Imprimir
Inicio » Especiales, Sociedad  »

Sexismo en el lenguaje: Cuando las vocales no nos dejan ver el bosque

| 115 |

El idioma español ha sido históricamente sexista: ha ocultado a las mujeres, las ha ofendido y escondido tras falsos genéricos. Imagen: Plena Inclusión.

“-Cuando yo uso una palabra –insistió Humpty Dumpty con un tono de voz más bien desdeñoso- quiere decir lo que quiero que diga..., ni más ni menos.

-La cuestión es –insistió Alicia- si se puede hacer que las palabras signifiquen tantas cosas diferentes.

-La cuestión –zanjó Humpty Dumpty- es saber quién es el que manda. Eso es todo.”

(“Alicia a través del espejo”, Lewis Carrol, s. XVIII)

¿Escribir ellas y ellos? ¿Usar la e, una x o una @? Últimamente, interrogantes como estas suelen acaparar verdaderos enfrentamientos en torno a la comunicación inclusiva o el lenguaje no sexista. Eso, cuando el tema no se convierte en objeto de meras burlas o burda caricatura. El asunto es peliagudo. Sin dudas. En una sociedad con siglos de cultura patriarcal a sus espaldas estos aprendizajes llevan tiempo…  y paciencia.

Pero más allá de las pugnas entre lingüistas, feministas, periodistas o académicos; más allá de adónde se inclina la balanza de unos y de otras, el meollo de la cuestión podría estar en averiguar si nos estamos haciendo las preguntas correctas. ¿Se trata de decidir simplemente si usamos un símbolo u otro, o de indagar por qué de pronto las palabras se convierten en campo de batalla del patriarcado?

Los lenguajes son definidos por especialistas como sistemas de comunicación compuestos por códigos, símbolos y signos, los cuales cobran significado en el contexto de las comunidades que los utilizan. A través de la palabra, oral o escrita, las sociedades transmiten ideas, sentimientos, modos de pensar y esquemas de percepción y valoración. Conforman opiniones, naturalizan conductas.

Sostiene la española Teresa Maena Suárez que “cuando transformamos el lenguaje, transformamos la realidad”. Así, gracias a él se crea, recrea y modela un entorno concreto. Y, además, no se trata de un ente estático. Por el contrario, el lenguaje se encuentra en constante evolución histórica, social, política y cultural.

¿Era necesario decir o escribir ministra en el año 1900, cuando la mujer no tenía siquiera derecho al voto? En cambio, ¿a quién se le ocurre ahora negar la necesidad de hablar de presidentas? ¿Acaso no fue incómodo escuchar en televisión la noticia reciente de la elección del “Gobernador” de Camagüey -y de otras provincias cubanas- cuando lo que seguía a continuación era un nombre de mujer?

En ese camino, el lenguaje también se erige como forma de expresión de la cultura y la cosmovisión de una sociedad determinadas y, por tanto, expresa sus diferencias, exclusiones, temores y estratificaciones. Y lo que es peor, puede portar la representación verbal de discriminaciones que luego persisten durante siglos y cuesta mucho modificar.

En la Edad Media, por ejemplo, las personas zurdas eran consideradas endemoniadas. ¿Cómo se les llama aún, varios siglos después? Siniestras. ¿Cómo llamamos a las personas que utilizan preferentemente la mano derecha? Diestras. Y la palabra siniestro sigue portando una carga anclada en lo peligroso, en algo que produce temor, miedo.

Isabel Moya insistía, una y otra vez, en que el asunto rebasaba la discusión banal de si ponemos una A, una O, o una E. En su artículo De Gutenberg al micro chip, rompiendo silencios, explicó muy bien que el sexismo lingüístico es el reflejo de un pensamiento conformado a lo largo de siglos de cultura patriarcal, que ha ignorado lo femenino y considerado lo masculino “como la medida de todas las cosas”.

Y es que el idioma español, rico en sinónimos y expresiones, ha sido históricamente sexista: ha ocultado a las mujeres, las ha ofendido y escondido tras falsos genéricos. Cada vez que no las nombramos o las ignoramos, estamos violando sus derechos; negando la representación de su existencia en el lenguaje; promoviendo y manteniendo los estereotipos de género y, de este modo, legitimando no pocas desigualdades.

Y para ello, la Real Academia de la Lengua (RAE) ha sido, históricamente, una aliada. Y no solo porque sus integrantes sean, en abrumadora mayoría, hombres. Que lo son. Se trata de que ha sido veleidosa en unos asuntos y conservadora hasta la saciedad en otros.

¿Por qué no se levantan olas de protestas cuando entran al uso común términos como ciberespacio, click o infovía? Nada de eso. De hecho, la Academia los legitima. Pero, ¿cómo explica la autoridad lingüística los significados diferentes, profundamente discriminatorios, que su diccionario sigue asignando a palabras iguales, sean en masculino o femenino? ¿Por qué hombre público, es aquel “que tiene presencia e influjo en la vida social”, mientras mujer pública es “prostituta”? ¿Por qué hombre de gobierno es aquel que “ostenta cargos públicos” y mujer de gobierno “criada que tiene a su cargo el gobierno económico de la casa”?  Esas acepciones ya no son de uso común. Pero la RAE las mantiene. La esencia está en que, como dice Lewis Carrol, el asunto no es solo de palabras, es de poder.

Y que conste, no es el lenguaje lo único urgido de cambios: ¿qué puede aportar decir señoras y señores, si las señoras se siguen representando en los medios como las reinas del hogar y los señores como los naturalmente dotados para dirigir, para detentar el poder? ¿Qué hacer cuando un reciente trabajo periodístico, de cuyo medio prefiero no acordarme, habla de la participación masiva de padres en una reunión escolar y la foto que acompaña al texto muestra solo a madres sentadas en el aula de marras?  ¿Se suscriben o no los estereotipos? ¿Se invisibiliza o no una realidad?

Este debate, aseveraba Moya, trasciende el estilo y las normas de redacción; se inserta en la trasgresión epistemológica que las teorías de género proponen al postular el surgimiento de un nuevo tipo de sujeto social entrevisto desde que el feminismo subvirtiera el machismo con aquello de que “lo personal es político”.

Los múltiples recursos de que dispone nuestro idioma permiten elaborar discursos variados, no repetitivos, precisos y no sesgados, sin que por ello tengamos que renunciar a la estética y a la economía del lenguaje. Podemos hablar de personas, en lugar de repetir el androcéntrico “hombres”; decir “quienes llegaron”, en lugar de “los que llegaron”. Es cuestión de pensar en la inclusión. Y de creatividad.

