Imprimir
Inicio » Especiales, Política  »

Administración Trump enfrenta su primer “shutdown” de Gobierno

| 4 |

Estados Unidos entra en un cierre de Gobierno parcial. Foto: AFP

El shutdown o cierre de Gobierno en los Estados Unidos, situación que cesa la prestación de los servicios públicos, menos aquellos considerados “esenciales”, tuvo lugar en la jornada de este viernes 19 de enero.

“No negociaremos el estatus de los inmigrantes ilegales mientras los demócratas mantienen a nuestros ciudadanos legales rehenes”, advirtió la Casa Blanca en medio del cierre.

La Administración estadounidense entró en el primer cierre desde octubre de 2013 tras no reunir los votos demócratas suficientes en el Senado para aprobar la ley de financiamiento provisional hasta el 16 de febrero.

En octubre de 2013, 800.000 empleados públicos fueron licenciados sin remuneración por 16 días.

La ley de presupuesto anterior caducó a la medianoche hora de Washington (5H00 GMT del sábado).

El cierre coincide con el primer aniversario del presidente norteamericano Donald Trump.

Por su parte, la Casa Blanca advirtió, en medio del cierre parcial, que no negociará con los demócratas el estatus de los “dreamers” o “soñadores” para lograr nuevos fondos.

“No negociaremos el estatus de los inmigrantes ilegales mientras los demócratas mantienen a nuestros ciudadanos legales rehenes de sus irresponsables demandas”, se lee en un pronunciamiento de la Casa Blanca.

Agregó que los demócratas sostienen una conducta de “perdedores obstruccionistas, no de legisladores”.

Qué consecuencias tiene un “shutdown”

A los fines prácticos, el cierre afecta a los servicios públicos y a las agencias estatales no esenciales. Todas ellas permanecen cerradas y sus empleados son temporalmente suspendidos, ya que no se les puede pagar por su trabajo. Se estima que en 2013 esto afectó a unos 85.000 trabajadores del sector público federal. Esto alcanza al personal administrativo y de mantenimiento de organismos que van desde zoológicos y museos hasta agencias federales como las que regulan el alcohol, el tabaco y las armas de fuego.

En cambio, los servicios esenciales seguirán siendo prestados. Esto incluye a las Fuerzas de Seguridad y a las Fuerzas Armadas. Sus agentes no percibirán ningún salario mientras dure el shutdown, pero igualmente deberán presentarse a trabajar. Los que también deberán asistir a sus empleos, pero sí recibirán su paga por tratarse de funcionarios civiles, son los que se desempeñan en otros sectores sensibles, como el control de la aviación comercial, la seguridad social y el correo. También los congresistas y senadores.

¿Cómo se llegó a esta nueva crisis?

Para entender cómo se llegó a esta situación límite hay que remontarse a lo que pasó con las negociaciones sobre el acuerdo migratorio, que rozaban el éxito la semana pasada. Pero saltaron por los aires tras una reunión con Trump, aumentando la tensión entre los dos partidos.

Los senadores demócratas han aumentado la presión sobre los republicanos y la Casa Blanca para aprobar un acuerdo bipartidista junto con los presupuestos, que incluya un camino a la ciudadanía para los 800.000 jóvenes indocumentados conocidos como dreamers, cuyo alivio de la deportación expira en marzo por orden de Trump.

No obstante, el texto de la Cámara Baja incluye una extensión de seis años de los fondos para el Programa de Seguro Médico para niños (CHIP, por sus siglas en inglés). Eso deja en una complicada situación a los demócratas, ya que se trata de una cuestión por la que llevan peleando varios meses, después de que los republicanos permitieran que expirara su financiación.

“Los demócratas han secuestrado a los trabajadores de los Estados Unidos, incluidos los hispanos, porque no permiten que se tramite un proyecto de ley de gasto sin condiciones”, dijo el jueves una alta funcionaria de la Casa Blanca en conferencia telefónica, bajo anonimato.

Respecto al contenido del acuerdo migratorio, la misma fuente indicó que la objeción de la Casa Blanca radica en que a su juicio son insuficientes los fondos planteados para la construcción del muro con México, que los senadores acordaron fijar en algo más de 1.000 millones de dólares, por los 18.000 que pide el Ejecutivo.

Pero los demócratas parecen haberse cansado de negociar presupuestos temporales -este, de aprobarse, sería el cuarto en lo que va de año fiscal-, y de que no sean escuchadas sus demandas, tanto es así que han llegado a considerar un juego sucio el hecho de que los conservadores negocien con los fondos destinados a la salud infantil.

En Video: Estados Unidos inicia cierre parcial

(Con información de Telesur e Infobae)

Se han publicado 4 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Jose R Oro dijo:

    Muy terrible que se paralice el gobierno de los EE.UU y se afecte a millones de personas, por un enfrentamiento partidista acerca de “quien manda mas”. Es decir si no estamos de acuerdo en política migratoria o en salud pública, pues paramos el normal funcionamiento de un país de 325 millones de personas.

  • EL VIEJO dijo:

    Coño ooo! Que clase de genteees!.

  • Asombrao dijo:

    ahora si q me voy en balsa pa kuva

  • FABIOMAXIMO dijo:

    PERO LOS POLITICOS NO DEJAN DE COBRAR, JEJEJ. SI LES AFECTARA, HACE RATO SE HUBIESE RESUELTO EL ASUNTO.

Se han publicado 4 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también