Imprimir
Inicio » Especiales, Deportes  »

XI Juegos: El legado del Tocopán

| 20 |

Convertido en la mascota oficial de la lid, Tocopán saltó, lanzó, corrió, premió y hasta lloró junto al pueblo capitalino. Foto: Archivo.

Un pequeño tocoro sonriente y en ropa deportiva marcó por espacio de 15 días de agosto (del 2 al 17) los Juegos Panamericanos de La Habana 1991. Convertido en la mascota oficial de la lid, Tocopán saltó, lanzó, corrió, premió y hasta lloró junto al pueblo capitalino, que desde entonces no ha sido el mismo a la hora de hablar, conocer, disfrutar  y vivir el deporte. El legado abarcó mucho más que instalaciones y medallas.

La Habana tuvo sus anhelados Juegos después de una ardua lucha —con injusticia de por medio—, pues aspiró a organizar los de 1987, pero los altos directivos de la Organización Deportiva Panamericana (ODEPA) optaron por otorgárselos a Indianápolis, Estados Unidos.

La elección llegaría por unanimidad en 1986, en el congreso de la entidad continental, tras retirar su candidatura la ciudad argentina de Mar del Plata en un noble gesto hacia nuestra delegación que pocos recuerdan a la hora de contar la historia.

Hacia la zona este de La Habana —a poco más de cuatro kilómetros del centro si se atraviesa el Túnel de La Bahía— se levantaron el mayor número de instalaciones y la Villa Panamericana.

Desde el inicio, constructores, estudiantes y todo el que quiso sumarse dieron vida a obras que trascenderían no solo por su funcionalidad y belleza, sino también por su utilización posterior en función del deporte y la sociedad.

Dentro de ellas sobresalió el complejo habitacional de La Villa Panamericana, compuesto por 55 edificios. Una vez concluido el certamen, los apartamentos se repartieron entre quienes más horas dedicaron a poner ladrillos allí, así como para atletas y entrenadores destacados, algo inédito en la historia de citas múltiples, pues casi siempre esto queda reservado para inmobiliarias privadas.

En esa propia área quedaron con impecable hermosura el velódromo Reinaldo Paseiro —primero y único del país hasta la actualidad—, el Complejo de Piscinas Baraguá, las Canchas de Tenis 19 de Noviembre y el Estadio Panamericano, este último con aforo para 35 mil personas y sede al año siguiente de la Copa del Mundo de Atletismo.

Otras obras crecieron para la eternidad en nuestra ciudad. Y la singularidad mayor fue la arquitectura simple, pero funcional, sin romper en ningún caso con el entorno.

Las Salas Deportivas Ramón Fonst y Kid Chocolate se robaron las palmas en aceptación popular, el Complejo Deportivo Raúl Díaz Argüelles dio cabida a dos disciplinas sin casa hasta ese momento: la pelota vasca y el patinaje, la bolera de Plaza de la Revolución significó la primera de su tipo en el país en 1991; en tanto el estadio de Hockey sobre Césped Antonio Maceo y el Centro Ecuestre en el Parque Lenin completaron el compromiso contraído por los organizadores.

Las remodelaciones del Parque Deportivo José Martí, el Estadio Pedro Marrero, la Sala Polideportiva Ramiro Valdés Dausá, el Campo de Tiro Enrique Borbonet, el Coliseo de la Ciudad Deportiva y el Estadio Latinoamericano también ocuparon tiempo en las jornadas previas.

Nada ha perdurado más en La Habana en materia deportiva, social y política que el recuerdo de aquel agosto, cuando Cuba asaltó por única vez el primer lugar del medallero en Juegos Panamericanos con 140 coronas y 265 medallas en total, por delante del primer lugar histórico: Estados Unidos (130 y 352).

Con entrada libre para el pueblo, la fiesta llamó poderosamente la atención a los atletas visitantes por el amplio respeto y alegría que la afición les regaló, incluso cuando eran rivales directos de los deportistas de casa. Las avenidas embellecidas, la disciplina en cada escenario, los parques repletos de jóvenes y viejos para aplaudir cada actuación memorable enseñó una Habana en la que tampoco faltó el conocimiento de su historia.

El famoso Tocopán.

