Imprimir
Inicio » Fotorreportajes, Entretenimiento  »

Bodeguero, por qué tan contento estás…

| 17

Como solemos decir jocosamente, nuestras bodegas son el breve universo donde se mezclan lo más grande con lo más chiquito y el más allá…

En ellas, donde casi siempre hay un mostrador con pinta de maderamen salvado de un naufragio, llegan los habitantes del barrio a recoger los alimentos a que tienen derecho según la libreta, esa por cuenta de la cual, hace ya más de cuarenta años, se distribuye entre todos, a precios subsidiados, parte de los alimentos que en la Isla consumimos en el transcurso de cada mes.

En esos recintos el bodeguero, vórtice y anfitrión de cuantos llegan a preguntar por lo suyo, puede brillar o mostrar una opacidad que lo disminuya ante los ojos del barrio. Casi todo se decide en los diálogos que inevitablemente debe tejer con los vecinos.

El asunto es difícil porque cada cliente arriba con sus propias obsesiones: puede ser un anciano a la caza de una caja de fósforos; o una abuela con una larga historia y la exigencia de ser escuchada de principio a fin; o un niño a quien se le olvidó lo mandado a buscar por sus padres; o un tunante ansioso por desgranar el tiempo mientras apoya su aburrimiento en el legendario mostrador.

Muchas historias se conoce el bodeguero. Él tiene las llaves de múltiples secretos, pues la gente se despacha con la lengua mientras él despacha las mercancías.

Pero mucho cuidado debe tener el bodeguero. Su poder no es infalible. Basta que padezca de un mal aquí imperdonable -ser pesado, es decir, atravesado-, para que los pobladores le hagan justicia, callada, lentamente, hasta que un día lo trasladan de la bodega de todos, la de siempre, allí donde la gente se encuentra con sus semejantes para hablar de la vida, donde esperan ser tratados con toda la decencia y cariño del mundo.

Bodegas en Cuba. Foto: Kaloian

Bodegas en Cuba. Foto: Kaloian

Bodegas en Cuba. Foto: Kaloian

Bodegas en Cuba. Foto: Kaloian

Bodegas en Cuba. Foto: Kaloian

Bodegas en Cuba. Foto: Kaloian

Bodegas en Cuba. Foto: Kaloian

Se han publicado 17 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Olimpio Rodriguez Santos dijo:

    EL BODEGUERO DE MI BARRIO ES UN TIPO BIEN QUERIDO Y MAL HABLADO AUNQUE ASI (Y NO DE OTRA MANERA) TODOS LO APRECIAMOS. NO QUEREMOS OTRO. LLEVA MUCHO TIEMPO EN LA MISMA BODEGA POR LO QUE INFIERO QUE TRABAJA BIEN.

    ¿PERO HASTA CUANDO VAMOS A TENER LIBRETA DE PRODUCTOS NORMADOS?

    LA BODEGA ES PARA EL CHISME DE BARRIO COMO LO ERA O ES LA BARBERIA.

    QUISIERA CUANDO LLEGUE AL INFIERNO O AL CIELO DECIR, SI ES QUE HAY DEMOCRACIA EN AQUELLOS LUGARES, QUE CLASE DE PESADILLA… AL FIN SE ACABO LA LIBRETA LA DOBLE MONEDA LA BUROCRACIA.

    ¿HASTA CUANDO SEÑORES?

    FUI HACE UNOS MESES A LA OFICODA (OFICINA DE CONTROL DE NO SE QUE) Y LE DIJE A LA ATENTA SEÑORA QUE ME ANOTABA LA DIETA EN LA LIBRETA

    ¿USTED NO SABE CUANDO VAN A DESAPARECER LA LIBRETA? Y ME RESPONDIO MUY SONRIENTE CON UNA PREGUNTA ¿Y DONDE VAMOS A TRABAJAR NOSOTROS QUE NO SABEMOS HACER OTRA COSA?

    ME RECORDO A UN OFICIAL QUE CONOCI EN ANGOLA QUE ME DECIA QUE GANAS TENGO DE REGRESAR A CUBA LO UNICO QUE HE APRENDIDO EN MI VIDA ES A DISPARAR. NO SE HACER OTRA COSA.