Sobre todo, necesitamos “los lentes de género”. Para evitar nombrarlas a ellas como “la mujer de”; para romper estereotipos: no es "el martillo de papá y la escoba de mamá”.  También para que las mujeres dejen ser solo “dulces” y “sensibles”, mientras los hombres son apenas “duros” y “valientes”. Y para que la debilidad no se identifique con ser “mujercita” o “señorita”.

En este tema vale más cruzar fuentes, contrastar, hurgar en los argumentos de quienes lo estudian. Falta análisis y comprensión de las teorías de género y de los mecanismos de poder que ramifican en el origen del lenguaje sexista. Si partimos, otra vez, del supuesto de que el lenguaje es algo vivo y cambia para adaptarse a la sociedad, entonces también debiera servir para expresar la igualdad.

Se han publicado 115 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • El Jabalí dijo:

    lo que sí les puedo decir es que el lenguaje "inclusivo" es de muy mal gusto y afea la lengua nuestra.

    • Uno ahi... dijo:

      Pues usted mismo deberia cambiar su forma de hablar y decir, por ejemplo: "lo que sí les puedo decir es que el lenguaje "inclusivO" y la lenguA inclusivA es de muy mal gustO y disgustA y afeA la lenguA nuestrA volviendo feO nuestrO lenguaje." En serio es a esto a lo que queremos llegar?? Deberian enfocar sus esfuerzos en lograr la verdadera igualdad pero sin atacar al genero masculino que SI!!, discrimino a las mujeres pero ellas nunca tuvieron valor para enfrentarlo, por lo tanto tambien tienen parte de responsabilidad, y no digo culpa. Las luchas feministas cada dia parecen mas luchas antimasculinas que profemeninas, y me disculpan las que en todo su derecho, luchan por sus derechos, pero... sus esfuerzos parecen otra cosa.

      • aramirez dijo:

        Hay varias cosas del artículo que no comparto.
        Primero que si nos subscribimos a la teoría materialista el ser social determina la consciencia social, por lo que considerar que cambiando el lenguaje cambiamos la realidad invierte las relaciones causa y efecto. Más bien, a mi parecer, creando una nueva realidad de relaciones de poder entre hombres y mujeres más acorde al espíritu de igualdad que aspiramos debe llevar a nuevas formas de expresión. (Seguro que personas más preparadas pueden aclararme)

        Segundo, que el idioma tiene funciones que cumplir como la de comunicación clara y precisa de las ideas. Al usar fórmulas rebuscadas tratando de justificar este nuevo lenguaje inclusivo, ni se logra el supuesto objetivo (más bien una parodia) y se afecta la capacidad de comprensión del idioma.

        Tercero, hay acepciones del diccionario que son herencias de un pasado machista, y que están en desuso y bien deberían de desaparecer. Pero al mismo tiempo ese diccionario muestra acepciones (machistas) que no están en desuso y reflejan una realidad de desigualdad de género a transformar.

        Cuarto, hay palabras cuyo género es neutro y no necesitan transformación ni retoque. La líder y el líder, la presidente y el presidente, la estudiante y el estudiante; etc...

        Sólo digo que me parece que estamos discutiendo sobre las consecuencias y no de las causas. Para hablar de desigualdad de género hay que ir a la relaciones de poder y romper que los esquemas heredados y que no son fáciles de exorcizar. Y quizás las próximas generaciones tengan otro idioma que no seremos capaces de comprender pero que se ajuste a una sociedad donde mujeres y hombres tengo iguales derechos.

      • Juvia dijo:

        Concuerdo contigo. Soy una mujer, y este artículo me parece un poco raro. en el penúltimo párrafo tiene razón, pero lo anterior presta a confusión.

    • Matojo dijo:

      El feminismo está acabando.

      .si digo : mi esposa.( me quieren comer porque imagínense
      Ella no es de mi propiedad)
      .si ella dice : mi esposo ( no pasa nada)

      .estoy en una reunión o una guagua : si doy el puesto a una mujer para que se siente ,imagínense me quieren comer ,estoy queriendo decir que es más débil por eso tiene que ir sentada.
      Y así hay miles de ejemplos.
      Estoy al no salir de mi casa porque no se que hacer.

    • emilio adrian dijo:

      No nos desgastemos más con este tema del lenguaje inclusivo, que muchas veces lo que provoca en caer en tremendas barrabasadas. Es como decir que la mujer que interpreta un instrumento musical es una música, entonces tendríamos una música que toca música, bastante incongruente ¿cierto o no? Mejor centrémonos en como darle cada día más protagonismo a la mujer en todos los sentidos, en compartir (no ayudar) las tareas hogareñas, solo por poner 2 ejemplos. Cuantas veces vemos mujeres llegando a casa del trabajo, con el niñ@ (que mal se ve escrito ¿no?) recogid@ en la escuela y empezando entonces con las tareas del hogar, mientras que el esposo que llegó mucho antes que ella pues está comodamente sentado viendo tv, jugando dominó o sencillamente sin hacer nada, con tantas cosas por hacer en casa. El día en que el primero que llegue recoja al niño y "se ponga" con él para las tareas, y el segundo que llegue se "prenda" con la comida y el otro cuando termine con el niño se "enrede" con la limpieza y así sucesivamente, pues entonces de verdad estaremos siendo inclusivos, mientras tanto no lograremos nada.
      Darle el valor real a la mujer, y compartir, no ayudar, son los 2 temas a resolver. Nada de música, intendenta, lidereza y demás barbaridades, si no entonces un periodista hombre tendría que ser periodisto, el optometrista pues optometristo y hasta etcétera.
      Gracias por publicarme. Salud@s a tod@s

      • AupaAtleti dijo:

        Amén hermano

    • Hilandero dijo:

      Coincidimos, eso de nosotros y nosotras área el lenguaje y los hace menos dinámico y práctico. Y el lenguaje está como está ahora por años de pulirlo, se desecharon las formas raras y pomposas para lograr un lenguaje dinámico. No entiendo eso de dividir un colectivo por sexo cuando una sola palabra lo abarca. Lo mismo pasa con presidente, que el solo abarca los dos sexos, pero ahora hay que decir presidente o presidenta. Pues bulla y ganas de perder el tiempo

    • Miguel M dijo:

      No veo tan problemático calificar a las mujeres de “dulces” y “sensibles”. Creo que es algo asociado a la maternidad, lo que no quita que también puedan ser cuando se requiera “duras” y “valientes”.

      Cuando la mujer está embarazada o en los primeros meses de nacida la criatura, el hombre es el que está más disponible para la defender y sostener la familia. Hay algunas cosas que no se podrán cambiar y que impiden que la igualdad sea completa. Además mujeres y hombres somos bastante diferentes fisiológicamente, ojalá que las mujeres sean siempre las dulces y sensibles,

      Que las mujeres sean femeninas y los hombres masculinos Va ser aburridísimo si no es así.

