Imprimir
Inicio » Especiales, Política  »

Ley de Medios en Argentina: Un triunfo popular

| 13

Corte-Suprema-Argentina-constitucional-audiovisuales_TINIMA20131029_0741_5

El fallo de la Corte Suprema de Justicia de Argentina declarando constitucional la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual, después de cuatro años de laberínticos juegos judiciales, al oponerse el Grupo Clarín a la desmonopolización en los medios de comunicación, es un hecho clave para consolidar la democracia informativa.

De hecho, era una compleja situación donde el mayor grupo mediático del país, amparándose en complicidades judiciales, había logrado detener la aplicación de una ley votada por mayoría en el Congreso el 10 de octubre de 2009 y cuyo proyecto fue redactado en 22 años de debates por todos los sectores sociales.

Con esta Ley se dejaba atrás la legislación impuesta por la pasada dictadura militar (1976-1983), que había logrado sobrevivir al proceso de transición democrática abierto a finales de 1983 y que cumple 30 años este 30 de octubre.

Durante 22 años, universidades, profesionales, periodistas, intelectuales, sindicatos, movimientos sociales y humanitarios debatieron sobre lo que sería el proyecto finalmente presentado por la presidenta Cristina Fernández de Kirchner en agosto del 2009 al Congreso. Allí también hubo debates, presentaciones testimoniales ante las comisiones legislativas.

Imposible encontrar en la historia nacional una ley tan democráticamente participativa. Por eso fue votada por la mayoría en ambas Cámaras y pudo festejarse este enorme triunfo en octubre de 2009.

Pero el Grupo Clarín impuso una medida cautelar el 26 de octubre de ese mismo año y desde entonces comenzó la madre de todas las batallas, entre un Estado nacional en recuperación de derechos y soberanías y un grupo monopólico, con un enorme poder económico, que constituía uno de los ejes del verdadero poder, acompañando las dictaduras militares de turno.

Desde que llegó el ya fallecido presidente Néstor Kirchner al poder en 2003, Clarín comenzaría a convertirse en lo que es en estos tiempos: la virtual jefatura de la oposición contra el gobierno de recuperación nacional, que continuó por elección popular en 2007 la ex senadora Fernández de Kirchner, reelegida en 2011.

La mandataria debió enfrentar-y lo sigue haciendo- una guerra sin cuartel encabezada por el Grupo Clarín con más de 250 canales de cable, periódicos, radios, canales de línea, que han monopolizado la información a nivel nacional, desinformando sistemáticamente y formando opinión, a través de su poderosa red sin competencia a ese nivel.

Después de un camino sinuoso donde sólo se podía aplicar mínimamente la Ley, porque era continuamente retenida en maniobras judiciales que degradaron a la justicia, la Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual (AFSCA) creada por el gobierno para aplicar la norma, logró que se presentaran en 2012 los proyectos de desinversión por parte del resto de los grupos mediáticos.

Sólo Clarín resistía el cumplimiento de la medida. Finalmente la Corte debió definir esta injusta situación pero se hizo esperar. Cuatro años pasaron de luchas y maniobras que retrasaban ilegalmente una ley de la nación.

Por eso este 29 de octubre miles de personas llegaron a la Plaza de los Dos Congresos a festejar al fin la recuperación de la justicia y posibilidad de construir por fin un proyecto liberador, que funcionando mínimamente logró dar voz a los sin voz.

Esto se advierte en la aparición de las radios comunitarias de los pueblos originarios, como un ejemplo de lo que puede hacer un país, para devolver la información a manos del pueblo y otras experiencias que harán historia en la región.

La Ley de Medios, como se le llama, ha sido valorada por funcionarios de la UNESCO como un modelo de democratización informativa, que al fin podría enfrentar no sólo la desinformación, que intenta degradar la conciencia de los pueblos, sino los entretenimientos, uno de los proyectos mejor concebidos para degradar a nuestras sociedades.

Perversamente estos entretenimientos son verdaderas armas de destrucción masiva de conciencia, cultura, identidad, lenguaje imaginado este como una verdadera construcción social de los pueblos. Todo esto para poder avanzar en el proyecto de recolonización trazado en oficinas de Guerra de Baja Intensidad en Washington, para lo cual también se instaló el esquema de espionaje global, que nos afecta.

