Imprimir
Inicio » Noticias, Política  »

Gerardo, Ramón y Tony en la Mesa Redonda: Los Cinco siempre fuimos uno (+ Fotos y Video)

| 92
De izquierda a derecha, Nyliam, Antonio, Deysis Francis, Roxana Thompson, Randy Alonso, Gerardo Hernández, Arleen Rodríguez. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate

De izquierda a derecha, Nyliam Vázquez, Ramón Labañino, Marianela Samper, Antonio Guerrero, Deisy Francis, Roxana Thompson, Randy Alonso, Gerardo Hernández y Arleen Rodríguez. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate

“Nunca nos vamos a cansar de decir gracias a la solidaridad internacional que hizo posible nuestro regreso. Esta es una victoria de todos”, dijo Ramón Labañino, uno de los tres antiterroristas que cumplían prisión en EEUU y regresaron a la Isla el pasado 17 de diciembre.

Ramón, junto a Gerardo Hernández y Antonio Guerrero, participaron en el programa Mesa Redonda que se transmite por Cubavisión,  conducido por Randy Alonso, con el apoyo de varias periodistas que han seguido regularmente el caso de los Cinco.

Los tres antiterroristas, junto a Fernando González y René González, fueron encarcelados en septiembre de 1998. El 7 de octubre de 2011 ya se había logrado la liberación de René y el 27 de febrero de 2014, la de Fernando. El 17 de diciembre llegaron a Cuba Gerardo, Tony y Ramón.

El regreso

Antonio Guerrero. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate

Antonio Guerrero. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate

Los tres recordaron los momentos del regreso. “Uno lleva 16 años preparándose para este momento, pero no estaba preparado para el regreso aquel día, cuenta Ramón. Elizabeth le había hecho una visita en diciembre, y le dijo que habían trasladado a Gerardo. Le dije: ‘prepárate, que en cualquier momento me trasladan a mí’. El lunes, estaba descansando, y me llama el guardia, y me dice: ‘pon el reloj en la taquilla, ponte los tenis y ven conmigo’. Me lleva al lugar donde uno se cambia de ropa, y me pasan a otro sitio para ponernos las cadenas. Oigo que dicen una cosa rara: ‘hay que sacar a esta persona hacia el aeropuerto más cercano. Las propiedades hay que trasladarlas’.

Me entró la inquietud -rememora. “A mí algo me parecía muy extraño. Y yo, que soy el más optimista de los tres, empecé a pensar que quizá iba a pasar algo bueno. Me sacan, me esposan y me montan en el Van, con dos guardias, y me trasladan hacia el Aeropuerto. Fue una operación relámpago. Llegamos y en eso escucho que dicen: ‘Apúrate que el otro viene atrás’. Me montan en otra camioneta y me trasladan para una institución médica”.

Antonio recuerda que a las 5 y media de la mañana del lunes 15 de diciembre, llegó un oficial a su celda y le dijo: “Guerrero, empaca. A las 6 y media tienes que estar en el andén”. “Lo primero que me vino a la cabeza fue: llegó el momento. Empiezo a recoger mis pertenencias, y escribo un mensaje (por correo electrónico): ‘me dijeron empaca'”.

Tony se dio cuenta de que aquel traslado no era normal. Llegó al lugar donde se reencontraría con sus compañeros después de Ramón, como a las tres de la tarde. “Hay un oficial, al que trato de sacarle información. Me llevan a una celda de otra área: ‘Duerme tranquilo, que mañana a las 7 te vengo a buscar’, dijo.  Me encierran ahí. Aparto de mi mente esa noche la idea de que iba para Cuba. Antes de las 7 de la mana oigo la pregunta: ¿estás listo? Vamos por un pasillo a velocidad supersónica. Surge un incidente en el pasillo: los oficiales corriendo y yo caminando. Me entran a un salón de visitas y veo a una persona dándole la mano a Gerardo. Grité: ¡Gerar!”

Cuenta Gerardo que a pesar de que siempre dije que pensaría en el regreso a Cuba el día en que el avión aterrizara, reconoce que peleó fuertemente con su mente en los días previos al retorno a la Isla. “Cuando vi a Tony y a Ramón admití: ‘esto cambió’. Cuando aterrizó el avión en Cuba, los oficiales subían y bajaban por la escalerilla y nos demoramos en bajar. Me dije: ‘Si esto se demora, me tiro por una ventana”, añade.

