Imprimir
Inicio » Opinión, Política  »

El fin de la hegemonía

| 15

Sociedad

EEUU abrió el siglo con la ilusión de que iniciaba un “New American Century”, según el manifiesto del think tank “New Cityzenship Project”. La realidad lo refutó.Global Trends 2012 preveía un crecimiento exponencial de la clase media. Pero proporciones cada vez mayores de ésta se abisman en la pobreza y la marginalidad, creando la “basura blanca” que votó por Trump. Por falta de un sistema de salud adecuado, EEUU tiene el mayor índice de contagios y defunciones por Covid. Según la Reserva Federal, 1 % de las familias concentra el 38,6% de la riqueza del país. Cerca de cuarenta millones de personas están bajo el nivel de pobreza; el número de pobres afrodescendientes duplica el de blancos y sus ingresos por familia son la mitad de los de éstos. Su sistema carcelario confina 1,3 millones de personas: es porcentualmente el más poblado del mundo, el 33% de sus reclusos son afrodescendientes, su tasa de encarcelamiento es 6 veces mayor que la de blancos, y las cárceles son campos de trabajos forzados privados para beneficio de las corporaciones. El racismo dificulta la integración de morenos, hispanos, asiáticos, europeos: de todo lo diferente. Los segregados protagonizan motines, cada vez más masivos, frecuentes y generalizados.

Economía

EEUU impuso su hegemonía obligando en 1944 en los Acuerdos de Breton Woods a los demás países a mantener sus reservas monetarias en dólares. Logró así hasta hoy pagar sus compromisos imprimiendo un papel verde que desde 1974 no tiene más respaldo que la amenaza, y obligando a los productores de petróleo a vender sus hidrocarburos en esa divisa. Pero el dólar pierde terreno ante el yen, parcialmente respaldado en oro. Global Trends 2012 preveía que la economía china superaría a la estadounidense hacia 2020.

Pero en octubre de 2014 el FMI reconoció que la República Popular China era la primera economía del mundo, con un PIB de 17,6 billones de dólares, que superaba los 17,4 billones del de EEUU. (Para los anglosajones un billón es un millón de millones). Esa tendencia no era reversible, y aventajaría a otras economías cada vez más. Así como relojes y automóviles estadounidenses fueron desplazados por los europeos y los asiáticos, sus restantes mercancías dejan progresivamente de ser competitivas, al punto de que Donald Trump intentó impedir las importaciones de China con impuestos proteccionistas, y se retiró de Tratados de Libre Comercio con el Pacífico y con México. La Deuda Pública de EEUU sobrepasa el monto de su PIB anual: éste sufre una caída desde 2,2% en 2019 hasta -3,5% en 2020, mientras el de China crece hasta 4,9% para el tercer trimestre de ese año. Los capitalistas yankis invierten en el exterior, evaden impuestos en Paraísos Fiscales, y no repatrian ganancias. La especulación financiera provoca crisis cada vez más devastadoras, como la de 2008 y la actual.  La economía deviene inviable. Como señala Paul Craig Roberts, esta declinación operó por la salida al exterior de capitales hacia China y otros países: “El Offshoring sirvió a los intereses de los ejecutivos corporativos y los accionistas. Los costos del trabajo más bajos elevaron los beneficios, los bonos de los ejecutivos y los precios de las acciones, resultando en beneficios capitales para los accionistas. Estas ganancias fluyeron sólo hacia un pequeño porcentaje de la población. Para todos los demás estos atesorados beneficios impusieron costos externos muy superiores a los réditos. La fuerza de trabajo norteamericana fue devastada, y también la base tributaria de las ciudades, los Estados y el Gobierno Federal. La clase media se encogió” (Paul Craig Roberts: The Failure of Laissez Faire  Capitalism, Clarity Press, 2013). La economía de la especulación suplantó a la productiva.

Diplomacia

EEUU usurpó la hegemonía planetaria gracias a su comando militar de las fuerzas de la Alianza Atlántica en la Segunda Guerra Mundial. La ONU funcionó como su instrumento, al punto de que se permitió retrasar durante décadas la admisión de la República Popular China. Europa devino continente ocupado por los ejércitos de la OTAN; el resto del mundo quedó amenazado por cerca de un millar de bases estadounidenses, los países productores de hidrocarburos intervenidos.

Esta prepotencia no tardaría en suscitar respuestas en la creación de un Movimiento de los No Alineados, en la de la OPEP, que la castigó con embargos energéticos, en varias revoluciones del Tercer Mundo y en la creación de uniones de países latinoamericanos y caribeños disidentes: Mercosur, ALBA, la Celac, Unasur. Poderosas organizaciones, como la ASEAN, agrupan en forma independiente a los países asiáticos donde reside el 60 % de la población mundial.

