Imprimir
Inicio » Noticias, Política  »

Obama irrita a los polacos con su observación del “campo de concentración”

| 11
La afirmación del Presidente Obama tocó una fibra sensible en Polonia

La afirmación del Presidente Obama tocó una fibra sensible en Polonia

El presidente Barack Obama ha causado un escándalo en Polonia, después de referirse a un campo de exterminio nazi como “polaco”. Obama hizo la declaración en una ceremonia en la que se concedió a título póstumo al combatiente de la resistencia polaca Jan Karski la Medalla Presidencial de la Libertad.

La Casa Blanca dijo que Obama “se equivocó al hablar” y lamenta el comentario, pero personalidades polacas quieren una disculpa. Los polacos sufrieron una brutal ocupación nazi durante la guerra y rechazan cualquier sugerencia de responsabilidad por los crímenes nazis. Los polacos son particularmente sensibles a los comentarios que unen su país con el Holocausto.

Durante años, se han opuesto a cualquier descripción de los campos de exterminio nazis alemanes como “polacos”, ya que puede indicar su participación en el asesinato en masa de millones de judíos en los campos de Europa construidas en sus tierras.

Exigen disculpas

El primer ministro polaco Donald Tusk no llegó a pedir una disculpa, pero dijo que quería ver más que una expresión de pesar. “Estoy convencido de que hoy nuestros amigos americanos son capaces de una reacción más fuerte … más que la propia corrección y el pesar que hemos escuchado del portavoz de la Casa Blanca”, dijo Tusk en un comunicado.

Sin embargo, el ministro de Relaciones Exteriores, Radoslaw Sikorski, fue más directo. “La Casa Blanca se disculpa por el error escandaloso”, escribió.

En la ceremonia de la Medalla de la Libertad, el presidente Obama habló de los esfuerzos del señor Karski para llamar la atención sobre los crímenes nazis en Polonia. Sr. Karski viajó primero a Londres y luego a los EE.UU. para contar en medio de la guerra al presidente Franklin Roosevelt lo que había presenciado.

Casi seis millones de polacos murieron en la Segunda Guerra Mundial. Más de la mitad eran judíos, muchos de ellos murieron en los campos de exterminio nazis, incluido el infame campo de Auschwitz-Birkenau. Alrededor de 1,1 millones de personas murieron en Auschwitz, entre ellos 300.000 judíos polacos.

Diplomáticos y organizaciones polacas en el extranjero han hecho campaña para detener el uso de la expresión “campos de exterminio polacos” como una descripción abreviada de Auschwitz o Treblinka, informa el corresponsal de la BBC en Varsovia Adam Easton.

(Con información de la BBC)

Se han publicado 11 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Cheo dijo:

    El “erudito’ en politica internacional Berraco Obama metio la pata hasta donde los cubanos sabemos. No me sorprenderia que tambien se refiriera a Guantanamo como: “Centro de concentracion cubano.”

  • Zugor Seg. dijo:

    Como el antiguo refran, “Roma paga a los tridores, pero los desprecia”

  • armando dijo:

    SALUDOS:

    ¿ QUE SE PUEDE ESPERAR DEL MAXIMO REPRESENTANTE DE LAS IDEAS MAS DAÑINAS DE ESTE PLANETA ?

    NO CONOCEN NADA DE LA VERDADERA HISTORIA DEL MUNDO , SOLO CONOCEN DE HACER EL MAYOR DAÑO EN ESTE MUNDO.

  • maria dijo:

    Como cualquier presidente de Estados Unidos , Obama tiene la mejor de las prácticas en la fundación y mantenimiento de campos de concentración en el mundo .Él pensó que podía expresar cualquier opinión sobre el asunto sin equivocarse ,ni ofender y como no le importa. Una vez más es un cínico.

  • tareces dijo:

    Saludos:

    En cualquier momento le rompe el record de gazapos a Bush. Aunque yo sigo pensando que, el negativo de Hitler, dijo lo que piensa.

    Viva Cuba

  • LUIS dijo:

    Diplomáticos y organizaciones polacas en el extranjero han hecho campaña para detener el uso de la expresión “campos de exterminio polacos.

    por Campor de exterminio nazzis en Polonia.

