Imprimir
Inicio » Especiales, Política  »

Del “ataque sónico” a las microondas en Cuba, la saga de inconsistencias del Departamento de Estado

| 17 |

Washington ha pasado de una teoría a otro sin que exista una sola evidencia. Foto: Dominio Cuba

Cuando parecía que había llegado al límite, esta semana se volvió aún menos creíble la historia de un grupo de diplomáticos estadounidenses que supuestamente enfermaron en Cuba.

Estados Unidos considera ahora a las ondas de microondas como las “principales sospechosas” de los síntomas reportados por miembros de su personal de la Embajada de La Habana.

En menos de dos años se ha pasado de “ataques acústicos” a virus y de conmociones cerebrales a ondas de microondas, sin que se presente una sola evidencia concreta.

El New York Times publicó el sábado 1 de septiembre un artículo titulado “Armas de microondas son las principales sospechosas de la enfermedad de los funcionarios de la Embajada de Estados Unidos”.

Douglas Smith, director del Centro de Lesiones Cerebrales y Reparación de la Universidad de Pensilvania, aseguró al diario que los supuestos afectados sufrieron lesiones cerebrales y las microondas están en la mira de los investigadores.

Las reflexiones de Smith reciben una gran atención, pues es uno de los autores que ayudó a escribir el artículo sobre el brote de la misteriosa enfermedad en Cuba en la Revista de la Asociación de Medicina Estadounidense (JAMA, por sus siglas en inglés).

Sin embargo, el reporte de JAMA de febrero pasado  no hace mención alguna a las microondas, un tipo de onda muy presente en la vida moderna.

Los teléfonos móviles y lo hornos para calentar la comida se cuentan entre los múltiples equipos que utilizan las microondas.

“Ninguna teoría sin fundamentos resistirá por mucho tiempo el escrutinio público y científico, y esta se desmoronará por sí misma, como ha pasado hasta ahora”, dijo al diario Granma el director General de Estados Unidos de la cancillería cubana,  Carlos Fernández de Cossío, respecto al último intento de Washington por justificar sus acciones.

“Lo que sí se ha demostrado es lo que científicos de Cuba, Estados Unidos y otros países sostienen y que el Gobierno de la Isla está diciendo desde el principio, es que es falsa la existencia de ataques y eso lo sabe perfectamente el Gobierno norteamericano, porque ha tenido múltiples maneras de comprobarlo”, añadió.

Fernández de Cossío dijo que “el uso del término ataque entraña una manipulación política deliberada que cumple con una agenda predeterminada y perjudica a ambos países”.

Por su parte, Mitchel Valdés-Sosa, director General del Centro de Neurociencia de Cuba y miembro del Comité de Expertos cubanos que se estableció  para estudiar las alegaciones estadounidenses, señaló que resulta llamativo que esta historia llegue justo cuando crecen los cuestionamientos, en Estados Unidos y a nivel internacional, sobre el artículo de la revista JAMA que en primer lugar estableció el supuesto daño cerebral.

“Ya no pueden sostener que la causa es el sonido y están tratando de argumentar que se trata de microondas”, dijo al sitio Cubadebate.

Incluso esta hipótesis de las microondas, de acuerdo con el científico cubano, se basa en que todos los diplomáticos están enfermos o que sufren los efectos de un agente externo único. “Eso es cuestionable”.

Valdés-Sosa sostiene que que si uno mira cuidadosamente la evidencia médica presentada hasta el momento, aunque es muy escasa, resulta claro que no existen pruebas conclusivas y la variedad de síntomas presentados puede responder a múltiples causas ajenas a  Cuba, como puede ser la hipertensión o traumas anteriores.

Respecto a la posibilidad de que las microondas puedan causar el tipo de efectos que sostiene el New York Times, Valdés-Sosa tampoco se muestra convencido.

“Hay una literatura muy especulativa, muy tipo expedientes X o de teorías de la conspiración, que establece que las microondas se han utilizado para hacer daño a la salud”, dijo. “Ni siquiera las agencias de los Estados Unidos lo aceptan como algo válido”.

“Pensamos que es un barraje propagandístico y no hay evidencias sólidas que lo apoyen”, concluyó respecto al escrito del New York Times.

El sociólogo médico del Botany Downs Secondary College de Nueva Zelanda, Robert Bartholomew, coincide con su colega cubano.