Ahora comenzará y de hecho ya ha comenzado, la búsqueda de apoyo internacional por parte del Grupo Clarín y sus más cercanos asociados para tratar de imponer desde afuera la injusticia que se les ha vedado desde adentro.

Sin duda la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP), es decir la Sociedad Interamericana de los dueños de grandes empresas monopólicas mediáticas, comenzará su accionar contra esta ley que verdaderamente rescata la libertad de expresión, la diversidad de las voces y la posibilidad de luchar contra una información convertida en arma de guerra y en arma de acción contrainsurgente contra los proyectos populares.

Para la SIP la libertad de expresión seguirá siendo la libertad de empresas dispuestas a manejar los hilos del poder económico que siempre abre las puertas a la dominación externa. Y a las dictaduras de turno y a los sueños hegemónicos, que nuestra América está dispuesta a resistir.

(Tomado de cubaperiodistas.cu)

Se han publicado 13 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • katana dijo:

    que se agarre la mafia-clarin ahora!

  • laura beatriz pola dijo:

    Otro logro de nuestro Gobierno: popular, nacional, democratico y que intenta a cada paso ser revolucionario

  • Pedro dijo:

    ¿?

  • Lucía dijo:

    Sin duda tendremos que seguir luchando, pero por más apoyos que busque clarín, la información se democratizará en Argentina, escucharemos otras voces y más temprano que tarde construiremos un país más justo, más solidario, más equitativo.

  • Roberto Dante dijo:

    – Participación Popular Contra La Farsa De Los Que Editan…Manipulan…Desacreditan…

    roberto dante – Lanús, Argentina –

    La experiencia de vida nos enseña que una cualidad humana –muy importante- es la contradicción. El lenguaje es básicamente contradictorio. Con el podemos aclarar pero también oscurecer. Buscar –a ciegas- la verdad y no poder distinguirla de la falsedad. Pero, en este caso, la acción ilumina a las palabras.
    ¿Por qué?
    Porque “no somos lo que decimos, somos lo que hacemos”.

    El neoliberalismo acciona a favor de los Grandes Medios Oligopólicos de Comunicación. Bien sabemos que estos Medios “dicen lo que dicen”, pero “NO hacen lo que dicen”. Usan “la palabra”. Es decir, la manipulan. Nos hablan de “libertades”, “de igualdades”, “de…de…”, mientras trabajan para los dueños del poder. ¿Los pueblos? Sufren… y se rebelan.

    El mal llamado “sentido común”, no es otra cosa que una construcción de pensamiento elaborada a partir de la manipulación de la información que conduce a creer en la existencia de una “objetividad” inexistente. Es prioritario trabajar sobre estos a priori inducidos por el establishment mediático.
    Tomo como ejemplo la durísima oposición neoliberal que enfrentamos en Argentina los que defendemos la nueva “Ley de Medios Audiovisuales”. Pero, a pesar de los ataques, los pueblos resisten (accionan), como en África, Oriente Próximo y nuestra Indoamérica.

    Contra la desinformación con la que nos bombardean los grandes medios oligopólicos de comunicación que reproducen una única lectura “sobre la realidad”, es un accionar revolucionario la creación de múltiples medios alternativos y sostener los ya existentes.

    A la palabra imperial hay que asfixiarla con infinitas palabras. En el equilibrio y en la convivencia de la multiplicidad cultural de los pueblos, encontraremos la herramienta para derrotar a la propaganda de los fundamentalismos económicos y religiosos. Pues, “La Verdad”, es sólo una lucha por imponer interpretaciones.

    Compartamos las nuestras para desarrollarnos críticamente y poder develar los sentidos que ocultan ciertas palabras manipuladas por los dueños de la desinformación.

  • Amauris Domínguez Meriño dijo:

    La Calloni dijo…”Perversamente estos entretenimientos son verdaderas armas de destrucción masiva de conciencia, cultura, identidad, lenguaje imaginado este como una verdadera construcción social de los pueblos. Todo esto para poder avanzar en el proyecto de recolonización trazado en oficinas de Guerra de Baja Intensidad en Washington, para lo cual también se instaló el esquema de espionaje global, que nos afecta”…