  • Ulrich Schliz dijo:

    ¡Mire, quien habla! Ninguno de los dos lados tiene la autoridad moral, de reclamar para si una clase de antifascismo. Sin la ayuda de la élite norteamericana y también de los ingleses, Hitler no hubiera puesto en el aire ni un solo avión, ni en el campo un solo tanque. Estos hechos rebasan el espacio de este comentario – pero investiguen lo ustedes mismo. Apoyaron a este exponente genocida del imperialismo alemán: todavía,cuando ya sus propios soldados cayeron en los campos de batalla. ¿Por que? : ¡-Eran socios capitalistas!. Su payaso de turno – hoy en día y ahora – es el títere de Obama. El “antifascimo” gringo era a regañadientes y la guerra no había terminado, cuando los ingleses y gringos elaboraron proyectos, como ya atacar a las tropas soviéticas, con ayuda del resto del ejercito aleman. (Project “Unthinkable”). ¿Quien, entonces, se asusta, que Obamito a esta altura no da la suficiente importancia al asunto, para expresarse bien? Para él todo esto, como para algunos tantos, “esta cosa de los nazis” es solamente otra sarta de Hollywood.
    Lo que ahora gobiernan en Polonia,son los herederos directos del régimen fascista de Pilsudski, a quien Hitler hizo a un lado con el asalto a Polonia.
    Esta linea era siempre anticomunista y incluso en sy “resistencia” valoraron mas su odio a los comunistas, que la lucha contra los Nazis, lo cual costo a miles la vida, como en la insurrección totalmente prematura y desaconsejada de Bor-Komorowski (Quizás un acto provocador). Nunca aceptaron de cooperar con la verdadera resistencia de izquierda, la cual se llevaba todo el chasco de la persecusión fascista. . Si Hitler les hubiera tendido la mano, la hubieran agarrado sin duda alguna con entusiasmo. Con cariño nutren el cuento de hadas sobre el supuesto asesinato de miles de polacos por los soviéticos en Katyn y lo hacen en contra toda evidencia.Su “antifascimo” es ultrareacionario – y hasta antisemita – y está infestado con hipocresía, con falsificación de la historia y del trauma, que aquel Hitler, cuyo aliado ellos aspiraban a ser, les menospreciaba a ellos – como eslavos – como “raza inferior” y pregonaba la aniquilación de la inteligencia polaca.Aquellos dignos representantes del heroico pueblo polaco en su lucha contra la barbarie, hoy en día, tienen la boca tapada por la contrarrevolución. La verdadera resistencia de Polonia llevaron los trabajadores polacos bajo la dirección del partido comunista, mientras los abuelos políticos de la derecha de hoy (como Donald Tusk) se lo acomodaba en un “gobierno de exilio” en Londres.
    La nueva derecha trata de reescribir la historia su favor.
    “Entonces, niños, no peleen”.
    Ulrich Schliz,
    internacionalista y antifascista alemán,
    Nicaragua

  • Ulrich Schliz dijo:

    ¡Mire, quien habla! Ninguno de los dos lados tiene la autoridad moral, de reclamar para si una clase de antifascismo. Sin la ayuda de la élite norteamericana y también de los ingleses, Hitler no hubiera puesto en el aire ni un solo avión, ni en el campo un solo tanque. Estos hechos rebasan el espacio de este comentario – pero investiguen lo ustedes mismo. Apoyaron a este exponente genocida del imperialismo alemán: todavía,cuando ya sus propios soldados cayeron en los campos de batalla. ¿Por que? : ¡-Eran socios capitalistas!. Su payaso de turno – hoy en día y ahora – es el títere de Obama. El “antifascimo” gringo era a regañadientes y la guerra no había terminado, cuando los ingleses y gringos elaboraron proyectos, como ya atacar a las tropas soviéticas, con ayuda del resto del ejercito aleman. (Project “Unthinkable”). ¿Quien, entonces, se asusta, que Obamito a esta altura no da la suficiente importancia al asunto, para expresarse bien? Para él todo esto, como para algunos tantos, “esta cosa de los nazis” es solamente otra sarta de Hollywood.
    Lo que ahora gobiernan en Polonia,son los herederos directos del régimen fascista de Pilsudski, a quien Hitler hizo a un lado con el asalto a Polonia.
    Esta linea era siempre anticomunista y incluso en sy “resistencia” valoraron mas su odio a los comunistas, que la lucha contra los Nazis, lo cual costo a miles la vida, como en la insurrección totalmente prematura y desaconsejada de Bor-Komorowski (Quizás un acto provocador). Nunca aceptaron de cooperar con la verdadera resistencia de izquierda, la cual se llevaba todo el chasco de la persecusión fascista. . Si Hitler les hubiera tendido la mano, la hubieran agarrado sin duda alguna con entusiasmo. Con cariño nutren el cuento de hadas sobre el supuesto asesinato de miles de polacos por los soviéticos en Katyn y lo hacen en contra toda evidencia.Su “antifascimo” es ultrareacionario – y hasta antisemita – y está infestado con hipocresía, con falsificación de la historia y del trauma, que aquel Hitler, cuyo aliado ellos aspiraban a ser, les menospreciaba a ellos – como eslavos – como “raza inferior” y pregonaba la aniquilación de la inteligencia polaca.Aquellos dignos representantes del heroico pueblo polaco en su lucha contra la barbarie, hoy en día, tienen la boca tapada por la contrarrevolución. La verdadera resistencia de Polonia llevaron los trabajadores polacos bajo la dirección del partido comunista, mientras los abuelos políticos de la derecha de hoy (como Donald Tusk) se lo acomodaba en un “gobierno de exilio” en Londres.
    La nueva derecha trata de reescribir la historia a su favor.
    “Entonces, niños, no peleen”.
    Ulrich Schliz,
    internacionalista y antifascista alemán,
    Nicaragua

