Imprimir
Inicio » Especiales, Economía  »

Cuba: Revelaciones sobre la adulteración de embutidos

Por: Nelson García Santos
| 191

Autor: LAZ.

Muchísimas cubanos, asombrados, aprecian cómo el jamón que fríen se va reduciendo, inexorablemente, y el pedazo original termina en diminuta versión del mismo. Es la revelación sobre el sartén de un trance mágico, eso sí, pagado por el consumidor.

Ejemplifiqué con el jamón, pero todos los embutidos pueden correr igual suerte en esta historia que se inserta en los trucos, unos ingeniosos y otros chabacanos, de los estafadores tan florecientes como el marabú.

Se pueden relatar historias sobre añejísimos desmanes contra el consumidor, consistentes, por ejemplo, en agregarles agua a las carnes antes de su congelación y añadir más sal a la tocineta de la que trae. Además, una de las prácticas más comunes es añadirles el preciado líquido, así como alcoholes dudosos al ron a granel y hasta a los embotellados. Falsean también el cigarro, el café, la cerveza, el yogur…

Ahora sacamos a la luz la situación de los embutidos que, por sus altos precios y gran demanda, devienen un filón de oro para ganancias turbias, enraizadas en nuestro sistema comercial a la vera de las mil y una resoluciones y los cuerpos de inspectores de los propios establecimientos comercializadores y los de afuera.

La producción de embutidos se ha expandido en todo el país. En Villa Clara hay en el sector estatal 32 centros de elaboración, repartidos en los 13 municipios, y 38 cuentapropistas debidamente autorizados con licencia sanitaria de Salud Pública.

Los embutidos son controlados a través de un programa de vigilancia que implica el análisis en laboratorios para determinar si es la adecuada la cantidad de sal de nitro, determinante para la conservación y que le da ese sabor característico.

El muestreo se realiza después que el producto ya salió a la venta. Si le detectan alguna incorrección en la norma se hace un análisis con el centro de elaboración que lo produjo y le aplican una sanción a los responsables al  amparo en las disposiciones legales. De hecho, tanto en el sector estatal como los cuentapropistas, en ocasiones, han hecho elaboraciones fuera de norma.

Tampoco se puede meter a todos los fabricantes de esos alimentos en el mismo saco, aunque incluso los más eficientes corren el riesgo de que les adulteren sus productos.

En opinión del doctor Alberto Martínez Torres, jefe del departamento de Higiene de los Alimentos de Salud Pública en Villa Clara, los embutidos mejores llevan el sello de la Planta Álamo del municipio de Camajuaní, mientras los de la Empresa cárnica poseen, por lo general, la calidad requerida. Hay organismos poseedores de centros autorizados con producciones desprovistas de una buena cualidad, al igual que los cuentapropistas, precisó.

Lógicamente, la calidad está en dependencia de la materia prima que debe ser carne de cerdo y los aditivos establecidos para el jamón y otros embutidos, los más demandados por los consumidores, aunque se pueden hacer de pollo y pescados, respetando siempre los parámetros exigidos de los ingredientes.

Tampoco hay que andar con un laboratorio ambulante para apreciar los fallos de la calidad, además del aguado, los mal elaborados nunca poseen el color rosado a rojizo característico de la sal de nitro, sino un rosado pálido o blanquecino.

Los vericuetos

El jamón agüita prolifera porque no lo secan bien, casi siempre, por conveniencia. Obvio, a mayor cantidad de agua más peso, es decir, más ganancia a costa del consumidor. También existe la posibilidad de que, aunque le den una desecación correcta, le inyecten agua, lo que perjudica su solidez.

Los embutidos de los cuentapropistas están por lo regular en el límite inferior de la norma de sal de nitro, algo que afecta el sabor, la conservación y el color, asegura el jefe del Departamento de Higiene de los Alimentos de Salud Pública en Villa Clara.

Ese componente, mal empleado, puede ocasionar una intoxicación inmediata o hacer un daño a largo plazo sin síntomas visibles. De ahí los alertas de las autoridades sanitarias de no abusar de su consumo.

Por la izquierda

Cafetería en Pinar del Río, Cuba. Foto: Abel Padrón Padilla/ ACN.

Si bien es cierto que existe control sobre los centros elaboradores autorizados, también hay fabricantes ilegales que colocan sus mercancías en el mercado, y una de las cuestiones más peliagudas está en la carne que usan los particulares para confeccionarlos. Es vox populi que utilizan cualquier tipo de materia prima y que el sabor al final se lo imprime la sal de nitro, independientemente del componente que hayan empleado.

