Imprimir
Inicio » Especiales, Salud  »

Crónicas desde Turín: La paciente salvada número 100

| 15 |

Elena Pinzario, la paciente recuperada número 100 en Turín, Italia. Foto: Facebook/Enrique Ubieta.

Se llama Elena Pinzario, y es rumana. Es la paciente de alta número 100. Tiene 52 años, no padece de ninguna enfermedad, salvo que el nuevo coronavirus le produjo lesiones isquémicas en el intestino delgado.

Le hicieron una ileostomía, la cual debe repararse a partir de los seis meses, en dependencia de su evolución. Su herida quirúrgica fue curada hasta que cerró completamente. Los exámenes complementarios evolucionaron bien. Se adaptó a la dieta inicial, pero ya la tiene libre.

Su esposo y sus dos hijos la esperan en casa. Solo que la casa no está en Italia. Hace apenas dos días su mamá falleció, eran las 2: 30 de la tarde. Eso lo sabe con exactitud su médico, el joven cirujano cubano Luis Miguel Osoria Mengana, de 30 años de edad, porque se lo dijo, unos minutos después, por WhatsApp.

¿Ustedes se escribían? “Sí, cuando yo estaba fuera de la zona roja me escribía, me decía si se sentía bien o mal, me preguntaba si tenía dudas o me pedía que entrara si creía que era necesario que la viera, me enviaba fotos”.

Es operadora sanitaria (auxiliar de enfermería) y vivía en un apartamento que alquilaba junto a una compañera de trabajo. La pandemia, paradójicamente, le había ofrecido una posibilidad de trabajo en su vecina Italia. Pero enfermó de la COVID-19.

La traen en silla de ruedas hasta la puerta, y cubanos e italianos la fotografiamos. Sabe que es la paciente recuperada número 100 y saluda, emocionada. Entonces aparece Luis Miguel, lo abraza y dice: “¡Este es mi médico cubano!”.

Una hora más tarde cumplimos el rito, esta vez bajo una impertinente lluvia. La madre de Michele ha confeccionado una cinta blanca especial, algo más grande, con un 100 bordado en rojo.

Ella fue la que preparó la tela que dio la bienvenida a la Brigada Henry Reeve en el Aeropuerto de Turín; la recortó de su juego de cama nupcial, un regalo de bodas. Los doctores Sergio Lavigni, director del Hospital y Julio Guerra, jefe de la Brigada cubana, colocan la cinta. No es el final, sino un nuevo comienzo.

Una brigada se ha ido, y estamos más solos ahora, pero seguiremos peleando aquí, en Turín; si hay cura para la pandemia, tendrá que haber cura para este mundo loco.

Elena Pinzario, emocionada entre cubanos e italianos. Foto: Facebook/Enrique Ubieta.

Elena Pinzario junto a Luis Miguel Osoria Mengana, médico cubano. Foto: Facebook/Enrique Ubieta.

Los doctores Sergio Lavigni, director del Hospital y Julio Guerra, jefe de la Brigada cubana, sostienen la cinta blanca que simboliza otra vida salvada. Foto: Facebook/Enrique Ubieta.

Sergio Lavigni, director del Hospital y Julio Guerra, jefe de la Brigada cubana, colocan la cinta en el Árbol de la Vida.Foto: Facebook/Enrique Ubieta.

(Tomado de la página de Facebook del autor)

Se han publicado 15 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Julio Cesar Hubert Bernal dijo:

    Ubieta siempre me emociono con estas crónicas. Muchas gracias. Éxitos y toda la buena suerte del mundo para ustedes.

  • Rafael Emilio Cervantes Martínez dijo:

    Se cruzan los caminos de los pueblos y se descubren cerca, se transita por corredores donde no hay fronteras, barreras de lenguas, prejuicios envenenados. Confío en la inteligencia humana y la utilidad de la virtud, son de las savias nutrientes cubanas que nos reafirman la fe en una vacuna para la injusticia en este mundo.