Ese legado del Tocapan puede extenderse al movimiento de pueblo antes, durante y después de los Juegos. La capital cubana nunca volvió a ser la misma. Nueve años antes habían acogido la cita Centroamericana y del Caribe, pero las hazañas de los campeones panamericanos fueron superiores por la calidad y las figuras de nivel mundial que asistieron.

Todavía hay millones que recuerdan el oro del pechista Mario González en la piscina, los remates triunfantes de Mireya Luis y Joel Despaigne en la Fonst, los títulos de Ana Fidelia y Javier Sotomayor en el imponente Estadio Panamericano, el récord mundial del tirador Alfredo Torres en la modalidad de skeet y la casi faena perfecta de los boxeadores (11 de 12), por solo citar algunas doradas.

Cetros inéditos de los equipos varoniles de balonmano y polo acuático, superar por única vez a Estados Unidos en el atletismo con 18 coronas, las mejores rúbricas en estas citas de la esgrima (7) y la selección femenina de judo (8), el primer lugar del clavadista Rioger Ramírez en la plataforma —sin antecedentes en esta disciplina—, así como los 29 levantones de oro de nuestros pesistas en 30 pruebas, son algunos hitos para recordar siempre.

El Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz participa de los Juegos Panamericanos de 1991. Foto: Archivo.

Por supuesto, el líder de la Revolución Cubana, Fidel Castro Ruz, fue el aficionado número uno y recorrió esos días La Habana con la soltura y felicidad del atleta mayor.

Muchas de las medallas de nuestra delegación fueron disfrutadas y entregadas por él, preocupado desde el detalle organizativo más insignificante del evento hasta la hospitalidad y atenciones que debía recibir incluso el más anónimo de los deportistas, entrenadores y federativos visitantes.

La capital se creció en medio del calor y los problemas económicos. Para los que gustan de definiciones, nada mejor que la ofrecida por un capitalino a la salida del velódromo tras el triunfo de nuestra cuarteta de persecución. “Hoy La Habana es Cuba. Y los Juegos Panamericanos han sido nuestra mayoría de edad”. Ese fue el legado del Tocopán.

Participación cubana

Atletas: 633 (427 hombres y 206 mujeres)

Lugar: 1ro

Medallas:

Medallero final

País O   P B T
1 CUB 140 62 63 265
2 EE.UU. 130 125 97 352
3 CAN 22 46 59 127
4 BRA 21 21 37 79
5 MEX 14 23 38 75
6 ARG 11 15 29 55
7 COL 5 15 21 41
8 VEN 4 14 20 38
9 PUR 3 13 11 27
10 CHI 2 1 7 10
11 JAM 2 1 5 8
12 SUR 1 2 1 4
13 TRI 1 1 0 2
14 CRC 1 0 1 2
15 DOM 0 5 4 9
16 GUA 0 1 5 6
17 NIC 0 1 2 3
18 ECU 0 1 1 2
18 BAH 0 1 1 2
20 URU 0 1 0 1
20 PAN 0 1 0 1
20 BOL 0 1 0 1
23 PER 0 0 3 3
24 ISV 0 0 2 2
24 GUY 0 0 2 2
26 HAI 0 0 1 1
Total 357 351 410 1118

                                                  

 

Se han publicado 20 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Lissette Ftes dijo:

    Lo recuerdo perfectamente, mi bebé de 29 años tenía un añito e identificaba a la mascota como Popan.Esa fue nuestra última muestra de derroche antes del PE.
    Es una pena que todos esos centro deportivos que menciona estén casi ruinas. A diario paso por el costado de la Font y el deterioro que tiene da ganas de llorar, KiD Chocolate ídem. El velódromo también estaba en mal estado. El parque Martí, donde comencé como gimnasta y del que guardo gratos recuerdos, es otro derruido complejo deportivo.
    Habrá que esperar una sede panamericana para que los reparen?

    • luis dijo:

      Todavía recuerdo lo que le pasó a los zapotes.

    • jose07 dijo:

      Por un reportaje de trabajadores leí que la Kid la iban a demoler para hacer creo que un hotel.

  • Juan Carlos Subiaut Suárez dijo:

    Gracias Joel, por la crónica.
    Para mí, la escena más imborrable, Mayito nadando hacia su triunfo en la piscina y el Comandante, casi braceando a la par, desde su asiento, y con El, toda Cuba.