En un reciente artículo, Bartholomew critica que el texto de JAMA haya incluido frases como “debemos continuar reteniendo información sensitiva” y “a pesar de la naturaleza preliminar de los datos”.

Siempre que los científicos piden guardarse información y que confíen en ellos,se dispara una señal de alerta roja, señaló.

El estudio de JAMA, agregó, está lleno de fallas y aseveraciones sin sustento en los datos. “El hecho de que comenzaran el artículo apuntando que su objetivo era describir las manifestaciones neurológicas que sucedieron a la exposición a una fuente de energía desconocida, nos dice todo lo que necesitamos saber”.

Esta declaración demuestra una falta de rigor científico desde el comienzo, dijo.

Respecto a la nueva teoría de las microondas, Bartholomew también la descarta.

“La problemática de esta hipótesis es que requeriría un transmisor masivo y el blanco tendría que estar muy próximo a la antena. Esto no es factible, sencillamente”, dijo.

El mal manejo de este caso por parte del Departamento de Estado es una receta para que lo que el científico llama “El susto de los ataques acústicos” (o “el pánico a las microondas”).

“Los Estados Unidos tienen más de 300 embajadas físicas, consulados y misiones diplomáticas alrededor del mundo, con miles de empleados, desde Afganistán a Zimbabwe. Todos ellos están ahora en la búsqueda de vagas señales de enfermedad relacionadas con el sonido”.

Este es un escenario clásico de histeria colectiva, señaló. “El terreno ha sido preparado para futuros ataques por la vía de la sugestión masiva. Como resultado, esta saga parece destinada a continuar sin un fin a la vista”.

En video, comentario sobre la saga de falsedades e inconsistencias del Departamento de Estado

Aquí les contamos los entretelones de esta historia

El periodista Sergio Alejandro Gómez Gallo asegura que esta saga de los supuestos incidentes de salud de los diplomáticos no trata de un asunto científico; es la historia de una manipulación. Síganos en Dominio Cuba

Publicado por Dominio Cuba en Miércoles, 5 de septiembre de 2018

(En colaboración con Dominio Cuba)

Se han publicado 17 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • ROXY LA 10SA dijo:

    NO SE QUE CONSIGUEN CON ESO, SOLO DESEAN QUE EL PUEBLO DE CUBA SUFRA CON LA SEPARACION DE LAS FAMILIAS, TANTO AQUI COMO EN ESTADOS UNIDOS, ESTO TRAE CONSIGO QUE LA ENTRADA DE NORTEAMERICANOS DISMINUYA CONSIDERABLEMENTE. HASTA CUANDO VA A SER LAS MENTIRAS SOLO SE ENGAÑAN ELLOS MISMOS.

    • Miguel Angel dijo:

      Roxy La 10SA , esta claro que esto es como en el boxeo, solo maracan y marcan para no dejar de dar golpes, el analisis mas completo es que nuestra ideologia y camino a seguir no tiene consenso con la ideologia del imperio, ya usted lo ve, Agentina va de mal en peor pero mister presidente de EE UU dice que Macri es lo mejor que ha parido esa nacion, de los demas mejor ni hablar. ahora lo que nos convoca esta actitud es a ser cuidadosos y firmes en los pasos que demos en lo adelante, sin miedos, con realismo y convencidos de que Latinoamerica nos mira como una guia de lo que se puede frente a la mayor potencia de la humanidad.

  • BASTAYA! dijo:

    Estamos hartos de tantas mentiras, ya ese cuento nadie se lo cree en ninguna parte del planeta, primero aquí y luego en China. Que gente tan canalla. Le meten tantos cuentos de Cuba en los medios de difusión norteamericanos que le llenan de ruido el cerebro, esos son los “ataques sónicos”, estúpidos…

  • Isael Popa dijo:

    Mentirosos consumados, eso ha sido la política de Trump y sus secuaces ahora y lo seguirá siendo. Eso la heredaron de sus antecesores, que siempre emplearon la mentira, para inmiscuirse en en los asuntos de otros países. Han usado la mentira para agredir alevosamente a los países, sin un barniz de sonrojo. Manipulan al mundo y en ello son acompañados por sus medios de comunicación al servicio de la mentira mediante los fack news.
    Mienten y envenenan al mundo de mentiras como el 11/9 y tantos y tantos otros.
    ? Por qué los medios que aun les queda un poco de decencia no investigan a profundidad esta mentira para poner en claro que este páis no agrede a nadie?.Digo algo así como los que investigaron el Watergate y descalabraron a Nixon.

