Imprimir
Inicio » Opinión, Política  »

La Habana, hospitalaria para los amigos; invencible para quienes intenten someterla

| 16

Miguel Díaz-Canel Bermúdez recibió en el Capitolio a destacadas personalidades extranjeras. Foto: @PresidenciaCuba.

Palabras pronunciadas por el Presidente de la República de Cuba, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, durante la bienvenida oficial en el Capitolio a invitados extranjeros a las celebraciones por los 500 años de La Habana, 16 de noviembre de 2019, “Año 61 de la Revolución”.

Estimados amigos que han venido de tantos rincones del mundo a saludar los 500 años de nuestra amada capital:

Hace medio milenio que se fundó aquí la villa de San Cristóbal de La Habana, la que desde entonces sería punto de llegada y de partida, de encuentro y de permanencia en este mundo que llamaron Nuevo los que no lo conocían. Pero así lo llamaron bien, porque siempre hay algo sorprendente de este lado del Atlántico, donde nuestro archipiélago es llave y puente, puerta o muralla, según quien llegue y con los ánimos que llegue. Abierta, hospitalaria, amable y solidaria para los amigos. Cerrada, infranqueable, invencible para quienes intenten someterla.

Numerosos Jefes de Estado y Gobierno, Reyes, Príncipes, Ministros y personalidades artísticas, literarias, creadores de todas las disciplinas y representantes de las más diversas regiones y credos políticos, han prestigiado la historia habanera al convertirse en protagonistas y testigos de la noble vocación ecuménica de Cuba. Tres Papas católicos nos han visitado también en los últimos 20 años: Juan Pablo II, Benedicto XVI y Francisco, y el Patriarca Kirill de la Iglesia Ortodoxa de toda Rusia.

En 2016, en un encuentro histórico que puso fin a un cisma de mil años, aquí se encontraron las máximas autoridades de dos ramas del cristianismo: la Iglesia Católica y la Iglesia Ortodoxa. Entonces el Papa Francisco dijo que La Habana iba camino de ser Capital de la Unidad.

Es un título justo para la que antes mereció el de Patrimonio de la Humanidad, y más reciente el de Ciudad Maravilla, y que muchos reconocen también como ciudad de Paz, porque aquí fue firmada en 2014 la Proclama de Zona de Paz para América Latina y el Caribe.

Y lo decimos con orgullo, pero también con dolor, en un momento de inestabilidad, crisis e incertidumbre en disímiles puntos de la geografía mundial y en nuestra propia región. Cuando nuestra celebración, pensada y concebida con tanta emoción y alegría, se acompaña del amargo sabor del golpe a una nación hermana, donde ahora mismo sufren acoso y amenaza nuestros médicos y trabajadores de la salud, misioneros de la vida, que solo tienen amor para oponer al odio.

Mirando al futuro desde el pasado que hoy conmemoramos, porque la memoria es base fundamental de la espiritualidad humana, La Habana que los recibe nos remite a un acumulado de múltiples aportaciones culturales, de rebeldía y resistencia y de hitos que impactan en la historia de la Humanidad.

En nuestra bahía estalló el acorazado Maine, pretexto para iniciar la primera guerra del imperialismo moderno. Por la bulliciosa avenida del Malecón, entró la Caravana de la Libertad que trajo a la Capital la Revolución cubana, con el Comandante en Jefe Fidel Castro al frente.

En una de nuestras más emblemáticas esquinas, 23 y 12, Cuba se declaró como el primer estado socialista del hemisferio occidental y en todo el litoral habanero quedaron inmortalizadas para siempre las imágenes de un ejército de muchachos defendiendo nuestra soberanía en “los días luminosos y tristes de la Crisis del Caribe”.

Y en la Plaza de la Revolución José Martí, corazón político y administrativo del país, se han realizado concentraciones populares que califican entre las más masivas del mundo, entre ellas la primera y la segunda declaración de La Habana, en defensa de la soberanía, la independencia y la dignidad nacional.

Esta Ciudad es cuna y hogar de cubanos insignes de renombre mundial como Félix Varela, José Martí, Carlos Juan Finlay, José Raúl Capablanca, Bola de Nieve, Alejo Carpentier, Alicia Alonso y una lista infinita de otros creadores nacidos en otras partes, pero radicados aquí, para alimentar de forma permanente la sensación de que somos una nación bendecida por la cantidad de hombres y mujeres de extraordinarios valores que sienten el especial orgullo de llamarse cubanos.

Nuestra Habana ha sido sede de dos Cumbres del Movimiento de Países no Alineados, una Cumbre Iberoamericana, una Cumbre del Grupo de los 77 más China y una Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños.

