Imprimir
Inicio » Opinión, Cultura  »

Díaz-Canel con los creadores: Pasar del diálogo a ejecutar las obras

| 9

El presidente cubano Miguel Díaz-Canel durante la clausura del Congreso de la UNEAC. Foto: Irene Pérez/ Cubadebate.

No me gustan las reuniones. Muchas veces me quedo con deseos de debatir o decir cosas, otras el cansancio me muele. Cansada llegué este martes a otra reunión con Miguel Mario Diaz-Canel, presidente de Cuba.

La primera fue el 24 de diciembre último. Fuimos los mismos, miembros del Consejo Nacional de la UNEAC e integrantes de la Comisión de creadores del cine, la radio, la televisión y las redes que trabajamos antes del IX Congreso y seguimos haciéndolo.

El objetivo fue, es, uno ¿cómo potenciar el audiovisual cubano en las condiciones actuales, en las que el dinerito que entra la país hay que escogerlo para comprar medicinas o detergente?. Y hubo respuestas, como las hay, según veo por la televisión o en los periódicos, en los encuentros que sostiene el mandatario con diversos sectores de la sociedad cubana.

Podría reseñar las intervenciones de Helmo Hernandez, siempre apasionado y defensor raigal de la cultura mirada desde la transversalidad que une a las artes, y en las que cine, radio y televisión, tienen un papel crucial. O a Cira Romero defendiendo desde la praxis a nuestro idioma, parte sustancial de la nacionalidad.

Pero, prefiero detenerme en esta reseña en dos momentos: las propuestas prácticas para ahora de Ramón Samada, presidente del ICAIC y en el enfoque conceptual del ensayista y poeta Victor Fowler, uno de los más acuciosos estudiosos del audiovisual (y la cultura) en Cuba.

A vuelo de memoria, recuerdo a Samada en una primera propuesta unificar los esfuerzos del ICRT y el ICAIC para seleccionar los mejores filmes y las series del mundo en el día de hoy, y adquirirlas para compartir su exhibición en salas oscuras y en la TV.

Lo importante de esta propuesta, como todas las que se realizaron, es que parten del consenso entre los creadores, los especialistas, para que disfrutemos del mejor audiovisual en todos los géneros desde el histórico hasta el entretenimiento.

Otro aspecto que trató Samada fue el fondo de fomento para el audiovisual y lo imprescindible que resulta ya, estudiar y proponer para que el presupuesto que se invierte en una obra recircule y permita volver a invertir en una pieza diferente.

Diaz Canel, directo y sin preámbulo, le preguntó cuánto se necesitaba, no para financiarlo todo, sino para ayudar y buscar las vías para usar presupuesto en las mejores propuestas y revitalizar el audiovisual cubano.

Victor, a su vez, llamó a que todos repensemos las acciones a la luz de la brutal guerra cultural a que se no somete día a día. “Una guerra cultural es una guerra de pensamiento”, apuntó el poeta y ensayista para anotar que cada acción nuestra puede y debe tener un valor que quizás resulte transcendente.

En ese sentido esbozó cómo las series se han convertido en una de las producciones más sustanciosas en el mundo, y que los grandes directores de Hollywood intervienen en ellas, porque “la televisión o la imagen en el celular hoy es algo cotidiano” en todas las latitudes. Reclamó una vez más porque la educación audiovisual sea `parte integral de la enseñanza general.

El presidente al concluir retomó la intervención de Helmo que advirtió sobre la necesidad de que la Facultad de los Medios Audiovisuales de la Universidad de las Artes, involucre “a los creadores y críticos en la programación cinematográfica y televisual”, pero también a ingenieros, informáticos, todos los que tienen que ver con el mundo audiovisual hoy.

Pasó revista a sus apuntes y concluyó “debemos pasar del diálogo a ejecutar las obras”. Para mis adentros dije amén, y no sentí cansancio ninguno. Esa reunión si me gustó, todos salimos con deseos no de contemplar el mundo, sino de transformarlo como decía mi Carlitos adorado (Marx, por si acaso).

Vea además:

Consejo Nacional de la Uneac evalúa el cumplimiento de los acuerdos de su IX Congreso

Se han publicado 9 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Lecomo dijo:

    Buena reflexión ahora mismo el audiovisual cubano sin miedo alguno se puede llamar en crisis, sin querer hacer historia la baja producción de audiovisuales tanto en cine como en televisión lo demuestran, muy buena propuesta de alimentar nuestra tv con lo mejor y más novedoso en el punto de vista de las series, que muchos persiguen en el famoso paquete donde no sólo nos llegan las novelas y series latinas de lo mismo con lo mismo; si estos productos de buena factura estuviesen en parrilla se alimentará la programación, por la parte creativa hay que incentivar más el trabajo de jóvenes graduados de la Famca y de san antonio de los baños, muchos de sus propuestas ni siquiera se visualiza fuera de exposición final de tesis. Otras posibilidades a explotar son los estudiantes de la UCI y del ISDI para la conformación de nuevos diseños más frescos actuales y que vallan con la era de la tecnología un ejemplo de ello es el estudio de la mesa redonda y el uso de las redes sociales. Otros que tienen mucho que aportar en este empeño es RTV comercial y sus propuestas de paquetes musicales como sonando y bailando en Cuba y más resientemente el concurso Adolfo Guzmán; atrallentes propuesta que abrió nuevamente el diapasón de la polémica del gusto televisivo al público cubano, mucho se puede hacer, desde la Uneac desde el partido gobierno y de instituciones pero nunca se olviden que los televidentes el público consumidor es para el que se trabaja y los medios además de educar tienen su premisa principal entretener.