    Esa lluvia de novelas-TV y de shows que nos vienen seriados, entorpecen, embrutecen y embotan las mentes de nuestros pueblos.
    Cuba no escapa a esta andanada, duele como miles de cubanos(as) han dejado atrás lecturas de libros, la sana recreación, o un buen dramatizado para refugiarse en estas aberraciones.
    Y duele también,-aunque tengamos que callar y tratar de no convencer a alguien que se sabe ya de mente embotado-, escuchar el argumento ya tan traído de que:
    …”las(os) veo para ver algo entretenido, esta bueno de ver problemas en la vida real”…

    Los medios monopólicos y sus empleados recurren a las herramientas más bajas para tratar de lucrar con los sentimientos de sus consumidores para encauzar preferencias y estados de opinión.
    En la revista mexicana Proceso No.1926 del 29 de septiembre del 2013 se denuncia a la presentadora Laura Bozzo conductora del reality show
    “Laura de América” del emporio Televisa, la misma montó un show mediático apoyándose nada menos que en las catástrofes naturales que azotaron al pueblo mexicano.Esa es la finalidad de estos medios la de vender consumo a nuestros pueblos a través del embrutecimiento de sus cerebros a través de la banalidad y aletargarlos.
    !Ojalá que en Cuba se frene algunos atisbos que se observan en nuestra TV de ciertos “programas” donde la banalidad enseña pestes camuflada de buenos haceres, la moda y el “cubaneo” malsano.
    Gracias.

  • Qbano.cu dijo:

    es una exlente noticia pero mas aun es una nueva apertura una nueva oportunidad para los septores excluidos o menos favorecidos de siempre, es un nuevo modo de hacer, donde todos realmente tengamos igualdad d oportunidades y accesos esta ley permitira fortalecer el equilibrio entre los intereses del capital y la realidad o intereses d la sociedad… felicidades argentina que leccion de democracia desde el sur para el resto del mundo

  • Pedro dijo:

    Sra. Estela: Todo esto es falso.No existe. Es un farsa. Aquí hay un poder autoritario que mantiene al capitalismo con otras mascaras.

  • RICARDO dijo:

    COMO CIUDADANO ARGENTINO QUIERO MANIFESTAR MI TOTAL ACUERDO CON LAS OPINIONES DE STELLA CALLONI.
    DE A POCO TIENE VISIBILIDAD Y POSIBILIDAD DE EXPRESION QUE ANTES NO LAS HABIA.
    UN GRAN TRIUNFO POPULAR,SIN DUDA ALGUNA

  • Patú dijo:

    Qbano,Sectores ,no metas la P ,estas innovando el diccionario español de cervantes,por favor mijito es la misma melodíaa

  • jose dijo:

    Bueno, pero de que se trata el asunto?????, las personas opinan: “Es buena”…otros “es mala”..los articulos 45 48 y 100 y pico pero de qué se trata???
    Gracias si alguien puede responderme

  • @lin@ dijo:

    Ya lo creo que es un triunfo.
    El Clarin siempre al servicio de la Dictadura,tergiversando, ocultando e inventando informacion.
    Bravo por los Argentinos.

  • Alejandro dijo:

    La “ley de medios” es específicamente para medios audiovisuales, no afecta otros medios de comunicación como por ejemplo los diarios o la Internet. Es producto de intensos debates -convocados por el gobierno de Cristina Kirchner- donde participaron toda clase de organizaciones sociales. Luego, en el Congreso fue votada por la gran mayoría de los legisladores, incluyendo partidos de la oposición, partidos provinciales independientes, etc.

    No afecta la libertad de expresión en absoluto, es únicamente anti- monopolios en términos económicos, y muy liberal en el buen sentido.
    Al Grupo Clarín -que es un grupo familiar- le alcanza con dividir sus propiedades entre los miembros de la familia y amigos para cumplir con la ley.

    Está inspirada en normas similares de países como Francia y Estados Unidos y ha sido celebrada por intelectuales de todo el mundo. Sin ser un especialista en medios, en líneas generales me parece que va a ser buena para todos. Incluyendo a Clarín. Cuando el gobierno de Estados Unidos obligó a la monopólica Standard Oil de Rockefeller a partirse en 4 empresas, Rockefeller dijo “esto nos va a hacer aún más grandes”.
    Posiblemente lo mismo se pueda decir en este caso.

    No sería extraño que iniciativas similares tomen impulso en otros países de latinoamérica donde el paisaje de medios es parecido.

Se han publicado 13 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Stella Calloni

Stella Calloni

Periodista argentina y corresponsal en su país del diario La Jornada. Es autora de “Los años del Cóndor”.

Vea también