“A mí no me dijeron nada, confirma Ramón, pero yo me hacía la idea de que iba a Cuba. El 80 por ciento de mí sabía que venía. Esa noche no dormí. Estaba pendiente de los muchachos, si los veía en algún lugar (a Tony y a Gerardo). Me pasé la noche haciendo ejercicios. Alrededor de las 8, llegó un guardia, abrió la puerta, y me dijo: ‘vas para el área de visita’. A partir de ahora, no llevarás más las esposas… Como Tony, me sacaron muy rápido por el pasillo. De pronto tenía a Gerardo delante, y a Tony. La felicidad fue enorme. Corrí hacia ellos”.

“Cuando nos encontramos los tres, nos presentaron a los oficiales que nos acompañarían. Entonces nos permitieron abrazamos”. Ramón reconoce que toda la operación para el regreso fue discreta, coordinada, calculada milímetro a milímetro.

Con Gerardo

Gerardo Hernández. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate

Gerardo Hernández. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate

Antonio cuenta que había tenido un sueño recurrente en el que veía pasar a Gerardo y este le decía: “Vamos”. Por eso cuando lo vio en el hospital militar de donde partirían los tres hacia Cuba, sintió que aquel sueño premonitorio era el augurio de una gran alegría. “Cuando nos vimos los tres nos empezamos a portar un poquito mal, porque la alegría no había modo de detenerla. Eso fue el 16. Nos regresaron luego a la celda. Ahí nos enteramos de que a las 8 y 10 de la mañana siguiente estaríamos en Cuba, y que esa noche, aunque quisiéramos, no íbamos a dormir”. “Que no haya cámaras, porque todo el mundo tendrá ojeras”, bromeó entonces Gerardo.

A las tres de la mañana del 17, los llamaron. Les dieron ropa, porque no podían ser liberados con la de la prisión. Las tres mudas eran casi idénticas. Gerardo empezó a hacer de las suyas, recuerda Tony. Agarraron unos pomitos con pastillas y las convirtieron en unas maracas. “Hicimos un trío”, admite Gerardo, y otra vez bromea: “Prometo no decir el nombre del trío”.

Dieciséis años en el infierno

Gerardo Hernández (D), Ramón Labañino (C) y Antonio Guerrero (I) . Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate

Antonio Guerrero, Ramón Labañino y Gerardo Hernández con el sello acuñado por los 15 años de la Mesa Redonda. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate

Ramón recuerda las circunstancias en que fueron apresados en Miami, el 12 de septiembre de 1998. “Todo ocurrió muy rápido. El FBI nos conminó a la traición”, dice, pero él al principio intentó tantear qué sabían los oficiales norteamericanos. Pero cuando vio a todos los muchachos presos, se dio cuenta de que aquello era algo más serio, y en ese momento supo que había llegado la hora crucial para que un ser humano se reafirme, o no, como revolucionario: “Nosotros optamos por nuestra Patria.”

Añade que se trataba de una elección que no solo suponía una traición de tipo personal, sino que podría acarrear graves consecuencias a la Patria: “Podía manipularse aquel proceso en contra de nuestro pueblo. Ninguno de nosotros Cinco se doblegó”.

Los llevaron al Centro de Detención de Miami, al piso 13 –en el 12 está el hueco-. Los aislaron. Luego tuvieron la primera visita del abogado de oficio, y el 14 de septiembre de 1998 nos vimos los Cinco en la Corte. “Ahí me percaté quiénes habían pactado con el FBI y quiénes no se doblegaron. Ahí supe que  aquellos Cinco que no se doblegaron íbamos a estar juntos, y a morirnos juntos”, añade Ramón.

Inicialmente éramos 10

Ramón Labañino. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate

Ramón Labañino. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate

Fue difícil ese momento, reconoce Gerardo. “Inicialmente éramos 10. Yo era el único que los conocía a todos. Y en efecto, cinco no resistieron las presiones y decidieron cooperar con las autoridades en contra nuestra. El daño no fue tan grande desde el punto operativo, porque gracias a la compartimentación no sabían tanto. La Fiscalía solo pudo sentar a uno de ellos en la corte para testificar contra nosotros”.