En nuestro país está determinado que los comercializadores deben verificar los productos que reciben, según el contrato firmado con los proveedores.

Por desgracia o, peor, por abandono administrativo, pulula lo que se introduce por la izquierda y, como si fuera poco, cuando un inspector impone una multa debido a que un producto, aunque apto para el consumo, carecía de los parámetros establecidos, continúa su venta.

Esa situación ilustra cómo la insuficiente calidad por adulteración, o, simplemente, debido a la mala elaboración, no causa pérdidas a las empresas productoras ni a las comercializadoras, porque los usuarios les sufragan, en pesos contantes y sonantes, sus chapucerías o triquiñuelas en la red comercial.

Cierto —como hemos enfatizado otras veces desde estas páginas— que muchas veces las entidades, sin emplear cabalmente los recursos materiales asignados para cumplir su encargo, elaboran una mercancía de escasas cualidades y reciben una remuneración como si fuera de primera. De hecho, las empresas encargadas de la comercialización resultan las únicas que les pueden reclamar. Pero, ¿cuántas en realidad exigen por la calidad de lo que pagan?

Esto determina que en no pocas ocasiones una industria con producciones regulares o malas logre resultados económicos satisfactorios, sin que el comportamiento de ese importante índice influya en su gestión. En otras palabras, la pizza, el yogur, el helado, la hamburguesa, el embutido, el picadillo, el cigarro y el pan, buenos, regulares o pésimos, le cuestan lo mismo al bolsillo de Liborio.

¿Hasta cuándo va estar vigente esa práctica dañina que fomenta el desorden, amparada en el desatino de que un producto adulterado o de mala calidad se comercializa a sus precios originales? Si, de hecho, se penalizara a la empresa comercializadora con una rebaja, esta exigiría más a su proveedor por la calidad para evitar pérdidas económicas.

Ambas tendrían que preocuparse, como debe ser, por la calidad, porque a partir de ella estaría en juego su bonanza económica.

Lo peor es que la referida merma ocurre a pesar de que el Estado garantiza los recursos adecuados y en no pocos casos ha mejorado hasta la tecnología para los procesos de fabricación. Ahora bien, si donde aseguran materia prima para elaborar cuatro productos, sacan diez o no utilizan la cantidad de componentes por norma para elaborarlo —e imaginamos con qué fin— seguirá pendiente, entonces, la calidad, y Liborio, increíblemente, seguirá pagando la deficiencia empresarial.

Apuntes “embutidos”

El jamón es una comida que surgió hace siglos en la península ibérica y se extendió por el mundo.

El éxito del jamón se fundamenta en su excelente conservación y en la cantidad de días que una familia puede guardarlo, merced, sobre todo, a la capa de sal en que ha sido curado. Ni la dominación musulmana de ocho siglos en la península Ibérica pudo con una tradición que ha hecho del jamón uno de los emblemas de los españoles en el extranjero.

Cuando los romanos llegaron a España se encontraron con que otras civilizaciones, como los iberos, ya comercializaban grandes cantidades de jamones y embutidos, junto a otros productos tradicionales, como el aceite de oliva o el vino.

Los romanos, grandes observadores al fin, pronto se dieron cuenta de las cualidades de este manjar.

(Tomado de Juventud Rebelde)

Se han publicado 191 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • chaviano dijo:

    Ahora son los embutidos, antes fue la adulteración del detergente, nada que hay para escribir un articulo a diario y hablamos de inocuidad de los alimentos cuando debemos de estar hablando de calidad y protección al consumidor.

    • Arnaldo dijo:

      El jamón de agua no es nada, venga aquí un sábado para que se dé banquete y escriba, no un libro, sino una saga más larga que Juego de tronos. Mire, aquí hay hasta jamón dulce.

      A los lectores sólo les digo una cosa. Prepárense y compren bastante Novatropin, por si a alguien se le ocurre revelar el contenido del picadillo.

      • buscador dijo:

        No solo el picadillo, piensa tambien en el chorizo

      • yo dijo:

        Arnaldo, usted cree que me pueda revelar el contenido del picadillo, todo el mundo dice lo mismo, pero aún nadie ha dicho su contenido, yo creo que eso es mentira de que es algo que si lo escuchamos no lo comemos más, por favor que alguien me diga.

