Imprimir
Inicio » Especiales, Medios  »

El reportaje de Marc Hutten (AFP) ante el cadáver del Che el 10 de octubre de 1967

Por: Marc Hutten
Publicado en: La columna del Che
| 166

El 10 de octubre de 1967, un día después de su muerte, el cuerpo del guerrillero argentino Ernesto “Che” Guevara se expuso en una morgue improvisada en Vallegrande, en el sur de Bolivia, donde intentó lanzar una nueva revolución.

Marc Hutten, periodista de la AFP, fue uno de los pocos corresponsales extranjeros testigos de esta escena. Sus fotografías en color del cadáver del mítico compañero de armas de Fidel Castro dieron la vuelta al mundo.

El ejército boliviano afirmó en aquel entonces que el “Che” murió a causa de sus heridas. Más tarde se sabría que fue ejecutado tras haber sido hecho prisionero en combate.

Marc Hutten falleció en 2012. Solo un puñado de sus fotografías de ese reportaje figuran aún en los archivos de la AFP.

A continuación, la histórica escena ocurrida hace 50 años, tal y como la describió en una de sus notas, difundida el 11 de octubre de 1967:

Muerte Che Guevara 1967. Foto: Marc Hutten / AFP

Muerte Che Guevara 1967. Foto: Marc Hutten / AFP

VALLEGRANDE (Bolivia), 11 octubre 1967 (AFP) – (Del enviado especial de la AFP: Marc Hutten)

Ayer por la tarde vi el cuerpo, acribillado de balas y sin vida, de un guerrillero apodado “Ramón”, el supuesto nombre de guerra de Ernesto “Che” Guevara.

Fuimos una treintena de periodistas, entre los cuales solo había tres corresponsales de prensa extranjeros, los que acudimos a Vallegrande, un pueblo somnoliento bajo la canícula del sureste boliviano, para constatar allí la muerte del más prestigioso de los guerrilleros.

Tras descender de las alturas brumosas del aeródromo militar de La Paz (4.100 metros), nuestro “Dakota” se posó en Vallegrande a la hora de la siesta. En el otro extremo del pueblo de calles desiertas, una verja ante la que estaban parados medio centenar de curiosos daba acceso a un terreno al final del cual se levantaba, en una ladera, una morgue improvisada en un antiguo establo. Unos gallardos oficiales y algunos soldados armados nos recibieron.

El cadáver de un hombre barbudo, de pelo largo y vestido únicamente con un pantalón verde oliva, yacía en una camilla puesta sobre un fregadero de cemento. Un olor a formol flotaba por encima del cuerpo acribillado a balazos y desangrado, a los pies del cual habían tirado otros dos cadáveres en el suelo. Los oficiales encargados de disipar cada una de nuestras eventuales objeciones sobre la identidad de “Ramón” se empeñaban en señalar el parecido, rasgo por rasgo, del cadáver con el guerrillero. No hay duda posible, nos decían: las huellas digitales del cadáver corresponden con las de Guevara.

“Ramón” fue herido mortalmente en la batalla del domingo pasado, a unos kilómetros de La Higuera, cerca de Vallegrande. Falleció a causa de sus heridas a primera hora del lunes. “No fue rematado”, precisó el coronel Arnaldo Saucedo, comandante del segundo batallón de ‘rangers’ que opera en este sector.

“Soy el Che Guevara, he fracasado”, habría murmurado, dirigiéndose a los soldados que lo habían hecho prisionero. Eso es al menos lo que afirma el general Alfredo Ovando, comandante en jefe de las fuerzas armadas bolivianas. Al ser preguntado al respecto poco antes, en una rueda de prensa, el coronel Saucedo declaró sin embargo que “Ramón” no había recobrado el conocimiento en ningún momento.

Los periodistas que se arremolinan alrededor de la morgue, incluyendo fotógrafos y camarógrafos, daban muestras de una mezcla de estupefacción e incredulidad. El error en la identificación parecería ser, sin embargo, imposible.

Un colega boliviano me dice: “Vallegrande acaba de entrar en la historia revolucionaria de América del Sur”.

Cadáver del Che. Los cuerpos sin vida de otros dos guerrilleron yacen en el suelo. Foto: Marc Hutten / AFP

Cadáver del Che. Los cuerpos sin vida de otros dos guerrilleron yacen en el suelo. Foto: Marc Hutten / AFP

A los pies del cadáver de “Ramón”, otros dos guerrilleros yacen en el suelo. Se trataría de los cuerpos de “El Chino”, un peruano, y de “El Moro”, un médico cubano. Otros dos cadáveres, pertenecientes al parecer a bolivianos, todavía no fueron identificados definitivamente.

