Imprimir
Inicio » Especiales, Medio Ambiente  »

La Meteorología del pescador

| 31 |

Robiel Jomarrón Landrove, pescador y educador gibareño. Foto: Danier Ernesto González.

Hace varios años Robiel compartía conmigo un espacio de radio dedicado a la gente de mar. Le gustaba abordar el acontecer del tiempo en el territorio y siempre proponía un tema vinculado con la pesca.

Lo busqué por estos días para hablar de meteorología empírica, y tuve suerte. Frente a la bahía de Gibara conversamos acerca de las nubes, las tormentas y el viento en la jerga de los pescadores de la villa, y cómo en la práctica se establecen relaciones entre lo observado y los fenómenos atmosféricos posteriores.

Después de leer la entrevista, estimado lector, te invitamos a sumarte a la columna dejándonos ejemplos de tu localidad costera, un modo interactivo de recordar que se acerca el 23 de marzo, Día Meteorológico Mundial.

– Robiel, ¿qué términos emplean los pescadores gibareños para referirse al estado del tiempo?

Cuando el tiempo está malo porque hay mucho viento del nordeste a causa de las altas presiones, y de momento se produce una relativa calma de unos 40-50 minutos aproximadamente, decimos que hay un “parchazo”, que da chance para hacer algún tipo de maniobra.

Le llamamos “turbonadas” a las tempestades de verano que avanzan desde la tierra hacia el mar, y al viento, “brisa”. La que viene de tierra es el “terral”, apreciable desde las 4:00 a.m. Si ya alcanza los 30 km/h de región nordeste, para nosotros es un “brisote”.

El viento del sur-sudeste es “escoba de bahía”, y no es bueno, pues los peces se pierden. Con respecto al mar, si vemos que está calmado, no hay olas, se dice que “sanea o está manteca”.

– ¿Mar de leva o mar de fondo?

Es lo mismo. Sin embargo, utilizamos el término “resaca”. El mar está llano en zonas profundas y viene esa ola, se encrespa y revienta en la costa. Es como “un residuo de una buena borrachera del océano que viene a morir a la orilla”.

– ¿Es cierto que al pasar un huracán por los mares al norte de Cuba acá se incrementa la pesca?

Generalmente se incrementa, es algo positivo para el pescador. Los peces huyen, tratan de buscar refugio y se desplazan hacia nuestra zona. Lo mismo ocurre cuando hay eventos meteorológicos de fuerza en el golfo de México; a los dos o tres días vemos una mayor presencia de la aguja, el dorado o el castero.

– Al área de pesquería del Canal Viejo de Bahamas ustedes también le llaman “golfo”…

Y no tiene nada que ver con el de México, pues estamos hablando del océano Atlántico. Sin embargo, aquí le decimos así: “el golfo”.

– ¿Con qué frecuencia ves el parte del tiempo?

Todos los días. Por tradición veo el parte nacional, y los pronósticos para la provincia, que son cercanos. Persigo más el que brinda la televisión local de jueves a sábado.

– ¿Cómo se interpretan las señales de la naturaleza?

Si todo el paisaje montañoso es claro, –como decimos, “se ven hasta las vacas comiendo en las lomas”– es señal de buen tiempo.

Si ocurre una tempestad de tierra, al otro día debemos tener calma. Si las nubes grises van acompañadas de nubes blancas y debajo hay auras y rabihorcados, es que traen fresco y viento.

“El tiempo viene por las malas” cuando el aspecto de las montañas es cenizoso. Los “rabo’e gallo” son nubes del atardecer –no en forma de motas, sino planas– que indican que viene brisa. La nubosidad baja de color gris o blanco es también señal de brisa, según de donde venga y a la velocidad que cruza, al igual que un cielo nocturno estrellado.

A las tempestades de tierra los pescadores de Gibara también le llaman “turbonadas”. Foto: Danier Ernesto González.

– ¿Te ha sorprendido alguna tormenta en altamar?