  • maikel dijo:

    Sería muy bonito que se hiciera un libro de todas estas cronicas.Saludos un abrazo para todos los medicos que cumplen la honorable mision de salvar vidas

  • Juan José Rabilero Fonseca dijo:

    Gracias por su entrega y altruismo a la felicidad de los demás demostrando que que el humanismo y la solidaridad pueden hacer que el mundo sea mejor como dijo Fidel, Cuba salva, ese comportamiento familiar sólo es posible por la obra de la revolución, educación y salud para todos, socialismo ó muerte, Venceremos. Vivan Cuba e Italia

  • Jose Fonseca Gallardo dijo:

    Me quedo con esa frase....Si hay cura para la pandemia también de haber cura para este mundo loco...

  • f dijo:

    Los pequeños reportajes de Ubieta son potentes descargas directas al corazón,las historias que nos ha contado en estos meses es de lo mejor de lo que cubadebate ha publicado en tiempos de pandemia,sobrecojedoramente íntimas,sin morbo,chicas como las vidas que se niegan a marcharse desde el interior de una carpa salvadora.Gracias Ubieta.

  • moraima dijo:

    Sensibles los artículos del desempeño de nuestros médicos,corroboran una vez más el sentido de humanismo,entrega y dedicación de la medicina cubana en cualquier rincón del planeta para salvar lo más preciado: La VIDA. Cuba Salva.

  • aleman dijo:

    Muy bonito el reportaje...confiezo me sacó las lagrimas y se me puso la piel de gallina siento gran orgullo y admiracion de esos heroes incansables que salvan vidas por el mundo. GRACIAS ........ REGRESEN SANOS A SU TIERRA........CUBA LOS AMA...

  • isa 2020 dijo:

    Valiente
    Una persona valiente no es la que no tiene miedo sino la que los enfrenta, solo sentimientos como la Fe y el amor nos hacen enfrentar cualquier cosa y solo la fe en Dios nos permite obtener la victoria, como lo dijo el profeta Isaías: “alimenta tu fe para que tus miedos se mueran de hambre”. Nosotros los cristianos cuando enfrentamos cualquier “batalla” vamos siempre seguros de la victoria porque está escrito que “somos más que vencedores por medio de aquel que nos llamó”.

  • habana dijo:

    Bendiciones para nuestros angeles de batas blancas

  • tgr dijo:

    Siempre he admirado la manera de escribir de Ubieta. Senciila y muy fácil para todos los lectores. Ahora si le sumamos el tema tan sensible sobre el que ha escrito sus crónicas, tenemos que reconocer lo emocionante que han sido. Coicido también que deben recogerse en un libro con todo los méritos que merece la ocasión que ha servido de testigo para escribirlas.

  • Candela dijo:

    Hace unos días un periodista colgó una foto y comentó que se trataba de un médico cubano y una anciana con corona virus y finalmente no era así y se hizo la aclaración.Pero sucede que muchas de las ratas y víboras residentes en Miami y en Cuba también comenzaron sus ataques, burlas y odio hacia esa imagen que dio la vuelta al mundo y que en un primer momento se dijo que ese médico era cubano.no era cubano pero pudo serlo y esta historia lo demuestra con el testimonio de la señora y esa foto.No esperamos que las ratas y sanguijuelas digan nada sobre esto porque ha sido un bofetón en todas esas bocazas a la que el imperialismo les llena la tripita y les hace regalitos por navidad

  • Cristobal dijo:

    Cuando se escriba la historia del papel jugado por Cuba en esta batalla por la vida sin fronteras,sin exclusividad alguna, muchas crónicas habrán de ser reveladas pero sin dudas Ubieta estará en primer plano,sus crónicas nos apretujan el corazon y rompe diques lagrimales,El hace realidad lo expresado en el himno de Buena Fe nuestros médicos van al mundo le dan un beso y nada más..

  • Raiza Kozulina de Rusia dijo:

    ¡Bravo! Me gusta esta expresión: si hay cura para la pandemia, tendrá que haber cura para este mundo loco.

  • Yaremis dijo:

    mucho orgullo me da saber que mengana como cariñosamente le deciamos en la escuela es hoy un heroe de batas balncas. Un beso grande para el

Se han publicado 15 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Enrique Ubieta Gómez

Enrique Ubieta Gómez

Ensayista e investigador cubano. La Habana, 1958. Director desde 2016 de la cuarta época de la revista Cuba Socialista. Autor de varios libros.

Vea también