      Gracias

      • Blondie dijo:

        La verdad es que soy una chica y pues no comparto todo lo que he leído aquí , no se pero me parece exagerado . Ser feminista no es lo mismo que ser feminazi e incluso el verdadero feminismo no es en contra del varón ni el genero masculino , es simplemente luchar por los desechos e integración del sexo femenino a todo aquello considerado prohibido por culpa de los estereotipos sociales . Por favor mucho cuidado con lo que se le pide s los hombres , luego no nos quejemos cuando impulsados por estas nuevas ideas y corrientes se les olvide lo espléndido de ser caballeros , porque , para que ser un caballero si ella es igual que yo ? Por eso se nota la diferencia entre los hombres mayores de 35 años y los hombres de ahora , hay mucha diferencia en la educación de ambos . Este tema es delicado , a todas nos cae mal ir de pie en una guagua verdad ? Y si un hombre va sentado lo van crucificando verdad ? Pero si somos iguales ! Por que el se tiene que parar para que me siente yo ? A todos les cae mal que un hombre le grite a una mujer en una discusión, pero si el no ve la
        diferencia no tiene por que no hacerlo , este tema es delicado según mi muy modesta opinión

  • Likos dijo:

    Estimada Dixie, muy buen artículo pero solo una cuestión.la palabra presidente no tiene género sino q depende del artículo para definirlo,por lo q esta mal decir presidenta.nadie dice presidento, cantanta, ayudanta.bienvenido todo aquello q permita eliminar el machismo y visibilizar a las mujeres pero no intentar interpretar palabras sin conocer su origen para defender un discurso q ni necesita de este tipo de trucos de circo

    • Matojo dijo:

      Messi es un futbolisto famoso ,juega tan bien que se podría decir que es un malabaristo con el balón.
      Por eso un amigo mío que es periodisto le dedicó un artículo en una revista.
      Bueno los dejo que voy a visitar a mi amigo dentisto que me va a arreglar un diente.

      • Antonio dijo:

        Excelente comentario. Aunque es cierto que el lenguaje influye, debemos tener cuidado con la división. Por ejemplo, se dice: Todas y todos, para referirse al grupo completo. Pero en verdad estamos formando dos grupos independientes.

      • MAS dijo:

        Ja,ja q bueno le quedó eso y para que conste, soy mujer :)

      • Matojo dijo:

        Dice mi hija que mañana hay reunión de padres....
        Error según feministas.

        Dice mi hija que mañana hay reunión de padres y madres....
        Error según feministas ( madres lo puse de segundo)

        Dice mi hija que mañana hay reunión de madres y padres...
        Error también porque ahora discrimino al padre.

        Solución: dice mi hija que mañana hay reunión de adres.

      • lil dijo:

        Matojo, de lo mejor que he leído en este post, y no precisamente para reir: la verdad nuestros hijos, entre tantas pugnas, serán los que terminarán hablando mal, al no saber si es la reunión de padres, de madres, y mucho menos, para qué? No se resuelve el tema con lo que advierte el artículo, que es más, en mi criterio, de lo mismo, estéril!

    • Hilandero dijo:

      Desgraciadamente presidenta está aceptado por la rae y para colmo dice que la prefiere si es mujer el presidente... Cosas del inclusionismo!!!!

  • Criollo dijo:

    Otra idea, abandonemos el español (sólo he visto esta guerra en este lenguaje) y hablemos el inglés que es principalmente neutro.

    • forista dijo:

      He oido y leido disparates tales como decir: la música (para referirse a una mujer que se dedica a la música) en vez de la músico.

  • Inmortal dijo:

    Interesante y oportuno articulo.
    Debe retomarse el tema a debate en el noticiero del mediodía que hace unos día el periodista Bermúdez diserto contrario a estos postulados.

    • JoseSM dijo:

      Estpoy totalmente de acuerdo con Dixie y la felicito por rescatar el debate desde esta posición. La posición de Bermúdez el otro día en la TV parcializó demasiado el tema hacia su punto de vista e interpreto que intentó hasta burlarse de los que pensamos que el lenguaje sí se puede hacer más inclusivo y menos invisibilizador.
      Utilizar "Todes" o "todxs" puede ser un extremo, pero continuar diciendo "Atención al hombre", termino que está oficializado en muchos documentos, es un disparte hacia el otro extremo también.
      Hay muchos ejemplos de que el machismo temeroso no acepta cambios en el lenguaje para incluir más a la mujer, a pesar de que sí lo ha aceptado en otros temas.
      Hay muchos ejemplos de que en Cuba usamos un lenguaje altamente machista y patriarcal que invisiviliza a las mujeres.
      UN EJEMPLO ENTRE MUCHOS:
      Busquen un libro de biología de 6to grado, la unidad donde se hablará del cuerpo humano, del ser humano, de las personas.... cómo se llama? EL HOMBRE. Así, sin más.
      Y no es solo el lenguaje, cuenten en el mismo libro a cantidad de imagenes de hombres y las de mujeres.... la diferencia es abrumadora.
      Fíjense en lo que hacen los hombres y lo que hacen las mujeres en las imágenes en ese libro....
      Sexismo, machismo, invisibilización.... simbólico primero y que se manifiesta en hechos después.
      Te agradezco Dixie por el artículo, en nombre de mi hija de 13 años, quien desde hace más de 5, es activista de estos temas y cuestiona...

      • Uno ahi... dijo:

        Hombre: "Ser vivo que tiene capacidad para razonar, hablar y fabricar objetos que le son útiles; desde el punto de vista zoológico, es un animal mamífero del orden de los primates, suborden de los antropoides, género Homo y especie Homo sapiens."
        Hasta ahi esta bien, no veo cual es el problema con la palabra hombre pues esta correctamente utilizada. Hombre incluye hembras y varones. Que coincide tambien con el genero masculino, es verdad... que le vamos a hacer??

      • Homo dijo:

        Es que se refiere al Homo Sapiens... Sería un poco complejo incluir otra especie como "Hembr Sapiensa"... Total, no es para tanto y creo que quien no esté de acuerdo, se haga un cambio de sexo y ya.

      • J dijo:

        Con esa idea nos estamos pasando. Coincido con otra persona que escribió que el movimiento parece mas antimasculino que profemenino.
        En el caso de biología 6to grado pregúntele a los ninnos si ellos ven eso como una discriminación o como que se esta incluyendo a los dos sexo.

  • Alexander dijo:

    Este artículo debe ser leído en el mismo noticiero donde se paró hace unos días un periodista a expresar su opinión basándose o al menos apoyándose precisamente en las palabras del presidente de la RAE que estuvo acá por esos días. Así el mismo auditorio puede oír los dos análisis.