Sí, sobre todo en la época de verano. Uno sale a pescar por deseos, para garantizar la comida y obtener alguna solvencia económica. Todo eso tiene sus riesgos. Aunque haya sido pronosticada la tormenta sorprende, no da tiempo.

Primero se siente la brisa. Puede o no llover, pero sí se levantan olas de uno y dos metros de altura, seguidas, que impactan constantemente. El ambiente es oscuro y hay instantes en que perdemos el rumbo. Lo más difícil es cuando hay descargas eléctricas porque les temo al extremo. Además, el bote es el elemento que sobresale y es muy vulnerable a los rayos.

– ¿De qué forma se protegen?

Realmente, la protección es mínima. Nos encorvamos, nos tapamos los oídos para no sentir el trueno, o nos metemos debajo del castillo de la proa. En el mar no hay adónde escapar. Si llueve mucho debemos achicar la embarcación para que no se hunda.

– ¿Cómo se orientan?

De manera general, los pescadores de esta zona que salen en embarcaciones pequeñas no utilizan el compás, más bien se guían por los puntos costeros de referencia y la dirección del oleaje.

Cuando el barco se rompe, para hacer el rescate no se nos preguntan las coordenadas, ya que no usamos GPS, sino a qué distancia aproximada (en millas) estamos de la costa y hacia dónde va la corriente marina.

– He escuchado que deducen si la marea está llena o seca según la posición de la Luna. ¿Cómo lo hacen?

En días claros, cuando vemos que la Luna “comienza a subir” por el este y ya está a un cuarto de la posición del horizonte, la marea empieza a bajar. Si se ve en el centro del firmamento, la marea está bien baja. Siempre ocurre así. Y entonces, mientras la Luna “desciende”, la marea sube.

Sol y mar tranquila: buen tiempo para la pesca. Foto: Danier Ernesto González.

Se han publicado 31 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Nancy dijo:

    Muy interesante este comentario y aprovechar la ocasión para felicitar a todos los meteorólogos en su día

  • Adrián dijo:

    Hay otro término…”calma chicha”, que he oído usar en Camagüey, y no sé si en otro lugar lo usarán también..es cuando no hay viento en absoluto…y hacen su presencia los jejenes, mosquitos, et al…
    Buen trabajo.

  • Sakura91 dijo:

    me daría miedo estar en alta mar con una tormenta, en especial por los rayos, pienso en ellos y me los imagino arrodillados con sus manos sobre orejas, y es como si estuviera alli. estas historias, son las de Cubanos, esta si es Cuba y su gente, no las demás inventadas…

  • yadire@ dijo:

    Interesante escrito siempre se aprende algo nuevo, felicitaciones a los Meteoròlogos en su Dìa por su trabajo constante.

  • Luisa dijo:

    ESTE ARTICULO ME HA RECORDADO GRANDEMENTE A MI PADRE UN GIBAREÑO PESCADOR YA FALLECIDO AL CUAL YO LE PREGUNTABA POR EL TIEMPO Y EL MIRABA PARA EL CIELO Y ME LO DECÍA Y CUANDO VENIA LA CORRIDA DE LA AGUJA LO QUE EL PRONOSTICABA SE DABA, EL ME DECÍA QUE EL MES DE JUNIO ERA DE MAREA SECA Y LAS MEJORES MAREAS ERAN LAS DE OCTUBRE QUE SE PODÍA PESCAR LA AGUJA, EL CASTERO ETC.HERMOSO ARTICULO COMO SE APRENDE. FELICIDADES A TODOS LOS METEORÓLOGOS POR SU DÍA Y EN ESPECIAL A TI DANIER ERNESTO POR ESTA COLUMNA TAN INSTRUCTIVA. SALUDOS.

  • yari dijo:

    felicitaciones a los Meteoròlogos en su Dìa , y en especial al Doctor rubiera .

