Fotorreportajes, Cultura  »

| 9 |
Los colores que le faltaban a Romerillo. Pintada de Adrián Rumbaut. Foto: Ismael Francisco/ Cuabdebate Fragmento de poema de Samuel Feijó, obra de David Záyas. Foto: Ismael Francisco/ Cuabdebate El Kcho Estudio es un centro para la comunidad. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate

En el marco de la XII Bienal de La Habana el Kcho Estudio invitó a un grupo de artistas cubanos y extranjeros a hacer de todo el barrio de Romerillo una sala de exposiciones: el Museo Orgánico de Romerillo. Cubadebate ofrece a sus lectores un fotorreportaje de esa gran galería.

Luces y sombras de una Isla  »

| 3
A contraluz e iluminado. Foto: Alejandro Ramírez Muchas viviendas se encuentran deterioradas y en mal estado. Foto: Alejandro Ramírez 01-romerillo-silvio-rodriguez

Callejuelas estrechas, niños jugando por todas partes, perros aburridos tumbados a la sombra de algún árbol, o bien alborotando sin ninguna causa aparente, basureros, pajaritos que cantan, gente solícita y afable, o no... Así de diverso y matizado es Romerillo, donde los vecinos se llevan "como hermanos". Así lo dice Jorge Luis, Chicho, habitante de la comunidad, que admira a Silvio Rodríguez por "ponerla como es".

Noticias, Cultura  »

| 10
Romerillo. Foto: Silvio Rodríguez

La temperatura (la climática y la espiritual) de este concierto en El Romerillo fue alta. De ahí las canciones solicitadas, el coro entusiasmado que quedaba, a final, como palabra solista, cedida por el trovador, en algunas canciones; la belleza, la memoria, las historias compartidas en esa tarde y esas canciones. Y todo ello colocado, visto, vivido, bajo el signo de la autenticidad y de la complejidad, que derriba prejuicios y encartonamientos y une, desde la sencillez, como siempre debiera ser.

Opinión, Cultura  »

| 48
Arleen Rodríguez Derivet

En medio del concierto de Silvio, en el Romerillo -barrio difícil que no marginal, considerando los escasos pasos que lo separan de la muy ilustre Quinta Avenida- una pequeña mujer negra, vestida de blanco, atravesó la multitud con todas las señales de estar en trance, quien sabe si por sus muertos o por nuestros vivos cantos de acompañamiento al trovador sin edad.