Letrero del Departamento de Estado de EE.UU. en Washington DC, 6 de enero de 2020. Foto: AFP.

Política

¿Qué decir de un país que se dice campeón de la democracia, en donde acostumbra proclamar Presidente al candidato que ha obtenido menos votos la maquinaria vetusta y oligárquica de la elección en segundo grado por colegios electorales? ¿Cómo entender que una elección presidencial tarde semanas y hasta meses en arrojar resultados, y que el supuesto perdedor amenace decidirla convocando turbas violentas contra las instituciones?

¿Será creíble que se autoproclame defensor de la libertad de expresión un gobierno que no tolera que un Snowden o un Assange informe a la opinión sobre sus crímenes de guerra? ¿Que se presente como modelo institucional un poder legislativo que autorizó la entrega de sumas de dinero o más bien sobornos a sus propios parlamentarios? ¿Que intenta condenar a otros por violación de los Derechos Humanos un gobierno que no ha suscrito un solo tratado que lo someta a los organismos internacionales en la materia?

Estrategia

A pesar de su formidable gasto armamentista, que supera por sí solo el de todos los demás países del planeta juntos, EEUU perdió la hegemonía militar. El gasto del complejo militar industrial mantiene el empleo y la industria, pero produce bienes que no pueden ser consumidos y concentra todavía más la riqueza en las grandes empresas. En EEUU hay más armas de fuego privadas que habitantes. Desde fines del siglo pasado la resistencia a la recluta le impuso crear un ejército de mercenarios con sus propias marginalidades y las de otros países.

Pero la aviación y la cohetería rusa son actualmente las más avanzadas del mundo; China dispone de la flota más poderosa. Sin embargo, sigue empantanado EEUU en la “Forever War” eterna sucesión de intervenciones que no son más que confesión de su impotencia para imponer la hegemonía por otro medio que la fuerza bruta, y en las medidas coercitivas unilaterales, estrategia que consiste en aplicar la extorsión cuando ha fracasado la economía. Este sobredimensionado gasto militar se hace a costas del resto de la economía. En entrevista publicada por la revista Newsweek, el ex presidente Jimmy Carter manifestó a Donald Trump: «Yo normalicé las relaciones diplomáticas con Beijing en 1979. Desde esa fecha, ¿sabes cuántas veces China ha entrado en guerra con alguien? Ni una sola vez, mientras que nosotros estamos constantemente en guerra. EEUU es la nación más guerrera en la historia del mundo porque quiere imponer estados que responden a nuestro gobierno y los valores estadounidenses en todo occidente, controlar las empresas que disponen de recursos energéticos en otros países. China, por su parte, está invirtiendo sus recursos en proyectos como ferrocarriles, infraestructura, trenes bala intercontinentales y transoceánicos , tecnología 6G, inteligencia robótica, universidades, hospitales, puertos, edificios y trenes de alta velocidad en lugar de utilizarlos en gastos militares.

«¿Cuántos kilómetros de trenes de alta velocidad tenemos en este país? «Hemos desperdiciado $ 300 billones en gastos militares para someter a países que buscaban salirse de nuestra hegemonía. China no ha malgastado ni un centavo por la guerra, y es por eso que nos supera en casi todas las áreas. Y si hubiéramos tomado $ 300 billones para instalar infraestructuras, robots, salud pública en los EE.UU., tendríamos trenes bala transoceánicos de alta velocidad. Tendríamos puentes que no colapsen, sistema de salud gratis para los estadounidenses, no se infectarían miles de estadounidenses más que cualquier país del mundo por el COVID-19 . Tendríamos caminos que se mantengan adecuadamente. Nuestro sistema educativo sería tan bueno como el de Corea del Sur o Shanghái».

Foto: AP

Cultura

El aparato comunicacional de EEUU difundió por todo el mundo su industria cultural, intentando posicionarla como cultura universal. A fines del siglo pasado, de cada tres películas que se exhibían en Europa, dos eran estadounidenses. Pero su sistema de Educación Superior es esencialmente privado, reservado para los pudientes.

Quizá por ello desde hace medio siglo la potencia del Norte no origina una sola ideología, un solo movimiento estético de resonancia universal. Pierde pie incluso en el campo de la ciencia y la innovación tecnológica. Una simple pandemia, que otros países combaten exitosamente, la rinde con el mayor porcentaje y número de contagiados y muertos en todo el planeta. Gran parte de sus avances hacia mediados del siglo XX, como las armas nucleares y la exploración del espacio, se debieron a científicos o técnicos importados: Leo Szylard, Albert Einstein, Werner von Braun. Sus logros en informática se concentraron en producir en masa y a costos accesibles artilugios previstos por científicos europeos como Kurt Godel, David Hilbert, Alan Turing. Actualmente libra una competencia sin esperanzas con China por el dominio de las plataformas 5G y 6G y la inteligencia artificial fuerte.