    • J Lopez dijo:

      Creo Chaviano que un articulo diario se queda bien corto. Yo diria que se deberia dedicar un blog completo para hablar de tantos males que nos estan acabando poco a poco.

    • RARJ dijo:

      Caballero, desde cuando
      Estamos diciendo que
      El lìquido que le echan es
      El que nos està matando.
      Continùan adulterando
      El jamòn y a simple vista
      Se puede ver que esta lista
      De problemas va en aumento
      A raíz del surgimiento
      De tantos cuentapropistas.

      • Yoan Sendoya dijo:

        No culpe al cuentapropista
        por las causas de esos males.
        Son muchos los estatales
        que engrosan esa gran lista.
        Mejor observar la arista
        con ojo crítico agudo.
        En este tema “peludo”
        es mejor mirar por dentro
        hasta que se llegue al centro
        y se desenrede el nudo.

    • ak 50 dijo:

      LA CALIDAD RESPETO AL PUEBLO—AAA I LOS BOCADITOS DE LA FOTOS TAMBIEN ESTAN ALTERADO JEJEJEJE K CONTRADICCION

    • Mercurio dijo:

      Ojala con estos articulos pasase algo, pues nada absolutamente nada se resuelve, seguimos igualitos.

  • Elpidio dijo:

    Seguimos con este tipo de articulo pero no se informa cuantas empresas socialistas y cuantos cuenta propistas han sido sancionados y sus licencias suspendidas, esto da la sensacion de una burla al consumidor de a pie, puesto que los mecanismo para control, suspension y sancion contra los delincuentes esta a la vista de todos y por lo visto son pocos los que hacen algo.

    La letra de la ley no se hizo para recordarla en caso como este, sino para hacerla cumplir por los encargados de ello, pero todo parece indicar que algunos de esos encargados, o no se quieren buscar problemas o estan dentro del negocio como tal, no estoy juzgando estoy tratando de entender que es lo que pasa en un pais donde el pueblo de a pie que es el perjudidado no toma la decision de acabar con todo este jueguito de policias y ladrones puesto que lo que esta en juego es la vida de los ciudadanos de a pie y la economia nacional pues ademas del robo de los productos de los almacenes estatales, esta el robo o estafa al consumindor.

    Si me lo permiten pienso que la prensa debe jugar un papel mas activo y no solo senalar a los que delinquen y se hacen ricos a costa de nosotros, sino senalar a las empresas socialistas y privadas que entran en este tipo de juego de vida o muerte para la poblacion, cuando se habla de alimentos de alto consumo en el pais como el jamon, solo por poner un ejemplo.

    Es hora de poner freno a todo este proceso corrosivo y corrompido que nos esta destruyendo internamente, mientras no lo cataloguemos como una actividad contra la seguridad del estado, senores esto seguira por los siglos de los siglos y por supuesto el proceso cubano terminara como esperan los gringos y sus mercenarios en la Isla, destruido y de vuelta al capitalismo, no estoy siendo extremista, sino
    llamando las cosas por su verdadero nombre CONTRARREVOLUCION pues todo lo que afecte la economia del pais y al consumidor es una actividad DELICTIVA CONTRARREVOLUCIONARIA, no nos asustemos estamos a tiempo y es hora de llamar las cosas por su nombre directamente

    El delincuente que afecte la economia de una forma u otra y afecte al consumidor tanto en el area de produccion como en la comercializacion, esta ayudando al Gobierno de los Estados Unidos en su labor de destruccion y desaparicion de la faz de la tierra no solo el socialismo en la Isla, sino tambien a todos aquellos cubanos de a pie que apoyamos y defendemos este proceso historico, revolucionario, marxista y martiano en Cuba.

    El no buscarse problema y no combatir la corrupcion, las indisciplinas sociales, los vandalos y los mercenarios, es un acto criminal que atenta contra la seguridad del pais y de sus ciudadanos que trabajan y luchan por llevar el pais a tener una sociedad como la que sono el Comandante en Jefe y por la que dio su vida sin pedir algo a cambio, solo respeto, solidaridad y fidelidad para los heroes y martires del pais que lo dieron todo por las generaciones actuales y futuras.