  • lolo dijo:

    Coincido con El Jabalí totalmente, quien dicta los términos del lenguaje es la real academia de la lengua española para los que hablamos este lenguaje que por cierto es posible sea el más hablado en el mundo, considero que estamos haciendo una tormenta en un vaso de agua por lo menos para Cuba que la mujer cubana goza de todos los privilegios (bien ganados por cierto ) para que nos estemos entreteniendo en estos conceptos que más se apegan a otras latitudes y países. Hay que cambiar solo lo que tiene que ser cambiado, no todo lo que considere alguien o grupo de personas con filosofías propias.
    Las estadísticas acerca del merecido y bien ganado lugar de la mujer cubana lo dicen todo sin necesidad de escudriñar en otros conceptos volátiles

    • Homo dijo:

      Exactamente, Lolo... de eso se trata, de una tormenta en un vaso de agua... pues mejor hablamos inglés o esperanto y nos ahorramos la bronca.

  • Los pies sobre la tierra dijo:

    Pues no apoyo el lenguaje inclusivo o inclusive o inclusivx. Porque eso es una barbaridad. Están como un post que vi una muchacha diciendo que porque no se decía MUNDA en vez de Mundo. Eso sí es excluyente. Inclusivo es saber hablar inglés, español, francés, aleman, italiano, aprender bastantes idiomas, aprender el idioma de las señas, aprender brsile, no decir presidenta... xq a pesar que de usa, gramaticalmente se debe decir La Presidente, porque presidente esta compuesta por "el que preside" y "ente", por eso presidente y no presidenta, por eso intendente y no intendentes, por eso comandante y no comandanta... Por favor.

    • Asher dijo:

      Yo estaba pensando en eso y es verdad que supuestamente todos los sustantivos y adjetivos terminados en "e" deberian ser neutros (o sea no modifican su morfema en dependencia del genero del mismo). Como elefante, comandante, gestante, hablante, intendente, y en este caso presidente (habia escuchado tanto presidenta que lo habia dado por normal). Los sustantivos neutros son tanto femeninos como masculinos, por lo que no es machista decir que hay una presidente en Croacia o que Bachelet es la ex-presidente de Chile. Y ejemplos hay incluso hasta en cuentos infantiles (La Bella Durmiente). Pero pensando y pensando me surgio una duda. Si los sustantivos que terminan en "e" son neutros. Por que en España (la cuna de nuestro idioma) a los hijos de los Reyes, que alli no se les llama principes sino infantes, en el caso de una persona de sexo femenino se le denomina infanta? Y en todos los lugares, medios, etc, se dice la Infanta Tal o Mas Cual sin menor atisbo de correccion o cambio por Infante. La excepcion de la regla acaso?

      • Revenge dijo:

        Asher. Respondiendo su pregunta: Los infantes nunca han existido. De acuerdo a las anteriores reglas de sucesion real española, todos los varones nacidos de un matrimonio real eran principes -siendo el mayor el principe heredero- mientras que las hembras eran infantas. Es decir, que el hijo varon era el que tenia que heredar el trono aunque fuera mas joven que todas sus hermanas. Si los reyes solo tenian hijas hembras, a la mayor se le daba el titulo de princesa hasta que naciera un heredero del sexo masculino. A partir de ahora, el primer bebe -hembra o varon - sera el principe o la princesa que herede el trono.

  • Sigo la lógica dijo:

    comienzan los vientos del feminismo radical y la ideología de sexo que azotan al resto del mundo, vamos preparando la resistencia que lo que se nos viene es terrible

  • Pinareña dijo:

    Serio???

  • Aleph dijo:

    Nada de acuerdo con el artículo ,la batalla por la mujer no se gana cuestionando la Real Academia española.Ellos pueden cambiar el lenguaje y las personas por costumbre seguirán diciendo : Compañeros invitados aunque existan mujeres en la sala.Creo que la batalla en Cuba se gana en el caso de los periodistas publicando más las labores de la FMC o criticarlas si es necesario,hablar del trabajo de la casa de la familia por municipios , divulgar su labor,eso sería más útil a la mujer cubana.

  • Luis Carbia dijo:

    Me parece que nos excedemos cuando usamos expresiones tales como "Los ciudadanos y las ciudadanas ...." cuando el tema a que nos referimos abarca a todas las personas, porque la expresion "Los ciudadanos..." incluye tanto a hombres como mujeres, solo si se quiere referirse solo a las mujeres es que se justifica la expresion "las ciudadanas" . De igual forma cuando decimos "Las personas" nos estamos refiriendo a ambos sexos . De no ser asi tendriamos que decir "Las personas y los personos " para
    referirnos a todas las personas y eso no lo hace nadie hasta ahora (que yo sepa)

    • Homo dijo:

      Excelente... aunque también existen los libros y las libras...

  • Hater dijo:

    Que arroz con mango para intentar expresar una opinión.
    Me pregunto si la periodista cree inclusivo que sus compañeros varones también sean llamados periodistas y no periodistos, o dentistos o malabaristos, o telefonistos o futbolistos...
    El idioma es totalmente inclusivo.
    En castellano existen los participios activos como derivado de los tiempos verbales.

    ¿Cuál es el del verbo ser? Es "ente", que significa "el que tiene identidad", en definitiva "el que es".
    Por ello, cuando queremos nombrar a la persona que denota capacidad de ejercer la acción que expresa el verbo, se añade a este la terminación "ente".

    El lenguaje cambia con el tiempo pero no con imposiciones, son las personas las que discriminan y atentar contra el idioma, cada vez más castigado por la ignorancia, es atentar contra la belleza.

    La periodista utiliza un texto del siglo XVIII, de Lewis Carrol, tomado del Inglés que, comparado con el castellano es infinitamente menos inclusivo. De todas formas es un extracto, con esa frase se pueden escribir infinidad de artículos que no busquen imponerle una quinta pata al gato.

    • Antonio dijo:

      Muy de acuerdo

  • Robertico dijo:

    Es cierto que el lenguaje es algo vivo y que se transforma, pero esa transformación no puede ser forzada. Creo que la periodista se contradice. En primer lugar habla de que el español es un idioma históricamente machista pero señala que existen alternativas: personas por hombres, quienes llegaron por los que llegaron, y otros que pudo haber mencionado. Entonces no es machista el Idioma, sino las personas que lo usan. Creo que el idioma sería realmente represivo si no hubiese alternativas, pero las hay. Y sólo porque a la periodista y sus fuentes no les guste, el genérico del español no es FALSO, simplemente no les gusta su formulación por estar expresado mayormente de la misma manera que el masculino. El lenguaje inclusivo me parece una perreta de un grupo de personas que al no poder cambiar la realidad que causa el problema se enfoca en una de sus expresiones, que es el uso machista de los recursos del idioma. No se comenzó a discriminar a la mujer por decir presidente o gobernador, y no se dejará de discriminar por decir presidenta (cuyo uso es aceptado por la RAE) y gobernadora. Y no hablemos de otros aportes como la bendita letra e (que por algún motivo no les gusta en presidente) y las archiconocidas x y @. Un saludo.