El Fin

El fin de la hegemonía es inminente, pero no inmediato. No nos atemos al cuello las piedras de molino neoliberales que han ahogado a la que fue la primera potencia de la tierra. Dejemos a los neoliberales sepultarse en la tumba que ellos mismos se han cavado: no se nos ocurra enterrarnos con ellos.
Para sobrevivir, aprovechemos los resquicios de la lucha entre potencias. Queremos Iiberarnos de la hegemonía, no sustituirla.

Se han publicado 15 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Realista dijo:

    Lo que más he querido ver en mí vida es el derrumbe total de los EEUU, incluso he leído todos los artículos que he podido sobre "Un mundo sin los EEUU ".Pero llevo 52 años oyendo que está en crisis, pero la realidad es que todos los sistemas tienen sus crisis y con todas las deficiencias que tengan, están ahí, haciendo daños a diestras y siniestras, sancionando (como si fueran dueños del planeta)a los que les de la gana (como se dice en buen cubano),hacen de la ONU una marioneta y nada pasa (cuantas resoluciones contra el bloqueo a nuestro país se han aprobado y ?).Sólo pienso que una hecatombe nuclear es lo único que acabará con ése sistema, de lo contrario por éste siglo va a seguir siendo la potencia abusadora. Soy realista, ése sueño de ver a los EEUU destruido,no pasará hasta tanto en verdad hayan otros países capaces de también hacerle a ellos, lo mismo que ellos hacen con los demás. (No en el ámbito militar).

  • Roberto Perdomo Acosta dijo:

    Excelente articulo periodístico. Muy bien fundamentado y explícito. Gracias por informarnos.

  • Joel Almeyda Expósito dijo:

    La arrogancia, el derroche, el destrozo de la naturaleza, los gigantescos gastos militares, la imposición de dictaduras militares por todo el planeta, las guerras de rapiña, el robo de talentos, la manipulación, el engaño, el tráfico de drogas, el racismo, los sanguinarios intentos de detener los progresos y las ansias de libertad y soberanía de otros pueblos, esas son las realidades impuestas al mundo por la élite de multimillonarios corruptos que rigen los destinos de la gran nación norteña, esa clase social, sin visión de futuro está conduciendo a ese país y su noble pueblo al colapso de su poderío. Ojalá en algún momento comiencen a primar el sentido común y la decencia.

  • Alfonso González Peña dijo:

    Excelente artículo bien documentado. Análisis de fondo para guardar como referencia y compartir, con un final pragmatico

  • Roberto dijo:

    Magnífico artículo, merece la pena ser leído y reproducirlo ¡!!!!!!

  • Lydia Baeza Batreto dijo:

    Muy buen análisis sobre la situación actual de EEUU con relación al resto del mundo, ellos mismos la han provocado por su autosuficiencia. Espero que mi edad me permita ver el desastre total del enemigo mundial, si no es así se que el futuro de nuestras nuevas generaciones estará garantizado.

  • Carlos dijo:

    Si. Es hora de buscar remesas y recargas en otras partes. Con el auge de países como Venezuela, Irán, Corea del Norte, Rusia y China la ayuda y donaciones a Cuba serán muchas.

    • Manuel dijo:

      Creo que mejor que buscar remesas y donaciones sería desarrollarnos. Una apertura económica que se avenga a los tiempos que corren es la mejor opción para el desarrollo. Pero si seguimos pensando, estudiando, analizando y experimentando siempre vamos a llegar tarde

  • Juan dijo:

    Magnífico comentario y acertada advertencia.

  • Erasto Velázquez Silva dijo:

    Buen artículo gracias.

  • Altair dijo:

    Excelente trabajo tratare la manera de descargarlo para futuras conversaciones con mis amigos

  • RobertoGG dijo:

    Para los anglosajones un billón son mil millones, y no un millón de millones.

  • Ángel E. dijo:

    Excelente artículo... Gracias

  • Julio dijo:

    Excelente articulo.Una radiografia de lo que le ocurre al imperio

  • firoma dijo:

    Gracias Luis brito por todo lo que nos has dejado...es este el discurso del que se debe apropiar la izquierda mundial,abajo el panfleto y el análisis mediocre,esto es lo que mantiene a un auditorio en absoluto silencio.Aprendan,estudien,lean y preparense para el análisis inteligente y poder derrotar a la otra orilla.

Se han publicado 15 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Luis Britto García

Luis Britto García

Narrador, ensayista, dramaturgo, dibujante, explorador submarino, autor de más de 60 títulos. En narrativa destacan "Rajatabla" (Premio Casa de las Américas 1970) y "Abrapalabra" (Premio Casa de las Américas 1969).

Vea también