    • Rendón dijo:

      Elpidio, su comentario es excelente. Pusolos puntos sobre las ies.Nuestra prensa sigue flojita flojita en denunciar al delincuente, y llamar al negligente por su nombre. Y Cubadebate es lo mejorcito que tenemos…

    • Ross dijo:

      @Elpidio, su comentario deberia ser publicado como articulo, asi es como se debe hablar, sin pelos en la lengua y llamar las cosas por su nombre. Bravo

    • Luna de Azahares dijo:

      Ay @Elpidio personas como usted deberían ir a dirigir la prensa cubana! y aunque sea una expresión no políticamente correcta, duele nuestra Patria!
      Un miembro de mi familia enfermó por intoxicación causada por el jamón, y aclaro que en un establecimiento ESTATAL, y llevamos más de dos años luchando y aún su salud no estabiliza. Ya no se trata solamente de nuestros derechos cuando nos estafan vendiendonos el agüita extra, se trata de nuestra salud y nuestras vidas!

    • Zugor Seg. dijo:

      Elpidio, ¡amén!

    • Preocupao dijo:

      Bien dicho!

    • Félix dijo:

      Todo podría quedar solucionado con la aplicacion de leyes que exijan la indemnización por daños y perjuicios, así cada uno de nosotros lucaharía por sus derechos sin esperar por terceros.

  • Nora dijo:

    Hola, estoy feliz con este articulo, porque debiera habilitarse una pagina o algo quizas aqui mismo en cubadebate para que las personas, los cubanos, que en fin somos los mas afectados, todo el que pueda, por supuesto, denuncie aqui estos bandalismos y uno pueda ver las medidas que se tomen, es increible, yo he ido a comprar una libra de jamon a un mercadito que tengo a una cuadra de mi casa aqui en sancti spiritus, y juro por lo mas grande No.1 casi me muero con una poderosa alergia y una intoxicacion alimentaria que hice. No.2, cuando lo puse a freir se desaparecio el jamon, a 30 pesos la libra, vendido en un novedoso centro estatal, acabado de inaugurar, me pregunto por que pasa esto??, de quien es la culpa??, yo pienso primeramente que de la persona que administra el centro, el que recibe la mercancia, hace mucha falta que los periodista se pongan bien los cinturones y hagan estos reportajes, comentarios, como se les quiera llamar, porque esto tambien es corrupcion, robo, estafa a este pueblo trabajador, no podemos permitir que estas cosas sucedan, hay muchas normas de control de la calidad de cada producto o alimento que utiliza nuestro pueblo, nuestros ni;os que tienen que salir con la limpieza y la seguridad requerida, no hacemos nada con que esto salga de la fabrica en optimas condiciones de calidad y luego en el camino sufra alguna alteracion, por favor nosotros tenemos el derecho de exigir porque esto no suceda, pero hace falta que se escuche y se apliquen un poco mas las leyes de nuestro codigo penal.
    Hay que velar por todo, pero la alimentacion es un tema bien sencible, hay que ser muy cuidadoso de esto, el enemigo nos esta acechando, y nunca se sabe los ni;os nuestros es nuestro mayor tesoro, y cualquier cosa pudiera suceder. Un exceso de sales de nitro puede ser fatal, de eso esta claro todo el mundo, pero mucho mas los que se atreven adulterar este alimento.
    Muchas gracias por poder expresar esta experiencia que estoy convencida se hace extensiva a todo el pueblo de cuba, en cualquier rincon de nuestra preciada isla, que tanto debieramos cuidar y cuidarnos entre nosotros mismos.

    • Sakura91 dijo:

      esas “normas de control de la calidad”, deben establecerse como cláusulas en los contratos, por lo que si es responsabilidad del Administrador o Director que recibió el producto no efectuar la reclamación por ello.

      • Miguel dijo:

        `Los que se respetan conceden a las normas reguladoras de calidad, seguridad, etc valor legal de modo que si la violan incurren en un delito penal y se sanciona. Solo así lograríamos que se cumplan, lo demás es demagogia y más de lo mismo. Ojalá publiquen esto porque desde Holguín o desde mi organismo la censura es brutal.

  • manolo dijo:

    Ojalá y fuese lo único que se “alterara” aquí.
    Y por cierto, los bocaditos de las fotos TAMBIÉN están ALTERADOS… en cantidad de jamón, ja ja ja.

  • Jose R Oro dijo:

    Esto es parte de lo discutido en el articulo de Lazaro Barredo sobre la “Corrupcion” o preferiria decir la vulgar corruptela, que afecta cada cosa que se vende, en cantidad, calidad, precio, presentacion o todas esas cosas a la vez

  • Ir@l2 dijo:

    Bueno el artículo hasta que al autor se le iba la guagua y lo dejó a medias porque no le veo el final.