  • Rodney dijo:

    Ya lo unico que falta es que digan que les hecharon brujería. CIAcara!!!

  • Isael Popa F dijo:

    Sería bueno que BOB WOODWARD investigara el mentiroso montaje de los ataques ” Ahora con microondas” Ver este párrafo.
    “Quienes ven similitudes entre el Gobierno de Trump y el de Richard Nixon (1969-1974) pueden añadir ahora un nuevo elemento: Bob Woodward, uno de los periodistas que reportó el escándalo Watergate, el cual condujo a la renuncia del fallecido exmandatario, es precisamente el autor del alarmante volumen sobre el actual jefe de Estado”. Tomado de artículo en Prensa Latina

  • Jose R Oro dijo:

    No se puede dejar de denunciar estos hechos, son una agresion mas contra Cuba! Muy de acuerdo con el articulo y con los foristas

  • Kity dijo:

    No acabo de entender como es posible que con los adelantos en la ciencia y la técnica que existen y no solo a nivel nacional sino internacional aun no le han demostrado la falsedad de sus acusaciones, y por otro lado le recomiendo al dirección del estado que lleven a estos diplomáticos a una de nuestras termoeléctrica o grupos electrógenos de fiull oill para que que vean los desibeles que se generan y hasta ahora ningún operario a presentado estos síntomas que dejen de buscar una escusa para retirar la embajada de nuestro país y afectar nuestra economía

  • yo_mismo dijo:

    Lo próximo será que el sonido de la aceleración de los almendrones de La Habana están causando estos daños…. hasta cuando es el cuento este caballero, no cojan más lucha con la bobería esta de los anormales estos que mientras más se les hace caso más cosas inventan.

  • yariel dijo:

    es hora de decir la verdad y es que si tenemos ¨armas sónicas¨ capaces de crear esos síntomas y que de no haber evacuado a sus funcionarios habría sido peor para ellos, además de que no son armas secretas es que simplemente están enmascaradas a plena luz son los bafles que llevan ciertos individuos con reggaetón a todo volumen, y que por supuesto los norteamericanos no están acostumbrados a soportar, hahaha esto da risa y llanto a la vez, que un país tan desarrollado sea capaz de ser engañado tan fácilmente por su gobierno y los medios. Después de los rayos de microondas vendrán los rayos electromagnéticos y después las armas cuánticas y después la ….. díganle a sus funcionarios que dejen de meterse en centro habana y el cero y verán como desaparecen los síntomas.

  • Ricardo dijo:

    A ellos lo que les está haciendo daño es la bulla de los chiquillos con sus bocinas a todo meter por la calle, ¡ja, ja, ja!

  • Alessa dijo:

    Qué manera, pero qué manera de comer de lo que pica el pollo!!! el gobierno de EEUU no tiene argumentos y se estan enredando en sus propias mentiras.

  • Leticia Ángel Bayona dijo:

    Muy a pesar de Cuba las embajadas serán clausuradas

  • Alejandro dijo:

    Nota al editor: Cierto todo lo que se dice aquí! Un único detalle para que el texto quede con todo el rigor científíco que el tema amerita, decir “ondas de microondas” no es adecuado, el término “microondas” es suficiente.

  • RAFAEL MATANZAS dijo:

    yo despues de profundo estudio en los laboratorios de los Expedientes X los sintomas presentados es por los vendedores de pan y aguacate que pasan cerca del lugar con su pregon pan caliente suave y duro aguacate maduro ARMA ESTRATEGICA Y ULTRA SECRETA

  • Elio dijo:

    una vez mas los EE.UU logran buscar un pretexto para empeorar las relaciones CUBA-EEUU, pero recuerden este viejo refran, no hay mal que dure 100 años ni cuerpo que lo resista.

  • Circe dijo:

    Dios, que payasada.

Se han publicado 17 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Sergio Alejandro Gómez

Sergio Alejandro Gómez

Periodista de Cubadebate y analista de temas internacionales.

Vea también