Imprimir
Inicio » Cultura  »

Silvio en segunda cita con el bolero

| 13
Segunda Cita, Silvio Rodríguez

Imágen de Contraportada del CD "Segunda Cita" de Silvio Rodríguez

De regreso de uno de los estados de emoción más intensos que haya podido experimentar en mucho tiempo ante una canción, comienzo a articular estos párrafos. Mira que al bolero le han dicho pesadeces en este último medio siglo: que si el bar, que si la cantina, cosas de gente sin melodía, abandonados de la forma, atentos solamente a la palabra sin saber qué hacer con el tesoro derramado sobre la historia propia y verdadera que amasaron legiones de trovadores y poetas, cancioneros y cancioneras empeñados en tener siempre a mano algo nuevo y fresquecito para darnos de cantar.

A veces he sentido escalofríos ante etiquetas como “trova intermedia” o “canción inteligente” que, a mi entender, no son más que balas perdidas que nada tienen que ver con la naturaleza de la música -esa parienta pobre destinada a asomar malamente las narices por entre  cadenetas de frases tantas veces regañonas. De regreso de mil y un episodios en una larga historia que comenzó cuando apenas alcanzaba yo la mayoría de edad, tropiezo con un bolero de Silvio Rodríguez capaz de poner en claro que toda la inteligencia del mundo puede caber en la brevedad de esa forma noble y melodiosa. Inteligencia ya ensayada en la arena del viejo debate entre las formas de trova que tantos protagonistas de nuestra historia musical nos fueron regalando y que hace muchísimos años cobró vida cuando Silvio, tan joven, navegó con el aire a su favor por entre los cinquillos de aquel bolero suyo donde quedaban claras más de cuatro cosas; sobre todo, que la guitarra es la guitarra sin envejecer.

Ahora en Demasiado, que es el título del bolero colocado en el cuarto corte de su nuevo disco Segunda Cita, el autor se nos aparece montado en una cadencia rítmica no tan lenta como la del estilo que impuso el Benny y -sí– tan incisiva como la de aquel ¡Oh, vida! que se nos mete -como acostumbraba decir mi abuela entre tantas expresiones traídas de Camajuaní- “en la masa de la sangre”. Con esas armas así como desde esa manera a ras de pueblo asumida por él para emitir su voz y entonar su canto, asalta el sentido común y nos va convocando a la más absoluta atención; diría yo que llega a rendirnos por ley de suavidad.

Demasiado, de Silvio Rodríguez, es un bolero que aprieta el corazón y pone en orden los sentidos. A estas alturas de la vida -lo admito– mientras iba admirando la transparencia de su letra  en conjunción perfecta con su melodía, mientras me acunaba en el equilibrio de los silencios entre frase y frase, un hilillo de luz se me colaba en el pensamiento y no me quedó otro remedio que llorar como es debido.

DEMASIADO (2003) (MP3)

A César Portillo de la Luz

Demasiado tiempo,
demasiada sed
para conformarnos
con un breve sorbo
la única vez.
Demasiada sombra,
demasiado sol
para encadenarnos
a una sola forma
y una sola voz.

Demasiadas bocas,
demasiada piel
para enamorarnos
de un mal gigantesco
y un ínfimo bien.
Demasiado espacio,
demasiado azul
para que lo inmenso
quepa en un destello
solo de la luz.

Demasiado polvo,
demasiada sal
para que la vida
no busque consuelo
en el más allá.
Demasiado nunca,
demasiado no
para tantas almas,
para tantos sueños,
para tanto amor.

Almendares, 3 de abril de 2010

“Segunda Cita”, de Silvio Rodríguez

Portada de "Segunda Cita" disco de Silvio Rodríguez

Portada de "Segunda Cita" disco de Silvio Rodríguez

Galería de fotos

Se han publicado 13 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Sandra dijo:

    No hay mucho que decir…, simplemente LINDO….

  • kaloian dijo:

    Gracias Martha por tus canciones y ahora, además, por tus escritos…luego de leer este trabajo vuelvo a la canción de Silvio y advierto ese «hilillo de luz».. gracias, MIL gracias a los dos… kaloian

  • Mª de los Angeles Gil dijo:

    La canción, preciosa, Silvio como siempre, !ENORME!. Me lo imagino en vivo cantándola solo con su guitarra. Ojala y no se demore una nueva gira por España, sobre todo por Sevilla. !ENHORABUENA!

