Johana Tablada

Artículos de Johana Tablada

Graduada del Instituto Superior de Relaciones Internacionales “Raúl Roa”. Es embajadora de Cuba en Portugal.

Opinión, Política  »

| 44
Bloqueo

Obama se irá y nos dejará el bloqueo, cruel e inhumano, ilegal y violatorio del Derecho Internacional, que impide a Cuba desarrollarse en condiciones de igualdad con otros estados. Igual es importante que la Directiva deje dicho claramente que el bloqueo se debe eliminar y que la política es equivocada. Pero permanecen en vigor la mayoría de sus injustas sanciones y no han sido tocadas, más que para aplicar multas, las medidas que mayor daño nos provocan cada día.

Opinión, Historia  »

| 13
Homenaje a mártires cubanos en Portugal. Foto: Embajada de Cuba en Portugal.

Este 22 de abril se cumplen 40 años del atentado terrorista contra la sede de la Embajada de Cuba en Lisboa en 1976, en el que murieron los diplomáticos cubanos Adriana Corcho e Efrén Monteagudo, un día como hoy, en este mismo edificio. A pesar de sus breves vidas, ellos ya eran jóvenes sobresalientes. Adriana tenía tres hijos y Efrén era padre de tres niñas.

Noticias, Historia  »

| 3 |
Homenaje a mártires cubanos en Portugal. Foto: Embajada de Cuba en Portugal. Representantes de la embajada cubana pronunciaron discuros en homenaje a los mártires.  Foto: Embajada de Cuba en Portugal. Homenaje a mártires cubanos en Portugal. Foto: Embajada de Cuba en Portugal.

En la céntrica avenida Fontes Pereira de Melo Nro. 19, donde se ubicaba la sede de la Embajada de Cuba se realizó un emotivo y solemne acto de homenaje en memoria de Adriana Corcho y Efrén Montegudo , jóvenes diplomáticos que perdieron su vida en un atentado terrorista el 22 de abriel de 1976.

Opinión, Política  »

| 50

Como dice Calle 13, perdono pero no olvido... Sería muy tonto hacerlo y no es necesario olvidar para llevarnos bien y con respeto. Hay que saber de dónde venimos para saber hacia dónde vamos. Eso no quiere decir negarnos al cambio en la construcción de una nueva relación que todos apoyamos, con optimismo, esperanza, sin odio ni resentimientos, pero también sin euforia y con la cautela del que ya fue herido y traicionado.