Imprimir
Inicio » Opinión, Cultura  »

Silvio, Romerillo y eternidad (+ Fotos)

| 48
Silvio en Romerillo. Foto: Kaloian

Silvio en Romerillo. Foto: Kaloian

En medio del concierto de Silvio, en el Romerillo -barrio difícil que no marginal, considerando los escasos pasos que lo separan de la muy ilustre Quinta Avenida- una pequeña mujer negra, vestida de blanco, atravesó la multitud con todas las señales de estar en trance, quien sabe si por sus muertos o por nuestros vivos cantos de acompañamiento al trovador sin edad. Temblaba como una hoja bajo la tempestad del estremecimiento colectivo y por cada cuerpo ajeno que su temblor rozó, dejó más de una sensación de encanto en quienes la sentimos pasar.

No cantaba ni aplaudía. Solo iba, como liberando y rescatando energías. Y tantas iba dando y recogiendo que quizás era ella misma la que sacaron en andas cuando todos estábamos demasiado sumidos en el canto para darnos cuenta de que finalmente no pudo con todas las vibraciones que halló en su camino.

Transcurridas las dos horas y un poco más del concierto que también contó en la primera media hora con Polito Ibáñez y su grupo, aquella polvorienta calle donde se plantó el escenario de música y bandera, parecía haber adquirido una nueva personalidad, incluso para quienes la transitamos a menudo y nunca la habríamos imaginado tomada por los versos de Silvio.

Si es que yo misma no sé si podré asociarla otra vez con su sonido cotidiano de reggaetones y palabras fuertes, tomando en cuenta que lo más duro que se escuchó allí el 15 de mayo del 2011, salió de la garganta de un hombre de sólido brazo de ébano tatuado hasta el hombro, y era pura poesía: “Esto se va a poner mejor, esto está buenísimo ya, porque ese tipo es un animal…pero no un animal de aquí, es un animal del mundo.”

“Es una mente -dijo una mujer que bebía ¿ron? del mismo pomo que su pareja- ese hombre es una mente” y su índice apuntaba claramente a la sien.

No puedo ubicar el momento justo en que lo dijo, porque hubo muchos para inspirarle la expresión. Especialmente el de la soberbia Cita con ángeles que el público vitoreó selectivamente, con énfasis de lágrimas “cuando un ángel a caballo cae con los pobres de la tierra” o cuando llora el querubín “contando los minutos de Dios y Martin Luther King”.

O quizás no, quizás fue antes, con los acordes de El Papalote y el canto al personaje de los trajines de su pueblo, el que era para las gracias porque “era un viejo y era negro”. Después de los aplausos a ese verso tremendo, el día más importante de la vida de Narciso el Mocho ya no será solo el de su muerte.

Claro, que la frase de aquella mujer también pudo inspirarla El Necio. A esas alturas de la emoción conjunta, al lado de ella, un hombre sin rostro -solo veíamos la cinta de atrás de su gorra blanca en la que se leía claramente Miami– levantaba su puño derecho al cielo para cantar a voz en cuello el fragmento más duro de nuestro himno de los 90: “…dicen que me arrastrarán por sobre rocas cuando la Revolución se venga abajo, que machacarán mis manos y mi boca, que me arrancarán los ojos y el badajo…”. Vivir para ver, diría mi abuela. Y para despojarnos de prejuicios, acotaría yo misma después de verlo.

Silvio, aparentemente idéntico al de siempre -jeanes gastados, pulóver sin señas y gorra de visera- era otro manojo de sorpresas en sonoridades y gestos. Su Óleo de mujer con sombrero se sentía admirablemente fresca, para no hablar ya de El ElegidoEl Mayor en versiones que sonaron como muy nuevas.

Desde el centro de la muchedumbre, una seguidora incansable del trovador desde sus tiempos más remotos, comentó divertida el cambio de humor apreciable entre esta época y aquellas en las  que le incomodaban los cantos del público. Esta vez un coro enorme le había pedido otra y lo demandaba cantando a capella: “… como pasa el tiempo, que de pronto son años…” y desde el micrófono solo se le oyó responder agradecido.