  • alexander dijo:

    Como bien dice la periodista, el lenguaje es algo vivo, que se transforma. Pero eso no depende de deseos grupales o de imposiciones sobre la base de la desigualdad. soy un ferviente creyente en los derechos de las mujeres, los hombres y de ... mejor digo, de todas las personas ¿O debería mencionar a los personos, les persones...? Pero una cosa no puede ir en contra de otra. No soportaría un noticiero hablando de esa manera. Se perdería la parte importante que es la información.
    Hablando claro, recuerdo que una de las primeras personas a la que escuché hablando así fue al presidente Chavez. quien puede negar que sigue siendo querido y admirado por todos los revolucionarios al menos en esta parte del mundo. Pero realmente cada vez que empezaba a mencionar a todo el mundo con esas frases no podía menos que pensar que estaba siendo pesado su discurso. Otras veces me perdía en encontrar la lógica, más allá de lo políticamente correcto, del uso de semejantes palabras que no pertenecen todavía al español de nuestros pueblos.
    No en balde, gracias a nuestros aportes al español, hubo un extranjero que me dijo que él hablaba inglés, francés, español y cubano.
    Como en todos los temas que nos empeñamos por tomar como bandera social, se nos va la mano. Acusamos de todo lo malo al que no esté de acuerdo e incluso, llegamos a la ofensa. Así no se gana nada. Me preocupa que algún día ante un exámen en la escuela, a mis futuros nietos les den una baja nota por no sectorizar en una composición

  • Ninfa dijo:

    Soy mujer y amplia defensora de la igualdad de derechos, luchadora incansable contra el machismo, y bajo ningún concepto admito la discriminación de género, sin embargo nunca me he sentido ni ofendida ni invisibilizada cuando alguién para refererise a un amplio público solo utiliza los genericos, y me parece absurdo hacer una guerra por una A, cuando existen tantos derechos que son realmente violados a diario en el mundo entero, cuando el femenicidio cobra miles de vidas, la violencia doméstica está instaurada como costumbre hogareña, cuando mujeres y niñas son violadas en las calles, vendidas como mercancia o usadas como objetos, No, una A puede esperar, el extremismo nunca ha logrado nada bueno en ninguna de sus arremetidas.

    • Laura dijo:

      Si eres feminista, que te creo, no deberías rechazar o ridiculizar batallas por la igualdad aunque parezcan pequeñas. Ni poner en tela de juicio a una que como tu lucha por los derechos de las mujeres. Sororidad, le dicen...

      • Ninfa dijo:

        Laura, no me consediro feminista, no me siento representada por un grupo de mujeres que andan desnudas por las calles, exigiendo con su cuerpo lo que no logran con su cabeza.
        pero tienes razon , no debo minimizar las luchas ajenas

      • Alicia dijo:

        Laura, mis sinceras disculpas pero es que esta batalla se ridiculiza sola. A mi me resulta muy contradictorio entender dónde está la inclusión si de lo que va esta campaña es de distinguir, todo el tiempo, entre los géneros. Nuestro lenguaje es bien vasto y si queremos incluir a todo el mundo podemos hacerlo sin problemas, solo es cuestión de ponerle ganas y estudiar nuestro idioma, que ya bastante tenemos que ni lo hablemos bien. La autora ha puesto varios ejemplos de cómo lo podemos hacer.
        Por otro lado, nadie niega el trasfondo machista en se que se desarrolló nuestra lengua, pero eso no significa que los términos no hayan evolucionado y debo decir que no tienen la misma connotación ahora que en años atrás.
        Yo recuerdo la frase "una acción vale más que mil palabras", pero estamos encaminando nuestro esfuerzos en cambiar las palabras y no en cambiar las acciones.

      • Carlos dijo:

        Bravo por Ninfa. Laura, fíjese si coincido con Ninfa, que siendo como soy hombre, blanco y heterosexual (vaya, que prácticamente me puede identificar con Satanás) la solución que propongo es que se cambien los genéricos del Español al femenino, antes de tener que caer en especificar ambos géneros al hablar: no me voy a sentir invisibilizado por ello!
        Y sabe porqué? Porque la inferioridad la pone el que la siente. Y lo mismo va con la raza y la orientación sexual: si usted está orgulloso(a) de lo que es... no le harán mella esas sutilezas.
        Saludos de un ser que no se sentirá inferior aunque la especie pase a llamarse Mujer.

      • Salems dijo:

        Disculpa, pero yo tampoco me siento violentada. Es solo unas palabras, por dios. ¿Por qué debo sentirme ofendida por eso?

    • Edmundo Palma dijo:

      Completamente de acuerdo con Ninfa, y en cambio, completamente en desacuerdo con Laura.La mujeres sufren violencia a diario, pero esto del idioma es francamente rídiculo. Yo trabajo como especialista en mi empresa, y ni me siento violentado por el no empleo de la o. Me deberían decir especialisto. Por favor. Hay que ocuparse de temas de verdad relevantes como las violaciones y agresiones sexuales, o el hecho de que una chica no puede ocupar un cargo por su condición de mujer o los prejucios contra las mujeres por hacer algo, que mientras hombres pudieran ser premiados, ellas son castigadas.

    • emilio adrian dijo:

      Ay Niurkita Niurkita, con este comentario te has convertido en una persona, mujer por añadidura, EXCLUYENTE, no le haces ningún favor a tu sexo, es más, lo excluyes en lugar de ayudar. Si algo bueno tiene este país es la inclusión que ha logrado con respecto al sexo femenino; te encuentras mujeres como dirigentes (no dirigentas aunque te disguste) con altas responsabilidades y salario idéntico a un hombre a su mismo nivel, profesionales (no profesionalas) en ramas altamente especializadas de las ciencias, incluso en mayoría con respecto a los hombres, y demás.
      Yo soy de los que comparte (no ayuda) las tareas de la casa con mi esposa, pero así me enseñaron mis padres (que conste tengo 61 años) desde que tengo noción de existencia, pero tengo ejemplos sobrados de esa exclusión empezando por las mujeres (mi suegra como ejemplo) que no concibe que un hombre cocine, friegue, limpie, lave, etc, según ella tenemos que llevar el dinero a la casa y punto, en nuestro caso se encontró a su hija (mi esposa) que no le hizo caso en eso pero ¿cuantas mujeres como mi suegra hay que piensan así y sus hijas le hacen caso a eso? Niurkita son más que las que te puedes imaginar.
      Lo dije en un comentario al principio y lo reitero: Darle el valor real a la mujer, y compartir, no ayudar, son los 2 temas a resolver.
      Gracias por publicarme.
      Salud@s a tod@s (luce feo ¿verdad?) mejor Saludos a todos.