    • Jorge dijo:

      Coincido en que este fue uno de los momentos que siempre se recuerdan de esos Panamericanos. Y por eso pregunto: ¿Y Mayito? Soy un ciudadano simple, no trabajo en el INDER, pero no he vuelto a escuchar más de este atleta.

      • Jorge dijo:

        Y para no pasar la oportunidad de momentos inolvidables: la ceremonia de inauguración se realizó con una enorme nube negra sobre el estadio, la TV trasmitía cada rato las caras de Fidel, Ted Turner (entonces Presidente de la CNN) y su esposa entonces Jane Fonda, quien miraban hacia arriba preguntándose cuándo rompería a llover aquel diluvio.

        Después, Ted Turner declaró que ese día él entendió que Fidel tenía un pacto con el cielo, porque la nube se detuvo y esperó exactamente que concluyera la ceremonia. Cuando todo acabó, comenzó a llover.

  • Andrew dijo:

    FUI TOCOPÁN!!! que grato recuerdo…Estudié en la escuela Elio Llerena de alamar y de allí y de la guerrillero heroico de cojimar escogieron a los niños que tuvimos ese gran orgullo de vestirnos de la mascota de ese gran evento y así participar en el mismo.

  • MANDD dijo:

    recuerdo desde mi inocente infancia (3 años) lo que ocurria en la habana por esos dias, paso el tiempo y me percate de la obra colosal realizada por nuestros deportistas como premio al esfuerzo de nuestros obreros y pueblo en general, asi como al invicto FIDEL.

  • Charly dijo:

    En mi barrio le decían POCOPAN

    • Fredy dijo:

      Jajajajaja, y yo tenía un compañero de estudios (estábamos en el preuniversitario) al que le pusimos Tocopán porque nos recordaba al muñeco Tocororo.

  • m&m dijo:

    creo que aun guardo por ahi uno de los sellitos aquellos que tocaban la tonada de «amo esta isla ♪♫»

  • aurora dijo:

    Que pena tanto gasto del pais en esas instalaciones y ahora pasas por ese lugar y estan en pesimo deterioro , sin dejar de mencionar la escuela que esta detras del estadio da pena como la han dejado destruir

  • jorgito dijo:

    Bellos momentos. Recuerdos de victorias memorables. Partidos electrizantes en el basket femenino con jugadoras de lujos como Hortensia Marcari de Brasil, y Teressa Edwards de Estados Unidos y un quinteto cubano espectacular con Leonor Borrell, Dalia Henry, Ana Gloria Hernández, Regla Hernández,entre otras. Nuestras morenas del voley. En la pista Ana Fidelia y el Soto: Los boxeadores arrasando, en fin que JUEGOS. Ojala algún día volvamos a ser sede de unos juegos multiples.

  • Jose Antonio dijo:

    Soy un fiel seguidor de cuanta actividad deportiva se desarrolle, cuando los Panamericanos de la Habana tenía 22 años y por encontrarme de reposo les garantizo que vi en su totalidad las trasmisiones televisivas de los mismos, sin lugar a dudas ganarles esos juegos a los EE.UU fue una hazaña más grande que hemos logrado, solo comparable con el quinto lugar que obtuvimos en las olimpiadas de Barcelona un año después. Cada vez que hablo de deporte con mis amistades pongo de ejemplo estos dos resultados, como muestra de lo que este pequeño país ha logrado en el deporte. Ah a los más jóvenes les digo algo en aquel entonces Cuba formaba sus deportistas aquí en casa, eso si, no existía la fuga de talento que hemos experimentado en estos tiempos.

  • Joel dijo:

    Muy bueno el recuento de aquellos inolvidables Juegos. Solo le faltó a Joel mencionar que Santiago de Cuba fue subsede y también hubo disciplinas deportivas allá, instalaciones remozadas, ceremonia de apertura y todo. Un gran logro de nuestro pueblo adentrándonos en el tristemente célebre Período Especial.

