Opinión, Sociedad  »

| 261 |
No merece llamarse cubano quien mancilla su más profunda raíz

No merece llamarse cubano quien, habiendo nacido en esta tierra, mancilla su más profunda raíz. No merece llamarse cubano quien, por encima de cualquier ideología, denigra el vivo símbolo del pensamiento fundacional, hecho rosa blanca para el amigo sincero, para los pobres de la tierra.

Opinión, Sociedad  »

| 7

El 20 de octubre, día de la Cultura Cubana, mientras celebrábamos con canciones y poemas, una joven artista callejera de 36 años aparecía colgada en las rejas de una plaza, en el sector sur de Santiago de Chile. Había sido vista por última vez horas antes, arrestada por los carabineros. Según decenas de medios periodísticos, fue ultrajada y asesinada.

Opinión, Cultura  »

| 28

Así como hace años hablé de los “cubanólogos” que no sabía en qué kilómetro del mar entre Cuba y Estados Unidos se graduaban, para sentirse los únicos autorizados a hablar de los que vivimos en la Isla, me sorprende hoy no saber en cuál kilómetro del mismo recorrido está la escuela de letras que gradúa a tanto crítico literario, sin haber estudiado jamás e incluso sin saber nada de literatura. Más penoso, por cierto, cuando sí saben.

Opinión, Sociedad  »

| 21

¿Qué dirá el padre que vio a su hija revivir por las misiones de la cultura? ¿Qué dirán en aquel pequeño sitio tan cercano a la frontera con Colombia, donde su tesoro eran los cubanos que curaban a su gente? ¿Qué dirá el malandro de los cerros que pidió que todos cuidaran al médico? ¿Qué dirá el que me confesó un día de violencia que si Chávez les pagaba daban la vuelta y gritaban "viva"? »

Opinión, Cultura  »

| 7

Estoy aquí como poeta santiaguera y cubana, pero no voy a leer un poema. Siento que no me alcanzan hoy las palabras de ninguno de los poemas que he escrito y publicado, para decir lo que quiero. Es también por eso que me acompaña la fuente de mi poesía de vida: mi hija Daniela. A ustedes, gente mía, dedico estas palabras breves que no son un poema; a ustedes, y a Daniela, como si ella fuera ahora, y lo es, todos los niños de Cuba.