Imprimir
Inicio » La Coletilla  »

El toque rancio

| 3
La monarquía libia en el exilio está empezando a prepararse para intentar volver al trono. Los dos príncipes que aspiran a heredar el trono que perdió Idris I en 1969, han aludido estos días a la posibilidad de la restauración (Fuente: El País)
Guillermo Tell
Mohamed al Senussi

Mohamed al Senussi

De todo le ha caído a Libia en estas horas difíciles, cuando lo que más necesita es que se respete el derecho soberano de su pueblo a determinar sin violencia los cambios internos que prefiera, incluido el de sus gobernantes.  Por el contrario buques de guerra de la OTAN listos para una invasión militar merodean sus aguas territoriales, mientras la Casa Blanca interviene descaradamente y ordena a la ONU la imposición de sanciones, al tiempo que los tiburones mediáticos, faltando a la objetividad más elemental, reciclan campañas satanizadoras.

Ahora acaba de introducirse el toque rancio que faltaba con la entrada en juego de dos olvidados y olvidadizos aristócratas que han comenzado a disputarse el trono de aquella desaparecida monarquía en 1969 que entregó mansamente los recursos petroleros de Libia a las feroces transnacionales energéticas, Mohamed al Senussi, quien reside en Londres, e Idris Al Senussi, casado con una dama española que chorrea litros de sangre azul, son los protagonistas de la puja por el retorno del entreguismo, que tan bien le acomodan a los centros de poder hegemónico.

Compitiendo en lenguajes sibilinos, cada cual se ofrece como mejor postor, para contribuir, dicen, a la solución de la crisis libia, pero bajo la fórmula de la vuelta a la tuerca, y bien apretada por cierto, ya se sabe por quienes.

Se han publicado 3 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Omega dijo:

    Es evidente el retroceso de nuestra humanidad, que desverguenza decir a alguien…”yo vivo en el planeta tierra”.

  • José Molina Vidal dijo:

    Esto era de esperar, áunque alguna véz me pasó por la mente, no sabía realmente que hubiera “Idrisitos” por ahí, como quiera que sea hay que recordar que todas éstas “dinastías” se relacionan entre sí, pués se casaban hasta con primos hermanos.
    Lógico es que se protegieran, a su manera, no!?
    Ahora será el favorito el más entreguista y punto, el que más concesiones dé sobre todo a las transnacionales estadounidenses. Áunque está por ver, claro está. Pués no se puede analizar un hecho por los efectos sino que hay que ir a las causas, vaya, como para no plagiar a los medios de PRISA.
    Esperemos el resultado, desde luego si se dá, de la gestión del gobierno de Venezuela. Digo si se dá no porque dude, si no por los traspiés que le van a poner, o ya le están poniendo a Venezuela.
    En todas las cuestiones políticas, digamos, yo siempre tengo en cuenta al Sionísmo Internacional, pués al mundo actual no lo dirigen los políticos, sino el lobby (lobbyism en idioma inglés) el lobby trabaja con dinero, según paga… Obtiene, y los políticos se han convertido en empleados de los lobbystas??!! Dicho sea de paso según el diccionario lobbyist en español es cabildero. Que bnada tiene que ver con el concepto español de cabildo, y cabildear; cabildo se denomina al recinto donde se reunían a cabildear los políticos, a buscar mejoras para el pueblo.
    Ah! se me había olvidado recordarles que el lobby más poderoso es el lobby judío, que funciona con las escopetas de los EEUU y los soldados!!!! sudamericanos. Gracias Molina

  • José Molina Vidal dijo:

    Aunque no tenía seguridad, suponía que hubiera algún “idrisito” or ahí.
    Es lógico pués en todas éstas sus representantes incluso se casaban con parientes, estableciendo lazos, lazos de proteción,,,la protección el permitida, no!!??
    Ahora será el preferido el más entreguísta, digo de los recursos del país a las transnacionales fundamentalmente de los EEUU.
    Pero no se puede ni por error dejar de vista al sionísmo internacional. Gracias Molina

Se han publicado 3 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Hugo Ríus

Hugo Ríus

Periodista de Prensa Latina. Msc profesor titular de la Facultad de Comunicación. Premio Nacional de Periodismo José Martí.

Vea también