    EN CUBA HAY MUCHO TRABAJO PRODUCTIVO QUE HACER Y SOLO ESO, APRENDER A HACERLO Y HACERLO BIEN.

    Dr. Olimpio Rodríguez Santos
    Especialista II Grado en Alergología
    Prof. Facultad de Comunicación Universidad “Ignacio Agramonte”
    Prof. I.S.C.M. “Carlos J. Finlay” Camagüey Cuba

    E-Mail: olimpiors@finlay.cmw.sld.cu

  • Manuel García Marín dijo:

    El administrador de la tienda, pues el término bodeguero ha pasado a imejor vida, puede que sea el personaje más apreciado del barrio, tanto como de conocido tiene. Todo el mundo procura tener con él la mejor relación, por cuanto es el que, en determinado momento está en condiciones de tirarnos un cabito y concedernos el transitorio privilegio, de cedernos un par de huevos por encima de la cuota, para cubrir el consumo de una visita inesperada. En épocas pasadas, se sometía a las rendiciones de cuentas, en donde era marcado por cualquier transgresión, pero donde tambien marcaba. Con el tiempo, los “marcadores de asamblea” se han percatado que el poder es el poder y han dejado de lado la tonta persecución de quien siempre está, detrás del mostrador, dispuesto, con una sonrisa en sus labios, a contar la vida y milagros de sus detractores….. Es cierto que tiene que soportar a algunos “pesados” que de pedigüeños se pasan al bando del chantaje. Pero el “bodeguero” siempre sale victorioso y adelante….. Por cierto, los muy “casi viejos” quizás recuerden con nostalgia, aquellas bodegas de bigotes de manubrio, boinas y sobrín, que existían en las barriadas con nombres como : La Primera de Rodríguez; Sobrino y Sobrinos Cía.; en las que la contra era siempre pedida por las viejas y los niños del barrio. Hoy la bodega siempre es motivo de alegría y sorpresas, aunque también de malos ratos, como los que se originan cuando uno está en una cola de dos horas y al punto de hacer el pedido, se aparece la gorda del edificio 13 y grita con voz de diva contra-alto: ¿Plan Jaba?, aún sin peinarse luego de levantarse de dormir su medio día, y que todos sabemos que no trabaja desde que desaparecieron los Autobuses Modernos.
    Pero, en fín, las bodegas de hoy, son lugares donde los vecinos pueden enterarse de muchas cosas y de mucha gente del barrio, y también para “empatarse” con los vendedores de todo lo que se encuentra en la bolsa negra. Así pasan los días, sin frijoles, papa, ni ají.

  • Claudia dijo:

    En nuestras bodegas deberían venir más productos empaquetados, porque es vergonzoso como funciona la pesa de muchos bodegueros, sin contar con el tratamiento higiénico que reciben los productos a granel, en ocasiones parece que echan los frijoles al piso barren y los recogen para despacharlos.

  • Juan R. López Besil dijo:

    Es verdad que la mayoría de los precios de los productos que se ofertaban y muchos de los que hoy se ofertan en las bodegas, mantienen un precio subsidiado por nuestro estado y que esa parte del dinero que el estado sufraga sale del que supuestamente debería de estar dirigido a cualquier otro programa social. Pero esa no es la verdadera cara de la moneda.

    Estamos totalmente de acuerdo en que la balanza precio de coste y de realización deben de ir de la mano, sin mostrar una exagerada ganancia, pero aún no se nos paga en volumen de dinero, la cantidad suficiente para enfrentar los precios de hoy. Existen precios absurdos y mentes absurdas encargadas de fabricar un precio. La pregunta es: En las fichas para fijar un precio se tiene en cuenta con realidad absoluta el precio de costo de los productos ó se observa el sistema de costo y se garantiza su funcionabilidad por especialistas en la materia.