  • Alejandro Fernández Costa dijo:

    Buena síntesis Paquita.Ahora,¡a trabajar!

  • profe de artemisa dijo:

    no quiero que se publique este comentario solo quiero que me den un link donde yo pueda tramitar esta gran preocupación que tengo sobre las vacaciones de los colaboradores cubanos en Venezuela pues mi hijo lleva 12 meses haya y todavía no sabe cuando les darán sus vacaciones pues tengo entendido que son 11 meses de trabajo y 1 de vacaciones

  • Cotunto dijo:

    No dudo ni por un instante de la inteligencia y conocimiento de todos los creadores audiovisuales que participaron en este encuentro, de los compañeros que neuralgicamente defienden hacer buena tv y audiovisuales, pero al final, cuando el producto llega a los telereceptores por lo menos a mi no me convence de ninguna manera, ''la cúpula'' de estos medios, quienes deciden cómo se hace y qué es lo más conveniente para transmitir, debieran atterizar sus debates, la falta de creatividad de directores de TV, muchas veces copiando cánones foráneos y aparejado a la falta de talento para conducir un programa de entretenimiento en horario estelar, ha repercutido grandemente en que los cubanos opten por programas de los llamados del paquete semanal, para al menos en lo que duran éstos lograr entretener la mente y no mirar un concierto de fulano o fulanita en pleno horario 8:30 PM. Debo reconocer que audiovisuales tal como los de TV SERRANA, me encantan, muestran lo que realmente tienen que ingeniarse éstos habitantes de la serranía para hacer más pasajera su dura realidad.

  • Jose R. Oro dijo:

    Como siempre me sumo a lo expresado por la gran intelectual cubana Paquita Armas Fonseca. Además de lo que dice, me encanta la sencillez y brillantez de como lo hace.
    No solo en la vida espiritual e intelectual, sino en todos lo campos de esta epoca de tantos retos y agresiones, hay que estar completamente del lado de esa verdad meridiana expresada por el presidente Miguel Diaz - Canel: "Pasar del diálogo a ejecutar las obras". Ese es el signo de los tiempos en Cuba. Los latinos dirian "Facta non verba"

  • Alex dijo:

    Muy bien

  • Ernesto Estevez Rams dijo:

    Y hablaron de las faltas de ortografías en la TV, escritas y dichas, subtituladas y no subtituladas? Eso no necesita inversiones, sino un poco de verguenza.

  • Giordan Rodriguez Milanes dijo:

    Otra vez siento que se quedan en lo suprageneral, aferrados al mismo paradigma comunicacional informacional-transmisivo. No aterrizan, y siguen con la misma mentalidad reproductora de consumos foráneos en vez de pasar a una mentalidad productora, y establecer alianzas desde y con la institucionalidad estatal, y fuera de ésta. Por ejemplo, una serie como LCB, debería ser un referente productivo. La pregunta que habría que hacerse es qué financiamiento se necesita, y cómo obtenerlo sin ser una carga para el presupuesto del Estado, para producir series con los altos presupuestos estéticos de LCB, o de aquella Con Ciencia, acerca de otras aristas no menos importantes de nuestra historia o de nuestra sociedad. La propuesta debería ser, más que preocuparse por proyectar series extranjeras en nuestras salas cinematográficas (que no digo sea malo per se), ocuparse de establecer una buena programación en todas las salas del pais que la producción audiovisual cubana sea producida o no por el ICAIC o el ICRT, e involucrar a organizaciones como la FEEM, la FEU, hasta los CDR, en su promoción y consumo.

  • María de los Angeles dijo:

    Saludos y mis respetos.
    Lo de las series es algo ¨serio¨, para ponernos a pensar.
    Te enganchan: primera temporada, segunda temporada, ….hasta más infinito.
    Ya hace rato que le quitaron la primacía a las novelas.
    Mientras el mundo se acaba por los cuatro costados, tu ahí, ¨metida en tu serie¨
    No es como las pelis, dos horas y media de ficción o de visión de la realidad bajo un prisma y luego tiempo para reflexionar, sacar conclusiones.O como leer un libro
    Las series te apabullan, te embotan , sobre todo porque las consumimos de “a burujón”. 6 horas seguidas enganchado ahí y luego esperando la otra temporada
    ¿Fábricas del entretenimiento?. Uf… ,detrás de eso, mucha tela por donde cortar!
    Y ahora mismo ¿cuántas se exhiben a la vez en la TV?
    Bueno, si las escogiéramos y luego hiciéramos algo así como un programa que las comente , talvez le sacaríamos algún provecho instructivo-educativo
    Pero tanta comida a la vez no da tiempo de hacer digestión. Terminamos como todos sabemos: en el baño

Se han publicado 9 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Paquita Armas Fonseca

Paquita Armas Fonseca

Periodista cubana especializada en temas culturales. Colabora sistemáticamente con Cubadebate y otros medios digitales como La Jiribilla, CubaSi y el Portal de la Televisión Cubana. Fue directora de El Caimán Barbudo.

Vea también