Imprimir
Inicio » Noticias, Medios  »

Adiós a Pedro Amézaga

| 5
Foto: Ismael Francisco/Cubadebate

Foto: Ismael Francisco/Cubadebate

Este sábado murió un hombre honrado y valiente. Su nombre apenas aparecía  en los programas televisivos y radiales. No era actor, ni director, ni músico, ni productor en el ICRT, era un periodista que asumió  trabajar en la televisión como si fuera otra misión heroica. Este extraordinario ser humano, Pedro Amézaga, no hablaba  de su alto grado como oficial jubilado del MININT y pocas veces, sólo cuando la memoria lo llevaba a esos hechos, recordaba batallas y misiones  en las que se vio involucrado.

Al ICRT llegó tal vez hace sólo diez años, nunca se lo pregunté, pero parecía  por su sentido de pertenencia que allí había arribado con Gaspar Pumarejo.  Realizó varios trabajos, pero desde un tiempo atrás llevaba las bridas de la Editorial En Vivo. Ese sello es un sueño que acarició junto a Waldo Ramírez, Víctor Fowler y Magda González, que se remontaron a crear una revista teórica, conceptual para los hacedores de la televisión y la radio.

Por el caminó nació el Tabloide En vivo y luego Lucas en vivo, pero en enero saldrá  una propuesta nueva, muy interesante sobre la radio y la televisión.

Amézaga arrastró con él a un equipo que lo sigue a partir de un ejemplo personal que no permitía quedarse rezagado. Sábado tras sábado iba a su oficina y con él estaba “su guerrilla”, como le llamaba. Unió a jóvenes con profesionales experimentados y cada vez que tenía una duda llamaba a la persona que lo podía asesorar.

Ese afán de trabajo estaba revestido por su condición esencial de revolucionario: decir la verdad de frente, combatir lo mal hecho  y transformar la revista, o un libro siempre que fuera útil.

Todo esto de trabajar, trabajar y trabajar lo hacía un hombre siklémico. Y esta enfermedad no perdona: necesita un régimen de alimentación adecuado (él volaba el almuerzo casi a diario), es preciso descansar y chequearse el estado de la sangre sistemáticamente.  Es más , no creo  que muchas personas de los que le rodeaban conocían de que Amézaga padecía  ese mal.

No sé las veces que su mujer, Dady, se quejó conmigo de esa cantidad de trabajo con mucho estrés que tenía su compañero. Sin decirle quien era mi fuente le descargaba a él pero me tiraba a bonche. Hoy la televisión está de luto sin saberlo. Ya no está el hombre que pujaba por pensar ese medio y también la radio.  Aunque mientras exista la Editorial En Vivo, habrá que hablar de su fundador y primer director, un hombre honrado y decente de los que desgraciadamente no sobran en este mundo.

Se han publicado 5 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Sol Alvarez dijo:

    Querido Amézaga:

    Esta noticia me há traspassado a lo más profundo de mi corazón. Estoy muy lejos, no puedo estar junto a tus familiares para darles un fuerte abrazo. Fuiste mi jefe en el peródico. Pero más que mi jefe, fuiste el fiel amigo y consejero, que como há dicho el periodista que há dado la noticia, eras de esos hombres honrados que no abundan mucho, y com unos princípios, a prueba de todas las balas-.Sólo hay algo que me consuela, diste luz en todo momento, y estoy convencida, de que esa luz, ahora como espíritu. alumbrará a todos los que camminen desorientados. Esa, sempre fue tu misión en la vida.
    Que llegue a tus familiares el sentido pésame que sale de los más profundo de mi corazón.

    • Magyolis dijo:

      Gracias a todos los compañeros de Pedro por sus sentidos pesame, por el cariño, respeto y afecto que para con el tubieron. No soy la hija, tan solo soy la hijastra que vivio y compartio con el sus ultimos años de vida. Su partida fue rapida y dolorosa pero como bien escribio alguien por ahi, su luz nos iluminara por siempre donde quiera que este. Gracias amigos.

  • Zugor Seg. dijo:

    No lo conocí, pero nocecesito de coocerlo para honrarlo. Si sus compañeros lo describen asi, su mejor epitafio seria: Aqui yace “Un hombre honrado y decente de los que desgraciadamente no sobran en este mundo”.

  • E.M.PALACIOS dijo:

    En mi mente, su rostro: nunca una frase fuera de tono; nunca una mirada esquiva.
    Muy pronto partió. Aún le quedaba un largo camino por recorrer. Descansa en paz, querido amigo.

  • José Siré dijo:

    Siempre con el verbo claro y preciso de los llamados transparentes. Su compromiso fue hasta el final. Siempre te tenemos presente.

Se han publicado 5 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Paquita Armas Fonseca

Paquita Armas Fonseca

Periodista cubana especializada en temas culturales. Colabora sistemáticamente con el diario digital La Jiribilla.

Vea también