    Por otro lado, el día en que desaparezca la libreta de Productos Alimenticios, se garantizaran los productos a precios normales que entren en correspondencia con nuestros salarios ó sera otro dolor de cabeza mas. Necesitamos detenernos a pensar, revisar si los que asumen hoy la tarea se encuentran capacitados, y sobre todas las cosas conocer, que ahorrar es consumir lo necesario, no suprimir un servicio.

  • Guillermo Perry Mojica dijo:

    Son ciertas estas aseveraciones del artículo, los bodegueros pueden llegar a ser hasta el confesor de muchos, baste con un simple comentario y se la seben todas las del barrio, los hay muy buenos, gentiles, estrictos, etc, pero también los hay que tienen la manito suelta a su favor y le roban al consumidor un poquito por aquí y otro por allá para luego lucrar con lo que tanto sacrifico hizo el país para ponerlo ahí subsidiado al alcance de todos y no piensan que hay muchos viejitos con una pequeña chequera que no les dá para comprar en otros mercados; la llamada “lucha” no escapa para algunos de esta especie.Bendita por ahora la Libreta y nuestras bodégas con todos sus defectos estructurales y faltas de mantenimientos como se ven en las fotos, no tenemos los grandes supermercados pero eso sí no conosco un solo cubano que en estos tiempos de bloqueos y período especial se haya acostado sin al menos haber comido aunque sea una vez al día.

  • Carlos Valdés Sarmiento. dijo:

    Alina sigue Ud. por una línea sensacional, Cubadebate tiene muchos FAN en el extranjero y sus artículos enseñan la cara de Cuba más genuina, se ve que conoce su país, lo de que en Cuba es un pecado mortal ser PESADO, es una de las características que más y mejor nos define, las fotos me encantan, son de una profesionalidad y calidad inigualables y muy ajustadas al tema, si me lo permite le recordare algunos temas, no me gusta dar consejos; es cosa de viejos y yo apenas tengo 64 añitos, pudiera hacer trabajos sobre la arquitectura popular: barbacoas, garajes ajustados para cuartos o casas completas, también sobre las mesas de domino diarias o domingueras, las iglesias y las características de cada religión y me gustaría ver también sobre hospitales, círculos infantiles, como las mamás llevan los niños, Etc. Etc. Etc.En fin que no deje de trabajar en esta línea.Un saludo de un admirador; ¿porqué un día no incluyen una foto del equipo de trabajo.?

  • Noel S.F dijo:

    El bodeguero , mas en los pueblos pequeños y del campo , han sido una bendicion para la familia cubana, antes del 59 mi abuelo( chino) tenia una, muchas horas pase en su compañia, le “robe” manises , aceitunas y anzuelos para pescar…despues del 59 ha cambiado mucho..algunos son prepotentes, se han corrompidos , no todos pero si muchos , desgraciadamente la necesidad y el oportunismo han influidos en esos malos “bodegueros”..aun hoy existen…sabiendo de su “poder” olvidan que pertenecen a un pueblo ….quizas no publiquen este comentario..me gustaria que si me respondieran demostrandome lo contrario.

  • Marcel dijo:

    Hola

    Creo que hay otros temas mucho mas dignos y necesarios de tratar sobre las bodegas y los bodegueros, que un comentario corto y poco descriptivo de la realidad que tocamos, dia tras dia, los mas de 11 millones de cubanos que vamos a la bodega a comprar los alimentos “a precios subsidiados”.
    Pienso que la autora, u otro periodista, pudieran buscar criterios en la poblacion e investigar seriamente, a diversas instancias, sobre la situacion real de nuestras bodegas.
    Suscitar el debate en torno a esta tematica: la calidad de los productos, las transformaciones continuas en la oferta, la higiene de los locales y los comerciantes, el control del pesaje, el cumplimiento de los horarios establecidos, el buen trato a los clientes, etc., son topicos que debian ser analizados profundamente por quienes esten capacitados e informados.
    Y los medios de prensa en su papel de informar, opinar constructivamente, y promover el debate en torno a temas complejos y de vital importancia, como es este caso, deberia actuar adecuadamente para lograr desinfectarnos de tantas malas costumbres comerciales que afectan a nuestro pueblo todos los dias.
    Visto por los ojos de la autora, parece que lo dice todo, pero no dice mucho. Y ella lo vive tanto como lo vivo yo, supongo.
    Esta es mi opinion personal.

