Imprimir
Inicio » Noticias, Política  »

Mensaje vía móvil de normalista abre interrogantes sobre versión oficial

En este artículo: Ayotzinapa, Iguala, Masacre, México, Violencia
| 10

mensaje movil ayotzinapa

“Mamá, ¿me puede poner una recarga? Me urge”, escribió a su madre Jorge Aníbal Cruz Mendoza, un “joven de 19 años de edad, estudiante de la Escuela Rural Raúl Isidro Burgos”, a la 1:16, hora local, el 27 de septiembre de 2014, informa el sitio RT.

Esta información ha sido presentada en el informe del Grupo Interdisciplinario de Expertos y Expertas Independientes (GIEI), integrado por cinco representantes de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

El mensaje contradice la versión oficial de la PGR, ya que de acuerdo a la misma, la hoguera en el basurero de la ciudad de Cocula se inició a la media noche (es decir, 76 minutos antes del mensaje) cuando el joven, según la versión oficial, ya estaba muerto. Además, según las declaraciones de los inculpados, los dispositivos móviles habían sido “destruidos inmediatamente”.

Además, el informe sostiene que el teléfono de Jorge Aníbal “registra una llamada a las 22:16 horas del 26 de septiembre desde una antena cercana al Palacio de Justicia de la ciudad de Iguala de la Independencia con las coordenadas donde se encontraba el ómnibus que lo transportaba. Asimismo, precisa que el normalista “recibió un mensaje a las 22:23:20 horas”.

“Después del 28 de septiembre al 20 de octubre diversas llamadas y mensajes entraron al celular de Jorge Aníbal. El GIEI no ha podido determinar si hay razones técnicas que expliquen estos hechos, pero ha solicitado la investigación de estos mensajes”, afirma el grupo de expertos en el documento.

(Con información de RT)

Se han publicado 10 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Ernesto dijo:

    Poner un poco más de información sobre las noticias… que este artículo no indica expresamente que esté relacionado con la masacre…. vaya, que casi hay que deducir :\

    • Zai dijo:

      Que noticia más cutre! Vamos a ver si ponemos más entusiasmo a la hora de informar

  • XXL dijo:

    Me aprece que las investigaciones hechas no están concluidas, hay demasiados cabos sueltos y demasiadas incongruencias en el asunto. Creo que en realidad ninguno sabe nada d elo que pasó, solo especulan basándose en la evidencia que tienen. Em fin, no dan pié con bola..!!

  • Habanera dijo:

    ¿Y… encontraron el telefono de ese muchacho? Habían dicho que los móviles fueron destruidos…¿Quien dice la verdad?

  • jose t dijo:

    Es una esperanza, es cierto, pero me parece muy sospechozo el mensaje, puede ser alguien tratando de estafar, o de sacar dinero a la madre usurpando la identidad del hijo, es posible que quien verdaderamente mandó el mensaje ni siquiera sepa que esa identidad es de uno de los normalistas desaparecidos, sólo tiene miles de identidades usurpadas y les manda mensajes a todo el mundo a ver quien cae en la trampa y le transfiere dinero.
    Qué creen ustedes?

  • Tuxifer dijo:

    Bueno si analizan los teléfonos de las líneas cubanas de ETECSA con la gente pidiendo recargas, nos caen encima más de un Grupo Interdisciplinario de Expertos y Expertas Independientes (GIEI), integrado por representantes de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), jejeje. Perdón por esta frase de humor negro, sé muy bien que es un tema delicado, pero créanme que cuando vi el mensaje por primera vez, pensé que era algo sobre nuestra “flamante” empresa de telecomunicaciones, que tanto se ha ganado “el cariño” del pueblo cubano a base de “buenas acciones”.

  • yam dijo:

    jose t ¿ Crees que un matón narco o federal necesitaba una recarga? Hay muchos personajes involucrados en la desaparición de estos normalistas que revela las relaciones e imbricaciones de narcotraficantes, policías locales, federales, gobiernos, etc por eso se trató de mutilar la investigación, dándola por concluida, con los chivos expiatorios tras las rejas. No hay pena de muerte en México, a no ser la que impongan las bandas y los paramilitares, ellos se atribuyen ese derecho y el de gobernar el país desde la sombra.

  • yein. dijo:

    Jose t, eso mismo estaba pensando yo, que alguien cogió su teléfono lo reviso y leyó algunos mensajes y no le fue difícil enviar un mensaje a la madre del chico. Coincido con lo que dices en todo. AHORA LO QUE NO ENTIENDO, es el último párrafo, el teléfono lo tienen los investigadores? Porque el teléfono de la imagen es claro que es el de la mamá

  • Piñero dijo:

    Independientemente de las especulaciones, verdades o mentiras, el estado mexicano debe resolver el problema del narcotráfico y las desapariciones. Da pena que en los poblados los habitantes tengan que crear grupos armados, denominados autodefensas, porque el gobierno no puede ocuparse como debe de este flajelo. Un país con rica historia de revoluciones populares que haya caído en manos de delincuentes, donde la corrupción está en auge. Mexicanos rescaten su país, salven a sus mujeres, niños y ancianos, que caen victimas de estos horrores, que se pensaban que habían quedado atrás cuando culminó la segunda guerra mundial y más acá cuando han desaparecido practicamente las dictaduras militares en américa latina, salvo raras excepciones, que costó un golpe militar a un presidente hermano. Como dijo un hombre de los grandes ¨Un mundo mejor es posible¨, luchen por alcanzar este mundo posible.

  • Me dijo:

    Pudo haber lag en la red y por eso el mensaje se entrego tarde. Pueden ser muchas cosas.

Se han publicado 10 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también