Admite que el objetivo de los fiscales y del FBI era armar un show propagandístico. “Ellos sabían que no habíamos hecho ningún daño al país, ni teníamos información que dañara la seguridad nacional de EEUU”. Recuerda un artículo publicado en el Miami Herald, cuyo título era “El espía tiene la llave”. Apostaba por que el “espía” Gerardo Hernández acusara a Fidel Castro por el derribo de las avionetas del grupo terrorista Hermanos al rescate, el 24 de febrero de 1994. Lo hará, cuando pierda todas las apelaciones, desafiaba el periódico de la contrarrevolución.

“Había tres oficiales entre nosotros, y estaban en el grupo de los Cinco que no se doblegaron. Los que decidieron colaborar con EEUU no tenían ese rango. Por eso el sueño dorado de la fiscalía era tener un oficial para acusar a Cuba. Cuando no lo consiguieron, se decidieron por el ensañamiento”, dice Gerardo.

El jefe del grupo añade que “Cinco decidieron claudicar, pero quiero resaltar la actitud de mis hermanos. Contra René y Fernando no tenían mucho, y si hubieran claudicado no habrían durado ni un año en prisión. Pero mantuvieron su actitud. Cuando ellos, Tony y Ramón se mantuvieron firmes, surgieron los Cinco”.

Antonio recuerda que la Corte les había designado abogados de oficio, “pero nosotros definimos la estrategia como grupo… Nos dábamos fuerzas unos a los otros. Todo lo compartíamos. Éramos cinco personas, pero éramos uno solo, la verdad”.

No estábamos en esa situación por casualidad

Durante la transmisión de la Mesa Redonda de la Televisión Cubana. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate

Durante la transmisión de la Mesa Redonda de la Televisión Cubana. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate

Inicialmente Antonio y Ramón tenían “las luces apagadas”. Gerardo hace referencia a las sentencias de vida o cadenas perpetuas que pesaba sobre ellos. “En nuestras mentes lo único seguro que había era que debíamos morir en prisión, si se mantenía la decisión del gobierno. Obviamente, uno piensa que puede también no ser así… Pero lo que uno sabe con certeza es que no estábamos en ese lugar por casualidad”, añade.

No era un misión improvisada, los Cinco sabían a lo que se exponían y por qué lo hacían. Gerardo recuerda también que “los compañeros que nos entrenaron, debieron saber por qué lo hacían”. Barajaban la variable de que podían caer durante la misión y que no podían reconocer que trabajaban para Cuba. “Lo asumimos conscientemente”, admite.

Un día descubrieron la entrevista que Fidel le dio a la periodista de la CNN, Lucía Newman. Ante una pregunta de la reportera sobre los Cinco, el Comandante respondió: Si ellos trabajaban para Cuba, Cuba nunca los va a abandonar. “Eso fue lo que nos dio el puntillazo final. Nos pasamos el periódico de una celda a la otra. Y de ahí en adelante, el enemigo no tuvo el menor chance con nosotros”.

Antonio dice que “nosotros nunca estuvimos presos. Y la gente dirá: ahora se volvió loco. Había una fuerza interior, basada en la certeza de que habíamos hecho lo justo. Si tú tienes apego a las cosas materiales, si tus objetivos son otros, si no estás convencido, no puedes sostenerte. Por eso no estuvimos presos… No hicimos nada extraordinario, sino lo que debíamos… No nos sentimos nunca derrotados”.

Ramón reconoce que pensaba mucho en su esposa y en sus hijas, y que se refugió en el deporte para no pensar en la dureza que lo rodeaba. “Me concentraba en otra cosa. Por las noches, buscaba recursos sicológicos: la música -la de Silvio, de los Van Van-, el deporte, la poesía. Ser traidor no es una opción para un revolucionario. Y nos decíamos: el día en que el tablero se pongan a uno por uno, Gerardo es el primero. Si él estaba libre, todos estábamos libres. Cada minuto que pasé en la cárcel yo veía a nuestros hermanos conmigo. Yo nunca me veía solo.”