    Saludos y mis respetos

  • juancho dijo:

    En mi país era sí, más o menos como en Cuba, la diferencia estaba que en que el almacenero anotaba lo que comprabamos y a fin de mes se le pagaba una vez que cobrabamos el salario.Muchas veces cuando se retrasaba el cobro del salario el almacenero”aguantaba” en inclusive mas de una vez fiaba a aquellos que perdían el trabajo.
    Luego cambio y hoy todavía coexisten algunos viejos almacenes sin la libreta por cierto, todo es al “contado rabioso” o a “cara de perro”.
    Los supermercados abarrotados de mercaderias que pueden comprar algunos, aquellos que disponen de dinero. Las mayorias pobres reciben las cajas y bolsas con mercaderías que suministra la seguridad social y sino arreglate o anda a robar.Las jovenes cajeras de los supermercados no tienen tiempo para reirse como el compadre de la foto en Cuba, trabajan hasta doce horas y se llegó al extremo en que algunas debían usar pañales para no orinarse encima por falta de relevos.
    A modo de burla los grandes supermercados desafían a los clientes,con gran publicidad, en cuanto a que si consigue un precio mejor por la mercadería comprada se le devuelve el dinero.
    Las personas hacen sus compras en silencio y cada uno esta encerrado en sus pensamientos, no hay tiempo para comunicarse con el del al lado, para que……
    Con seguridad esta nueva modalidad o modernidad tiene sus ventajas,lástima que se trata las personas como clientes y el único sentido que tiene hoy este tipo de comercialización es aumentar la ganancia de los supermecadistas.Se ha perdido el sentido humano y todo aquello que signifique solidaridad. Algunos le llaman a esto libertad.
    Gracias queridos compañeros Cubanos por ser sostenedores de las mas hermosas utopías, y sobre todo por seguir siendo humanos.
    Hasta la Victoria.

  • Miguel dijo:

    Realmemte ya se ha venido haciendo comentarios referentes a la posibilidad de la eliminación de la libreta de productos alimenticios que le garantiza a todos y cada uno de los ciudadanos de este país una canasta básica subsidiada por el gobierno, pues bien creo que los tiempos actuales requieren de ir haciendo cambios en lo interno, pero me pregunto.¿Podrá un trabajador como yo asumir el sustento de mi familia con el salario actual?. ¿Los precios que tendrán los productos hoy subsidiados serán los que el mismo estado ha puesto en el Mercado Ideal que abrieron en mi provincia (Las Tunas)Ejemplo: Que una Gaseñiga valga 20.00.y demás y demás….¿En que se basan los que tienen las responsabilidad de imponer precios para llegar a esos extremos o es que vienen de otro planeta? A criterio personal realmente creo que por esa vía que se ven venir algunos cambios va ha ser peor el remedio que la enfermedad como dice ese viejo provervio.No existe correlación entre ingreso y precios, principalmente para los que vivimos de nuestro trabajo.

  • Fito dijo:

    ES VERDAD QUE EL BODEGUERO HA LLEGADO A CONVERTIRSE EN UNO MÁS DE LAS FAMILIA DE CADA UNO DE NOSOTROS, PERO NO OBSTANTE A ESO, SIMPRE QUE COMPREMOS ALGO QUE ANTES PASÓ POR ESA PESA ROMANA, SALIMOS CON LA DUDAD DE SI REALMENTE LLAVAMOS LO QUE NOS TOCA, COMO SI EL EL BODEGUERO NO FUERA DE LA FAMILIA. NADA QUE COINCIDO PLENAMENTE EN QUE SERÍA MEJOR QUE LOS PRODUCTOS LLGARAN EMPAQUETADOS…

  • Mercedes del Risco Cabrera dijo:

