Imprimir
Inicio » Fotorreportajes, Entretenimiento  »

Toda la belleza del mundo cabe en un reflejo

| 9

En una cacería sutil, sabiendo que los reflejos son de una fragilidad pasmosa, Liborio Noval ha querido atrapar evidencias de que el universo nuestro, el cotidiano, también respira allí donde  las cosas son el resultado de un caprichoso juego de espejos.

Todos los cuerpos atrapados por la lente podrían desaparecer con el simple toque de un dedo sobre las aguas, o sobre superficies que son como el agua. Porque Liborio, con las armas secretas de un oficio curtido en años de mucho mirar, no ha retratado los cuerpos originales, sino las réplicas nacidas por obra y gracia de la luz y de soportes acristalados o muy pulidos.

Es fascinante esa ocurrencia de querernos  sorprender con una realidad que discurre discreta, muy bella, y que pocas veces perseguimos, salvo cuando hemos sido niños y hemos hecho burbujas con jabón, que ascienden mientras nos regalan algún reflejo fortuito.

Liborio, cazador, termina cazado cuando va tras su sombra, aprieta el obturador, y queda convertido en reflejo. Y este sí que es juego serio, pues no media un cristal a modo de rampa de lanzamiento, sino el sol mismo que ha recordado al fotógrafo la posibilidad del otro yo.

De no ser por el arte de la fotografía, el creador no hubiera podido tener una versión de sí mismo. Y nosotros nos hubiéramos perdido la maravilla, por solo poner un ejemplo, de cierta puerta colonial que deseó mirarse, como dama presumida, en el rostro limpio de un farol.

De la serie “Reflejos”, de Liborio Noval

Detalles. Liborio Noval

Mesa Reflejada. Reflejos. Foto: Liborio Noval

Reflejos. Foto: Liborio Noval, 1963

Reflejos. Foto: Liborio Noval, Andorra Noviembre de 2008

Reflejos. Foto: Liborio Noval

Reflejos. Foto: Liborio Noval

Reflejos. Foto: Liborio Noval, Andorra, Noviembre de 2008

Centro Wifredo Lam. Reflejos. Foto: Liborio Noval

Las Terrazas. Reflejos. Fotos: Librorio Noval

Matanzas. Reflejos. Foto: Liborio Noval

Andorra Noviembre 2008. Reflejos. Foto: Liborio Noval

Cavenago. Reflejos. Foto: Liborio Noval

Se han publicado 9 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Carlos Valdés Sarmiento. dijo:

    Alina usted y su equipo muestran una vez más una sensibilidad exquisita, Liborio nos vuelve a asombrar con su forma de reflejar los reflejos, algo que muchas veces pasa inadvertido para los de su oficio. Por ambas cosas: GRACIAS, la sensibilidad y originalidad escasean en el mundo, como muchas otras cosas; ¡!!Y HACEN TANTA FALTA!!!

  • unkas dijo:

    Que buena la foto de la lampara sobre la hierba. Parece un patillo volante.

    Tambien me gusta la del arbol sobre el cha

  • Yamil Dominguez Peña dijo:

    ESTA ES LA VERDADERA ESENCIA DE LA FOTOGRAFIA, LA GRANDEZA QUE PODEMOS ENCONTRAR EN COSAS QUE PASAN POR ALTO PERO QUE DENOTAN BELLEZA POR TAN SOLO UN RAYO DE LUZ PRECISO O EL ANGULO DEL QUE SE MIRE,
    BRAVO MAESTRO Y GRACIAS POR LA LECCIÓN DADA!!

    Yamil Dominguez Peña
    Biblioteca Provincial Alex Urquiola, Holguín

  • Julio C. Hernández dijo:

    De la vida al reflejo
    Del reflejo a la fotografía
    De la fotografía al arte
    Del arte a la vida nuevamente.

    Todo eso nos trasmiten los autores de este grato fotorreportaje. Los reflejos atrapados en instantes exactos y únicos de la vida -como refiere Alina- nos obligan a ser jueces que intentan buscar la verdad. Pero como colores infinitos, cada uno es capaz de interpretar a su manera la vida mostrada en reflejos y sombras naturales.

    ¿Quién no jugó en su infancia a interpretar sombras creadas con las manos y las imágenes de las nubes? Aún mayores, sentimos placer con estos esparcimientos.

    Gracias a Alina, Liborio y a CUBADEBATE

  • JESUS dijo:

    Mientras los seres humanos no pierdan ese sentido de sorprenderse, entonces el arte siempre tendrá su objetivo, siempre atenderá la necesidad de satisfacer la sensibilidad humana sobre su misma naturaleza y de esa cualidad que tienen algunos por poder mostrarlos de cuantas distintas formas sea posible.

    De nuestra parte, nos queda alimentarnos de esas senbilidades artísticas y agradecerles por lo que nos brindan

  • Margot dijo:

    Las fotos son geniales, dicen mucho de la paciencia y agudeza de Liborio. El texto es otra obra de arte; como todo lo que escribe esta periodista, es un misil al corazón.

  • Martha Martínez dijo:

    Que belleza.. Eh ahí una excelente lección para quienes aspiren a adentrarse en el arte de atrapar imágenes… No es tomar fotos por tomar.. Sino buscar lo sorprendente, lo inexplicable, lo inimaginable… Gracias por este nuevo regalo….

  • David Vázquez dijo:

    Muchas Gracias a Liborio por regalarnos estas fotos tan hermosas. No cabe dudas que detrás del lente hay un profesional. Felicidades

  • irenia dijo:

    Mestro, genial sus fotos, encontrar los colores también en el reflejo, es una forma genial de mirar un poco más alla de lo que a veces nos pasa rapido en la vida eso son los pequeños detalles que se tranforman en buen arte, FELICIDADES.

Se han publicado 9 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Alina Perera Robbio

Alina Perera Robbio

Es periodista cubana, columnista de Juventud Rebelde y colaboradora de Cubadebate. Ha ganado múltiples premios de periodismo en los certámenes anuales del país. Es autora del libro “Buscándote, Julio”, y coautora de “Voces del milagro”, “Niños del milagro”, “La maldición del avetruz” y “La cuadratura del círculo”.

Liborio Noval

Liborio Noval

(La Habana, 1934-2012). Uno de los más importantes fotógrafos cubanos de todos los tiempos. Se inició en 1951 en una agencia de publicidad y trabajó luego del triunfo de la Revolución en los periódicos Revolución y Granma (fundador de este último). Corresponsal de guerra en Viet Nam y Nicaragua. Posee más de 30 premios nacionales e internacionales, y decenas de exposiciones personales y colectivas.

Vea también