    • RG dijo:

      muy de acuerdo con usted, no es poner una A, eso lo veo tan pero tan ridículo y peor todo el que se centra en las A y en las O
      la verdadera batalla está en cumplir lo constituido, si alguien merece un puesto de trabajo por ser más capaz es por eso, no por ser mujer u hombre, y sí la mujer debe comenzar a educar a su esposo (el que no lo está) y entre los dos a los hijos,
      y SÍ, existe el machismo en la sociedad, no es propiedad de los hombres, la igualdad de derechos pero también de DEBERES, es de todos, una sociedad no avanza y no se hace próspera si todos no trabajan y aportan por igual,
      lamentablemente quedan quienes consideran que la mujer debe ser mantenida por el hombre, eso es lo primero que se debe eliminar, esa mentalidad de "mantenida", entonces el más capaz que ocupe su lugar social, en las fábricas, el campo, donde sea útil y necesario, entonces dejaremos de pensar en las nimiedades, la lucha por la igualdad de género no debe caer en los desgastes ni ridiculeces, debe centrarse en lo CONCRETO Y PRODUCTIVO para los dos géneros y en beneficio social, un hombre educado para ser machista se convierte en proveedor, se desgasta en eso y se pierde el disfrute de la crianza de los hijos, si una familia quiere salir adelante TODOS tienen que aportar, fundamentalmente con trabajo y participación social

    • La Feminista dijo:

      Ninja, infórmese un poco más, y sepa lo que es feminista. Segundo, en chile en los movimientos populares veo hombres sin camisa y con las barrigas escritas y las caras tapadas y no veo a nadie diciendo estoy en contra de esos movimientos porque ví una tetilla. Tercero, en cuba hay movimientos feministas, que defienden lo mismo que usted dice defender (la equidad entre mujeres y hombres) y usted no ha visto ni media teta en la calle. Son luchas y métodos de luchas, que en el fondo queremos lo mismo. Y como dijo Laura, sororidad hermana, sororidad....

  • Rubel Miguel dijo:

    La verdad que el lenguaje debe ser inclusivo, pero no al punto de volverlo algo ridículo. La repetida expresión "los y las", "ellas y ellos", mas que igualdad lo que provoca es división de géneros, además de no cumplir con su principal objetivo que es ser inclusivo, pues no contempla a los que escapan por su condición sexual de los géneros convencionales.

  • Mi modesta opinión dijo:

    Casualmente, solo hace unos minutos, estaba yo terminando un informe que tiene la siguiente frase: "los purlins y las vigas cuantificadas, corresponden a piezas y accesorios tipificados para estructuras del sistema constructivo....". Y juro que pensé que en el neo lenguaje inclusivo, políticamente correcto para algunos, debería haber escrito: "los purlins y las vigas cuantificadas y cuantificados, corresponden a piezas y accesorios tipificados y tipificadas para estructuras del sistema constructivo...." . Con honestidad, que absurdo yo veo eso.

    • Heriberto dijo:

      Aja y se le olvidó añadir "para estructuras y estructuros del sistema y sistemo constructiva y constructivo".

  • Niurka dijo:

    Y una vez más tenemos en los comentarios a este tipo de trabajos una ola de hombres testarudos y machistas que se niegan a abrirse a nuevas miradas y que simplifican hasta el absurdo batallas importantes por la equidad.
    No, queridos amiguitos, las mujeres cubanas no tienen todos los privilegios. Son discriminadas, acosadas y violentadas a veces de formas mas sutiles y otras veces tan escandalosas como el femicidio que Cuba ya reconoce en sus estadísticas.
    La periodista no es una radical, no esta haciendo una perrera, no esta exigiendo extremos, no esta contra los hombres. Esta poniendo el foco en un problema pendiente para Cuba como para el mundo, el lenguaje discrimina, oculta a las mujeres porque viene de han época en que las mujeres estaban ocultas en casa. La RAE es machista, el diccionario es machista. Y la periodista pone ejemplis concretos. ¿O también van a justificar las definiciones de mujer pública y hombre público que el diccionario de la real academia pndera y que la periodista cita?
    Porque ojo, señores, la periodista da argumentos concretos, cita a fuentes especializadas, propone una visión alternativa y insiste desde el primer párrafo que esto del lenguaje inclusivo es un asunto de paciencia. Porque probablemente predijo los comentarios que vendrían.
    Pero una vez más se demuestra que no hay peor ciego que el que no quiere ver. Ella no esta hablando del todos y todas, no esta imponiendo x o @, esta llamando a reflexionar sobre lo que se esconde tras esto. Pero ustedes, con sus comentarios, confirman sus tesis: lo de la lengua es un asunto de poder: si ustedes, los retrógrados (hombres y muherew) dicen que esta bien, tenemos que callarnos. Es que llegan a ofender a la periodista...
    Dixie, estoy completamente de acuerdo contigo, y agradezco infinitamente este articulo. Queda demostrado que hay batalla para rato. Pero no te canses, no estas solas, se que somos muchas (y muchos ;) ) loa que estamos contigo. Celebro tus palabras, las comparto y les pido a todos los que se han dedicado su visión cerrada, cabeza dura y unilateral de las cosas, que después de escribir sus comentarios se dediquen a pensar por un par de minutos si no se estan equivocando.

    • lolo dijo:

      Vista hace fé, por favor demuestre con datos o ejemplos reales eso que usted está diciendo, la mujer cubana gracias a la revolución y respaldada por ella ha demostrado tener coraje para defender sus derechos y principios, no creo que sea tan fácil a ese "machismo despiadado" al que usted ha hecho referencia doblegarla, porque sabe que será defendida primeramente por nuestra constitución y después por ella misma. Por favor.

    • Casos y cosas dijo:

      "Hombres testarudos", retrógrados, machistas, patriarcales... Así no comunicas Niurka, porque tu misma estas estereotipando al hombre.