Aquí se han firmado innumerables acuerdos bilaterales y multilaterales que impactan en las relaciones internacionales. Y aquí se produjeron los primeros, históricos y entrañables encuentros entre Fidel y Chávez, de los que nacerían los acuerdos para la creación del ALBA-TCP, proyecto de integración paradigmático que en diciembre cumplirá 15 años.

Desde una de sus colinas destaca la Universidad de La Habana, alma máter de la Educación Superior en Cuba. Ciudad de las ciencias, de la danza, del cine, la literatura, de significativos eventos deportivos, culturales, de amistad y solidaridad con los pueblos de África, Asia y América Latina, también puede considerarse hoy a La Habana como ejemplo de la resistencia contra el neoliberalismo y el imperialismo, punto de encuentro de todos los que en el mundo defienden la justicia, la democracia verdadera, esa que contempla la suerte de los pobres de la tierra y no solo de las élites económicamente poderosas y también de todos los que creen que es posible un mundo mejor, sin injerencias ni dominaciones imperiales.

Y no sobra reafirmarlo hoy: esta es también, hace 60 años, la ciudad de la dignidad, bastión de la resistencia al bloqueo más prolongado, injusto y genocida que se haya aplicado contra todo un pueblo por un poderoso imperio.

La Habana, bella y sencilla, como habrán comprobado ya, es hospitalaria y segura para sus ciudadanos y todos cuantos la visiten y aprendan a entender su manera única y admirable de ser y hacer feliz a cuantos la amen.
Sean otra vez bienvenidos, queridos amigos, y gracias por acompañarnos en los festejos por el medio milenio de nuestra amada Capital.

(Tomado de Granma)

Vea demás:

Díaz-Canel recibe a personalidades extranjeras con motivo de los 500 de La Habana

Se han publicado 16 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Cira Velasco Elizalde dijo:

    Bello, veraz, conciso y emotivo discurso. Gracias Sr Presidente!

  • Carlos Manuel dijo:

    Los reyes en su reino! Cuba no tiene Rey!

    Vale mucho la independencia, solo quienes la hemos conocido y vivido intensamente, podemos opinar sobre las bondades que ella nos da.

    Cuba de los cubanos, eso se supone que hasta los Reyes lo saben desde hace ya muchos años.

    Saludos

  • Nilsa dijo:

    Buenos días . Comió podrían informarme cuando transmitirán el acto del Capitolio por los 500 de la Habana?.

  • Catalina dijo:

    Muy de acuerdo con usted presidente.
    Para aquellos que sólo ven las manchas y "sueñan" con acabarnos debemos decirles sigan durmiendo de eses lado.
    Somos más y ya hace 60 años el pueblo de Cuba despertó.
    Nadie nos va a quitar lo alcanzado

  • Rolando dijo:

    Gran y bello espectáculo por los 500 de la Habana, pero a quién se le ocurrió poner a esos gritones que finalizaron el espectáculo haciendo el intento por creer que ellos cantaban...

  • Dinardo Suárez Rojas dijo:

    Esta Ciudad es cuna y hogar de cubanos insignes de renombre mundial como Félix Varela, José Martí, Carlos Juan Finlay, José Raúl Capablanca, Bola de Nieve, Alejo Carpentier, Alicia Alonso y una lista infinita de otros creadores nacidos en otras partes, pero radicados aquí, para alimentar de forma permanente la sensación de que somos una nación bendecida por la cantidad de hombres y mujeres de extraordinarios valores que sienten el especial orgullo de llamarse cubanos. Así es Diaz Canel.
    Hasta la victoria Siempre.
    Dinardo

  • Alexander Vargas Ricardo dijo:

    Discurso cargado de cubania,yo diria mas Cuba bella,solidaria,sencilla,abierta al mundo y a los amigos,pero a la vez indomable,soberana,indoblegable ante presiones externas de cualquier potencia imperialista. Nuestra libertad le defenderemos al precio que sea necesario.Asi no nos entendemos.Viva Cuba:Felicidades Habana.

  • hx dijo:

    El resultado general de las actividades por los 500 en la capital se puede calificar de positivo en términos generales. A pesar de la lluvia y el mal tiempo la asistencia a la actividad del sábado en la noche fue masiva. La nota discordante el lamentable espectáculo de la inauguración del mercado de 4 Caminos. Deberán repensarse las estrategias comeriales de CIMEX, sobre todo el acaparar tantos productos de primera necesidad, desaparecidos por meses y de pronto todos allí en una instalación nueva.