  • Jose R Oro dijo:

    Yo se que la inspiracion no se puede forzar, pero me gustaria ver una decima del Cucalambe de Cubadebate RARJ, sobre el jamon y los demas embutidos. Tremenda inspiracion la de este gran Cubadebatiente!

  • Ernesto dijo:

    Si los inspectores saben que los embutidos no tienen la calidad para su venta, porque al poner la multa no se retira del lugar todos los embutidos. Pues ellos desde que salen del lugar los administradores siguen la venta porque de esa mercancía esta las ganancia que van para su bolsillo. Es verdad que ves cuando piquen el embutido jamón la cantidad de agua que vota para saber que ese producto es particular pues el del estado llega bien seco que es como tiene que estar. La sal de nitro es producto muy dañino y los fabricantes particulares no saben las normas que lleva la elaboración si te pasa puede ocurrir una intoxicación.

    • Afectado dijo:

      Ernesto, por favor, no debiera defender el “jamón” que hace el estado. No sé dónde Ud. Vive, pero en mi vueltabajera ciudad, ese producto cuando se vende en los centros de elaboración y otros muchos lugares, tiene una consistencia a la que yo le llamaría “el flan con sal”. Si, un producto rosado muy claro y que casi se puede tragar sin masticar. ESA ES LA VERDAD.

  • Luis A dijo:

    Pudieramos escribir 4 páginas acerca de las causas de esto y no terminaríamos. Solo una vez más es el bolsillo del trabajador el que recibe las consecuencias de esta casuistica. Es un problema que parece no tener solución y ni hablar del precio y la pesa.

  • Lama dijo:

    Leyendo esto me estoy acordando de las frituras de mangito en matanzas
    Casi 20 muertos por alguien que vendió fertilizante por harina

    • María Mercedes dijo:

      Lama, no sabía nada sobre este caso. Me entero ahora por usted. Estoy horrorizada.
      ¿En qué año ocurrió?

      • Yadiel Pérez Villazón dijo:

        Si eso fue verdad, yo soy de Colón y vivo muy cerca de la carretera que va al hospital de Colón que fue quien atendió la gran cantidad de pacientes, yo era chamaquito, eso fue, si, hace años, aún recuerdo la cantidad de ambulancias que pasaban, y los ruidos que hacían, fue un momento realmente dificil.

  • Albert dijo:

    Mi estimado periodista, lo lógico es que hiciera una investigación periodística, pero basada en detectar cuál o cuáles de los productos de factura Nacional o Importado, NO están ” BENDECIDOS” por la RED de corrupción que erosiona y desangra a nuestro humilde y laborioso pueblo, es una vergüenza lo que sucede en mi país, no sólo los embutidos….en SANTIAGO DE CUBA, EL RAPIDITO QUE ESTA SOBRE ENRRAMADA, en junio del año pasado, le compre un agua a mi niño, cuando la destapamos, su olor Fétido a Cloro, delataba la corrupción del administrativo de esa entidad, denuncie el caso ante el CAM DE Santiago de Cuba, en efecto fui con una ” Inspectora” que detectó que en efecto había lotes de Agua Ciego Montero, que no estaba registrada en los documentos de la unidad, se llevaron el agua para analizarla, y hasta el sol de hoy, no se en que paró esa investigación, lo que sé, es que el administrador, sigue en la unidad…..nada que a veces no queda deseo de denunciar lo mal hecho….es un cáncer que está haciendo metástasis en gran parte de la sociedad cubana, y quien sufre las consecuencias, como siempre….los que andamos a pie…..nuestro pueblo trabajador….perdóneme con todo el respeto que usted se merece Sr. Periodista, pero ya es más de lo mismo, estamos hasta el gorro que unos pocos se estén enriqueciendo a costilla del consumidor…eso es lo que trae, ser vitalicio en un puesto administrativo que mueve miles de millones de pesos…..que tristeza verdad??

  • pepito dijo:

    Si encima de todo eso agregamos cuando los inspectores son corruptos y por un poco de dinero deja pasar gato por liebre no se sabe ni que cómenos

    • Dulcita Amargura dijo:

      pepito , “por un poco de dinero”??? son ricos querido! y todo a costa de tu bolsillo y del mío, de los trabajadores honrados que vivimos con un salario.