  • Ulrich Schliz dijo:

    ¡Mire, quien habla! Ninguno de los dos lados tiene la autoridad moral, de reclamar para si una clase de antifascismo. Sin la ayuda de la élite norteamericana y también de los ingleses, Hitler no hubiera puesto en el aire ni un solo avión, ni en el campo un solo tanque. Estos hechos rebasan el espacio de este comentario – pero investiguen lo ustedes mismo. Apoyaron a este exponente genocida del imperialismo alemán: todavía,cuando ya sus propios soldados cayeron en los campos de batalla. ¿Por que? : ¡-Eran socios capitalistas!. Su payaso de turno – hoy en día y ahora – es el títere de Obama. El “antifascimo” gringo era a regañadientes y la guerra no había terminado, cuando los ingleses y gringos elaboraron proyectos, como ya atacar a las tropas soviéticas, con ayuda del resto del ejercito aleman. (Project “Unthinkable”). ¿Quien, entonces, se asusta, que Obamito a esta altura no da la suficiente importancia al asunto, para expresarse bien? Para él todo esto, como para algunos tantos, “esta cosa de los nazis” es solamente otra sarta de Hollywood.
    Lo que ahora gobiernan en Polonia,son los herederos directos del régimen fascista de Pilsudski, a quien Hitler hizo a un lado con el asalto a Polonia.
    Esta linea era siempre anticomunista y incluso en sy “resistencia” valoraron mas su odio a los comunistas, que la lucha contra los Nazis, lo cual costo a miles la vida, como en la insurrección totalmente prematura y desaconsejada de Bor-Komorowski (Quizás un acto provocador). Nunca aceptaron de cooperar con la verdadera resistencia de izquierda, la cual se llevaba todo el chasco de la persecusión fascista. . Si Hitler les hubiera tendido la mano, la hubieran agarrado sin duda alguna con entusiasmo. Con cariño nutren el cuento de hadas sobre el supuesto asesinato de miles de polacos por los soviéticos en Katyn y lo hacen en contra toda evidencia.Su “antifascimo” es ultrareacionario – y hasta antisemita – y está infestado con hipocresía, con falsificación de la historia y del trauma, que aquel Hitler, cuyo aliado ellos aspiraban a ser, les menospreciaba a ellos – como eslavos – como “raza inferior” y pregonaba la aniquilación de la inteligencia polaca.Aquellos dignos representantes del heroico pueblo polaco en su lucha contra la barbarie, hoy en día, tienen la boca tapada por la contrarrevolución. La verdadera resistencia de Polonia llevaron los trabajadores polacos bajo la dirección del partido comunista, mientras los abuelos políticos de la derecha de hoy (como Donald Tusk) se lo acomodaba en un “gobierno de exilio” en Londres.
    La nueva derecha trata de reescribir la historia a su favor.
    “Entonces, niños, no peleen”.
    Ulrich Schliz,
    internacionalista y antifascista alemán,
    Nicaragua

  • próspero dijo:

    Cuántos errores ha cometido éste señor?

    Él y su secretaria de estado, no hacen otra cosa. Pero no se trata de un error, de una individualidad. Se trata de un procedimiento normal, de quienes detental el poder en ese maligno imperio. Quienes lo han dirigido, (al imperio) no hacen otra cosa que atropellar, matar, robar, violar los derechos humanos de naciones enteras. De expoliar a países, cuando tienen ingentes reservas de lo que a ellos les interesa, para su funcionamiento, sin importarles, que para lograrlo, deban acabar con sus habitantes.

    No se trata del pobre Obama. Todos ellos son iguales. Responden a los mismos intereses. Qué lamentable! Afortunadamente, estamos en presencia de la declinación del imperio. A su paso, se llevará por delante a quien se le interponga. Evitemos dejar que nos roce, siquiera.

  • vicente dijo:

    Enseguida saltan los polacos cuando los pellizcan. El emperador que ellos tanto aplauden los desprecia. “Dime con quien andas y te diré quien eres”. Es cierto que fueron campos nacis y que ellos sufrieron sus consecuencias, ¿que lecciones sacaron de eso? Ninguna, sino hoy apoyarian a los paises que son explotados, que viven hostigados y que sufren la agresión permanente del imperio, sencillamente no lo hacen porque el gobierno polaco es mercenario, solo le interesa el dinero que puedan obtener del apoyo de sus aliados y a nadie le gusta fajarse con el carnicero, lo que pasa es que la ofensa es bien dura, pero mañana se les olvida. no se va caer el mundo por eso. Señores hay cosas más importantes que pensar y resolver para bien de la humanidad. esforcemonos en ese sentido

Se han publicado 11 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también