  • Ultra dijo:

    un amigo mio de Cienfuegos me dijo que ellos a las tormentas le dicen “Tribuná” (una turbonada) y si el cielo se está encapotando se dice que hay un “Celaje”

  • Oslanki dijo:

    No es el tema pero si no se hace nada ahorita en los mares de cuba no va haber peces por que la sobre pesca con redes los está acabando, solo se debería permitir la pesca a nilón, el mismo estado autoriza a los pescadores a la pesca a redes sin ninguna revisión de los parámetros permitidos en mi municipio Pilón, la ensenada de mora era un sitio de abundante presencia de peces pero desde que la pesca autoriza el uso de redes las especias se han extinguido y nadie hace nada y el final cuidamos el medio ambiente…

  • RARJ dijo:

    Con el aire matutino
    que sopla por el oriente
    se deslizan velozmente
    desconociendo el destino.
    Toman un nuevo camino
    entre dos cayos, derecho,
    siempre puestos al acecho
    de la primera señal
    hasta llegar a un canal
    cerca de un recodo estrecho.

    Allí, entre los dos islotes,
    después de mucho tirar
    comenzaron a picar
    algunos caballerotes.
    Entonces, todos los botes
    se mueven como piraguas
    alrededor de las aguas
    aquellas, por cierto, bajas
    y se llenan doce cajas
    de robálos y jiguaguas.

    Todos alzan sus bicheros
    gritándose emocionados
    al ver cientos de plateados
    en las redes, prisioneros.
    Los tres botes más ligeros
    terminan de recoger
    y antes del atardecer,
    en medio de su alegría,
    regresan a La Bahía
    porque empezaba a llover.

  • RUBEN GONZALEZ RODRIGUEZ dijo:

    En el costero pueblo de Media Luna bañado por las aguas del Golfo de Guacanayabo en la provincia de Granma,cercano a la costa se observaban eventos meteorologico a los que unos les llamaban mangas de vientos,mangueras, y otros trombas marina ,era una especie de remolino que se iba ananchando cada vez más y al llegar a tierra arrazaba con todo lo que se le interponía en su camino.Recuerdo que los guardias del Central azucararero enclavado en la zona usaban un tipo de rifle de bastante tamayo,les llamaban spinfle y con ellos les tiraban al evento,se decía que las bibraciones del disparo ayudaban a disolver la fuerza de los vientos.Pregunto.Esto puede ser verdad.

    • Javier dijo:

      La verdad es que esos eventos son de corta duracion y la gente cree que con tijeras y cosas de esas los destruyen…saludos

  • Román Molina Piñeiro dijo:

    FELICIDADES EN DÍA DE LA METOEROLÓGIA PARA TODOS LOS METEOROLÓGOS MUY ESPECIAL PARA EL Dr. RUBIERA, EL MAESTRO, TAMBÍEN PARA LOS METEOROLÓGOS IMPÍRICO QUE MUCHO AYUDAN.

  • harold morales dijo:

    Muy interesante el artículo Danier, ahora el mundo conoce un poquito más de nuestra querida Villa Blanca de Gibara.

  • joloro dijo:

    Que trabajo tan INTERESANTE.Esa es la sabiduria popular,los pescadores desde los tiempos remotos saben leer la naturaleza,descifrarla,predecirla y enfrentarla para sobrevivir.Ojalá y estos conocimientos perduren,convivan con la ciencia moderna por ser prácticos y sencillos.Si fueramos mas receptivos y menos ignorantes y arrogantes pudiesemos aprender mucho más y mejorar nuestra existencia.Saludos a los pescadores,tan imprescindibles y escasos y los meteorólogos en su próxima celebración.

  • paloma dijo:

    En unas vacaciones fui a Baracoa , conocí un pescador por cierto buen amigo y me invito una tarde a dar una vuelta en su vote , les aseguro que es maravilloso algo que impresiona pero a la vez es muy riesgoso ,mi respeto para todos los pescadores.

    • sachiel dijo:

      Bote, palomita…. historias mucho más impresionantes, y que tambien tienen que ver con Meteorologia, las de los pescadores de extra altamar: Flota del Golfo, las antiguas Flota Atunera y Flota Cubana de Pesca, etc.