    • Juansito dijo:

      Y eso que usted y la poblacion no saben que la sal de nitro no se comersializa aqui, ahora no se sabe de donde sacan los cuentas propista la sal de nitro para la elabporacion del jamon , creo que de este tema eso es lo mas interesante , se sabe que sale de las unidades estatales , cuando se va a poner fin a este problema , que viene hacer un problema para la comunidad

  • Preocupao dijo:

    Jmm.. ¿Qué cosa no se adultera aquí? Oliendo mejor, creo que hasta el aire.

  • R.A.M. dijo:

    Si a Cubadebate (cosa que veo muy buena) le dá por sacar a la luz un articulo diario sobre, estafas ,corrupción, malversación, “Ilegalidades al fin” pues estaremos hasta el 2021 leyendo . este mal pica y se extiende.

    • Salems dijo:

      Tiene toda la razon. Pero el articulo que me muero por leer es ¨Medidas y leyes nuevas en pos de detener la adulteración de productos y otras ilegalidades¨

  • VENTURA CARBALLIDO PUPO dijo:

    Tampoco se puede meter a todos los fabricantes de esos alimentos en el mismo saco, aunque incluso los más eficientes corren el riesgo de que les adulteren sus productos. Lleva razon, pero a los violadores, mano dura. Hasta cuando tenemos que permitir barbaridades de este tipo. Hasta cuando las indisciplinas, las ilegalidades, la corupcion. El pueblo es el que sufre todas estas cosas. Hace falta que incluyan a los que desmedida e iresponsablemente hacen uso de precipitadores de maduracion de frutas y viandas, con afectación a la salud humana y manifiesto engaño al consumoidor.

    • Optimista dijo:

      Eso si es mucha verdad, hay gente vendiendo y haciendo mucha basofia y las autoridades son permisibles, pero hay otros como El Rey, que esta en La Lisa y Playa, que hay que ver con la calidad que se elaboran, como los muchachos de los dos establecimientos siempre te ofrecen los consejos para el bolsillo y que quedes satisfecho, Rey es un ejemplo, por que otros no pueden?

  • Cadillac dijo:

    sobre este tema de embutidos y jamones hay par ahablar largo y tendido….ecepto un vendedor/elaborador que conozco personalmente, no me gusta comprar jamones ni nada hechos por ahi, debido a que no tienen el tiempo suficiente de curacion casi nunca y si toneladas de sal de nitro, de hehco el sabor del jamon de ahora no es ni remotamente parecido al que yo conoci años atras y ya es una norma que el jamon este ¨palido¨…
    Pero creo que también se debería hablar de la calidad del picadillos y la mortadella que viene a veces a la carniceria por la libreta, su aspecto y calidad deja muchisimo que desear tambien que uno pone mil veces en duda sobre de que estara hecho…

  • Francisco Rivero dijo:

    EXPULSAR A LOS MERCADERES DE LA PUERTA DEL TEMPLO.

  • Leu dijo:

    Continúa en Cubadebate la tira de artículos sobre la corrupción, aunque me parece que el final del mismo debió ser el inicio, a mi honestamente no me gusta el embutido pero con la salud y el bolsillo de la gente no se debe jugar

  • siviera dijo:

    Esto es más de lo mismo.Corrucción,malversación,ilegalidades y jefes que no tienen visión de los problemas que hoy tiene nuestro pais.

    • Pensativo dijo:

      Mire amigo mio, los jefes tienen una buena tajada en las ganancias resultantes de todas estas fechorías; ejemplos concretos sobran y repito otro más; Mercado Falcón, Alamar de TRD, ni más ni menos , productos carnicos y electrodomésticos en particular y de manera más peyorativa; ni los trabjadores y menos aún los jefes entienden venderte un solo producto y no sacar su ganacia.
      Es así de sencillo a la cara del que sea; da asco entrar a ese comercio.

  • Aldo dijo:

    Hay muchos otros productos con calidad dudosa y precios tambien dudosos: El panque que se fabrica en Santa Clara y que se vende a 5 pesos con bastante demanda, unas veces esta crudo, otras quemado y casi nunca se le puede quitar el papel, pero sigue valiendo 5 pesos. La cerveza a granel la mayoria de las veces con agua y de mala calidad que debe venderse a 3 pesos 700 mL se vende a 10 pesos el pomo de litro y medio o el de dos litros cuando ninguno de los dos vale eso, esto es siempre aca en Santa Clara, en carnavales o en cualquier esquina, delante y detras de inspectores o funcionarios a cualquier nivel.

Se han publicado 191 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también