Imprimir
Inicio » Noticias  »

Tormenta gitana y otras pesadillas en Francia

En este artículo: Europa, Francia, Gitanos, xenofobia
| 4
rancia entró en el poco selecto club de países condenados por el Comité para la Eliminación de la Discriminación Racial de la ONU, añadiendo una humillación internacional más a las muchas desatadas por el plan antigitanos de Nicolas Sarkozy. El comité, con sede en Ginebra, expresó su preocupación por las "expulsiones colectivas" de romaníes y por "un aumento de la violencia de carácter racista contra los gitanos".

rancia entró en el poco selecto club de países condenados por el Comité para la Eliminación de la Discriminación Racial de la ONU, añadiendo una humillación internacional más a las muchas desatadas por el plan antigitanos de Nicolas Sarkozy. El comité, con sede en Ginebra, expresó su preocupación por las "expulsiones colectivas" de romaníes y por "un aumento de la violencia de carácter racista contra los gitanos".

El tema de las expulsiones de Francia de las comunidades de gitanos de Rumanía y Bulgaria, se convirtió en las últimas semanas en una pesadilla para el Gobierno, empecinado en mantener su política.

Aunque es previsible que la Comisión Europea (CE), el brazo ejecutivo de la Unión Europea (UE), suavice el ambiente en el Consejo Extraordinario de los 27 en Bruselas, la tormenta está en desarrollo y se afinca entre los problemas más complejos a resolver por París.

La firmeza del presidente francés, Nicolás Sarkozy, en una estrategia fundamentada en “asuntos de seguridad” y como “freno a la inmigración ilegal”, encontró el rechazo internacional a todos los niveles.

Sarkozy, no obstante, viró la espalda a las críticas de oficinas especializadas de Naciones Unidas, el Vaticano, Organizaciones No Gubernamentales y hasta el propio Parlamento Europeo (PE).

Sin embargo, el clima de descalificaciones creció y a las voces internas de la iglesia católica, grupos de defensa de los derechos humanos e intelectuales, se añadieron las del líder de la Revolución cubana, Fidel Castro, y la CE.

La comisaria europea Viviane Reding lanzó duros emplazamientos a Francia por la cuestión gitana y aunque luego debió retractarse de ciertos comentarios, dejó en claro la insatisfacción en la CE por la actitud gala.

Peor aún. Cuando Sarkozy y sus principales colaboradores señalaban que ninguno de sus vecinos o aliados puso en tela de juicio su postura, una fuente del departamento de Estado norteamericano también deploró la expulsión de gitanos.

“No sé si tuvimos una conversación específica con Francia, pero, obviamente, los derechos de los gitanos son importantes para nosotros, y alentamos a Francia y a otras naciones a respetar los derechos de los gitanos”, apuntó.

Por su parte, el presidente de Bulgaria, Gueorgui Parvanov, también se manifestó contra la proyección de la administración francesa en tal sentido y rechazó el “tono imperativo” con el cual París pretende dar consejos a Sofía en este caso.

“Conocemos bastante bien los problemas relacionados con la etnia romaní. Es algo acumulado a lo largo de varios años que no se puede resolver de golpe y probablemente serán necesarios varios años más para su solución. Pero no con voz imperativa”, sentenció.

Parvanov añadió que si entre los gitanos hay personas que violaron la ley, la información debe hacerse pública, “pero en ningún momento se debe culpabilizar a una persona por su origen”.

Alemania, si por un lado lamentó el discurso de la comisaria Reding, crispó más la atmósfera al reiterar que el derecho a la libre circulación en el seno de la UE es incondicional y ninguna discriminación está permitida contra minorías.

Trasladado el escenario del conflicto a Bruselas por unas horas, la administración de Sarkozy enfrenta una verdadera batalla campal en el país, ante la fuerte oposición de la izquierda y los sindicatos a las reformas a la ley de jubilaciones.

El llamado a otra huelga general el 23 de septiembre y el anunciado boicot de los parlamentarios socialistas y comunistas a las sesiones en la Asamblea Nacional, tensan más la cuerda política de Francia.

(Tomado de Prensa Latina)

Se han publicado 4 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • F. JUAN ÁGUILA dijo:

    ¿QUIENES PIENSAN COMO SARKOZY?
    Sarkozy ha anunciado que Francia continuará desmantelando “todos los campamentos ilegales” del país. Todas y cada una de esas acciones han seguido a una decisión judicial, según ha dicho. “Queremos el desmantelamiento de todos los campamentos ilegales, sean quienes sean los que están en ellos”, ha explicado. En su opinión, los campamentos “no son dignos ni de la República ni de el ideal europeo”.
    Eso no es lo más curioso de éste problema, sino que Sarkozy ha “manifestado” que Alemania también PLANEA desmantelar campamentos de gitanos en todo su territorio, argumentando que era algo que le habría dicho la propia canciller Angela Merkel
    Asimismo, ha recordado que Alemania también planea desmantelar campamentos de gitanos en su territorio, algo que le habría dicho la propia canciller Angela Merkel en una conversación.
    Textualmente: “Me dijo que tiene la intención de desmantelar campamentos en las próximas semanas”, dijo Sarkozy en el marco de la cumbre de la Unión Europea en Bruselas. Fuentes diplomáticas germanas señalaron sin embargo que no hubo “ni de lejos” una declaración de ese tipo.
    A esto Sarkosy ha respondido lo siguiente: “Ya veremos qué calma reina en la política alemana”, cuando un periodista de ese país le comentó que las autoridades proceden de manera más moderada en tales asuntos.
    Por otra parte, el presidente del Parlamento Europeo, Jerzy Buzek, (ex primer ministro polaco ) miembro del Partido Popular Europeo (PPE) al que también pertenece el presidente francés, Nicolas Sarkozy ha respaldado la respuesta de la Comisión Europea ante la expulsión de gitanos en Francia, pero llamó a las partes a reducir la “tensión” y evitar una “retórica inflamatoria”
    Buzek participó hoy en la sesión inicial de la reunión de jefes de Estado y de Gobierno de la UE que se celebra en Bruselas, marcada en buena medida por la polémica desatada entre el Ejecutivo comunitario y París.
    “La Comisión es la guardiana de la legislación y de los tratados”. Ha iniciado un procedimiento (contra Francia) y esa es la mejor solución”, opinó el presidente de la Eurocámara, institución que la pasada semana aprobó una resolución impulsada por el centroizquierda en la que exigía a las autoridades francesas la suspensión inmediata de las expulsiones.
    Buzek también ha manifestado que es un problema de todos (España lo ha planteado bilateral y que no tendría que tomar partido) evitó repetir ese llamamiento, pero subrayó que Bruselas está en su derecho de intervenir para garantizar que se respetan las normas comunitarias sobre libre circulación y contra la discriminación.
    Hizo especial hincapié en la necesidad de abordar la situación de los gitanos y de otras minorías como un problema común para toda la Unión Europea.
    “Éste no es sólo un problema de los gitanos y no es un problema único de Francia u otros países. Es un problema muy serio y profundo para el conjunto de la UE y debemos afrontarlo de esa forma”. Dijo a los medios en una rueda de prensa.
    Algo muy importante es que defendió que el caso de los gitanos rumanos y búlgaros y de otras minorías de nacionalidad europea debería “conectarse” con el de grupos procedentes de PAÍSES EXTRACOMUNITARIOS.
    Esta es una situación de las más graves que enfrenta la Unión Europea; pero que regularmente mira hacia otro lado.
    La crisis económica que recorre Europa ha exacerbado la Xenofobia, entre los “Parados” por lo menos en lo que estoy viendo en España.
    En el mes de agosto en que gran cantidad de comederos, incluyendo instituciones religiosas cerraron el turno (Siempre abren uno solo) ya sea desayuno, almuerzo (comida) o cenas (comida) Las colas han sido infernales y con las altas temperaturas las colas en los pocos sitios que abrieron permitían ver los ánimos verdaderamente “caldeados” y no respetaban comunitarios o no comunitarios, aunque siempre son los que llevan la peor parte.
    YA NADIE TUVO PARIENTES (O MUY LEJANOS) EN LOS PAISES HISPANOPARLANTES

  • FEDOR D. CASTILLO dijo:

    Que ironia la de francia con su presidente Sarkozy, porque resulta que los gitanos rumanos y bulgaros expulsados de francia, son ciudadanos de la union europea, por lo tanto tienen derecho a la libre circulacion. Se trata de un acto racista la expulsion de estos gitanos rumanos y bulgaros de un gobierno como el de Sarkozy, que se dirige hacia la ultraderecha, ahora en estos tiempos de crisis.

  • Brito dijo:

    La vieja Francia tan “Tolerante” y sucia como siempre, ahora resulta que los gitanos son un problema, problemas son la ultraderecha reaccionaria que ha tomado el poder en la Vieja Europa su xenofobial al extranjero, a las etnia obviando que ellos son una amalgama de clases, y luego dan ejemplos a Cuba de Derechos Humanos,nos discriminan porque algiuen muere en Cuba…..que encarcelamos supuestos luchadores por lo “derechos humanos”,pero ellos actúan peor, expulsan al emigrante a ese que abandona su país por mejoras económicas, áquí vemos la hipocrecía de los podereosos: si un ciudadano cubano emigra hacia a los EEUU son refugiados políticos, si lo hace una etnia romana hacia Francia, Aelmania e Italia se llaman plagas y peligro a la seguridad nacional…que hipocrecía…

  • Laura dijo:

    Sera posible que en pleno siglo 21 todavía existan estas barbaridades, no importa la raza, no importa el color todos somos seres humanos con razocinio, ojala que el presidente de Francia se de cuenta de lo que le espera, más vale que se retracte, no quiero estar en su pellejo.

Se han publicado 4 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también