historia que rescatar y preservar que es interés para el turismo histórico.

  • tepille dijo:

    Duele ver eso,pero mientras el hombre siga creyendo que el mar es un vertedero pasaran cosas asi,basura y más basura les ha devuelto el mar.
    La naturaleza siempre ha sido asi,ciclones y terromotos habrá siempre, pero postes,basura,personas “sordas y ciegas” ante lo evidente también.
    Celebrar que donde mas daños hubo madie haya muerto es el mayor logro.

  • C.M.A. dijo:

    Alguien sabe que ha sido de Salvador Wood, Por un documental que hizo su hijo Patricio en homenaje a su padre y su mama se veia que ellos vivian pegados al mar.

  • Jorge dijo:

    un saludo a todos los cojimeros, me ha conmovido ver las imágenes de tal desastre provocado por este Huracan IRMA, yo vivi en cojimar y me duele ver como este fenómeno a acabado con este pueblo, soy amante al mar porque desde que naci vivi en la localidad de Guanabo cerca de este, y les digo que el hombre inteligente no mide las veces que se cae sino las que se levanta con mas impetud, y firmeza, la naturaleza nos ha puesto en prueba tantas veces y tantas veces las hemos superado, tengo la fe que cojima volverá pronto a ser ese pueblo de pescadores que tanto me gusta

Se han publicado 29 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

José Raúl Concepción

José Raúl Concepción

Periodista de Cubadebate, graduado en 2015 en la Facultad de Comunicación de la Universidad de La Habana. En twitter: @joseraulcl

L Eduardo Domínguez

L Eduardo Domínguez

Miembro del Staff de Cubadebate y editor de la sección Canal USB. Twitter: @Edu_Cub

Irene Pérez

Irene Pérez

Graduada de Periodismo en la Universidad de La Habana. Fotorreportera de Cubadebate. En twitter: @irenefotos

Ernesto Lahens

Estudiante de Periodismo de la Facultad de Comunicación de la Universidad de La Habana.

Vea también