Los amigos

Gerardo Hernández (D), Ramón Labañino (C) y Antonio Guerrero (I) . Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate

Gerardo Hernández (D), Ramón Labañino (C) y Antonio Guerrero (I) . Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate

En los minutos finales, los tres recuerdan a los numerosos amigos que lucharon todos estos años por el retorno de los Cinco a la Isla. Antonio habla de los abogados, que inicialmente eran de oficio y que cuando conocieron los detalles de la causa, “llegaron a identificarse con nosotros y con nuestras familias. Incluso sentían admiración por nuestra causa”.

Especialmente tiene palabras emocionadas para el abogado Leonard Weinglass, “un amigo entrañable. Lamentablemente él no pudo disfrutar esta victoria, pero él es merecedor de esta victoria”.

Recuerdan también a norteamericanos que mostraron su solidaridad en las condiciones más difíciles. Algunos perdieron hasta su trabajo por su vínculo con la causa de los Cinco, y otros la expresaron en ambientes tan hostiles, como Miami. La solidaridad fue una constante en todos estos años, y también el respeto de muchos estadounidenses, incluidos aquellos presos comunes con los que compartieron prisión.

“A todos los que mostraron su solidaridad, a ellos va nuestro abrazo”, dice Gerardo.

En el estudio de la Mesa Redonda de la Televisión Cubana. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate

En el estudio de la Mesa Redonda de la Televisión Cubana. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate

Ramón y Gerardo. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate

Ramón y Gerardo. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate

Familiares de los Cinco. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate

Familiares de los Cinco. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate

Nyliam Vázquez, periodista de Juventud Rebelde. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate

Nyliam Vázquez, periodista de Juventud Rebelde. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate

Gerardo Hernández. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate

Gerardo Hernández. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate

Se han publicado 92 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • IMPARCIAL DIJO dijo:

    Gerado tiene la mirada de futuro del che y tony es amable y jaranero como Camilo, felicidades a los 5, han dado una lección de fidelidad.

  • Minnie Matos dijo:

    Admito que durante toda la Mesa Redonda no pude separarme del televisor, era mucho mi interés por escuchar de la voz de Gerardo, Ramón y Antonio esos detalles que, solo ellos pueden contar y de los cuales siento un orgullo inmenso pues demuestran los valores humanos, la intransigencia revolucionaria y el sentido patriótico por los cuales siempre lucho nuestro pueblo. Los malos recuerdos quedan en el pasado, hoy es tiempo de nuevas emociones, de nuevos sentimientos y sobretodo de reencuentros con los cubanos que siempre los esperamos y nunca perdimos la esperanza porque estabamos seguros que volverían.

    • Felicia DM Padron dijo:

      Cubadebate las panelistas se expresan muy bien, felicidades para ellas.

  • Carlos A. Rodríguez dijo:

    ¡CON HOMBRES COMO ESTOS EL GOBIERNO DE EEUU TENÍA LA OBLIGACIÓN DE PACTAR!
    ¡NO TENÍAN OTRA COSA QUE HACER!
    ¡QUE VIVA CUBA!
    ¡QUE VIVAN FIDEL Y RAÚL!

  • J Mesa dijo:

    Descansen un poco muchachones, pero sepan que el pueblo de Cuba los tiene a ustedes en la mirilla para grandes tareas de futuro de la dirección de este pais. Ustedes son gente probada. Estudien mucho y prepárense que lo que les toca es mucho con demasiado. Adelante como lo que son héroes incoruptibles e inclaudicables de la Patria de Patria o Muerte.

  • Dr. Pedro Véliz Martínez dijo:

    Excelente Mesa Redonda, los Cinco constituyen la expresión del hombre nuevo que ha formado la Revolución, que son los herederos de la tradición de luchas y victorias nuestro pueblo. Vivan nuestros héroes y Viva Cuba!

  • Raúl dijo:

    En nombre mio y de la Contraloria General de la República les doy la bienvenida a la patria y mi mas sincero agradecimiento por el gran sacrifio, valor y honor en nunca rendirse y confiar en su gran pueblo de Cuba al cual ustedes ahora mas que nunca pueden contar con todos nosotros como una gran familia sea para lo que sea y a la hora que sea.

    VIVA LOS 5 CARAJO.