El coronel Saucedo, que ofrece una rueda de prensa tras la presentación de los cadáveres, afirma que solo quedan nueve guerrilleros en todo el sureste boliviano y que ya no quedan focos de insurrección. Atlético y con bigote negro, habla de pie bajo la imagen pía que decora una de las paredes de la sala del hotel en la que nos hemos reunido.

Un militar estadounidense asiste a esta conferencia. No lleva ninguna insignia pero su estatura, su tez rubicunda y su uniforme de campaña traicionan su nacionalidad. Lo abordo para interrogarlo en inglés. Se vuelve hacia un soldado boliviano para preguntarle, en español, qué queremos. Dirigiéndose a mí, añade: “no comprendo…” y se va de allí. Al ser preguntado, el coronel Saucedo me dice: “Sí, es un militar estadounidense, un instructor del centro de Santa Cruz. Vino aquí como observador. Ningún ‘boina verde’ estadounidense participa en las operaciones militares en Bolivia”.

Una lista de 33 guerrilleros, incluyendo más de una decena de cubanos, abatidos desde que comenzaran las hostilidades el pasado 23 de marzo, se ha publicada en Vallegrande.

El general Ovando lleva a la guerrilla boliviana a proporciones tan reducidas como inesperadas, afirmando que sus efectivos nunca pasaron de los alrededor de 60 hombres.

“La aventura de la guerrilla ha terminado”, afirma. “Como toda aventura descabellada debe terminar. Su fracaso se debe a la ausencia de cualquier apoyo popular y a la aridez del terreno elegido”. Y agrega: “enterraremos a Guevara aquí mismo, en Vallegrande”.

El guerrillero “Ramón” habrá encontrado la muerte en el fondo de un valle estrecho, al término de una batalla encarnizada, de cuerpo a cuerpo o casi: las nueve balas que lo alcanzaron fueron disparadas a 50 metros de distancia.

Dejó un diario, cuya escritura, que llena una agenda alemana del 7 de noviembre del 1966 al 7 de octubre del 1967 -11 meses exactamente- no deja lugar a dudas, dicen, sobre la identidad del autor. Allí se encuentra una frase “irrefutable” para Régis Debray : “Se le encargó una misión a cuenta de la guerrilla…”.

(Especial de AFP)

Marc Hutten el fotorreportero de AFP.

Marc Hutten el fotorreportero de AFP.

El Che después de asesinado. Foto: Marc Hutten / AFP

El Che después de asesinado. Foto: Marc Hutten / AFP

Se han publicado 166 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • orox dijo:

    a pesar de haber visto esta fotografía tantas veces para nosotros los revolucionarios, resulta chocante y es difícil acostumbrarse a la idea. por suerte su ejemplo, su espíritu de lucha , y su dignidad son eternos

  • Miguel Garcia. dijo:

    Un hombre íntegro, valiente, ejemplo de honrradez, dedicación a la causa de los humildes de este mundo.
    Hoy hacen falta en este mundo unos cuantos CHE.
    GLORIA ETERNA A ESE EJEMPLO.

  • loco.com dijo:

    Fuertes esas imágenes, tenia referencias de como había sido su muerte, pero ahora al ver estas imágenes quedo muy impactado.

    • arnel dijo:

      Muy de acuerdo contigo

  • 8yta dijo:

    Este Gigante, no ha muerto vive en el Corazón de todos los Revolucionarios del Mundo.
    Viva el Che por siempre.
    Hasta Victoria Siempre

  • Joel Yu dijo:

    Muy, muy impactantes estas imagenes para mi….sin palabras.
    Solo agregar que sus asesinos cometieron un graso error,no lo mataron,lo inmortalizaron para el mundo todo.

    • YoSiSueño dijo:

      Craso error. Los errores no son grasos.

      • Joel Yu dijo:

        Disculpe UD. tiene toda la razon,cometi yo un craso error ortografico,pero fue sin ninguna intencion.Le agradesco su correccion y le ofresco disculpas una vez mas,tenga buenos dias.

      • laurita dijo:

        que cómico tu comentario, pero que fotos más fuertes

  • TNT dijo:

    Por mas que haya visto mas de mil veces estas imágenes aun duelen.

  • ulki dijo:

    impactantes fotos

  • Miguel Garcia. dijo:

    Che, ejemplo de hombre revolucionario, luchador por la causa de los humildes del mundo, el imperio creía que asesinandolo iba a desaparecer su ejemplo pero los hombres grandes nunca mueren, sus cualidades y sus virtudes se multiplican.
    GLORIA ETERNA AL CHE.

