Imprimir
Inicio » Especiales, Salud  »

Diario desde La Covadonga: Martes tranquilo (II)

| 16 |

Camila se pasó el día exigiéndome que hiciera un collage con todas las fotos desde el “de pie” hasta apagar las luces del cuarto. Quería, sobre todo, aquella en la cual posa –pulgar enguantado hacia arriba– con el traje completo: botas de goma, cubrebotas de tela, pantalón, pulóver, sobrebata, nasobuco, gorro y careta. Tantos “trapos” parecen actuar, al unísono, como una suerte de sudoríficos.

“La verdadera victoria es salir de aquí sin coronavirus”, dice cuando apenas llevamos dos noches en La Covadonga. La primera, por cierto, fue un calvario. Toda la madrugada sin conseguir el sueño, quizás por la tensión de la arrancada…

Camila se forra, de punta a punta, cada vez que le toca limpiar este pabellón con pacientes sospechosos. También se agobia –hay que decirlo– con las veintiséis puertas carmelitas y de hojas de toda la sala. A cada lado del pasillo hay trece, de cuyo color ella pregona que es “tipo tierra colorá”.

Camila forrada de arriba a abajo. Foto: Andy Jorge Blanco

Hoy, frente a una de estas, entró a otro cuarto creyendo que era la enfermería. Por tanto, Pupo –cuarto año de Medicina, jodedor de nacimiento– hizo que todos nos enteráramos del efímero “mareo” de Camila.
–Si ustedes la ven –cuenta–, se paró en seco y dijo: “es que son tantas… ¿¡dónde está mi puerta!?”

Desde entonces, Pupo le dice “la filósofa”. Camila, en defensa propia y cual abogada en potencia, alega que le hacen bullying y que él tergiversó la historia. Después suelta una carcajada. Da la impresión de que pocas cosas la encolerizan.

Alejandro –su pareja en andanzas de trapeadores y cubos– mueve junto a ella el carrito de la limpieza por toda la sala Echeverría. Mientras escurre el agua en el portal, nos reímos de lo dura que es la vida con él, cuya estatura –casi 1.90 metros, según dice– es prácticamente el doble del palo del haragán con el cual limpia. “Yo no llego a tanto, pero eso le parte la columna a cualquiera”, digo en lo que pita la camioneta para el almuerzo.

Rita me amarra la sobrebata y salgo con el carrito de la comida. En una de las puertas que dislocan a Camila, el doctor César le asegura a una paciente que su PCR dio negativo. “Ay, ¿entonces me voy hoy, médico?”. Junto a ella, otros siete recibieron el alta. Afuera llueve a cántaros. El cielo no muestra esperanza de que pronto escampe, y ocho pacientes son más felices, aunque los nubarrones impidan ver la luz, como en la tarde de este martes.

Se han publicado 16 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • tr dijo:

    Cosas de humamos. Cosas de héroes anónimos que van por ahí sólo con el compromiso de hacer por los demás a cualquier precio. Esa si es la juventud que soñó el Che y que Fidel forjó a fuerza de ejemplo. Una respuesta digna para los que afirman que "la juventud está pérdida"

  • Paloma dijo:

    Que bello lo q están haciendo y la forma en q lo han enfrentado, gracias

  • Segura dijo:

    Hola, me encanto los dos escritos, muy buena suerte y cuídense mucho, espero que continúen así, fuerza y paciencia, realmente son jóvenes muy valientes, espero por más escritos, saludos

  • Dunia Castillo dijo:

    Felicidades a esos valientes y empoderados jóvenes

  • Urgente!!! dijo:

    Muy bonito relato, gracioso y hasta poético.

    Gracias por develarnos los detalles de tu película, de la de todos uds.

    Mucho cuidado, es poco. Sigan siendo muy prudentes, como Camila.

    Creo que alguien podría hacerle una donación de Trapeador de 2.5m a su novio y acercárselo, ¿no?

    Sigo orando por uds. Que Dios los guarde y libre de todo mal.