    • Robertico dijo:

      Niurka, cuando las mujeres vivían encerradas en casa se hablaba así, antes de las mujeres estar encerradas en casa se hablaba así, ahora que las mujeres ya no viven en su gran mayoría encerradas en casa se sigue hablando así. Porque no es culpa del lenguaje, es culpa de las personas, nadie está negando que el idioma se haya erigido sobre bases machistas, pero no es la causa del asunto. El día que digamos "los trabajadores y las trabajadoras" o para abreviar "les trabajadores" usted va a seguir siendo tan o más discriminada de lo que es ahora. No soy machista, no soy retrógrado, y mucho menos estúpido, y justamente por eso sé que la discriminación no se resolverá cambiando una letra. El español se irá actualizando solito solito cuando las mentalidades de las personas que lo hablan vayan evolucionando y no al revés. Por cierto en el ejemplo que pone la periodista pide cambiar hombre por persona, cuando persona es femenino y genérico, un genérico que la periodista afirma que es FALSO, y que extrañamente no es masculino... Entonces ¿le molesta que se use un genérico masculino pero está bien con uno femenino? ¿Cambiará una forma discriminatoria por otra? (y estoy siguiendo su línea de pensamiento). Esta batalla inclusiva es estúpida. Si quiere ser verdaderamente inclusivo enséñele lenguaje de señas a los niños en la escuela para que se comuniquen con otros niños excluidos y apartados que ven su comunicación reducida a otros niños sordos o mudos y a sus padres. Enseñe a los niños braile. Enséñele a los niños a ser corteses, no caballerosos. Me imagino que usted nunca se ha ofendido cuando un hombre le ha dado el puesto en la guagua, porque si no lo ha hecho es usted hipócrita (otro genérico femenino, qué casualidad), y su lucha es una mentira. En fin, el lenguaje inclusivo sólo crea exclusión y distorsiones innecesarias en el idioma. Y sirve para que pasen el tiempo personas como usted que no tienen nada mejor en qué entretenerse. Un saludo.

    • ramon dijo:

      Díces que los retrógrados llegan a ofender a la periodista. Retrógrados es un adjetivo bastante ofensivo. Entonces criticas a los demás por una acción que practicas: ofender. No entiendo

    • BFG dijo:

      Niurka, en tu comentario y para darte la razón deberías haber escrito e vez de "no hay peor ciego que el que no quiere ver" "no hay peor ciego o ciega que el o la que no quiere ver". Por ese camino vamos, de un extremo o extrema para el otro o la otra.

    • una mujer dijo:

      No coincido con usted. Mi opinión, exagera. Y que conste, soy mujer...

    • Uno ahi... dijo:

      Y por que "una ola" y no "un olo"??
      Y por que "hombres testaudos y machistas" y no "hombres testaudos y machistos"??
      Y por que "nuevas miradas" y no "nuevos mirados"??
      Hace aproximadamente un año, una usuaria en Twitter le pregunto a la RAE lo siguiente y cito:
      "Hola @RAEinforma, tengo un dilema. Hoy hablando con mi peor es nada @JPG_Music me di cuenta que puedo decir que una correa es negrA, pero no que es marronA. ¿Por qué? ¿Estamos discriminando a las marronAs? Gracias por tu atención."
      A lo que la RAE le respondió y cito:
      "#RAEconsultas Hay adjetivos de dos terminaciones, como «rojo, -ja», «amarillo, -lla» o «listo, -ta», y otros de una sola terminación, válida para el masculino y para el femenino, como «marrón», «azul» o «imbécil»."
      No se... yo dejo esto aquí y no comento mas, creo que no hay nada mas que decir.

    • La Feminista dijo:

      Niurka, hermana yo te apoyo. Y parafraseando a Simone de Beauvoir, no hay algo peor que simpatizantes de los opresores en el bando de los oprimidos. Queda mucho por hacer, y es una batalla larga pero sé que personas como tú, la periodista y las mujeres y los hombres feministas (sí compañeros y compañeras que hablan como si el feminismo fuera solamente un movimiento de mujeres, si hay hombres feministas, blancos y heterosexuales también oyó compañero autodenominado?) de Cuba que están dispuestos a luchar desde las ideas y los pequeños pasos, para una equidad real en nuestra Cuba.

  • waldillo210 dijo:

    Aunque el artículo es acertado en algunos ejemplos como el de la identificación del término mujercita con la debilidad, me parece groseramente descabellado que ahora para hablar tengamos que empezar a inventar palabra y romper reglas de gramática con el único objetivo de intentar que el lenguaje resulte inclusivo. Me parece que la batalla que se debe luchar no es esta. La batalla está en el cambio de mentalidad y en la igualdad real entre mujeres y hombres, y no en la mera formalidad de feminizar todos los sustantivos y adverbios. Que ganan cuando dicen "todos y todas" o "compañeros y compañeras", acaso eso provoca que las personas sean menos machistas. Lo único que ganan es ridiculizarse frente a las personas que que conocen bien su idioma. Por favor seamos serios y respetemos nuestro hermoso idioma, o entonces también vamos a empezar a masculinizar aquellos términos que no son inclusivo según ustedes. Por ejemplo "personas y personos" ¿les gusta?

    • Una feminista orgullosa de serlo dijo:

      Pero te leíste el artículo completo??? Porque la periodista no dice que hay que decir todos y todas, al contrario pone ejemplos de lenguaje inclusivo que no afean el idioma. Si luchas por loa derechos de las mujeres, hazme caso, aquí también esta tu lucha. Parte a pensarlo...

      • Yama dijo:

        Entonces según tu percepción, tu seudónimo debería decir "Una feminista orgullosa de SERLA"

  • peter j melian dijo:

    Guerra : nominativo, singular, género femenino = pero es una actividad intrínsicamente machista.
    Mano : nominativo, singular, género femenino = comúnmente la vocal ´´ o ´´ al final de un sustantivo en castellano indica género masculinon … pero hay excerpciones como esta. Latín : manus : nominativo, singular, género femenino. Otra excepción. En italiano, francés y castellano se adoptado esta peculiaridad.
    El águila : nominativo, singular, género masculino aunque la última vocal que determina el sexo ´´ a ´´ debería genéricamente ser femenino. Ah, pero es género femenino si la plurarizamos : las águilas.
    En alemán hay tres géneros gramaticales : masculino, femenino y neutro. Der, die y das, respectivamente. Der Krieg es masculino en alemán. ( la guerra ).
    NO TODO ES GÉNERO ESTRICTAMENTE HABLANDO. LA FONOLOGÍA, LA SINTAXIS, LOS CASOS GRAMATICALES, ETC. ETC., HAN CONTRIBUIDO A ELLO A TRAVÉS DE SIGLOS INMEMORIALES. LOS GRANDES FILÓLOGOS HASTA EL PRESENTE NO LOGRAN DESCIFRAR ESTA INCONGRUENCIA.

