Imprimir
Inicio » Noticias, Cultura  »

Los 20 de Desandann

| +
desandann

Foto: Otilio Rivero Delgado

Las cortinas del teatro “Principal”, el acogedor coliseo de la camagüeyana calle Padre Valencia, se descorrieron a principio de semana para recibir, de manera especial, a los integrantes del grupo vocal “Desandann”, prestigiosa institución cultural que el cuatro de marzo cumplió el vigésimo aniversario de fundada.

El elenco artístico de la maestra Emilia Díaz Chávez no estuvo solo en la conmemoración, llegaron hasta allí otros cultores de los cantos y bailes haitianos,  el colectivo músico danzario Caidije, el más antiguo de Cuba en preservar la génesis de sus ancestros; Bonito Patuá y la cantoría Martha Jean Claude, integrada por niños y jóvenes de esta  ciudad, empeñados desde el 2004 en que no muera la tradición de esa hermana nación caribeña.

Y también viajó a Camagüey desde Puerto Príncipe una persona admiradora de Desandann y con gran influencia en el Senado de ese país, el Señor Maxime Roumer, fundador de la Asociación de Amistad y Solidaridad Haití-Cuba.

El senador quiso dar continuidad a las variadas veces que ha visto actuar a Desandann, primero en La Habana, donde según declaró: “Fue una sorpresa ver a ese grupo de tanta calidad cona mezcla de música tradicional y con arreglos muy originales”, sin perder  la esencia del folclore de su país.

“Tengo una visión de Desandann más que positiva. Además de eso lo ví en Haití en mi ciudad Jérémie, capital del departamento Grand’ Anse en un día que casi teníamos una inundación. Fue algo magnífico para la población. Además vino a Haití después del terremoto para ayudar a la recuperación sicológica de los muchachos y las personas de las zonas afectadas. Nos sentimos orgullosos de ustedes como Estado y pueblo porque son ejemplos para todos nosotros”.

Emilia, ¿cómo nace Desandann?

“El 4 de marzo de 1994 el Coro de Camagüey estaba convocado para la UNEAC con el propósito de actuar en ocasión de la visita a esta ciudad del embajador de la República Popular China y sin premeditarlo quedó modelado el grupo.

“Llovía a cántaros, lo que impedía que el coro se completara y fue así prematuramente el nacimiento de la criatura artística, inicialmente con un repertorio de solo tres canciones.

Formado por descendientes de haitianos Desandann se concebía desde antes por la insistencia de Teresita Romero, mi cuñada y una coralista de muchos años”

La titular de Desandann Emilia y otros componentes de Desandann crecieron a la escucha de canciones de sus abuelos, quienes por tradición no hablaban buen español y mantenían cierto hermetismo  como culto al idioma originario.

“La necesidad de difundir esas bellas melodias de nuestros ancestros nos hizo pensar en el proyecto y aunque no se conociera el texto, el carácter universal del lenguaje, siempre que se dé de corazón, llegaría al corazón del público.

“Los primeros sorprendidos de la acogida del trabajo fuimos nosotros, quizás porque lo hacemos con sencillez y le llega a las personas, sin pedirle nada a cambio”.

¿Estos 20 años que ha significado para sus integrantes?

“Desandann para los diez que lo conformamos ha pasado  a ser como una gran familia, se ha creado una magia grande. Somos casi las mismas personas que vemos coronado nuestro trabajo con cosas muy bonitas que nunca soñamos tener ni vivir, y que nos ha abierto muchas puertas”.

Recordó la directora de Desandann que el 7 de diciembre del 2002 en unión de otros artistas cubanos actuaron en el Consejo de Estado, en La Habana,  como parte de una actividad oficial con los presidentes de CARICOM.

Al término del encuentro y de retirarse los visitantes extranjeros, cuenta Emilia, Fidel  se acercó a todo el elenco y preguntó: ¿Dónde está Camagüey?. Buscaba hablar con la representación de Desandann.

“Fidel me pidió que el trabajo lo tratara de conservarlo y transferirlo a las nuevas generaciones. De allí que formara la cantoría con descendientes y surgiera en el 2004 con el nombre de Marha Jean Claude, máxima exponente de la canción haitiana”.

Emilia lleva 34 años de su vida en el coro de Camagüey y explica que todavía como Desandann a la agrupación vocal le falta por recorrer varias provincias y enumeró los países recorridos de cuatro continentes, excepto el africano.

¿Planes inmediatos y futuros?

“Continuar trabajando, haciendo lo de siempre que no constituye nada extraordinario”, significó finalmente la titular del grupo, conocido comercialmente en el exterior con el nombre de The Creole Choir of Cuba.

Según la musicóloga Heidy Cepero Recoder, la riqueza de Desandann no radica solamente  en la calidad de las voces, sino en el dominio intercambiab le de las funciones de estas, unas veces como colchón armónico y en otros realizando efectos sonoros, como glissandos, gritos, sonidos onomatopéuicos y guturales para imitar algún elemento de percusión o instrumentos de vento de los que habitualmente integran los conjuntos de gagá haitiano.

Los espectadores, convertidos por momento en parte activa del concierto, no perdieron la oportunidad de apreciar el variado abánico tímbrico, la habilidad como vocalistas y la maestria de las tumbadoras, el güirito, la campana y las claves.

Para la titular de Desandann, los minutos que antecedieron al cierre del concierto reservó emoción tras emoción. Recibió la distinción Espejo de Paciencia, otorgada por la dirección provincial de Cultura y un reconocimiento especial, conferido por la Embajada de la República de Haití, de manos de su máximo representante en La Habana, Jean Víctor Généus.

Dijo el diplomático que Desandann refleja las canciones y tradiciones de la tierra haitiana y como portador de la cultura cubana y caribeña, orgullo para todos y con gran aceptación en numerosos países del mundo.

El diplomático expresó su alegría por poder felicitar a los camagüeyanos en los 500 años de fundada la ciudad, otrora Villa de Santa María del Puerto del Príncipe, al tiempo que deseó éxitos en el trabajo de la agrupación para convertir la actuacikón en cantos de amor, de hermandad y de paz.

Haga un comentario



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Enrique Atiénzar Rivero

Enrique Atiénzar Rivero

Es periodista del semanario Adelante, de Camagüey, provincia del centro de la Isla, y colaborador de Cubadebate.

Vea también