¿Pasó el tiempo? Es tan difícil afirmarlo como soñar que no. Si García Márquez hubiera estado en el concierto del Romerillo el domingo habría tenido que reconstruir aquella crónica sobre Los Beatles donde dijo algo así como que era lo único en que coincidían los gustos de los hijos y sus padres.

A mi lado, una pareja de 70 coreaba con idéntica emoción las mismas letras que yo de 50, mi hermana de 40 ó mi sobrina de 18. Pero sé que otras generaciones de menos años aun, hacían lo mismo. Pasó el tiempo, por supuesto, pero ahí descansa justamente el mayor mérito de Silvio Rodríguez, trovador de todas las edades a quien acompañan ahora músicos tan jóvenes y talentosos como Niurka González -mágica flauta-, los sorprendentes Trovarroco -Rachid, Maykel y Bacaró- y ese asombro de la percusión que es Oliver Valdés.

“Quién fuera trovador…” se preguntó el dueño absoluto de la repuesta desde su canción. Todos ellos allí, en esa esquina habitualmente ajena a los cantos poéticos, parecían responderle: solo quien sea capaz de hacer tanto con tan pocos, solo quien cree canciones hechas a la medida de un ser humano sin límites. Solo quien haya tocado con sus versos el reino inconquistable de lo eterno.

(Texto: Arleen Rodríguez Derivet. Fotos: Kaloian)

Silvio en Romerillo. Foto: Kaloian

Silvio en Romerillo. Foto: Kaloian

Se han publicado 48 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • JESUS GARCIA CLAVIJO dijo:

    GRACIAS SILVIO.

  • David dijo:

    Menos muela y mas respeto que todos somos cubanos y entendemos de sobra nuestra cultura.
    Espero señor reportero que enmascara sus burlas en tan intrepida redaccion sobre las polvorientas calles de un barrio que al menos piense en mostrar una imagen de la energica mujer que describe

  • Vicente dijo:

    Gracias Silvio, por redescubrirnos con una poesía y una canción.

  • Dra. Isabel. dijo:

    HERMOSA TU CRÓNICA, NO ESTUVE ALLÍ LAMENTABLEMENTE, PERO HUBIERA DADO TODO CUALQUIER COSA POR ESTAR. SILVIO ES EL POETA DE TODOS Y DE TODOS LOS TIEMPOS, MIL GRACIAS, VEN A MATANZAS POR FA.

  • José A. Cabrera Hernández dijo:

    Los resultados de ese intercambio tan fabuloso con el pueblo, CON ese que vive en los lugares apartados, aparentemente lúgubres, es la esencia básica de nuestra sociedad, es donde está la gran mayoría, a la que nos debemos y hay que atender permanentemente para que acompañe siempre a la Revolución.

    Ese ejemplo de Silvio se puudiera experimentar en todas las actividades económicas, sociales, jurídicas, intelecuales en general. Debiera propiciarse ese intercambio que se traduce en ver al Director del Políclínico visitando las casas y los consultorios; los directores de escuelas hablando con los padres de sus alumnos en sus casas; a los directores de comercios y servicios recogiendo opiniones de los consumidores; a los de los servicios comunales hablando con la población. Este es el estilo del que siempre se hablado mucho, pero que no siempre se aprecia.

    Gracias Arleen, muchísimas gracias Silvio.

    CUBA VA¡¡¡¡¡¡¡¡

  • Kenny dijo:

    Que digo yo MARAVILLOSA esta es a mi concideración personal (sin animo de que nadie se ponga bravo) la mejor de las crónicas escritas en este al que yo llamo TOUR DEL BARRIO. Gracias Arleen.

    Kaloian, que bueno saber de ti! Sabia qeu ya estabas en CUba pero como no habia visto mas ningun fotorreportaje tuyo ya se te extrañaba la verdad. Si te fuera posible poner aqui las fechas en que se va a presentar en las provincias (si se va a mostrar claro)(y sobre todo en MATANZAS) tu exposición personal “La Argentina que YO sentí” porque me imagino que sean muchas mas fotos maravilosas que las que se muestran en esta pagina.