  • cribot dijo:

    Aunque el objetivo es loable, no comparto la mayoría de las acciones en cuanto a cómo lograrlo no son las mejores. La transformación de un lenguaje no se impone, de hecho, es virtualmente imposible imponer un cambio en la estructura del lenguaje en un período corto de tiempo. Las lenguas son entes vivos, y como tal se comportan, el cambio de la etimología de las palabras mediante su uso ha dado lugar a casos de vocablos que hace un par de siglos (o menos) significaban una cosa y hoy en día quieren decir otra.
    Hagamos más por la inclusión de la mujer y ¨hablemos¨ menos sobre el tema, esa es la forma más rápido de que el lenguaje cambie.

  • plaff dijo:

    Antes de preocuparnos por este tema debemos aprender a hablar el idioma español, algo que se ha perdido en su totalidad en Cuba, muchas mujeres no sabemos redactar nada y mucho menos escribir con facilidad algún tema, otras saben redactar algo y al final con más de 10 faltas de ortofrafía, prefiero una y mil veces dejar todo como esta y volcar toda dedicación en la juventud y en los menos jóvenes a apreder a escribir, si no me creen basta conque salga una noticia que origine muchos comentarios y será de horrores leer en un solo comentario más de 15 errores ortográficos, es mejor que se le de trabajo a la FMC para que ayude a la mujer, la apoye y le de a la vez su razón por la que fue creada esta organización que desde hace un tiempo para acá está totalmente muda y su primera secretaria nada aporta para mejorar la vida de esas adolescentes que se drogan, que se casan casi siendo unas niñas y no reciben apoyo ni de la familia ni de tal institución gubernamental, comencemos por aqui por la FMC limpiemos su actitud estática, desterremos de ella tanta política y busquemos desde la base hasta la cima la mejor manera de darle el valor necesario que en verdad tiene la mujer, para eso la creó Vilma y tuvo por siempre el respaldo al 100% de Fidel. Gracias

  • José González dijo:

    Recomiendo ver en YouTube, desde el humor, un ejemplo de lo que resulta el tratamiento al lenguaje sexista, un video desde algo de la realidad española. Está a nombre de José Mota.
    Lo importante es darle a la mujer el espacio que merece por derecho, que ha ido logrando con la ayuda del propio proceso de avance y desarrollo de la mujer dentro de la Revolución Cubana, llegando a ser hoy la principal fuerza técnica, ocupando importantes cargos de dirección, etc.

  • rolandogh dijo:

    Supongo que por desconocimiento de la lengua, de acuerdo a mi percepción, en un intento fallido en mostrarse a tono con la moda, está corriente feminista expresada en el lenguaje ha llevado a muchas personas a elaborar innecesariamente discursos pedantes y repetitivos que conspiran contra la economía del lenguaje y la belleza del idioma español. La lenguas evolucionan hacia una expresión de menor esfuerzo y nosotros en Cuba seguimos potenciando el mal gusto: los cubanos y las cubanas, los niños y las niñas, los habaneros y las habaneras, etc.

  • moro8 dijo:

    La igualdad y el respeto no se logra con la modificacion de la lengua. Es cierto que el español como idioma es machista, pero es nuestro idioma y lo que determina si es sexista o no, es el repesto a todos por igual, y a eso es a lo que hay que dedicar los esfuerzos de cada dia, TODOS somos seres humanos, mujer, hombre, gay, trans, y etc. que se resuelve con decir, todos, todas, todes y tod@ y ect. si no luchamos primero y en serio contra la violencia, la homofobia, la discriminacion.. Despues que eliminimos eso, seguro no hara falta modificar el idioma...

  • Rosa María Reyes Bravo dijo:

    Estimada Dixie, excelente artículo, pero falta mucha sensibilidad para que se entiendan todos los argumentos que bien expones; también cultura y pensamiento crítico, pero no podemos desmayar y cansarnos, algún día lo entenderán y eso dependerá de lo que seamos capaces de hacer y luchar

  • J dijo:

    No estoy de acuerdo con este artículo, incluso, lo tomo como una barbaridad que esta llevando en ves de un movimiento justo por la igualdad a un movimiento racista en si.
    Me parece algo absurdo decir que las palabras llevan un transfondo sexista. Que se pelee por la igualdad de genero, lo veo como un bien y como algo necesario. El maltrato entre sexos lo veo sumamente mal pero creo que se esta malinterpretando el proposito. No creo que el racismo se combata con otro racismo.
    El lograr la igualdad de genero se logra con acciones, con hechos que muestren la igualdad de derechos en ambos generos. En nuestro pais, a mi entender, las mujeres tienen (y bien que se lo han ganado) los mismos derechos que los hombres y no ha sido necesario cambiar ninguna palabra en el diccionario para ello. No creo que el respeto hacia un presidente venga por la terminación de la palabra sino por las acciones de esa persona, ya sea hembra o macho.
    Se debe luchar por lo justo, pero si se enfoca esta lucha hacia cosas triviales como esta pienso que en vez de una lucha por la igualdad sería una lucha de genero.

  • Alicia dijo:

    Estoy de acuerdo con muchos de uds, soy mujer y nunca me he sentido discriminada por el genérico masculino, porque desde pequeña me enseñaron que era solo eso, un génerico, que incluía a ambos sexos. En mi cabeza estudiar al hombre significaba estudiar al ser humano y así para muchas personas. Obviamente el lenguaje es expresión del desarrollo de la cultura patriarcal como dice la autora, pero esta regla se aplica a todo, inclusive a la lucha feminista, que no escapa de esta realidad; ejemplo de ello, es precisamente que la lucha feminista, de estos días, no ve más allá de la comparación con el género masculino. Por otra parte considero que no necesitamos crear un lenguaje nuevo para ser inclusivos, sino sencillamente cambiar la forma en que nos expresamos, como también dice la autora. Además, si efectivamente las personas se comienzan a sentir identificados con este lenguaje, inevitablemente tendrá que cambiar nuestra lengua; sin embargo querer forzar este cambio, no solo parece innecesario, sino ridículo.

  • Angel dijo:

    Muy bonitas consideraciones, pero es verdad que se afea y afecta el lenguaje. Ejemplo: el músico como masculino....y el femenino la música. De quien hablamos de la música como mujer o de la música como concepto. Además si no se cambian las reglas establecidas, todas esas formas de hablar, en determinados casos como el ejemplo anterior crean más indefinición que inclusión

  • Das dijo:

    Está claro que a la hora de remitirnos a una persona o varias de ellas debemos tener en cuenta el género de los presentes. Lo que no acabo de entender porque le damos un enfoque de guerra, hacia la persona que consciente o inconscientemente la utilizó. No es mejor hacerlo desde un punto de vista educativo y no dar un matiz de enfriamiento a todo problema que tenga que ver con el género femenino y masculino...

Se han publicado 115 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Dixie Edith

Dixie Edith

Periodista cubana y profesora de la Facultad de Comunicación de la Universidad de La Habana.
En Twitter @Dixiedith

Vea también