Nagasaky

Noticias  »

| 12
Richard Nixon

En la tarde del 25 de abril de 1972, Nixon se reunió con Kissinger para discutir la estrategia militar y este sugirió bombardear las fábricas en Vietnam del Norte. "Prefiero usar la bomba nuclear", dijo el presidente norteamericano. "Creo que sería exagerado", respondió el asesor. "¿La bomba nuclear le molesta, Henry? Sólo quiero que piense en grande", señaló escuetamente el jefe de la Casa Blanca. Nuevos documentos del Archivo de Seguridad Nacional de la Universidad George Washington revelan que el presidente también pensó en usar el arma más mortífera de todas con Corea del Norte en 1969.

Opinión  »

| +
Carlos Carnicero

La transgresión y el delito tienen distintas calificaciones en función de quién las realiza. Las bombas sobre Hiroshima y Nagasaki fueron actos de guerra y no crímenes contra la humanidad, sólo porque quien pilotaba el Enola Gay y apretó el botón era un piloto de los Estados Unidos de Norteamérica.

Guerras y terrorismo de Estado  »

| +
Atilio Borón

Hoy el terrorismo se convierte nuevamente en noticia excluyente de todos los medios de comunicación a escala mundial. ¿Qué ha ocurrido? ¿Acaso se trata de una patológica excrescencia que viene a alterar la paz, la tranquilidad y la justicia que imperan en el sistema internacional? Al igual que los criminales atentados del 11 de Septiembre y los de la Estación Atocha, el de Londres merece el más enérgico repudio. Pero aparte de condenar es preciso entender. Entender, por ejemplo, las razones que explican la emergencia de este terrorismo.

El terrorista favorito de los Estados Unidos  »

| +
Angel Guerra Cabrera

La entrada en Estados Unidos y renuencia de sus autoridades a aplicar la ley al terrorista Luis Posada Carriles está trayendo consecuencias muy comprometedoras para Washington. El adalid mundial de la “guerra contra el terrorismo” quedará expuesto como el más grande promotor del terrorismo de Estado en la historia universal pese a los enormes recursos propagandísticos dedicados a fomentar la imagen contraria. La actitud complaciente de George W. ante Posada ha insertado de nuevo en el debate público algo que la maquinaria mediática alguna vez informó de manera inconexa y parcializada pero sepultó hace tiempo en el cajón del olvido: »