    Estimada periodista Alina Perera, te he escuchado junto a tus colegas, en HABLANDO CLARO, magnífico programa, me parece que aun no estamos en condiciones de eliminar la libreta de abastecimientos, máxime en tiempo de crisis mundial, los precios elevados, no es posible, hay muchas personas que dependen solo de esto, pero lo que si creo que se debe de una vez y por todo ENPAQUETAR LOS PRODUCTOS, EN ESAS PESAS QUE NI SABES SI ESTAN O NO COMO DEBE SER.,he tenido en la bodega que me corresponde, aquí en mi Camaguey, de decirles con todo mi derecho, por favor comprobé el peso y me faltan , y con mala cara me han dado lo que me corresponde, en esto esta la cuestión como decimos los cubanos.
    Saludos a todos

  • raphael dijo:

    alina.

    no se por que siempre te confundo con vladia http://vladia.blogcip.cu/ debe de ser por la frescura con que escriben…

    cada vez que me encuentro en casa a las 12.15 del dia no me pierdo …Hablando Claro….

    diles a tus colegas pepe, alejandro y a la otra chica que desde Ciudad Bayamo los escuchamos…. y que es una lastima que no tuviesen ustedes un espacio para su programa en la television….

    respecto a la tarjeta de abastecimiento hay que andar como el elefante…. despacio pero aplastante

    no debemos de dar bandazos… pues me parace que ya hemos tenido unos cuantos

    saludos cordiales

  • Olimpio Rodriguez Santos dijo:

    DE LOS DEBATES DE CUBADEBATE ESTE PARA MI HA SIDO EL MEJOR DEBATE.

    HERMOSO Y PROFUNDO.

    LOS SOCIOLOGOS PODRIAN HACER UNA BUENA ENCUESTA EN LA POBLACION.

    Dr. Olimpio Rodríguez Santos
    Especialista II Grado en Alergología
    Prof. Facultad de Comunicación Universidad “Ignacio Agramonte”
    Prof. I.S.C.M. “Carlos J. Finlay” Camagüey Cuba

    E-Mail: olimpiors@finlay.cmw.sld.cu

  • Geysell Cisneros Martínez(estudiante de Periodismo) dijo:

    El fotorreportaje me pareción excelente, en lo único que discrepo en la opinión de varios usuarios que exhortan a enfocar el tema de las bodegas, no como un símbolo que identifica cada barrio, sino como un lugar donde la mayoría de las veces nos roban y nos atienden mal. Es cierto que esto suele ocurrir, pero por qué tenemos que centrarnos en lo negativo, con lo agobiados que normalmente vivimos sería bueno buscarle el lado positivo a las diversas situaciones que nos aquejan…
    Este es mi punto de vista, y tal vez mi opinión sea diferente porque soy joven, pero no creo que con criticar el trabajo le hallemos alguna situación al dilema. Al contrario debemos tener la suficiente humildad para reconocer el magnífico trabajo que han hecho los periodistas.

  • Roxana dijo:

    y que es lo que pasa con el picadillo o los perritos calientes que vienen estos últimos a granel, uds saben tienen idea por cuántas manos pasan esos productos antes de llegar a nuestras casas??? estoy muy de acuerdo con Claudia idependientemente del robo de las pesas, d eberíamos preservar más la higiene y cuidado de nuestros días
    Saque ud sus propias conclusiones…

  • Aero87 dijo:

    AQUI TODOS LOS BODEGUEROS SON LADRONES, TE TUMBAN 1 CUARTO DE LIBRA DE ARROZ, IGUAL CON LO DEL POLLO, PARA ACABAR CON ESO, QUE EL GOBIERNO ENTREGUE PESAS ELECTRICAS Y QUE MUESTREN LO QUE PESAN!!

Se han publicado 17 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Alina Perera Robbio

Alina Perera Robbio

Es periodista cubana, columnista de Juventud Rebelde y colaboradora de Cubadebate. Ha ganado múltiples premios de periodismo en los certámenes anuales del país. Es autora del libro “Buscándote, Julio”, y coautora de “Voces del milagro”, “Niños del milagro”, “La maldición del avetruz” y “La cuadratura del círculo”.

Kaloian Santos Cabrera

Kaloian Santos Cabrera

Kaloian Santos Cabrera es fotorreportero, colaborador de Cubadebate. Trabaja en Juventud Rebelde.

Vea también