  • Pinareña dijo:

    No pude apartarme un segundo del TV, aun despues de leer LOS ÚLTIMOS SOLDADOS DE LA GUERRA FRÍA, escuchar lo que pasaron de su propia voz fue demasiado fuerte. ustedes agradecen al pueblo, somos nosotros los que les estamos eternamente en deuda por todo lo que aguantaron por mantener nuestra seguridad. Eternamente GRACIAS

  • LILI dijo:

    POR HOMBRES COMO ESTOS ES QUE ME SIENTO ORGULLOSA DE SER CUBANA Y SENTIR LAS LAGRIMAS QUE SALEN DE MIS OJOS CUANDO LOS VEO Y ESCUCHO, ME FORTALECE, UNA DE LAS COSAS MARAVILLOSAS DE NUESTRA REVOLUCIÓN ES FORMAR HOMBRES DIGNOS Y GRANDES COMO ELLOS, LOS QUIERO Y ADMIRO MUCHISIMO, YA NO HAY LAGRIMAS DE DOLOR, SOLO HAY FELICIDAD PARA TODOS.

  • S@ilys dijo:

    Quizás muchos conozcan hoy más de la causa de los Cinco que antes del 17 de diciembre; yo, que en tantas ocasiones ovacioné Volverán!! conocía sobre sus condenas y solo me remitía a pensar en el dolor de la familia.
    Hoy los veo: tan del pueblo, tan grandes, hombres con tanta valentía y fervor revolucionario del bueno que me hace pensar en los valores que Cuba les forja a sus hijos. Los veo emprendiendo a una nueva Cuba. Los veo como grandes en este siglo. Una vez más mis respetos a estos héroes, y el saludo gigante de una artemiseña que los admira.
    Salu2

  • Ángel Bravo dijo:

    Gracias queridos hermanos. ¡Los admiro! Sacrificaron sus vidas por Cuba y por la humanidad. Ustedes están hechos de la msma madera que la de Maceo, Gómez, Martí, Abel, Camilo, Ché, Fidel, Raúl.

    Felicitaciones a la Mesa Redonda por esa trasmisión.

  • ofalven dijo:

    !QUE TREMENDO REFUERZO LE HA LLEGADO A LA PATRIA! !QUE EJEMPLO PARA LAS PRESENTES Y FUTURAS GENERACIONES DE FIRMEZA, PATRIOTISMO, VALOR Y MODESTIA!
    HASTA LA VICTORIA SIEMPRE 5 HÉROES DE CUBA DE FIDEL Y RAUL

  • Stella Pérez Aparicio dijo:

    Gracias!!!

  • Luis dijo:

    Pienso que aún no nos percatamos, en toda su dimensión y futuro alcance, del valor que tiene para nuestra patria lo que nos han legado los 5 héroes. En la lucha infinita de nuestro pueblo por reafirmarse en el camino que escogió, han dejado una huella imperecedera que marcará por siempre nuestra gloriosa historia. Como la ocasión en que el Comandante en Jefe identificó como “destacamento de refuerzo” la llegada a nuestra patria de los restos del Che y algunos de sus compañeros, el regreso de los 5 es otro “destacamento de refuerzo”, con la diferencia que no solo aportan su ejemplo sino que seguirán en la lucha por la construcción de una patria mejor.

  • Leidy Farias dijo:

    Ser traidor no es una opción para un revolucionario!
    Les auguro mas éxito de ahora en adelante.

  • nonchi dijo:

    Una resena muy emocionntes ,pero me gustaria pedirle a los que tienen que ver con esta pagina, yo no pude ver este programa en vivo por que no me encuentro vivviendo en la Isla pero me gustaria de algunas manera ver el video , por favor no pudieran ponerlo aqui para verlo?. Un abrazo .

  • punto cubano dijo:

    Ustedes sembraron valores muy importantes para Cuba y su pueblo …Gracias por su Ejemplo y gallardia, me siento muy orgulloso de ser cubano ..Gracias

  • carmen dijo:

    Qué tremenda Mesa Redonda, mi hermana y yo lo preparamos todo temprano y a las 6.00PM nos “metimos” dentro del televisor, lloramos, nos reímos, recordamos, hubo de todo, gracias hermanos por la lección tan grande que han dado al mundo. Dios permita que sigan con esa entereza y que en cuanto se relajen un poco comiencen desde nuevas trincheras a “echar pa¨lante” a nuestro país.