    Para SILVIO decir solo: “GRACIAS POETA”

  • Tony M. dijo:

    Estos es llegar al pueblo.
    Que bien por Silvio!!, que lo imiten, no solo los artistas.
    Que bien por el Ministerio de Cultura!!, que lo imiten los demás ministerios
    Felicidades Silvio, ojala imagines cuanto bien haces.
    Fdo. Uno que sintió esas maravillas en el barrio de La Corbata.
    (te esperamos nuevamente)

  • juan francisco dijo:

    Para el gran SILVIO.

    Hasta los santos siguen al gran trovador,fue el mensaje de los muertos el que la mujer vestida de blanco le trajo al,se que tiene muchos detractores pero es muy popular y triunfante

    viva el gran trovador .

  • Josef dijo:

    Es una lastima que no se haga una gira nacional en estos dias en que creo necesitamos mas que nunca de alimentos para el alma

  • Cubano dijo:

    Quizás hoy tenga el alma un poco mas sensible que otros días, pero este articulo me ha parecido muy bueno, lo he disfrutado tanto como hago con las canciones de Silvio, creo que sus giras por las cárceles y esta presentaciones por los barrios más humildes dicen mucho de un ser humano que reconoce que la belleza debe ser para todos.

  • jorge dijo:

    Esplendido, mejor no pudo ser, desbordado de humildad y grandeza, de belleza, coraje revolución y amor

  • Joel dijo:

    “cuando un ángel a caballo cae con los pobres de la tierra”: Silvio, eterno.

  • alexei dijo:

    me tildarán de fanático? con estos conciertos pasa lo mismo que con algunos comentarios en la pelota, para la capital y algunas capitales de provincia. Fue filmado? Al menos hay esperanza de verlo en la TV? Como la misma periodista dice Silvio es de Cuba y los barrios no son homogéneos pero tienen las características generales que ha sembrado una revolución de 50 años. Todos lo merecemos.

  • pablo dijo:

    silvio se merecen todos los elogios posibles es uno delos grandes de cuba, soy fanatico a su musica desde hace muchos años y lo seguire siendo siempre, el no cambia como otros que ya estan desconocidos, uno que surgio junto con el, para mi silvio es poesia . cancion cubania, respeto, modestia etc, no nos ha fallado esta en nuestra cuba con nosotros y lo estara siempre, eso lo hace mas grande, si te llega este mensaje silvio, es la de un cubano que se siente orgulloso de pertenecer a este pais, y de que a el pertenescan personas como tu, gracias por existir .

  • Mayda dijo:

    Muy emocionante que se repita en otros barrios

  • cubitamia dijo:

    Realmente hermoso lo que he leído, no estuve en el concierto y me emocioné, gracias por decribirme ese concierto que me perdí, cuanto lo siento, pero me alegra que Silvio siga ahí, revolucionario y cantando para su pueblo, gracias Silvio.

  • Betty dijo:

    Muy buena representación de científicos del CIE, en este grandioso concierto.

  • R. Batista dijo:

    Excelente crónica

  • Guillermo ANCHIA dijo:

    Me gustaria que si es posible le hagan llegar a Silvio que cuente con COJIMAR para un concierto de barrio, una idea muy linda.

    saludos,

    Guillermo

  • Francisco Rodríguez dijo:

    Gracias Silvio por tus canciones y por llegar donde muchos no van, esperamos que otros tenga la misma actitud de regalarle al pueblo lo mejor de si, y como dijo alguien que participó es “El animal” por cantarle con humildad a Cuba.

Se han publicado 48 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Arleen Rodríguez Derivet

Arleen Rodríguez Derivet

Periodista cubana y conductora del programa de la televisión cubana “Mesa Redonda”, que transmite una emisión especial para Telesur. Es coautora del libro “El Camaján”.

Kaloian Santos Cabrera

Kaloian Santos Cabrera

Kaloian Santos Cabrera es fotorreportero, colaborador de Cubadebate. Trabaja en Juventud Rebelde.

Vea también