Imprimir
Inicio » Noticias, Cultura  »

El Gran Throwdini lanza sus cuchillos en La Habana (+ Video)

En este artículo: Circo, Circuba, Cuba, Cultura, Récord Guinness
| 9
Throwdini lanza sus cuchillos. Foto tomada de bigthink.com

Throwdini lanza sus cuchillos. Foto tomada de bigthink.com

Con su número de lanzamiento de cuchillos, el artista norteamericano David Ralph Adamovich, conocido en los escenarios de todo el mundo como el Gran Throwdini, se convierte hoy en el centro de la atención en el Festival Internacional Circuba 2016. 

Ganador de varios Records Guinness por su destreza en el manejo de las armas blancas en escena, hasta el 17 de julio el público podrá disfrutar su desempeño en la Carpa Trompoloco, ubicada en la periferia de La Habana.

Además de sus presentaciones, este jueves ofreció un taller a los artistas de la Escuela Nacional de Circo sobre lanzamiento de cuchillos.

El Gran Throwdini supo del Circuba por un dúo integrado por una cubana y un argentino que le hablaron de ese evento en La Habana.

Ahora se siente muy feliz de conocer de cerca la hospitalidad del pueblo cubano, según dijo a la prensa.

Pero Adamovich no solo se dedicó al circo, antes de llegar a ese mundo ejerció como profesor universitario durante 20 años, realizó un doctorado en fisiología, se formó como cocinero en el Instituto de Manhattan para la Educación Culinaria y trabajó en un bar.

Allí, a los 50 años, conoció a la persona que le enseñó cómo lanzar los cuchillos. Ahora, tiene 70 años y resulta uno de los pocos lanzadores de cuchillos que existen en el planeta, además de ser capaz de arrojar a un blanco humano hasta 97 dagas en tan solo 60 segundos.

Hasta el próximo 17 de julio, el Festival Circuba 2016 acoge el debut en este país del grupo Enominne Danza Aérea (Ecuador) y de los malabaristas de Shih- Hao Yang (Taiwán).

Considerado el evento de su tipo más importante de América Latina, la cita conferirá este año por primera vez el Premio Revelación, destinado a reconocer los nuevos talentos del arte circense.

Fundado en 1981, es el tercer festival de su tipo más antiguo del mundo, solamente precedido por el de Monte-Carlo (1974) y el Festival del Circo del Mañana (la Pista Joven en París, 1977).

Disfrute de uno de los números del Gran Throwdini

(Con información de Prensa Latina)

Se han publicado 9 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • OBSERVADOR dijo:

    Tanto va el cántaro a la fuente…………

  • cadillac dijo:

    NI LOCO, me pongo yo para que haga eso

  • JRFT dijo:

    ni yo tampoco,

  • Corona dijo:

    Ni amarra´o por los C———– me pongo yo de modelo para ese número!!!.

  • _C_U_B_A_ dijo:

    Un error puede suceder en cualquier dia!!!!
    … NAAAA!!!! YO MEJOR VEO DESDE ABAJO!!!!

  • JoseCuba dijo:

    Caballeros eso es truco, no tienen porque temer.

  • yam dijo:

    Con el calor que hay en Cuba, le sudan las manos … entonces será su primer incidente o accidente. Es mejor que ponga un maniquí para evitar un contratiempo y una shock sicológico para los niños y personas sensibles.

  • tite pinar dijo:

    Pues para quien no lo sabe o lo olvido, los circos cubanos, que eran muchos,y paseban con sus coloridas carpas por todoa Cuba,hasta 1968, algunos presentaban este espectaculo,y los lanzadores de cuchillos eran artistas cubanos.Pero por desgracia ese circo autentico cubano se acabo, ahora se reduce a un Festival o alguna que otra carpa que hace una gira a determinadas ciudades de Cuba, en epocas no concebidas para estar bajo una carpa al calor.Estos circos iban hasta los campos y bateyes

  • La domadora Almirall dijo:

    La vida es un juego pero…pero tambien es una sola………

Se han publicado 9 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también