      • paloma dijo:

        Sachiel no estoy desvalorizando a nadie solo estoy contando mi historia una vivencia inolvidable ,me imagino que nunca hallas tenido una parecida a la mía ,por cierto eres maestro o maestra de español .

    • Observadora dijo:

      Paloma, tan riesgoso como participar en un foro virtual donde nos damos a conocer por el buen o mal uso que hacemos del idioma y ortografía. Saludos

  • ACAPULCO dijo:

    BELLO ESCRITO ERNESTO, SIEMPRE SE APRENDEN COSAS QUE NO SABIAN, FELICITACIONES A LOS METEOROLOGOS, EN ESPECIAL A DOCTOR RUBIERA

  • El Hobbit dijo:

    Muy buen comentario, instructivo y que refleja la gran sabiduría popular, de la que a veces nos olvidamos y que es necesario rescatar, porque la tecnología y la vida agitada que llevamos nos va alejando de ella y es parte de nuestra cultura. Muy interesante el comentario sobre las mareas.
    Me gustaría ver mas comentarios de este corte, no solo con pescadores, sino también con campesinos, que usan mucho la luna y la observación para sus siembras y cosechas, otras de las tradiciones que poco a poco se van perdiendo y es necesario rescatar.
    Gracias.
    un saludo

  • Mario Ramos dijo:

    Le causa el mismo efecto al tornado, un disparo de cualquier arma, cortarlo con una tijera, rezarle, escupir por la ventana o hacer cruces con los dedos. Si usted cree que esos métodos destruye un tornado, entonces usted sería una gran ayuda para la meteorología cubana.

  • katia jomarron dijo:

    mi gran padre , el senor de la entrevista robiel jomarron es mi papa al q adoro con la vida ,orgullosa siempre de el , de su sabiduria y de su amor por el mar y su vitalidad ,felicidadez a todos los meteorologos en su dia

    • miguel dijo:

      Katia si pudieras darme la posibilidad de comunicarme con tu padre para preguntarle algunas cosas de pescar de orilla,soy fanatico a la pesca pero tengo muy pocos conocimientos te agradeceria mucho este favor.

  • Maria Ofelia Alacal Catalá dijo:

    Excelente artículo de ello estamos orgullosos los gibareños, los nacidos alli conocemos toda esa terminología y siempre hemos admirado mucho a los pescadores con su sabiduría popular por los años acumulados en esa labor tan riesgosa se juegan la vida en cada salida peronada los detiene el mar es su vida .Felicidades Danier

  • Villa dijo:

    Excelente trabajo, refleja la sabiduria popular y a un sector preterido por algunos como el de los pescadores. Me recordó mi niñez y parte de juventud en Cojimar, donde aprendimos a pescar, lo mismo a cordel que a vara y ocasionalmente con palangres.
    Soy testigo de como los viejos pescadores acechaban “la mar”, el horizonte y el cielo para decidir como y cuando salir con sus botes y lanchas y tratar de evadir un “capotazo”, que no era más que regresar con las manos vacias.
    Nunca olvidaré al viejo Pedro Brugués y su sapiencia práctica y teórica, especialista en pescar rabirubias “al vuelo” bien engoadas con sus misteriosas y a la vez mágicas bolas de fango (que en el interior contenian una masa putrefacta de restos de pescado), siempre en verdaderas discusiones-conferencias con el también veterano Dr. Alberto Salado, abogado, pedagogo,periodista y filosofo, pero sobre todo inveterado pescador y amante del mar y su mística. Ellos como muchos otros pescadores cojimeros salian a la mar a enfrentarse cada noche a una nueva aventura y sobre todo a disfrutar esa sensación sin igual que la vida pone a tu disposición cuando anzuelas un buen peje.
    Cuanto placer en recordar a nobles pescadores. Para ellos, simplemente les deseo ¡Lo mejor! como diría un destacado y desaparecido ya meteorologo.

Se han publicado 31 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Danier Ernesto González

Danier Ernesto González

Meteorólogo del municipio holguinero de Gibara.

Vea también