    Continua, por favor, con tu Serie, basada en Hechos reales.

    Gracias a todos los actores. Fuerza.

  • URGENTE!!!!!!! dijo:

    ...ah, como Segura, también leí tu anterior crónica. Esperamos nos sigas relatando e ilustrando las sucesivas, con MÁS fotos.

    Muy amable. Muchas gracias, paciencia, fortaleza y Amor.

  • María del Consuelo Tundidor Martínez dijo:

    Yo conozco a uno de esos héroes y lo quiero como al hijo varón q no tuve, se llama... no está bien así, se llama como César o cualquier otro compañero q tiene Camila en estos momentos en el Hospital Salvador Allende.
    ¡ARRIBA COMPATRIOTAS!! así, orden dada por Cuba, su bandera, la Revolución

  • Yo dijo:

    Q bella historia... Se lo q se siente q el PCR de negativo, gracias a dios el mío y el de mi bebé de diez meses junto a de su papá nos dio negativo..la espera es agobiante...y ver al doctor Duran y esperar a ver si ese día hay en tu provincia o no,para saber si finalmente eres positivo o no..es duro.. Una experiencia inigualable

  • EBSS dijo:

    Jóvenes para hacer historia, experiencia dura pero sabía, cada puerta de Camila tiene un significado y todas resumen en AMOR . Mi aplausos para ustedes. Felicidades

  • Patricia Soler Silva dijo:

    He leído con gusto este trabajo, de buen periodista y de jóvenes valientes.

  • TM.61 dijo:

    Es asombroso como la modestia y la sencillez, pueden hacer ver tan fácil, el ser un héroe de tamaña estatura.
    Felicidades y millones de aplausos para esos hombres y mujeres nuevos.

  • pupo dijo:

    que juventud más bella.

  • Odalys dijo:

    Qué bonitas historias. Es una prueba más de que la juventud debe ser alegre pero profunda. Esa es la juventud que nuestra revolución necesita para seguir adelante.Sentimos orgullo de poder contar con jóvenes como esos. Gracias a todos.

  • Dbap dijo:

    Honrosa labor!!! Sin dudas un ejemplo para todos los jóvenes de Cuba y el mundo. Ellos representan el día a día de miles de jóvenes que han colaborado en los hospitales y centros de aislamiento. Bravo

  • DAM dijo:

    VALIENTES NO IMPORTA DE DONDE SON LO QUE SI DIGO ES QUE SON VALIENTES.GRACIAS JOVENES USTEDES HACEN MUCHO MIENTRAS OTROS TRATAN DE QUE SU BELLEZA FISICA SE VEA NO ACATANDO LO INDICADO POR LA MAXIMA DIRECCION DE MI PAIS, ES TRISTE EN LO QUE MUCHOS JOVENES DAN TODO OTROS NO SIENTEN EL SACRIFICIO DE MUCHOS JOVENES.

  • Flavia dijo:

    Mi hija estudia Logopedia en el ISPEJV y estuvo en el Salvador Allende hace apenas unas semanas junto a compañeros de estudio y profesores, ella justo en esa misma sala Echeverria limpiando el piso y brindando apoyo a los sospechosos ingresados, ha sido una experiencia que marcará sus vidas para siempre desde todos los puntos de vista, las historias son muchas, pero sobre todo mucho amor, entrega, humanidad y sacrificio, felizmente todos terminaron sin coronavirus.
    Estamos muy orgullosos de esta juventud dispuesta a brindar su ayuda y a repetir de ser necesario, FELICIDADES y GRACIAS para nuestros estudiantes que han dado el paso al frente y para todos los que de una forma u otra han aportado su granito de arena en esta gran batalla, cuya victoria final depende de todos!

Se han publicado 16 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Andy Jorge Blanco

Andy Jorge Blanco

Cárdenas, 1996. Estudiante de Periodismo en la Universidad de La Habana. Presentador de "Nexos", el Canal de la Universidad de La Habana. Ha sido premiado en el Concurso Nacional de Periodismo Universitario "Manolito Carbonell".

Vea también