  • jornegrito dijo:

    Felicitaciones a LOS 5…como siempre las causas justas logran el triunfo, sin renunciar a uno solo de nuestros principios…gracias por el coraje,la valentia, la resistencia…gracias por el ejemplo que nos han dejado…

  • Sergio Ramírez Hdez. dijo:

    Me siento orgulloso de luchar por Cuba conociendo que heroes como los nuestros que no vacilan ni claudican ante el enemigo aun en los peores momentos ellos son ejemplos a seguir, que clases de valentia y honor han demostrado los cinco.

  • Freddy Jose Cruz Martin dijo:

    Desde Brasil:
    Día 17 de diciembre, aeropuerto internacional José Martí, terminal tres. Estoy junto a un hermano, Dr. Frank Morales, vemos entre nosotros al ilustre Reinado Taladrid, le comento a Frank: seria bueno aprovechar para preguntarle dos cosas, una: cuando quitan el embargo a cuba el gobierno americano y otra: cuando liberan a los cinco!
    No hubo tiempo suficiente para tal encuentro, pues el toma primeramente unos libros en uno de los departamentos dentro del aeropuerto y mi humildad de no molestarlo quiso esperar, luego fue destino a abordar el avión.
    Mas tarde, subimos a nuestro IL- 96 destino Manaus- Salvador de Bahía en Brasil. Llegamos a nuestro destino final a las tres de la mañana del 18, llovía mucho en esa madrugada. A partir de las 8 de la mañana comenzábamos a tomar otros aviones para llegar en horas de la tarde al municipio donde préstamos colaboración, en mi caso Sao José do Belmonte en Pernambuco, Frank y yo nos despedimos en esa madrugada.
    En escala en São Paulo me llama Tony Perdomo: tigre, si tienes internet, conecta Tele Sur a las cuatro de la tarde, el jefe va hablar, debe ser importante porque se ha informado a todos oficialmente por nuestros representantes – me dijo de forma rapida- . Negro estoy en un aeropuerto para pegar avión vía Ceará y despues por carretera a mi municipio, hasta la noche no tengo internet, mantenme informado hermano. Fue lo único que respondí.
    Me empezaron a pasar tantas cosas por mi mente, pero la primera fue respecto a los cinco, el propio Perdomo me dijo algo sobre la posibilidad de que haría público algo al respecto! Comento entre el grupo y comenzamos a especular. En fin, decidimos esperar…
    En el aeropuerto de Fortaleza, escala para continuar, no consigo comunicar. En el destino final, Juazeiro do Norte, enciendo mi teléfono, primer mensaje, *En Cuba los 5*, Tony Perdomo, todavía en la escalera del avión, una llamada de mi casa…… Llegaron los cinco y restablecimiento de las relaciones EEUU – Cuba.
    Entre la nostalgia de regreso y dejar de ver la familia por un período lo cual compartíamos con el resto de mis compañeros de viaje, esa noticia fue el alegrón de bienvenida. Para colmo, a la salida del aeropuerto, un joven abogado, militante del PT, seguidor de la historia de cuba, me esperaba con su teléfono y en punta por you tube el discurso de Raúl. Comencé a interiorizar y a convencerme que era todo realidad.
    Sentimos muchas emociones, otros comenzaron a especular, los nacionales, con preguntas que muchas no tenían respuestas, pero lo único que si sabíamos y respondimos: ganó la dignidad, la solidaridad, el sacrificio, el sentido común, la resistencia, la Verdad!
    Un abrazo a Ramón, Antonio, Gerardo, René y Fernando, ejemplo de una generación que hoy demuestra al mundo que en cuba continuará el socialismo, las ideas de Martí, Fidel y Raúl por tiempo indefinido. Feliz regreso a la patria, nosotros gracias a ustedes seguiremos haciendo nuestro trabajo con mas corazón.

Se han publicado 92 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Ismael Francisco

Ismael Francisco

Fotorreportero de Cubadebate. Ha trabajado en Granma, Prensa Latina y la AIN. Ha realizado la cobertura gráfica de importantes acontecimientos políticos, deportivos y sociales en Cuba y otras partes el mundo. Posee varios premios y reconocimientos periodísticos.

Vea también