  • Cary dijo:

    Demasiado tiene muchas lecturas, es desgarradora, aprieta no solo el corazón aprieta el alma , los sentidos y despues de oirla no se si tengo ganas de llorar o de seguir luchando por la vida, es simplemente genial. Si como decimos en buen cubano Portillo “se quedó vacío” con Contigo en la Distancia”hace más e 50 años, ahora Silvio nos regala esta canción que bien puede ser su sucesora para que las generaciones que existimos, y las que están por venir, la disfruten por muchos años, gracias Silvio otra vez

  • Marianela Curbelo Ramírez dijo:

    Demasido Silvio… para una sola vida…

  • Enmanuel Castells (Cuba) dijo:

    Si amplificamos el piano que acompaña a la tímida y lírica voz de Silvio en su bolero Demasiado, entonces a todos se nos va ese hilillo de luz del que bien habla Martha Valdés. No sólo para que se nos escape ese otro hilillo de lágrima, sino también para todos los hilillos de suspiros e hilotes de meditaciones, de reflexiones intensas y que a su vez se arme en fracciones de segundos la famosa película de nuestras vidas en una retrospectiva donde no hacemos otra cosa que ver los destinos que ha tenido nuestro corazón. Por qué nos pasa esto al escuchar una canción como Demasiado? Por el mero hecho de reconocernos seres espirituales, sensorialmente emocionales, por aquello de decirnos que tenemos alma y espíritu, porque la poesía se llama Vida y hay un semejante a nosotros que se llama Silvio Rodríguez que no ha dejado de verterla en cada una de sus letras con melodías. Nos pasa porque existe también una mujer como Martha Valdés que nos hace mirar un poquito más adentro por si andamos muy de prisa y no nos acunamos a escuchar esas cornetas de la vida que trae esta Segunda Cita de Silvio. Yo siempre le voy a dar gracias a la vida como Violeta Parra por demostrarme todos los dias de mi existencia que la poesía interna de cada hombre viene de la mano de Dios, que por algo lloramos más allá de la muerte, la traición o el dolor, que para algo el mundo tiene sonidos que producen efectos especiales en nuestra mente y en nuestros sentimientos, que para algo el hombre tiene voz y se la saca, no de la garganta, sino del hilito de vida que lleva para decirnos Demasiado nunca para tanto amor. Señora Martha Valdés no se nos muera nunca, justamente para eso, para con Silvio y los otros del mundo, seguir dándonos tanto amor.

  • Rafael dijo:

    Letra maravillosa, pero le falta filin y fuerza a la voz. No creo que sea bolerista. Nada malo, no hay que ofenderse, el compa es bueno en todo lo otro.

  • Alexander Blanca dijo:

    KO tienes todas la razón, no la he oído pero de leerla también me aprieta el corazón, Y lo que escribe la Sra. Marta me basta para haberla oido.
    Ese hilillo de luz a que sentimental no le hace tener suspiros de llorar.
    Gracias Marta por darme la posibilidad de conocer la canción.
    Alexander

  • Alexander Blanca dijo:

    Enmanuel genial……..
    tu comentario

  • Silvio dijo:

    Marta derrama lágrimas sentidas,

    Marta destila lágrimas de luces.

    Gracias por enseñarme, buena amiga,

    a regalar boleros y no cruces.

  • Fausto Rene dijo:

    SILVIO SIGUE SIENDO, POR EXELENCIA, EL MAS BRILLANTE POETA DE TODAS LAS GENERACIONES DE CUBANOS NACIDOS EN LOS 5O DEL PASADO SIGLO Y HASTA HOY, SU CREATIVIDAD NO PARECE TENER LIMITES Y LA BELLEZA DE SU LIRICA ES ESTREMECEDORA, MAS DE UN AMOR HA SURGIDO AMPARADO POR EL ENCANTO DE SUS CANCIONES-POEMAS Y VALE RECORDAR QUE SIGUE SIENDO JUNTO A SERRAT LOS DOS UNICOS CANTAUTORES CAPACES DE LLENAR STADIUMS SOLO ACOMPAÑADO DE SU GUITARRA Y SIEMPRE QUEDAN PERSONAS QUERIENDO ENTRAR.
    GRACIAS SILVIO POR EXISTIR Y DECIR CON TUS CANCIONES LOS QUE MILLONES, NO DOTADO DE TU VIRTUOSISMO PERO CON IGUAL SENSIBILIDAD, QUICIERAMOS DECIR.

  • Amaury dijo:

    Desde que escuché “Demasiado” en la privacidad del hogar del trovador cuando todavía era un demo le dije que esa canción daría de que hablar, sentí el mismo estremecimiento de cuando en 1970, en el II Festival de la canción de Varadero, estrenó “Te doy una canción” ¡esa canción tiene algo que no puedo aprehender pero cautiva y arrasa! le dije aquella noche, el devenir me ha dado la razón. Felicidades Trovador Mayor, amigo eterno.

  • mario galvan dijo:

    silvio maestro gracias por tu nueva obra,aunque musicalmente no haya mucho que destacar a mi humilde parecer. igualmente un incondicional cariño y te esperamos por buenos aires.

Se han publicado 13 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Marta Valdés

La Habana, 1934. Compositora, guitarrista e intérprete de sus obras. En 1955 se inició como compositora con su canción “Palabras”. La autora ha basado sus creaciones en géneros como el bolero y la canción dentro del estilo “feeling”. Entre los intérpretes de su obra se encuentran Elena Burke, Doris de la Torre, Bola de Nieve, Cheo Feliciano, Reneé Barrios y, más recientemente, prestigiosos artistas suramericanos y españoles que se han sumado a esta lista.

Vea también