  • Yoel Blanco dijo:

    Obra Colosal de nuestra Revolucion premio al esfuerzo de un pueblo, deportistas y a nuestro invicto Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz. Muestra de lo que somos capaces de defender en nuestra propia casa, que no es mas que defender esta inmensa obra de Amor llena de suenos y que tenemos que seguir porque Somos Cuba y vamos por mas.Los mejoresd juegos de la Historia asi calificados por la ODEPA y no solo por la organizacion exquisita, sino por la trascendencia marcando hito en como se construyeron las instalaciones por el pueblo, como luego la villa Panamericana paso a ser viviendas para el pueblo, como no se cobro la entrada para ningun aficionado espectador, todo un regalo a un pueblo amante de esta fiesta deportiva.Norenunciemos nunca al Deporte y por que no a volver a celebrar en elfutura otra fiesta como esta en nuestro pais.

  • reynierb dijo:

    Recuerdo perfectamente todo desde los primeros movimeintos de tierra, las explosiones con dinamita, en mi casa retumbaba el piso cada vez que explotaban. Vivo en Cojímar, a solo tres cuadras de lo que es la Villa Panamericana, antes era una zona de campo abierta, donde iba mi abuelo a pastorear a sus animales, y yo con él. Nací en 1980 y creo que esos juegos fueron los que me dieron el gran impulso para ser el amante de los deportes que soy desde tan pequeño, desde ese momento no hay evento deportivo que no me pierda. Asistí varias veces al complejo de piscinas Baraguá, al Estadio Panamericano, al velódromo Reynaldo Paseiro, mi instalación y competencias preferidas. Despuñes de los juegos, tal como se dice, no solo el Estadio Panamericano fue sede de eventos de primer nivel. El velódromo a cogió varias etapas de las Copas del Mundo, venían figuras como Olga Sliusareva, Martin Nostein, Florian Rosseau, Oksana Grishina, etc, que unidas a las nuestras, Julio César Herrera, Gil Vordovés, etc, se daba un gran espectáculo, incluso en horas de la noche. Iba incluso hasta para ver los campeonatos nacionales, había un gran ambiente.
    El complejo de piscinas Baraguá también fue sede de eventos mundiales, recuerdo el mundial juvenil de polo acuático, sede compartida con el CEAR Giraldo Córdoca Cardín.
    También iba mucho a las canchas de tenis, más que a nada a pararme por fuera a esperar que se escapara alguna pelota para después jugar al cuatro esquinas, cosas de muchacho.
    Son momentos que guardo con mucho cariño, de esos que ya no volverán.

  • Yisus dijo:

    Cuántos recuerdos y que momentos aquellos, yo trabajé mucho en esos Panamericanos y aunque soy amante de todos los deportes realmente pude ver muy poco por la cantidad de trabajo y la hora que me cogía en esto, solo veía los resúmenes y periódicos. una anécdota, andaba yo en el carro repartiendo mercancía en la villa Panamericana y había una atleta que no sé porque iba pal complejo de canchas de Tenis y se le fue el transporte, estaba desesperada por qué además ella pensaba que le quedaba más lejos y se le perdió hasta el entrenador, está atleta era de USA e iba para la discusión del oro, creo se llamaba Pam Shirvers o algo así, yo la lleve y en mi rudimentario y casi nulo inglés.pude entenderla, llegó faltando unos minutos pa la discusión del Oro y los entrenadores estaban en la puerta locos esperándola, resúmen Ganó!!! Eran como las 3 de la tarde creó, al otro día estaba yo en el comedor de la Villa y me la encontré, me dijo que esperará, fue corriendo a su apartamento y trajo su medalla y me la colgó en los hombros nos tiramos fotos (Nunca las vi) y me dijo mediante traductor que la mitad de ese oro era mío, los entrenadores y parte del equipo me cargaron en hombros y me tiraron al aire varias veces, como muestra de agradecimiento, eran jóvenes norteamericanos bien amables y felices de estar en Cuba, admiradores de Fidel, yo tenía unas postales con la imagen del comandante en mono deportivo y ma las arrebataron, ese día comprendí que ambos pueblos pueden vivir en Paz y armonía.

  • Ivox dijo:

    Lo recuerdo, tuve uno con música !!!

  • Luis E dijo:

    Sin duda esos años fueron la cuspide del deporte en Cuba.1991 y 1992.

Se han publicado 20 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Joel García

Joel García

Periodista Cubano. Editor-jefe de la Redacción Deportiva del periódico Trabajadores desde 2007.

Vea también