  • ABOGADO dijo:

    Sin dudas impresionante estas fotos, parece que esta vivo, que creen ustedes?,con sus sequidores y detractores, un hombre valeroso que ha pasado a la historia, pocos podrán igualar su legado,ejemplo de personalidad, si hubieran mas como el, este mundo sería mejor.

    • Pacheko dijo:

      No lo mataron, le dieron vida eterna!!

    • ae dijo:

      SIEMPRE VAN A SER IMPRESIONANTES ESTAS FOTOS Y MÁS IMPRESIONANTE SU HIDALGUÍA. TAN INDEFENSO COMO ESTUVO EN ESOS ÚLTIMOS MOMENTOS DE SU VIDA Y SIN EMBARGO LA HUELLA QUE DEJÓ PARA LA POSTERIDAD AÚN NO TIENE PARALELO.
      A PROPÓSITO ABOGADO TE HAZ PREGUNTADO ¿CUÁNTOS HACEN UN POQUITO DE LO QUE PARA ÉL ERA COTIDIANO, PARA QUE HOY LAS COSAS MARCHEN MEJOR?

  • Miguel Garcia. dijo:

    VIVA ETERNAMENTE EL EJEMPLO DEL CHE.

  • brisela dijo:

    Que muerte barbara , fisicamente dejo de existir , pero sus ideas renovadoras calaron en la mente de los pueblos para siempre y hoy a 50 años de su muerte es admirado tanto por los que lo llevamos en el corazon. como por los que no comparten nuestras ideas. es universal.

  • RULY EL SPIRITUANO dijo:

    El Ché, no murio, no ha muerto, ni morirá, al Ché lo ASESINARON VILMENTE.¡Vivirá eternamente!

  • javifitz dijo:

    WOW, QUE IMPRESIONANTE

  • JTM dijo:

    Fotos muy tristes, demasiado. Descansa en paz, Che, Comandante.

    • JIPH dijo:

      No camarada hombres como el Ché no descansan en paz porque siempre están cabalgando en los frentes de batallas. Ahora es cuando más vivio está con su Adarga al Brazo

      • Luis Julio Osuna Alpire dijo:

        Nuevamente vuelvo a escribir, como jubilado fabril boliviano, para enfatizar sobre la heroicidad del camarada Ché Guevara, y resaltar que en tierra boliviana todavía hay sobrevivientes de los gendarmes masacradores y que quieren honras sobre dicha infame labor. Las ideas del Ché son inmortales y en Bolivia su nombre es de respeto.
        La revolución está en marcha.

  • Rudy Teran dijo:

    Que viva el Che Guevara! Carajo!

    • adh dijo:

      Hace algún tiempo leí un artículo en la revista Bohemia que médicos cubanos dieron atención oftalmológica al soldado boliviano que ejecutó la orden de ultimar al Che y casualmente su apellido era Terán.

      • Ricardo dijo:

        Justamente, médicos pertenecientes a la operación milagros lo operaron , se conoció su identidad luego de que su hijo fuera a agradecer lo hecho por su padre. Eso fue un fiel ejemplo de lo que “exporta” la revolución cubana, actos de extrema humanidad , hasta con el mismo asesino de un héroe de la misma revolución.

      • Libre dijo:

        Se llama Mario Terán quien ejecutó la orden. Alrededor de 40 años después médicos cubanos de la Misión Milagro le devolvieron la visión luego de ser operado de cataratas.

  • rafael g dijo:

    impresionante foto de nuestro querido e inolvidable CHE hasta sus ojos abiertos mirando el futuro

  • Manuel Angel dijo:

    Excelente reportaje.

  • barbara misuko dijo:

    QUE TRITEZA, TANTO QUE LO HE AMADO, QUE LASTIMA VERLO ASI NUNCA HABIA VISTO ESO, PERO ESTA EN NUESTROS CORAZONES, PARA SIEMPRE ESTARA EN MI VIDA, TE AMARE SIEMPRE ERES MI IDOLO

  • La Juanita FPL dijo:

    Y que se puede decir después de ver la foto del cadáver desangrado del Ché? lloro si pero de rabia por la cobardía de los asesinos que no conformes con asesinarlo se regocijan exhibiendolo como un trofeo. Ese escarnio les pesará porque el color de la sangre JAMAS SE OLVIDA!

  • yohanka dijo:

    Que impresionante nunca habia visto esa foto tan de cerca,el che muerto pero con los ojos abiertos y una expresión serena . Hasta la victoria siempre comandante.

Se han publicado 166 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Marc Hutten

Periodista fotógrafo de AFP. Falleció en 2012

Vea también