  • Roberto Céspedes Pérez dijo:

    Nuestra capital luce bella a pesar de sus 500, como la sala de nuestra gran casa: CUBA. Ha resisitido de pie las fuerzas extremas de eventos naturales y ha sido testigo de la fortaleza de nuestra dignidad, sino que hablen los inquilinos de la embajada yanqui que han visto 61 años de Revolución a pesar de todos sus intentos por afixiarnos.
    Que siga hermosa La Habana, como la capital de todos los cubanos.
    Nuestro presidente como nos tiene acostumbrados con palabras sabias y tan reales como la palma.
    VIVA CUBA LIBRE. PATRIA O MUERTE. SOMOS CONTINUIDAD.

  • El hijo deTita dijo:

    .Lo del Merrcado de Cuatro Caminos era previsible,es lametable que los funcionarios de CIMEX no la hayan previsto.!!No prever es un delito". Esos funcionarios y las autoridades policiales encargadas deben responder por lo ocurrido. El pueblo revolucionaria lo exigen y no la pobre nota dada por CIMEX en las redes, eso fue realmente penoso y falta de respeto. Lo más digno es que renuncien o sean destituidos y que sea publicado. La Habana en sus 500 no se lo merecia.

  • Joel Iglesias dijo:

    Estoy de acuerdo con nuestro camarada presidente menos en un detalle que con toda honestidad le menciono: El orden público y las indisciplinas sociales es un tema que esta muy preocupante en Cuba y muy especialmente en nuestra capital, por eso le insto a que dedique dentro de sus posibilidades, más esfuerzos y tiempo a esto, pues son asuntos extremadamente delicados que de alguna forma siempre se conocen sus realidades.

  • susana dijo:

    Que verdad tan pura.Libres y soberanos,orgullosos de ser cubanos.Espero que ahora que ya se ha pasado esta ola de celebraciones miremos un poco hacia aquí abajo y acabemos de una vez y por todas con esos parásitos de la sociedad,con la lacra que nos desmoraliza y acaba con la juventud cubana.Hablo de los llamados TIROS O PUNTOS DE VENTA ILÍCITA DE ALCOHOL,que ya se han llevado la vida de muchos jovencitos inconcientes,todos sabemos donde están,incluso los Jefes de Sector,que ya son sólo cómplices,compinches de estos infraseres humanos que inundan de vicios asquerosos nuestra bella Habana,primero mi municicpio Playa por favor que ya no aguantamos más.Ahora si,por favor,POR LA HABANA LO MÁS GRANDE.

  • Neyvis Padilla Duany dijo:

    Felicidades compatriotas, la Habana tambien esa mia,aunque le estamos ganando en la pelota,cuando se trata de defender a nuestra capital y nuestro pais somos uno.La Revolucion tesoro adorado nacio en oriente y se fortalecio en occidente, porque en ese momento nacio la libertad, pues nadie ningun imperio puede profanar nuestra historia ni a nuestros proceres,que nos convirtieron con su arrojo en seres humanos, debemos serle fiel a su pensamiento y ejemplo .Felicidades.

  • Pedro dijo:

    Muy buena reflexión en épocas de equivocados por la envidia y la malicia, la codicia y la arrogancia. Le apoyo. Anoche en el TV estuve atento a las noticias de lo sucedido en el mercado de 4 Caminos. Lástima de actitud tan desfortunada. Quizás las manos atrevidas de impostores están detrás ofreciendo prevendas. Mi rechazo total. Espero que la justicia llegue rápido y alexionadora. Un abrazo presidente.

  • Rolando dijo:

    La Habana, hospitalaria para los amigos; invencible para quienes intenten someterla, fue un párrafo muy conmovedor oir dichas palabras por parte de nuestro Presidente...

  • darelys dijo:

    En estos días he paseado por la Habana. La ciudad está hermosa. Se ve claramente que se ha trabajado. Hay que luchar por preservar lo que se ha hecho. Es preciso crear leyes contra los que ensucian y rompen. Leyes contra la delincuencia cómo la que agredió el hermoso mercado de Cuatro Caminos. Si el no es severo con esos hechos delincuenciales nunca logremos avanzar. Gracias, presidente, por su laboriosidad. Esperamos cosas nuevas cómo prometió. Dios lo bendiga.

Se han publicado 16 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Miguel Díaz-Canel Bermúdez

Miguel Díaz-Canel Bermúdez

Presidente de la República de Cuba desde el 10 de octubre de 2019. Fue Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros (2018-2019), Primer Vicepresidente de Cuba (2013-2018) y Ministro de Educación Superior (2009-2012). Fue Primer Secretario del Partido Comunista en Villa Clara (1994-2003) y Holguín (2003-2009). En twitter: @DiazCanelB

Vea también